Categorías

LAS FUNCIONES DE LA REAL, PROFETICA Y SACERDOTAL DE LOS PRINCIPALES DEL SANTO REAL ARCO DE JERUSALEN

El paso de un hermano Masón por los distintos cargos de una Logia, le permite observar desde perspectivas distintas un mismo centro, conocerse con los ropajes que le otorgan las respectivas funciones, acceder mediante distintos soportes a espacios más internos; lo cual no debe verse como nuevas facetas que se añaden o superponen, sino al contrario, como claves para una visión cada vez más despojada, real y sintética de la Orden y de sí mismo.

Todos los cargos de la oficialidad son importantes y la explicación que realizamos de sus funciones, solo conlleva la intención de refrescar lo que ya todos sabemos:

GUARDATEMPLO. – Su función en el capítulo, es análoga con el Guarda templo de la logia simbólica y su joya es también similar.

Entre sus principales deberes, está el de arreglar el templo con anterioridad al momento de apertura de trabajos, es responsabilidad de este oficial que el templo brille por su disposición y orden, lo que coadyuvara a ser más hermosa cualquiera de las ceremonias que realicemos.

El oficio de Guarda templo, es fundamentalmente de servicio y quien lo desempeñe debe ser un Compañero de mucha integridad, maneras cultas y sobre todo de buena disposición para realizar con eficiencia sus funciones y responsabilidades.

DIRECTOR DE BANQUETES. – La obligación que desarrolla el Director de Banquetes es la atención del confort del Capítulo, durante el momento del ágape, el cual debe ser eficientemente atendido. El Confort del capítulo en el ágape, confirma la importante tarea de asistir las necesidades y requerimientos de los Compañeros del Capitulo y de aquellos que nos honran con su presencia como invitados.

Su obligación en el ágape, incluye desde la ubicación en las mesas de los Compañeros invitados, hasta la supervisión del servicio del ágape o banquete.

En el protocolo del banquete, colabora con el Director de Ceremonias, en la ubicación de los Principales, autoridades del Gran Capitulo, invitados, etc., así como de los brindis de cortesía y obligación.

Si bien las obligaciones del Director de Banquetes, son las que fueron puntualizadas, sin embargo, este oficial no debe resignarse a la conclusión de que sus responsabilidades comienzan solamente a la finalización de las convocatorias o tenidas.

El Director de Banquetes, es tan Oficial del Capítulo, como lo son los otros oficiales que ocupan otras posiciones y en cualquier convocación puede ocurrir que uno de los oficiales regulares este ausente. Cuando hay dicha vacancia, es el más idóneo para ocupar dicha vacancia.

LOS TRES MORADORES. – Las regulaciones generales enfatizan que el Capitulo para ser completo en la Orden del Santo Real Arco, deben, de acuerdo a las costumbres antiguas, incluir dentro de sus oficiales, al Morador Principal y a sus dos asistentes. Estos tres Compañeros vistiendo blancos sobrepellices sobre sus arreos, ocupan sus lugares al final del lado Oeste del Templo, el Morador Principal al centro, el Segundo Morador a su derecha y el Tercer Morador a su izquierda.

De acuerdo a la leyenda, ellos fueron devotos y piadosos judíos, que permanecieron más tiempo que la mayoría de sus compatriotas en Babilonia, después de la proclamación de Ciro, Rey de Persia. 536 a.c. Llegando a Jerusalén, ellos estaban ansiosos de participar en la gran y gloriosa empresa de reconstruir el Templo en honor y gloria del Altísimo. Pero debido a la tardanza de su arribo, los oficios principales estaban ocupados y solo pudieron participar en la humilde tarea de la excavación para los cimientos del Templo.

El Primer Morador, es el Oficial que tiene la responsabilidad de conocer profundamente el ritual, de modo que sus intervenciones y movimientos produzcan el bello efecto de la ceremonia de exaltación.

No se debe olvidar que como conductor y guía de los candidatos, él también está dentro del foco de la Ceremonia. Solo con una completa eficiencia en el rol que el Primer Morador cumple en la Ceremonia de Exaltación, ésta podrá grabar indelebles impresiones en la mente de los candidatos, a quienes tal ceremonia siempre produce.

Su responsabilidad se inicia en el examen que realiza a los candidatos, fuera del Templo, así como la comunicación de las Palabras de Pase, la recepción de los candidatos en la puerta del Templo y luego todo el desarrollo de la ceremonia, juramento e investidura con los arreos y joyas correspondientes.

DIRECTOR DE CEREMONIAS. –  Este cargo es esencialmente de dirección y el Compañero que lo ocupe, debe contar con la implícita confianza y respeto de todos sus compañeros, de manera que sus indicaciones sean obedecidas sin discusión.

