Categorías

LA ZARZA ARDIENTE

INTRODUCCIÓN:

LOS PACTOS DEL DIOS ISRAELITA CON ABRAHAM, ISAAC Y JACOB.

Moisés escribió 5 libros: El Génesis, Exodo, Levítico, Números y Deuteronomio que se consideran sagrados y en el judaísmo se conocen como la Torah y en el cristianismo como el Pentateuco.

En su primer libro, es decir el Génesis, relata como Abraham escucha el llamado del Dios Omnipotente en la zona de la Mesopotamia donde vivía, que actualmente es Iraq en Asia menor en UR de Caldea, que se encontraría al sur oeste de Iraq.

En el cap 12 del Génesis Dios se comunica con Abraham y le dice “vete de tu tierra y de tu parentela a la tierra que te mostrare y hare de ti una nación grande y te bendeciré, engrandeceré tu nombre y serás bendición”. Y Abraham y su familia salieron para ir a la tierra de Canaán y a la tierra de Canaán llegaron. La tierra de Canaán era lo que hoy en 2020 es el estado de Israel y Palestina. Y apareció otra vez Jehová a Abraham en Canaán y le dijo “a tus descendientes daré esta tierra”

Y se hizo un pacto de sangre entre Abraham y Jehová que es la circuncisión como señal del pacto hasta el día de hoy y Dios hablo con Abraham y le dijo: “ Mi pacto es contigo y serás padre de muchedumbre de gentes y te multiplicare en gran manera ”.

Abraham tiene un hijo con Sara su esposa cuyo nombre es Isaac a quien circuncida como cumplimiento del pacto con su Dios.

Isaac tiene dos hijos con su esposa Rebeca y el nombre del menor es Jacob. Jehová también hace un pacto con Jacob en un lugar llamado Bet-el  donde se le aparece y en ese pacto Dios dice a Jacob que le dará esa tierra como herencia a el y a sus descendientes. Dios también le dice: “  HE AQUÍ, YO ESTOY CONTIGO Y TE GUARDARE POR DONDE QUIERA QUE VAYAS Y VOLVERE A TRAERTE A ESTA TIERRA “.  Esa tierra es donde está hoy Israel y Palestina. Cuando Jacob retorna muchos años después con sus 12 hijos y sus 4 mujeres de la Mesopotamia por el mismo lugar, Dios le cambia de nombre de Jacob a Israel debido a que Jacob lucho contra un ángel en ese mismo lugar y el ángel no lo pudo vencer. En el idioma hebreo el nombre de Israel significa: “ EL QUE PELEA POR DIOS “. Y a partir de ese momento  ISRAEL ES EL NUEVO NOMBRE DE JACOB  y el decir los hijos de Israel significa los hijos de Jacob  los descendientes de estos hijos hasta el día de hoy que se conocen como los judíos.

Jacob tiene 12 hijos quienes con sus esposas y sus familias emigran a Egipto donde tenían un hermano llamado José, quien era Gobernador de Egipto y segundo hombre en poder después de Faraón. Este hermano José con el poder que tenía hace que Jacob y sus otros hijos y los familiares de sus hijos en un total de 70 personas emigran de Canaán a Egipto debido a una hambruna.

Sus descendientes se quedan en Egipto por 430 años que es cuando nace Moisés en Egipto y por mandato de Jehová su Dios en la zarza ardiente es instruido y elegido por Jehová para sacar a los descendientes de Jacob que son los israelitas o judíos y llevarlos de Egipto a Canaán que es la tierra donde hoy está Israel y palestina en 2020.

LOS ISRAELITAS EN EGIPTO

Hacia el año 1875 A.C. Jacob y todos sus familiares ingresan a Egipto bajo la dirección de José con la venia del Faraón quien admiraba y confiaba ciegamente en José. Pasado unos años muere Jacob en Egipto y varios años más tarde también muere José y sus 11 hermanos, y el Faraón que los favorecía.

