Categorías

ÉTICA Y MORAL

Giovanni Jémio Méndez: ETICA Y MORAL MASONICA

«La ética es la actividad del hombre dirigida a garantizar la perfección interna de su propia personalidad»

Albert Schweitzer

Qué es Ética y Moral

En el contexto filosófico, la ética y la moral tienen diferentes significados. La ética está relacionada con el estudio fundamentado de los valores morales que guían el comportamiento humano en la sociedad, mientras que la moral son las costumbres, normas, tabúes y convenios establecidos por cada sociedad.

Estos términos tienen diferente origen etimológico. Por ejemplo, la palabra «ética» viene del griego ethos que significa «forma de ser» o «carácter», mientras que la palabra «moral» viene de la palabra latina morales, que significa «relativo a las costumbres».

La ética es un conjunto de conocimientos derivados de la investigación de la conducta humana al tratar de explicar las reglas morales de manera racional, fundamentada, científica y teórica. Es una reflexión sobre la moral.

Significado de Ética

Qué es Ética:

Ética es una rama de la filosofía dedicada a las cuestiones morales. Hay autores que aseguran que la palabra ética proviene del latín ethĭcus, y esta a su vez procede del griego antiguo êthicos, derivado de êthos, que significa ‘carácter’ o ‘perteneciente al carácter’.

Para tratar de comprender de mejor forma, podríamos referirnos a la ética en el ámbito laboral, se habla de ética profesional y puede aparecer recogida en los códigos deontológicos que regulan una actividad profesional. La deontología forma parte de lo que se conoce como ética normativa y presenta una serie de principios y reglas de cumplimiento obligatorio, es la parte de la ética que trata específicamente los deberes y principios que afectan a una profesión; es una parte de la filosofía moral dedicada al estudio de las obligaciones o deberes morales; es la teoría en ética normativa según la cual existen ciertas acciones que se deben realizar y otras que no se deben realizar, más allá de las consecuencias positivas o negativas que puedan traer.

Ética y moral

El concepto de ética y el de moral están sujetos a diferentes usos dependiendo de cada autor, época o corriente filosófica. Por este motivo es necesario identificar las características de ambos términos para poder establecer las distinciones y semejanzas pertinentes.

La moral hace referencia a todas aquellas normas de conducta que son impuestas por la sociedad, se transmiten de generación en generación, evolucionan a lo largo del tiempo y poseen fuertes diferencias con respecto a las normas de otra sociedad y de otra época histórica. El fin último que persiguen estas reglas morales es orientar la conducta de los integrantes de esa sociedad.

Por su parte, la ética es el hecho real que se da en la mentalidad de algunas personas, es un conjunto de principios y razones que un sujeto ha realizado y establecido como una línea directriz de su propia conducta.

La ética es diferente de la moral, en esencia, porque la moral se basa en la obediencia a las normas, las costumbres y preceptos o mandamientos culturales, jerárquicos o religiosos, mientras que la ética busca fundamentar la manera de vivir por el pensamiento humano.

En la filosofía, la ética no se limita a la moral, que generalmente se entiende como la costumbre o el hábito, sino que busca el fundamento teórico para encontrar la mejor forma de vivir, la búsqueda del mejor estilo de vida.

La ética puede confundirse con la ley, pero no es raro que la ley se haya basado en principios éticos. Sin embargo, a diferencia de la ley, ninguna persona puede ser obligada por el Estado o por otras personas a cumplir las normas éticas, ni sufrir ningún castigo, sanción o penalización por la desobediencia de estas, pero al mismo tiempo la ley puede hacer caso omiso a las cuestiones de la ética.

La moral es el conjunto de reglas que se aplican en la vida cotidiana y todos los ciudadanos las utilizan continuamente. Estas normas guían a cada individuo, orientando sus acciones y sus juicios sobre lo que es moral o inmoral, correcto o incorrecto, bueno o malo.

Significado de Moral

Qué es la Moral:

Esta palabra procede del latín morālis, derivada del término latino mos, moris (‘costumbre’).