El Director de Ceremonias al igual que los otros Oficiales, actúan bajo la directa autoridad de los tres Principales, aunque por la naturaleza de su cargo, le es permitida alguna libertad para establecer sus métodos para proceder y actuar. Su conocimiento del ritual debe ser completo y profundo, y debe estar familiarizado en cuestiones de protocolo.

El Director de Ceremonias, como responsable del protocolo, es quien recibe a los Principales para la apertura de los trabajos y a los visitadores, más si se trata de Past Zorobabeles, Principales de otros Capítulos o Grandes Oficiales a quienes debe conducir hasta el sitio que deben ocupar durante la ceremonia. Concluida la Convocación, debe cuidar el orden de retiro sobre la base de su jerarquía.

Es su responsabilidad en los banquetes, ubicar adecuadamente a los Principales, PZ, invitados ó autoridades de otros Capítulos ó del Gran Capitulo, manteniendo el mismo orden establecido en la convocación.

TESORERO. – El Tesorero es uno de los Oficiales regulares del Capítulo, que no tiene participación en el ritual de las ceremonias que realizamos.

Ello no quiere decir que su oficio no sea de considerable importancia. Ningún Capitulo podría subsistir sin este oficial, que administre sus fondos sabiamente y con una atención juiciosa, no solo para el confort de los Compañeros, sino para la estabilidad financiera del Capítulo. El Compañero elegido para este cargo, debe ser uno de los que posea la experiencia necesaria que le permita administrar los fondos del Capítulo en forma adecuada. Su elección es una clara muestra de la implícita confianza que le tienen sus Compañeros, en consecuencia, la misma debe ser considerada como un honor.

ESCRIBA NEHEMIAS. –  Según las antiguas escrituras, el Escriba, era una especie de secretario militar, pero en épocas posteriores era un hombre sabio y doctor de leyes, quien las interpretaba al pueblo. El Escriba Nehemías aparece junto a otro Escriba Esdras en la época en que justamente Josué Hageo y Zorobabel participaron en la construcción del segundo Templo.

En el Capítulo del Santo Arco Real, el oficial Escriba Nehemías tiene su posición en el sur del Templo, aunque sus anuncios a los Principales deben ser dados desde el oeste, delante de los Moradores.

Su participación es activa, tanto en la apertura como en el cierre de la Convocación, colaborando con el Director de Ceremonias, ofreciendo a los Principales el Volumen de la Ley Sagrada, así como anunciando a los Compañeros que visitan y llegan al Templo, una vez abierta la Convocación. Es el único que puede abrir y cerrar la puerta del templo.

Pero donde tiene un destacado desempeño es en el discurso místico del Primer Principal donde se explican los signos sagrados, dos veces: la primera enunciativamente y la segunda en forma explícita.

ESCRIBA ESDRAS. – Sus labores son similares a la de secretario de una logia simbólica. Su labor es muy importante porque es él quien maneja todo lo relativo a la correspondencia, la facción de las actas de cada convocación para su posterior aprobación en la siguiente tenida, así como el control y adecuado manejo de los libros de vida, actas, asistencia y otros inherentes a su cargo.

Así mismo, realiza todos los trámites ante el Gran Capitulo, para la exaltación de nuevos Compañeros en el Capítulo. Su ubicación está al Norte del Templo.

 LOS TRES PRINCIPALES. – Como una introducción al desarrollo de las funciones de cada uno de los tres Principales de un Capítulo de Real Arco, es importante destacar una diferencia importante con las autoridades de una logia simbólica.

Cuando un Capítulo de Real Arco se encuentra reunido, los tres Principales deben ser considerados en conjunto como el Venerable Maestro y en forma separada cada uno de ellos también como un Venerable Maestro. Por ello el Real Arco posee tres Autoridades Principales, en cambio la Logia simbólica está dirigida por una sola autoridad.

Excelentísimo Compañero. JOSUE, TERCER PRINCIPAL. – El tercer Principal representa la función sacerdotal. Josué es el alto sacerdote, quien con Zorobabel el Príncipe de Judá dirigía la construcción del Segundo Templo, después del cautiverio de Babilonia. Era el principal sacerdote por descendencia directa de familia, pues era hijo de Josadek, que era hijo de Seraiah, que se desempeñó como el principal sacerdote cuando fue destruido el Templo por los Caldeos. Josué se distinguió por su celo en el trabajo de la reconstrucción y se opuso a la mediación de los Samaritanos.

El tercer Principal usa la capa azul-celeste, emblemático de la tolerancia y amistad universal, virtudes que deben estar en el corazón del masón.

El Cetro del E.C. Josué ostenta la mitra, que es un emblema de dignidad que debe recordarle la alta jerarquía del cargo que tiene, pero su inscripción: “Santo es el Señor”, debe recordarle su dependencia de Dios.