Entonces se levantó en Egipto un nuevo Rey o Faraón que no conocía a José y al ver que el pueblo hebreo se había multiplicado mucho y crecido en exceso decidió esclavizarlos y hacerlos servidumbre. Es en ese contexto alrededor del año 1525 A.C. que nace Moisés en Egipto y es adoptado por la hija del Faraón, lo cual hace que se crie en la familia Real Egipcia con todos los privilegios reales y el acceso al mayor conocimiento.

A la edad de 40 años se encuentra Moisés viviendo en el desierto como consecuencia de haber renunciado a todos sus privilegios reales en Egipto y haber huido al desierto por haber matado a un egipcio por lo cual el Faraón quiso matar a Moisés.

Un día, apacentando las ovejas de su suegro Jetro a través del desierto, llegó hasta un monte cuyo nombre era Horeb que significa MONTE DE DIOS y era una montaña sagrada. De pronto ve una llama de fuego en medio de una zarza y el miró y vio que la zarza ardía en el fuego y la zarza no se consumía. Entonces Moisés dijo: “ iré yo ahora y veré esta gran visión, por que causa la zarza no se quema ”.

Viendo Jehová que Moisés iba a ver, lo llamo Dios de en medio de la zarza y le dijo:  Moisés, Moisés; Y el respondió: aquí estoy y dijo Dios: “ No te acerques; quita tu calzado de tus pies porque el lugar en el que estás, tierra santa es “.

Y dijo Dios: yo soy el Dios de tus padres, Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.

Dijo luego Dios: “ He visto la aflicción de los israelitas que están en Egipto y he oído su clamor y he conocido sus angustias y he descendido para liberarlos de mano de los egipcios y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel. El clamor de los hijos de Israel ha venido a mí y también he visto la opresión con la que los egipcios los oprimen. Ven por tanto ahora y te enviare a faraón para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel “.

Entonces Moisés respondió a Dios y dijo : ¿quién soy yo para que vaya a Faraón y saque de Egipto a los hijos de Israel?

Y Dios respondió a Moisés: “ Ve porque yo estaré contigo y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo servirás a Dios sobre este mismo monte, el cual es el monte Horeb o Monte Sinaí “.

Dijo moisés a Dios: “ He aquí que llego yo a los hijos de Israel y les digo: el Dios de sus padres me ha enviado a ustedes. Si ellos me preguntaran ¿Cuál es su nombre? ¿Qué les responderé? “.

Y respondió Dios a Moisés: “ YO SOY EL QUE SOY, Y DIJO: ASÍ DIRÁS A LOS HIJOS DE ISRAEL: YO SOY ME ENVIÓ A USTEDES ”.

Además, dijo Dios a Moisés: “ así dirás a los hijos de Israel: JEHOVÁ, EL DIOS DE SUS PADRES, EL DIOS DE ABRAHAM, DIOS DE ISAAC Y DIOS DE JACOB, ME HA ENVIADO A USTEDES. Este es mi nombre para siempre, con el me recordaran por todos los siglos.

Jehová el Dios de los hebreos dijo a Moisés: “ AHORA VE Y YO ESTARÉ CON TU BOCA Y TE ENSEÑARE TODO LO QUE VAYAS A HABLAR” y tomaras en tu mano esta vara, con la cual harás las señales.

Esta es la revelación que Moisés tiene en la zarza ardiente en el Monte Horeb o Monte Sinaí. Estos hechos están narrados y citados en los capítulos 3 y 4 del libro de Éxodo, el cual es el segundo libro escrito por Moisés en la Torah hebra y en el Pentateuco.

En esta revelación vemos que Moisés es elegido por el Dios Jehová, es decir el Dios de los hebreos para una misión exclusiva de sacar al pueblo israelita de la servidumbre y esclavitud de los egipcios. Después de esta revelación Moisés retorna a Egipto y es recibido por su hermano Aarón quien lo reconecta con el pueblo hebreo que había en Egipto.