La moral es un conjunto de normas, valores y creencias existentes y aceptadas en una sociedad que sirven de modelo de conducta y valoración para establecer lo que está bien o está mal.
Como materia de estudio, se centra en el análisis a distintos niveles (filosófico y cultural, entre otros) de conceptos como el bien y el mal relativos a la conducta del ser humano dentro de una sociedad.
Moral es también un estado de ánimo de una persona o un grupo de personas. Habitualmente se usa con un significado positivo de ánimo o confianza en las capacidades para conseguir un objetivo, aunque también puede tener un sentido negativo (por ejemplo, ‘moral baja’).
Como adjetivo, ‘moral’ significa que algo es perteneciente o relativo a lo que se considera como bueno a nivel social. De un modo coloquial y genérico, ‘moral’ indica que algo es correcto, aceptable o bueno en relación a la conducta de la persona. Lo opuesto es lo inmoral.
También indica que algo no responde al orden jurídico, sino que pertenece a un concepto más amplio relacionado con los valores propios del ser humano dentro de la sociedad (por ejemplo, obligación y responsabilidad moral).
En consecuencia, en ambos casos se tratan de normas, de percepciones, y de «deber ser». Sin embargo, moral y ética presentan ciertas diferencias:

Por tanto, puede afirmarse que existen tres niveles de diferenciación:

• El primer nivel reside en la Moral, es decir, en las normas de origen externo que condicionan la mentalidad del individuo.
• El segundo nivel en la ética conceptual, entendida como el conjunto de normas de origen interno, personal y autónomo.
• El tercer nivel es la ética axiológica como conjunto de normas originadas en una persona dada una reflexión previa sobre ciertos valores.

Mientras que la ética se apoya en la razón y depende de la filosofía, la moral se apoya en las costumbres y la conforman un conjunto de elementos normativos, que la sociedad acepta como válidos.

Ética y moral en Francmasoneria

Entonces, iniciemos definiendo que Ética es la teoría o la ciencia del comportamiento moral de los hombres en sociedad. La Ética es la ciencia de lo moral, es decir, de una esfera de la conducta humana, el elemento interno, lo subjetivo.

En cuanto a la palabra moral, recordemos también que ésta procede del latín mos, mores, moralis, que significa “costumbre” en el sentido de conjunto de normas o reglas adquiridas por hábito, ergo es elemento externo, lo objetivo.

Así, pues, originariamente ethos y mos, “carácter” y “costumbre”, hacen hincapié en un modo de conducta que no responde a una disposición natural, sino que es adquirido o conquistado por hábito. Y justamente esa no naturalidad del modo de ser del hombre es lo que le da su dimensión moral.

La ética parte del hecho de la existencia de la historia de la moral; es decir, arranca de la diversidad de morales en el tiempo, con sus correspondientes valores, principios y normas, dependiendo el contexto histórico y cultural, como lo manifestamos ut-supra.

Su objeto de estudio lo constituye un tipo de actos humanos: los actos conscientes y voluntarios de los individuos que afectan a otros, a determinados grupos sociales, o a la sociedad en su conjunto.

La ética al tratar de definir lo bueno rechaza su reducción a lo que satisface el interés personal, propio, es evidente que influirá en la práctica moral al rechazar una conducta egoísta como moralmente valiosa. Por su carácter práctico, en cuanto a disciplina teórica, se ha tratado de ver en la ética una disciplina normativa, cuya tarea fundamental sería señalar la conducta mejor en sentido moral.

La tarea fundamental de la ética es la de toda teoría, o sea, explicar, esclarecer o investigar una realidad dada, produciendo los conceptos correspondientes.

La ética es teoría, investigación o explicación de un tipo de experiencia humana, o forma de comportamiento de los hombres: el de la moral, pero considerando en su totalidad, diversidad y variedad. El valor de la ética como teoría está en lo que explica, y no en prescribir o recomendar con vistas a la acción en situaciones concretas. La ética estudia una forma de conducta humana que los hombres consideran valiosa y, además, obligatoria y debida.

