Categorías

Miradas desde el interior del Arco Real: Documentos para compañeros

¿Cuál es el significado de este Grado? ¿Cómo se relaciona, si es que se relaciona, con los Grados anteriores, siendo tan diferentes? Estas son preguntas con las que todos hemos tenido que lidiar y no son fáciles. Nadie, parece en estos días, tiene la respuesta auténtica. Todos permanecemos desconcertados.

Para tratar de encontrar una respuesta es imperativo mirar hacia atrás. ¿Qué era lo que nuestros antiguos hermanos o, como diríamos ahora, Compañeros, ¿buscaban y encontraban significado? Seguramente, si podemos localizar eso, podemos hacernos una idea del ímpetu original del Arco Real. Lo que encontraron valioso podría no ser lo que hoy destacaríamos… pero al menos tendríamos una base desde la cual avanzar.

El ritual inglés más antiguo conocido para el Arco Real se mantiene en Sheffield. Está en un pequeño libro escrito a mano que puede ver y manejar en la Biblioteca Masónica. A partir de la evidencia interna, parece que data de alrededor de 1785. Se cuenta la misma historia que conocemos ahora sobre la excavación del suelo para la preparación del Segundo Templo.

Pero esto está directamente relacionado con la autoridad y la interpretación por un prefacio de dos lecturas de las Escrituras: desde el comienzo de los dos primeros capítulos del Libro de Hageo (1: 1-8; 2: 1-9) seguido del texto de la Escritura de la Primera Epístola de San Pedro (2: 1-17). Estos proporcionan el contexto de los preparativos para la reconstrucción del Templo y, por las citas de ser colocado uno junto al otro, relacionar esto con… puesto en Sion una piedra, una piedra angular escogida y preciosa…, sí una cita de Isaías (28.16) y el Salmo 118 (v.22). Aunque suene técnico, esto debe mencionarse porque expresa el ímpetu principal detrás de la configuración original del Supremo Grado. Para entenderlo correctamente conviene leer estas piezas. [Hazlo (Opcional)].

También hay una Oración

“Te rogamos, Dios Todopoderoso, que estemos siempre atentos a tus grandes y gloriosos atributos que son todos infinitamente perfectos y que, en la medida en que esté en nosotros, imitemos tu Divina Bondad ahora y para siempre, Amén.”

Grandes y gloriosos atributos… infinitamente perfectos. Los vemos simbolizados todavía por un triángulo dentro de un círculo, todo en oro, sobre un doble cubo de mármol blanco en el centro de nuestro ceremonial. Se espera que estemos atentos a esos grandes y gloriosos atributos, que los reconozcamos especialmente y que usemos todo respeto y reverencia al hacerlo. Inclinarse en el Capítulo es siempre hacia este símbolo en señal de humildad.

La antigua oración inicial nos dice que nosotros, como Masones del Arco Real, debemos ser conscientes de estar comprometidos a imitar la Bondad Divina, hasta donde esté en nosotros. Este es un mensaje central del Arco Real que se ha difuminado a través de la posterior adopción de una Colecta Anglicana de que, por la inspiración del Espíritu Santo, debemos limpiar los pensamientos de nuestros corazones y magnificar dignamente Tu Santo Nombre.

No es de extrañar, entonces, que hoy en día no podamos distinguir la visión y los ideales que originalmente hicieron que el Arco Real tuviera éxito a pesar de los muchos esfuerzos de las Grandes Logias nacionales del Reino Unido para suprimirlo. Y en vista de la exaltada dedicación original del individuo hacia la perfección divina, citada anteriormente, no es de extrañar que entre los Compañeros el Arco Real fuera conocido como la raíz, el corazón y la médula de la Masonería. De hecho, el Grado del Arco Real apeló al corazón y al alma de los hermanos del siglo XVIII: los tres Grados de Oficio atrajeron a sus mentes.

A partir de este texto antiguo también comenzamos a tener una idea de por qué aquellos que adquieren conocimiento interno dentro del Arte Real merecen ser llamados «Excelentes».

P. ¿Cómo llegó a ser admitido en esa parte?

R. Primero, sirviendo justa y honestamente mi tiempo como Aprendiz Ingresado, en segundo lugar, al pasar el Grado de Compañero y, en tercer lugar, al ser exaltado como Maestro Masón, ya que nuestro Gran Rey Salomón hizo que los Maestros Masones fueran juramentados por el… (Maestro Instalado) con la contraseña para pertenecer allí.