MOISÉS Y AARÓN ANTE EL FARAÓN

Moisés y Aarón tienen una primera visita a Faraón para exigirle que deje ir al pueblo hebreo de Egipto para servir a su Dios Jehová a lo cual replica Faraón que él conoce a los Dioses egipcios, pero no conoce a Jehová, Dios de los hebreos y por tanto no dejara salir al pueblo hebreo de Egipto y más bien multiplicara sus labores haciéndolas más pesadas.

Después de esta primera experiencia Moisés se queja a Jehová diciendo: ¿Por qué afliges a este pueblo? ¿para qué me enviaste? Porque desde que vine a faraón en tu nombre ha afligido mucho más al pueblo hebreo y tú no has librado a tu pueblo.

Ante esta queja Jehová responde a Moisés y le dice: YO SOY JEHOVÁ Y APARECÍ A ABRAHAM, A ISAAC Y A JACOB COMO DIOS OMNIPOTENTE, PERO EN MI NOMBRE JEHOVA SOLO ME REVELE A TI.

Y también establecí mi pacto con ellos de darles la tierra de Canaán, la tierra que fluye leche y miel. Yo soy Jehová y yo los sacare de Egipto y los librare de su servidumbre haciendo maravillas con mi poder. ” YO LOS TOMARE POR MI PUEBLO Y SERÉ SU DIOS Y SUS FUTURAS GENERACIONES SABRÁN QUE YO SOY JEHOVÁ SU DIOS QUE LOS SACO DE LA SERVIDUMBRE DE EGIPTO Y LOS METERÉ EN LA TIERRA DE CANAÁN POR LA CUAL JURE QUE LA DARÍA A ABRAHAM, A ISAAC Y A JACOB Y YO LES DARÉ ESA TIERRA POR HEREDAD “.

“JEHOVÁ ES MI NOMBRE PARA SIEMPRE. CON ÉL SE ME RECORDARA POR TODOS LOS SIGLOS Y GENERACIONES” (Exodo cap. 3 vs. 15)

Después de este dialogo entre Dios y Moisés, Moisés y Aarón retornan a la presencia de faraón con el mismo tema y comienza una lucha tremendamente aguerrida entre Faraón y Moisés y entre el Dios Israelita Jehová contra los Dioses egipcios que eran varios y numerosos.

Para mostrar públicamente su poder divino muy por encima del poder humano tanto a israelitas como a egipcios el Dios israelita Jehová realiza maravillas sobrehumanas monitoreando la naturaleza a través de la vara sagrada de Moisés y de Aarón, expresándose en hechos sobrenaturales en la tierra de Egipto. Manda plagas con elementos de la naturaleza como ser la plaga de langostas, la plaga de ranas, la plaga de sangre cuando el rio Nilo se convierte en sangre, la plaga de moscas, la plaga de piojos y otras 4 plagas más.

En la mayoría de estas plagas Faraón contrarresta la batalla con sus sacerdotes y los hechiceros de los dioses egipcios que en varios casos también pueden hacer lo mismo, razón por la cual Faraón no permitía la salida del pueblo israelita.

En la décima plaga que es “LA MUERTE DE LOS HIJOS PRIMOGÉNITOS” muere también el hijo primogénito de Faraón quien tenía 150 hijos. Pero muere el primero, el primogénito. Después de su perdida personal faraón permite dejar ir a los israelitas de Egipto y cuando están por el mar rojo, Jehová Dios de Israel hace nuevamente un milagro a través de Moisés y de su vara sagrada abriendo el mar rojo en dos partes para que de esa manera pasara el pueblo israelita y muriera el ejército egipcio que los perseguía.

Después del paso del mar rojo los israelitas llegaron al MONTE SINAÍ que era el monte sagrado del Dios Jehová, que es el mismo monte donde Dios se presentó en la zarza ardiente a Moisés.