Ahora bien, partiendo de la primicia de que el masón es un hombre libre y de buenas costumbres, necesariamente para que esto sea una realidad, debemos sujetarnos a las normas morales, principios y valores, pues, de ello depende el buen comportamiento en sociedad. Nuestros actos tendrán que estar necesariamente inducidos al beneficio social en todos los sentidos o ámbitos, porque de ello dependerá el impacto como hombres probos y honorables, que nos realce, distintivo que indudablemente ha dado grandeza histórica a la Orden a la que pertenecemos.

Si la ética es la ciencia de lo moral, y la moral está ligada al buen comportamiento en sociedad, necesariamente nosotros al pertenecer a una Orden que indudablemente busca lo mejor para todos los que en ella se encuentran inmersos; nosotros como masones en búsqueda de luces que nos ayuden a la superación, tendremos que estar sujetos también a la búsqueda y aplicación de los valores que nos beneficien y asimismo con nuestro comportamiento beneficien a la sociedad a la que pertenecemos.

Es necesario para nosotros apegarnos a la práctica consciente de nuestra liturgia, en ella se encuentran inmersas verdaderas enseñanzas de comportamiento ético para el masón. Si bien es cierto, que conocemos de la existencia del Código Moral Masónico, también es cierto que muy pocos llevamos a la práctica de lo que ahí se nos proporciona. Entonces si la ética estudia la forma del comportamiento humano, desde el punto de vista de lo valioso y debido para ponerlo obligatoriamente en práctica; nuestro desenvolvimiento como masones precisamente es poner en práctica los principios éticos que nos dicta nuestro código, en donde se encuentran valiosas aportaciones morales.

Sin embargo, es apropiado revisar otros aportes ético-morales, como son los Mandamientos de la Francmasonería y los Mandamientos de los Sabios, donde encontramos valiosísimas enseñanzas para normar nuestra conducta como masones en la sociedad.

La Ética Masónica se encuentra plasmada básica y primordialmente en las enseñanzas que nos aportan tanto el Código Moral Masónico, los Mandamientos de la Francmasonería y los Mandamientos de los Sabios, los principios éticos-morales que hay en su contenido, no sólo nos instruye a los masones para su acucioso estudio, sino que nos obliga a que se cimiente la práctica debida de estos valores y virtudes que encierran, brindándonos la oportunidad de resaltarnos como dignos representantes de la Orden.

Código Moral Masónico

Base Fundamental de la Masonería

  • Adora al Gran Arquitecto del Universo.
  • Ama a tu prójimo.
  • Haz bien y deja hablar a los hombres.
  • Ama a los buenos, compadece a los débiles, huye de los malvados: mas no odies a nadie.
  • Habla respetuosamente a los grandes, prudentemente a tus iguales, sinceramente a tus amigos y con ternura a los pobres.
  • No adules jamás a tu hermano, porque es una traición y si tu hermano te adula, desconfía, no te corrompa.
  • Escucha siempre la voz de tu conciencia.
  • Sé el padre de los pobres; cada suspiro que tu dureza les arranque, será una maldición que caerá sobre tu cabeza.
  • Respeta al extranjero y al viajero porque su posición les hace sagrados para ti.
  • Evita las disputas y prevé los insultos, poniendo la razón de por medio.
  • Respeta a las mujeres; jamás abuses de su debilidad y muere antes de deshonrarlas.
  • Si el Gran Arquitecto del Universo te da un hijo, dale gracias; pero tiembla por el depósito que te confía, porque en lo adelante, tú serás para ese niño la imagen de la Divinidad. Haz que hasta los diez años te tema, hasta los veinte te ame y hasta la muerte te respete. Hasta los diez años sé su maestro, hasta los veinte su padre y hasta la muerte su amigo.
  • Enseña a tus hijos buenos principios antes que bellas maneras, que te deban una doctrina esclarecida mejor que una frívola elegancia. Que sean mejor hombres honrados que hombres hábiles.
  • Lee y aprovecha. Ve e imita. Reflexiona y trabaja y que todo redunde en beneficio de tus hermanos para tu propia utilidad.
  • Sé siempre contento para todo y de todo.
  • Jamás juzgues ligeramente las acciones de los hombres, perdonándolas o condenándolas. Dios es el único que puede valorizar sus obras.

