Categorías

¿Qué es un Egregor?

Los egregores son creaciones energéticas creadas por los seres humanos que coexisten en el plano astral… Estas creaciones energéticas se han creado bajo un pensamiento primero individual y luego colectivo, pero sobre todo se deben a una emoción repetitiva con cierto grado de obsesión o de creer en ello… Por ejemplo: la obsesión y la paranoia que se ha creado en el mundo sobre el coronavirus… Es un egregor…

Son formas psíquicas y tienen que ver con estados de conciencia. Forman un campo de influencia común, un fluir sutil, invisible, que ocupa espacios y transmite energías creadas por un modo pensar o de sentir o de actuar de los seres humanos.

Hay egregores que se crean, por ejemplo, cuando miles de personas piensan y proyectan un cierto grado de energía sobre un concepto, persona, idea, evento u objeto… apareciendo entonces un campo energético asociado a ese pensamiento una vez creado.

Todo aquel que se une o sigue a ese pensar puede sentir la conexión energética… sus efectos, sus beneficios o sus historias asociadas consciente o inconscientemente.

Si el grupo colectivo se reúne por la ley de atracción y emiten vibraciones fuertes e idénticas por pensamientos de la misma naturaleza formaran egregores de energía positiva o negativa, según sea el género de los pensamientos emitidos… Una vez creado ese egregor reaccionará sobre nosotros y sobre nuestro pulso vital.

Existen 2 tipos de pensamientos: negativos y positivos.

Los pensamientos negativos son opacos, de bajas tonalidades afectan adversamente al pensador y a todos aquellos que van dirigidos, rodean al individuo que los emite en una atmósfera pesada, lo vuelven una persona desagradable, antipática, indeseable… así se crea un egregor negativo sembrándole pensamientos envenenados.

Por el contrario, los pensamientos positivos siembran en nuestro subconsciente un semillero maravilloso con vibraciones luminosas que salen de nuestro cuerpo mental estimulándolas en un sentido positivo. Nos proporcionan salud, belleza, energía, entre otros. Al descargar esta energía, ella se convierte en materia… Siempre deberíamos tomar en cuenta esta frase: «Nuestros pensamientos dan forma a la realidad»

Con la mente gobernamos las células de nuestro cuerpo, lo que ocurre en nuestro cuerpo mental es un espejo… -tal como piensas así eres-… Tanto el valor como el miedo son actitudes mentales, la mente tiene el poder creador en un universo mental creado por el omnisciente o el campo cuántico. Lo que el Ser Humano va descubriendo y trayendo a realización ya existe en potencia en la mente divina, esto es lo que permite la materialización de ese deseo o de ese pensamiento. No hay nada más obediente que la materia.

Los egregores creados inconscientemente pueden tener forma abstracta, mientras que los pensamientos que son de forma consciente presentan la forma de sus creadores o la que decidan la que los mantienen. No debemos subestimar la fuerza individual de creación de entidades para nuestro propio beneficio o nuestro propio hundimiento por eso existe el libre albedrío. Pero hay que tener cuidado de prestar atención a los pensamientos, ya que a lo largo del tiempo tiene lógica para nuestra mente racional que se conviertan en realidad.

Ejemplos de diferentes tipos de egregores los podemos ver en manifestaciones callejeras, eventos masivos, congregaciones religiosas, cultos, entre otros… Son innumerables… los podemos ver todos los días, tanto a nivel individual como colectivo… Los egregores están bajo el poder de los pensamientos, y hay que tener cuidado con ellos… si el proceso del egregor se mantiene, con el tiempo puede acabar cobrando vida propia convirtiéndose en una entidad tan poderosa que continuaría existiendo incluso siglos después adhiriéndose a otros grupos de personas preparadas para alimentar su sed energética.

Vistas:
192
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *