Categorías

RITO ESCOCES, ANTIGUO Y ACEPTADO, SU HISTORIA

INTRODUCCION.-

Frente a la realidad que vivimos en los últimos tiempos tanto en la sociedad profana como en nuestra Augusta Institución, considero conveniente refrescar Historia de la nuestra, la globalización que continúa abarcando más día que pasa y surgen nuevos valores, nuevos desafíos y sobre todo el avance continuo de la tecnología que crea y distorsiona nuevos paradigmas, entonces es tarea nuestra conservar la esencia de nuestros ritos, la pureza de la Masonería Universal.

Rito Escocés, Antiguo y Aceptado

Se estructura el Rito Escocés Antiguo y Aceptado en 33 grados, de los que los tres primeros, que constituyen la llamada Masonería Simbólica, dependen de las Grandes Logias; haciéndolo los 30 restantes, es decir, del 4 al 33 ambos inclusive, de los Supremos Consejos, uno por cada país.

Nos referiremos expresamente al escocismo en esta ocasión y como es por ustedes conocido se busca el perfeccionamiento del hombre proyectándolo hacia el colectivo para que sea útil y sirva a la humanidad, si se toma en cuenta que su existencia y actividades tienen lugar en ese escenario social de permanente interacción y comportamiento.

WIKIPEDIA nos dice: El rito Escocés Antiguo y Aceptado es un rito masónico derivado del sistema escocés que se practicaba en Francia, fundamentalmente en logias de París y Burdeos, a mediados del siglo xviii.

Más allá de los orígenes mitológicos1​ que rodean a la masonería inglesa y universal, que tienen que ver más con lo simbólico que con lo histórico, existe una gran controversia entre los masones del mundo acerca del título y del verdadero origen de este rito.

El rito escocés no nació en Escocia, sino que recién en 1846 llegó a ese país, y su antigüedad data de 1786, o en caso de aceptarse como auténticas las llamadas Constituciones de Federico II, su origen debería ser fruto de la evolución producida con las primeras misas templarias (rojas) a principios del siglo xix del sistema escocés practicado en París a principios de la década de 1760.

Si bien los orígenes del rito Escocés Antiguo y Aceptado entroncan directamente con la Gran Logia Real de Kilwinning, la Orden de San Andrés del Cardo, la de los Maestros Escoceses de San Andrés, el rito de Perfección o de Heredom y las logias de la masonería jacobita o masonería estuardista, el rito, tal y como se conoce hoy, no se estructura hasta el 31 de mayo de 1801, al constituirse en Charleston, Carolina del Sur, el Primer Consejo Supremo de los Soberanos Grandes Inspectores Generales del XXXIII y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. De este primer Consejo Supremo nacen todos los demás consejos supremos legítimos

La historia y la leyenda

Federico el Grande en sus Constituciones dice que Heredom y Kilwinning están entre las que dieron forma al Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Hoy nadie discute que muchos Templarios se refugiaron en Escocia, tras el inicio de la persecución en Francia. Las características de las Ordenes arriba mencionadas, en una época donde se documentaba poco y se ocultaba mucho, no permiten esgrimir pruebas documentales directas, pero hay evidencias que si bien no prueban, establecen certezas razonables de que constituyen la ascendencia del Escocismo actual. A este respecto y como indicios ciertos, son de destacar la característica «caballeresca» del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, las tradiciones del Rito y una determinada secuencia coherente de Ordenes de Caballería que fueron permanentemente renovadas a través de los siglos por los reyes francmasones escoceses más representativos.

Por eso comenzamos este trabajo en aquel lejano solsticio de San Juan de 1314 en Bannockburn. Porque lo que allí sucedió abrió la puerta de la historia y la leyenda a varios de los protagonistas más conspicuos de la saga y la tradición del Escocismo y la Masonería: los integrantes de la Orden de San Andrés del Cardo y los reyes francmasones de la dinastía Estuardo.