Mandamientos de la Francmasonería

I. Sé justo, porque la equidad es el sostén del género humano.
II. Sé bueno, porque la bondad encadena todos los corazones.
III. Sé indulgente, porque eres débil y porque vives entre seres tan débiles como tú.
IV. Sé agradecido, porque el reconocimiento alimenta y sostiene la bondad.
V. Sé modesto, porque el orgullo subleva a los seres pagados de sí mismos.
VI. Sé fiel y sumiso a la autoridad legal.
VII. Perdona las injurias, porque la venganza eterniza los odios.
VIII. Haz bien al que te ultraje, a fin de mostrarse más grande que él y convertirlo en un amigo.
IX. Sé continente, temperante y casto, porque la voluptuosidad, la intemperancia y los excesos destruyen a tu ser y te hacen despreciable.
X. Sé buen ciudadano, porque la patria es necesaria a tu seguridad, a tus placeres y a tu bienestar.
XI. Defiende a tu país, porque es el que te hace dichoso y porque encierra todos los lazos y todos los seres queridos a tu corazón; pero no olvides nunca que la humanidad tiene sus derechos.
XII. No sufras jamás que la patria, que es la madre común de ti y de tus conciudadanos, sea injustamente oprimida, porque entonces vivir en ella fuera una tortura. Si te niega el bienestar, si permite que te opriman, aléjate en silencio, no la trastornes jamás; soporta resignado la adversidad.

Mandamientos de los Sabios

  • El G.A.D.U. es la sabiduría eterna e inmutable; es la inteligencia suprema.
  • Le honrarás con la práctica de la virtud. Tu religión será la de hacer el bien por sólo el placer de hacerlo y no por deber. Serás amigo del sabio y observarás sus preceptos. Tu alma es inmortal; no harás nada que pueda desagradarla. Combatirás el vicio sin descanso.
  • No hagas a los otros lo que no quieras que ellos hicieran contigo. Resígnate con tu suerte y conservarás la luz de la sabiduría.
  • Honra a tus parientes. Respeta a los viejos. Ilustra a la juventud. Protege a la infancia.
  • Ama a tu esposa y a tus hijos. Ama a tu patria y acata sus leyes.
  • Considera a tu amigo como si fuera otra hechura de ti mismo. Que el infortunio no te aleje de él.
  • Haz por su memoria lo que harías por él si viviera.
  • Huye de las falsas amistades. Evita todo exceso. Teme y cuida de no manchar tu memoria.
  • No te dejes dominar por pasión alguna. Utiliza la de los otros. Sé indulgente con el error.
  • Escucha siempre. Habla poco. Y obra bien.
  • Olvida las injurias. Devuelve bien por mal. No abuses de tu fuerza, ni de tu superioridad.
  • Aprende a conocer a los hombres para poder conocerte a ti mismo.
  • Busca la verdad. Sé justo. Y huye de la ociosidad.

Concepto y origen de escuadra

La escuadra es uno de los instrumentos más importantes y más significativos de los masones, fue una de las principales herramientas de los constructores, escultores y artesanos de la antigüedad, es el símbolo filosófico de la propia masonería, la escuadra contiene muy bellas lecciones científicas, y muy elevadas enseñanzas morales.

Es la segunda de las tres grandes «Luces» que iluminan la Logia. Simboliza la rigurosa equidad y constante conciliación entre las oposiciones necesarias que existen en la Logia.