Luego sigue la Oración dedicatoria mencionada anteriormente. Inmediatamente después surge la pregunta

P. ¿Cómo se preparó para convertirse en este excelente Hombre?

R. Primero por una línea de vida sobre mi Nombre y luego siendo encapuchado y descuidado.

P. ¿Cuál fue el motivo de la línea de vida sobre su Nombre?

R. Para dar una señal adecuada cuando deseaba que me ayudaran a salir del Arco.

P. ¿Cuál fue la razón por la que te encapucharon?

R: Como ese lugar estuvo cerrado durante varias edades y yo estaba entonces en [la oscuridad de la ignorancia]. Cuando me dejaron pasar la primera piedra angular, muestra que la Palabra me fue ocultada hasta que saqué la tercera piedra angular que dio una luz más donde encontré ese gran y excelente (¿Nombre?) que siempre debemos venerar y adorar.

Aquí podemos ver la conexión más profunda del Arco Real con el Simbolismo. Primero es necesario perseverar con firmeza a través de los Tres Grados del Simbolismo, pasar la Venerabilía y recibir la última palabra del Grado del Simbolismo de un Maestro Instalado [escuadrador de piedra, o excelente Masón]. A continuación, se ingresa al Arco Real en lo que es, en términos metafóricos, una forma similar a la entrada en la Masonería Simbólica, pero a un nivel más profundo. Es decir, uno entra vendado, estando en tinieblas con respecto al Nombre hasta el momento en que por más esfuerzo se deja entrar luz adicional. Uno es metafóricamente descuidado hasta este momento. Uno también se encuentra en dos sentidos en un nivel más profundo que el de la entrada al Simbolismo: primero al ser bajado al nivel del suelo y, en segundo lugar, al alcanzar una mayor profundidad de conocimiento que el que se comunica a través de una simple Logia de Masones.

Todo esto ha sido oscurecido por las revisiones del ritual inglés que finalmente terminaron en 1834. Se conocen varias otras versiones tempranas del ritual del AR, pero esta primera en Sheffield proporciona algunas de las pistas más claras en cuanto a la conexión entre el Simbolismo y la Masonería del AR.

¿Por qué se cambió el ritual en Londres? La razón principal parece haber sido el fuerte deseo del Gran Maestro reinante, el Duque de Sussex, de eliminar todas las referencias obvias al cristianismo de los rituales Masónicos utilizados en Inglaterra. Esto fue razonablemente fácil de lograr dentro de la Masonería Simbólica. Era extremadamente difícil de hacer en la Masonería del Arco Real. Esto se debió a que, como diríamos hoy, el USP [Unique Selling Point] del Arco Real era un cuerpo de conocimiento esotérico que vinculaba la Biblia Judía con el Nuevo Testamento Cristiano. Esto finalmente culminó en una sección titulada El Conocimiento Místico del Templo, centrada en explicar por qué la venida de Cristo y la Iglesia fue presagiada por los arreglos del Templo. Al poseer la totalidad de esta interpretación, desde el Tabernáculo en el desierto hasta los tres Templos en Jerusalén, con el significado de sus respectivos creadores, y los significados ocultos de su contenido, uno había recibido una educación muy sólida pero fácilmente visualizada en pensamiento cristiano abstruso [que se remonta al Venerable Beda c.700 AD.]. Fue fácil de aprender porque fue expresado en gran parte por una procesión de símbolos memorables. El Arco Real proporcionó revelaciones notables a sus Compañeros en un período en el que la escolarización era escasa y se consideraba que la Biblia, en todos sus detalles, expresaba los hechos literales de la verdad divina, que simplemente requería interpretación. El Arco Real en su primer período dio una interpretación clara y satisfactoria del mensaje Bíblico para los cristianos.

¿Qué se puede decir ahora del Capítulo? El diseño y la historia permanecen. El pedestal central continúa representando el concepto y la presencia de la Divinidad, incluso si el Nombre Sagrado y Misterioso sobre él ha sido objeto de algunas reorganizaciones. Los tres Principales, los tres Moradores y los otros tres Oficiales necesarios, Esdras, Nehemías y el Janitor, continúan representando tres veces tres, el símbolo de la perfección. Las señales son en gran parte lo que solían ser. La ropa es algo similar. Los patrones y símbolos visuales, tan diferentes de la cuadratura del Simbolismo, crean un contraste sorprendente. Las opiniones pueden variar en cuanto al éxito con el que comunica la inefabilidad de la Deidad. Pueden existir dudas sobre la interpretación de ciertas configuraciones geométricas abstrusas que han tomado el lugar del Conocimiento Místico original del Templo; no educan en la misma medida el espíritu religioso. Pero como Grado, promulgado en presencia del Nombre, y rodeado de atributos simbólicos de lo eterno, sagrado y misterioso, el Arco Real sigue siendo [no menos para aquellos que continúan profundizando]. En este sentido, es verdaderamente el Grado Supremo para los ciudadanos de este mundo y más allá, y todavía tiene la capacidad de hacer de sus Compañeros Hombres Excelentes a imitación de la Divinidad.

Ven. Hno. John Acaster

Gran Logia Provincial del Este de Lancashire

Traducción:  E.C. Oscar Cabrera Ruiz

GEMA

Vistas:
92
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org