El origen del Escocismo Americano

Un masón francés de origen judío, llamado Esteban Morín,5​ fue el encargado de llevar el Rito a América, en donde solo se conocían los tres primeros grados de la Masonería de San Juan o Masonería Simbólica, a saber, Aprendiz, Compañero y Maestro.

Fue tan rápida la expansión del sistema, y tan grande el afán de los americanos en obtener los altos grados, que Morín decidió elevar la escala de los primitivos grados hasta el grado 25°, justificándose con la Carta Patente del rito de Perfección que le habían otorgado antes de salir de Burdeos.

Reunidos en Charleston (Carolina del Sur, EE. UU.) cinco francmasones (John Mitchell, Federico Dalcho, Manuel de la Mota, Abraham Alejandro e Issac Auld) fundaron en Charleston con Morín el Consejo Supremo de la Masonería denominada Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Tras la fundación del 31 de mayo de 1801, el primer Consejo Supremo se dio a conocer por medio de una circular expedida el 4 de diciembre de 1802 sin mencionar en ningún momento el origen de la Organización y declarando haber sido creados por Federico II de Prusia en 1786.6

En 1803 se crea en Santo Domingo un Consejo Supremo bajo los auspicios del Conde de Grasse Tilly. Grasse Tilly debió abandonar la isla al año siguiente porque Francia acababa de perder esa colonia.

Inmediatamente luego de regresar Grasse Tilly a París, se ocupó en forma activa de dar a conocer los 33° grados del nuevo Rito, creando su centro de operaciones en la Logia Escocesa de San Alejandro, donde retocó algunos rituales y enseñanzas. Su obra constituye hoy una versión aproximada del Rito Escocés Antiguo y Aceptado que se conoce y practica en Europa.

HISTORIA DEL SUPREMO CONSEJO DEL GRADO XXXIII Y ÚLTIMO DEL RITO ESCOCÉS ANTIGUO Y ACEPTADO PARA LA MASONERÍA BOLIVIANA

(La siguiente Historia extraemos del trabajo de investigación elaborado por nuestro Poderoso Gran Comendador Juan Carlos Vilaseca Gonzales, Grado 33 del Supremo Consejo.)

El presente trabajo comprende la historia de 91 años de vida del SUPREMO CONSEJO DEL GRADO XXXIII Y ÚLTIMO DEL RITO ESCOCÉS ANTIGUO Y ACEPTADO PARA LA MASONERÍA BOLIVIANA, periodo de 1931 a 2022.

La presente compilación se sustenta en trabajos anteriores de preclaros II:.PP:.HH:. del Supremo Consejo y en información y documentación interna y externa que cursa en el Supremo Consejo, que enriquece y respalda este trabajo de investigación.

 ANTECEDENTES GENERALES.

La fundación del Supremo Consejo del Gr. 33° del Rito Escoces Antiguo y Aceptado y Último de la Masonería Boliviana, se realizó en un contexto internacional muy complicado, ya que ella tuvo lugar en la época de la Gran Depresión que fue a principios del siglo XX, cuando el mundo entero se encontraba en una profunda crisis económica y social a causa de la debacle financiera de los Estados Unidos (famoso martes negro), que perduró por aproximadamente una década, de 1929 a 1940, luego de la Primera Guerra Mundial.

En el ámbito nacional, interno, esa gran depresión también afectó a Bolivia y fue aún mucho más complicada por la difícil situación política y social que se vivía, ya que, en esa década, se sucedieron varios presidentes. Pero no solo eso, sino que además el país estuvo mucho más trastornado por los acontecimientos previos a la contienda bélica que tuvo que sostener con la hermana República del Paraguay, desde 1932 hasta 1935.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS.

Los antecedentes históricos señalan que en marzo de 1931, en la Ciudad de Nuestra Señora La Paz, un importante número de Maestros Masones de la Gran Logia de Bolivia solicitaron al Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, el Il:. H:. Héctor A. Boccardo Benvenuto, que a la vez era el Lugar Teniente del Gran Comendador del Supremo Consejo de Chile, la concesión de grados superiores.