Empecemos buscando el origen etimológico de la palabra “escuadra”; proviene del latín EXQUADRATE, o bien, la mitad de un cuadro cuya raíz es “QUADRUS” y significa cuadrado perfecto, siendo esta un cuadrado perfecto que partida diagonalmente, al variar su ángulo recto nos daría un triángulo y según su aplicación se utiliza como instrumento de trabajo en carpintería, albañilería, mecánica, etc. ahora bien el símbolo dice más que lo que ven nuestros ojos, es la parte espiritual de nosotros los iniciados que con nuestro constante estudio y trabajo de investigación nos conllevan o extrapolan el concepto ético y moral del que se acaba de hablar.

Por cuyo motivo se le considera también, como uno de los instrumentos alegóricos indispensables para lograr propagar gráficamente, los conocimientos masónicos que se imparten en todas las logias, puesto que su trabajo debe desarrollarse, bajo la más estricta discreción. Por esa razón, la escuadra es también unos de los símbolos más conocidos universalmente, de ahí porque, desde tiempo inmemorial, las lecciones que contiene, se vienen aplicando en forma precisa, clara y definida.

De la misma manera que a los dignatarios de un taller, ese símbolo, les recuerda constantemente la forma en que deben propagar los preceptos masónicos, así como les indica la norma de conducta que deben observar, al tratar de aplicar su criterio.

Puesto que deben hacer acopio de moderación, prudencia y discreción, como virtudes que irremisiblemente llevan por finalidad adaptar sus opiniones o hacer cumplir las decisiones tomadas en logia, debe adaptarse a su capacidad intelectual o espiritual; y es por eso también que las dos ramas de la referida escuadra, representan invariablemente al orden y a la forma, en que la ética social, admite a las costumbres y acepta a las acciones humanas, en relación con el sistema de vida adoptado por cada una de las razas que habitan la superficie de la tierra; eso también quiere decir que la escuadra, dentro de sus enseñanzas filosóficas, contiene un cúmulo de conocimientos en materia de educación espiritual, que dan a conocer los más elevados principios, cuya convicción deben poseer todos los masones para poder distinguirse como hombres conscientes, discretos y prudentes. La escuadra representa la virtud, que a la vez que limita el área, marca el espacio dentro del cual el hombre debe desarrollar todas sus actividades.

Por lo anterior expuesto, el masón usa la escuadra como su único y adecuado signo, tomando en consideración que a cada paso que da, va marcando en su camino, con el fin de no desviarse jamás, en su marcha hacia la verdad y la perfección, puesto que puede tomar senderos escabrosos o llenos de escollos, que pueden retardar o interrumpir su feliz viaje, a través de una vida impregnada de entusiasmo, de optimismo y de convicción, para alcanzar un triunfo definitivo, mismo que sin duda le proporcionará la satisfacción de haber cumplido con sus deberes, como hombre de bien, y como masón dentro y fuera de la logia. Parafraseando al Q.H. M.M. Roberto Auchén Orozco, con referencia a la ética y moral, la Orden pretende hacer énfasis en la coercitividad de la norma versus el libre albedrío, cuando dice “…la moral no es una ley, es la luz de un sendero que te enseña por donde debes circular, dependiendo de tu elección y convicción el dirigirte por ese camino (…)

En ese sentido, la sabiduría que se puede explotar de las alegorías que nos muestra y adorna el rito y los elementos llamados Herramientas del PRIMER GRADO, son la base de una interpretación para el título de esta plancha, la ética y la moral, ya que estos símbolos no son casuales, son bases; tanto así que el Volumen de la Ley Sagrada que reposa en el Ara, tiene encima –cuando se abren trabajos- unas luces principales que son la escuadra y el compás, reflejando que en masonería nos basamos en los dos principios éticos de moralidad y rectitud en nuestros pensamientos, por ende en nuestros actos…, La fraternidad está representada en un nivel, ya que todos estamos sobre un mismo nivel y así nos reunimos –recuerda la cadena de unión- para reunirnos sobre la escuadra, es decir que nos reunimos entre masones como iguales, sin distinción de ningún tipo y nos despedimos sobre la escuadra, haciendo referencia que en nuestros actos, sean estos dentro o fuera de la Orden.

