Categorías

MÍRATE EN EL ESPEJO

Es el mejor ejercicio para que hables contigo mismo, para que evalúes tu aspecto y lo que tus ojos y tu cara reflejan. Háblale a tu imagen y pregúntate: ¿QUE PUEDO HACER POR TI PARA QUE SEAS MEJOR Y PARA QUE VIVAS FELIZ?.

Reflexiona y encuentra las respuestas en tu interior, fórmate tu propio juicio de lo que eres e interpreta por medio de tu percepción la imagen que proyectas a los demás.

Una vez que aprendas a ayudarte a ti mismo, estarás en capacidad de ayudar a los demás y también ayudarás a DIOS a mejorar su obra. La ley del espejo se refleja cuando afirmamos “conocer” muy bien a otras personas y en realidad lo que hacemos es proyectar sobre ellas nuestra propia realidad.

TENGAMOS en cuenta que muchas veces fingimos que somos importantes para que nadie pueda ver nuestra fragilidad.

Por eso siempre que estés juzgando a tu hermano ten conciencia de que eres tú quien está en el tribunal

Vistas:
1370
Categoría:
General

No se permiten comentarios.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org