Al respecto, el cronista chileno Manuel Sepúlveda Chavarría en sus Crónicas, Tomo IV página 272, expresa: “Revisando las valiosas Actas de nuestro Alto Cuerpo Escocés durante los años iniciales de su segunda época, advertimos que en su 12º reunión de Marzo de 1930, el I:.P:.H:. Héctor Boccardo Benvenuto, Lugarteniente Gran Comendador, expuso, que en su condición, de Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, había recibido en diversas ocasiones solicitudes de varios HH:. bolivianos, para que se les concediera Grados Superiores y se organizaran Logias de Perfección, y aún, Capítulos Rosa Cruz.

Agregó que, últimamente, los masones bolivianos le habían pedido, con motivo de la Fundación de la Gran Logia, la creación, de un Supremo Consejo y, aún, le habían insinuado algunos nombres de Hermanos”.

FUNDACION DEL SUPREMO CONSEJO.

A su retorno de Chile, a fines de mayo de 1931, el IPH:. William A. Hermanowicz procedió a las exaltaciones autorizadas y el 22 de junio de 1931, junto a los nueve II:.PP:.HH:., fundó e instaló el Supremo Consejo de Soberanos Grandes Inspectores Generales, del Grado XXXIII y Último del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República de Bolivia, con sede en el Gran Oriente de La Paz, como potencia libre, soberana e independiente y con poder, autoridad, como ocupante, de la jurisdicción exclusiva en todo el territorio de la República de Bolivia, sobre los grados IV al XXXIII, del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

 PRIMERA ACTA DEL SUPREMO CONSEJO DE BOLIVIA.

La primera acta de la organización del Supremo Consejo de Bolivia, que tiene el número uno, dice: “El Supremo Consejo de Soberanos Grandes Inspectores Generales del Grado XXXIII del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República de Bolivia…… en el oriente de La Paz, a los 22 días del mes de junio de 1931 años, de la era vulgar, instaló el Consejo, con la asistencia de los siguientes hermanos:

1. William A. Hermanowicz Roghe, 33°

2. Filiberto Osorio Téllez, 33°

3. William Pickwad, 33°

4. Norberto Galdo Ballivián,33°

5. Julio Mariaca Pando,33°

6. Justo Quevedo Jordán,33°

7. Gabriel Palenque Guzmán, 33°

8. Federico Martins Ernst, 33°

9. Anselmo López Hidalgo, 33°

10. Carlos V. Sampson Shaw, 33°

“Ocupando la presidencia el IPH:. William A. Hermanowicz Roghe, 33° y la Secretaría el IPH:. Julio Mariaca Pando, 33°.

“El presidente, dio lectura a los Poderes, que tuvieron a bien concederle en Santiago, los II:.PP:.HH:. del Supremo Consejo de Soberanos Grandes Inspectores Generales del Gr. 33° para Chile, para fundar y organizar en Bolivia un Supremo Consejo del Grado 33° del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

CONCLUSIONES

Hasta aquí una breve historia de nuestro Escocismo, recogida de fuentes fidedignas y que amerita continuar investigando, actualmente nuestro Gran Comendador continua con este magnifico trabajo de recoger la Historia y además actualizar acerca de los 93 años de nuestra existencia soberana y los logros alcanzados, los últimos años hemos tenido una representación internacional de nuestros Poderosos Comendadores que ha permitido ser tomados en cuenta dentro el ámbito Masónico sudamericano, Norteamericano y Europeo, estrechar los lazos de fraternidad, mejorar y robustecer nuestras relaciones con los distintos poderes del escocismo mundial, también es importante resaltar el trabajo de confirmación otorgada por el primer Supremo consejo Madre del grado 33 de Charleston, Carolina del Sur, Estados Unidos, que nos reconoce las prerrogativas masónicas en el Oriente de Bolivia y la Soberanía del Supremo Consejo del Grado XXXIII y último del rito escocés antiguo y aceptado para la masonería boliviana.

Cochabamba, 19 de abril del 2024 e.v.

Walter Echeverria Agreda

Gran Inspector General del grado XXXIII

Vistas:
99
Categoría:
REAA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org