Nos rige la rectitud de nuestros actos, los mismos que están basados más que lo que la Biblia te insinúa a actuar, es decir, sobre la moral, si no en lo que la ética te aconseja, dentro de ese círculo que nos recuerda el compás.”

Conclusiones

  1. La ética y la moral tienen diferentes significados. La ética está relacionada con el estudio de los valores morales que guían el comportamiento humano en la sociedad, mientras que la moral son las costumbres, normas, tabúes y convenios establecidos por cada sociedad.
  2. El concepto de ética y el de moral están sujetos a diferentes usos dependiendo de cada autor, época o corriente filosófica.
  3. Si la ética es la ciencia de lo moral y la moral está ligada al buen comportamiento en sociedad, necesariamente al pertenecer a una Orden que indudablemente busca lo mejor para todos los que en ella se encuentran inmersos -nosotros como masones- en búsqueda de luces que nos ayuden a la superación, tendremos que estar sujetos también a la búsqueda y aplicación de los valores que nos beneficien y asimismo con nuestro comportamiento beneficien a la sociedad a la que pertenecemos.
  4. La Ética Masónica se encuentra plasmada básica y primordialmente en las enseñanzas que nos aportan, tanto el Código Moral Masónico, los Mandamientos de la Francmasonería y los Mandamientos de los Sabios, los principios éticosmorales que hay en su contenido, no sólo nos instruyen para su acucioso estudio, sino que nos obliga a que se cimiente la práctica debida de estos valores y virtudes que encierran, brindándonos la oportunidad de resaltarnos como dignos representantes de la Orden.
  5. Todos nuestros actos, dentro y fuera de la Logia deben estar enmarcados en la enseñanza de las luces del Volumen de la Ley Sagrada, de la Escuadra y del Compás, las tres grandes Luces que iluminan la Logia, entendiendo que la Moral está representado por lo previamente escrito y la Ética por los valores que llevamos dentro nuestro y que afloran en los momentos de tomar decisiones, desde las más básicas y elementales, hasta las más pensadas y profundas.
  6. Todos estos principios éticos-morales han intentado determinar la bondad en la conducta masónica, de acuerdo con principios fundamentales de pureza y los cuales han considerado buenos en sí mismos o buenos porque se adaptan a un modelo moral concreto.
  7. Todas las herramientas que se nos ofrece en la búsqueda del conocimiento y de la verdad, deben servir para alcanzar el bien, la felicidad o placer, el deber, la virtud o la obligación y la perfección; reuniendo así el más completo desarrollo de las potencialidades humanas, elementos que deben ser utilizados por el bien del ser, y de su comunidad.
  8. Debemos obediencia a los Mandamientos de Masonería, Mandamientos de los Sabios y/o a los textos del Código Moral Masónico, fuentes de conocimiento, luces que iluminan el sendero que caminamos diariamente.
  9. Es correcto recordar que, entre los deberes del masón, está el de “huir del vicio y practicar la virtud” y en relación con la práctica de la virtud indica que ella se ejercita prefiriendo por sobre todas las cosas la justicia y la verdad.
  10. El masón debe inspirarse en todo momento en ideas de justicia y equidad, del mismo modo, se nos señala por medio de la marcha del aprendiz, que nuestros esfuerzos han de estar siempre dirigidos por una recta intención, por un rigor intelectual y ético que atienda a los principios universales que se nos revelan mediante las leyes y los ritmos que deberemos respetar en nuestros trabajos y la escuadra es nuestro vértice para medir nuestros pasos ya que engloba toda nuestra ética y moral.

Finalmente, se dice que el verdadero masón se encuentra siempre entre la escuadra y el compás para expresar que está desprendido de las afecciones materiales, de las cosas terrenales y que solo desea unirse a su celeste origen, y algún día nos dirán que el masón; es recto, es derecho, es de trato limpio, es alguien en quien se puede confiar, es de buena fe, tiene honradez en sus compromisos, es solidario y es justo; cuando llegue ese día, sabremos que hemos cumplido como masones y como seres de bien.

Vistas:
649
Categoría:
General

No se permiten comentarios.