La función del Tercer Principal en muchos casos, parecería similar al H. Capellán de una logia simbólica. El comparte con el Muy Excelente Zorobabel, el deber de ofrecer plegarias a Dios en las Ceremonias de Exaltación y ofrece bendiciones al iniciar y concluir el ágape. El compañero elegido para esta función, debe tener una gran integridad y experiencia masónica.

E.C. HAGEO, SEGUNDO PRINCIPAL. – El segundo Principal representa la función profética. De acuerdo con las tradiciones judaicas, Hageo nació en Babilonia bajo la cautividad. Siendo muy joven para la época de la liberación de Ciro, fue a Jerusalén en compañía de Zorobabel y Josué para colaborar en la reconstrucción del Templo. Habiéndose suspendido los trabajos, al ascender Darío, Hageo insistió en la reanudación de las labores de reconstrucción, habiendo obtenido la autorización del Rey. El pueblo animado por el valor de Hageo, lo colaboró con mucho entusiasmo en la prosecución de la empresa, habiendo concluido el segundo Templo en el año 516 a.c.

El segundo Principal usa la capa azul-purpura, que simboliza la unión. Este color le recuerda que su preocupación permanente debe ser la armonía y la unión dentro del Capítulo, para cuyo fin debe evitar el tratamiento de temas que podrían crear discordias y divisiones dentro del Capítulo.

Su Cetro ostentando el ojo omnividente, es un emblema de vigilancia. Enseña a estar en permanente vigía para proteger a los compañeros e incitarles a la perseverancia y fidelidad, siendo también como una guía para el mismo.

Sin duda, la más importante participación del EC Hageo, está en su discurso simbólico de la ceremonia de exaltación, donde efectúa una explicación pormenorizada de las formas, símbolos, ornamentos, etc. de la masonería del Santo Real Arco y que se encuentran a la vista en nuestro templo.

M.E. ZOROBABEL, PRIMER PRINCIPAL. – El primer Principal representa la función real.  El prototipo bíblico de este Principal, es Zorobabel, “Príncipe de la gente”.  El Primer Principal en el Capítulo del Real Arco, es quien representa a un gran y digno personaje bíblico, cuya historia sirve como inspiración para el empeño del esfuerzo constante de promover el bienestar de los Compañeros del capítulo en particular y de la Orden del Real Arco en general.

En razón de que el cargo de Primer Principal, es el más alto que el Capitulo puede conferir, tiene el derecho de exigir, al Compañero que vaya a ocupar ese cargo de tanta distinción y jerarquía, sea un ejemplo de rectitud moral y espiritual ante todo hombre y todo Masón.

El color de su capa es rojo-carmesí, emblema de fervor y celo, que le enseña a ser fervoroso en sus plegarias a Dios y poner todo su celo en sus esfuerzos para promover el bienestar del hombre. Este color, es el apropiadamente adoptado por el Santo Real Arco.

Su Cetro ostenta una corona, emblema de poder y dignidad imperial, que le enseña que es más hermoso y gratificante reinar en el afecto y corazón de los hombres, que, sobre sus vidas y fortunas, para lo cual debe esforzarse en frenar sus pasiones y prejuicios, y buscar el dominio de la razón, la bondad y la justicia.

Así como en la Logia simbólica, el Venerable Maestro, puede confiar en la cooperación de sus oficiales y de maestros antiguos, del mismo modo se espera que en el Arco Real, el Primer Principal pueda tener la ayuda del sabio consejo de IPZ, para darle apoyo en colaboración con los EE.CC. Hageo y Josué y los demás oficiales. Sin embargo, él es el permanente responsable por la paz, prosperidad y utilidad del Capítulo.

INMEDIATO PAST Z.- Si bien el inmediato P.ZORO. no es un oficial del capítulo, su presencia es análoga a la del inmediato Past Master en la logia simbólica y tiene el primer derecho, en ausencia del primer Principal, de ocupar esa exaltada posición en el Este.

Su posición en el Templo, durante un año, es a la izquierda del Tercer Principal y tiene el deber de brindar asistencia a los Principales, según lo requieran.

En la Ceremonia de cierre, después de las palabras del Tercer Principal, clausura la convocación deshaciendo y mezclando los símbolos del Ara, mientras recita las frases finales del cierre.

En los banquetes, el I.P.Z., ocupa la misma posición que en el Templo, a la izquierda del Tercer Principal y es el encargado de efectuar el tercer brindis de obligación.     «EQUILIBRA TUS NECESIDADES CON TU RIQUEZA Y NO SERÁS POBRE NI RICO, SINO SIMPLEMENTE AFORTUNADO

Vistas:
597

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *