Categorías

LO QUE UN TALLER DEBE ESPERAR DE SU VENERABLE MAESTRO

La masonería recibe hombres con sus ideas y prejuicios ciertamente ya formados. tarea de ella es moldearlos y encauzarlos por las rutas que nuestra institución señala a los que son sus adeptos.

Lo interesante es aprovechar lo bueno y elevado que en ellos existe, enriqueciéndolo  con nuevas enseñanzas,  mediante la instrucción disciplinada y sistemática y una adecuada educación masónica.

Para el éxito de esta finalidad creo indispensable averiguar lo que el hermano desea, lo que pretende o lo que quiere; por cuanto conociéndole en su ser más íntimo, podemos con mayor facilidad ponerlo en situación de realizar un buen estudio del simbolismo.

Pero esta labor ha de hacerse con una metodología reflexiva, con un criterio abierto, crítico, universalista, ajeno a todo dogmatismo y encuadrado, en todo momento, dentro de la ética y de la ley moral.

Se afirma que la educación es la función reproductiva de la sociedad. Con ello se quiere significar que la supervivencia de la sociedad y de las instituciones sociales o humanas y su perfeccionamiento sólo es posible mediante un proceso de educación y, por ende, de un adecuado sistema de docencia o de enseñanza.

La Francmasonería universal es, en esencia, una institución eminentemente formadora, docente por excelencia, consagrada, a través  de los siglos, a la noble y generosa tarea de plasmar un tipo ideal de hombre, culto, solidario y fraternal, amante de la verdad, libre de prejuicios y de dogmas.

Por ello debemos considerar a la Francmasonería como a una escuela que imparte educación sistemática formando valores, ideales y principios que se hallen insertos en los fines, objetivos y propósitos que persigue.

Yo quisiera continuar este trabajo preguntándome: ¿Cómo podemos practicar el arte de vivir?…

Procurando ayudar a nuestro prójimo…

La vida es un bien colectivo, no nos pertenece particularmente,para disfrutarla debemos participar de la vida con los demás, sufrir con los que sufren y dar cuanto de nosotros dependa para aliviar sus penas.

Lo que se persigue en masonería, es el bien de todos y no la satisfacción de ambiciones particulares, si no hemos muerto para las mezquindades es que no ha entrado en nosotros la luz de la masonería, ya que nuestro anhelo debe ser ponerse al servicio del perfeccionamiento general y colectivo, siendo la ayuda al prójimo, nuestro primer deber.

En nuestra ceremonia de iniciación y una vez que se nos devolvió la luz material, observamos por primera vez la autoridad de la logia cuando el V:. M:. nos dice: «Ahora podéis descubrir las tres luces menores, que están situadas al O:. al S:. y al Oc:. y representan al sol, a la luna y al V:. M:.

El sol regula el día, la luna gobierna la noche y el V:. M:. gobierna y dirige su logia». Es esta la parte sustantiva y más importante de la labor del V:. M:., gobernar y dirigir el Taller.

La venerabilía, es el objetivo hacia el que convergen todas las miradas y todas las ambiciones de sus miembros, aspiración noble y loable cuando se inspira en la lealtad y el amor, en el bienestar y progreso de la logia.

La satisfacción de sus miembros, el bienestar y prosperidad del Taller son los resultados que se obtienen de una acertada elección. Para enseñar es necesario haber aprendido, así como para mandar precisa que se haya obedecido. Por esto el V:. M:. debe haber estudiado la ciencia masónica y debe haberla practicado en todas sus ramas de aplicación desempeñando los puestos y dignidades,  la independencia,  una posición desahogada, un cimiento firme y exento de toda exageración,  son circunstancias que concurren poderosamente al buen éxito de la Venerabilía.

Las actividades y trabajo de la Venerabilía deben basase, a más de la dedicación permanente, en el ejemplo personal de su comportamiento. Considero que cada año, la Venerabilía debería, a más de actividades permanentes y  obligatorias, fijarse  una meta  y un objetivo que  permitan en lo general, mejorar el nivel del Taller y en lo particular, la superación de todos y cada uno de los hermanos, con una docencia a caro de los vigilantes.

Así, en forma general, se deberían realizar las siguientes tareas:

  • Impulsar y apoyar la fraternidad entre todos los HH:.
  • Promover la colaboración y cooperación permanente entre los HH:.
  • Incentivar el trabajo de los H:. mayores, destinados a la instrucción de los HH:. aprendices y compañeros.
  • Planificar trabajos de beneficencia y colaboración en el mundo profano.
  • Orientar y apoyar el aprendizaje y trabajo del Círculo Femenino.
  • Fortalecer la interrelación permanente con las logias del valle.
  • Implementar actividades de docencia masónica, elaboración y publicación de trabajos masónicos.
  • Apoyar y alentar las actividades sociales, culturales y deportivas del taller y de la Gran Logia de Bolivia.
  • Seleccionar    temas   interesantes    y   atractivos    para   las   planchas, con contenidos masónicos, filosóficos y culturales.
  • Apoyar e incentivar las actividades de beneficencia.

Todo esto, contribuirá a mejorar el nivel masónico del Taller y sobre todo mejorará el nivel de preparación y formación de cada uno de los HH:.

Por: Javier Calderón Eduardo

Vistas:
45
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org