En el Monte Sinaí Jehová entrega a Moisés 2 tablas de piedra grabadas con 10 mandamientos escritos en hebreo que viene a ser la ley moral que el Dios Jehová, Dios de Israel, entrega a través de su profeta Moisés al pueblo israelita. Dichas tablas constituyen un PACTO ENTRE DIOS Y EL PUEBLO ISRAELITA.  

En el tiempo que Dios habla a Moisés en el monte Sinaí que dura 40 días, además de las 2 tablas de la ley o diez mandamientos Jehová da a Moisés otras 613 leyes para legislar a los israelitas y construir una sociedad organizada, estructurada y legislada.

También Jehová da instrucciones a Moisés en el monte Sinaí de como quería que sea su Templo para adoración y expiación explicándole que quería 2 cámaras. Una cámara debía ser un lugar Santísimo donde estarían permanentemente las 2 tablas de piedra con los 10 mandamientos depositados en un receptorío de madera de acacia revestida en oro y que se llamaría “EL ARCA DE LA ALIANZA”, SIMBOLIZANDO EL PACTO DE ALIANZA que Jehová Dios había hecho con los israelitas a través de su profeta Moisés. La segunda cámara era el lugar santo donde estarían objetos seleccionados por Jehová Dios como un altar para el incienso, el candelabro de 7 copas y la mesa para 12 panes sin levadura que simbolizaba las 12 tribus de Israel.

Este templo se llamó “EL TABERNÁCULO DE MOISÉS”, El cual era un templo itinerante, es decir armable y desarmable y completamente movible para que los sacerdotes israelitas lo podrían desarmar en su travesía por el desierto y armarlo de nuevo en cada lugar que acampaban en su periplo desde Egipto hasta Canaán que duro 40 años.

Jehová muestra en visión tangible a Moisés durante esos 40 días de encuentro entre ambos en el MONTE SINAÍ un modelo de “como debía ser este templo que se llamó TABERNÁCULO DE MOISÉS y le da las medidas exactas y las instrucciones precisas para su construcción”.

También en este encuentro de 40 días Jehová Dios muestra Moisés en el Monte Sinaí un modelo de vestiduras sagradas de sus sacerdotes indicándole con precisión todo el diseño del vestuario, las medidas y los colores y las 12 piedras preciosas talladas que debían llevar cada sacerdote y el simbolismo y significado de estas ropas sagradas para ministrar en EL TEMPLO DE JEHOVÁ QUE ERA EL TABERNÁCULO DE MOISÉS. También dice Jehová a su profeta Moisés quienes debían ser sus sacerdotes escogiendo al hermano de Moisés, a Aarón y a sus hijos quienes junto con Moisés eran de la tribu de Levy. Por muchos siglos el judaísmo ha mantenido esta tradición de que sus sacerdotes y rabinos sean de la tribu de Levy.

El libro de Éxodo escrito por Moisés presenta 40 capítulos explicando todos estos temas y termina en el LEVANTAMIENTO DEL TABERNÁCULO DE MOISÉS en el monte Sinaí tal como Jehová, Dios de los israelitas había instruido a su profeta Moisés.

CONCLUSIONES

Moisés es elegido por EL DIOS ISRAELITA JEHOVÁ alrededor del año 1450 A.C.  es decir, hace aproximadamente 3460 años. Para hablar por Dios y representarlo haciendo milagros, maravillas y hechos sobrenaturales cumpliendo un rol de profeta y de sumo sacerdote, versus los Dioses de los egipcios y los Dioses de otros pueblos de la zona que hoy seria Egipto, Jordania, siria, Israel y Líbano. Moisés cumple la misión encargada a el por Jehová de liberar al pueblo israelita de los egipcios y llevarlos hasta la tierra de Canaán que hoy es la nación de Israel y Palestina, llegando Moisés hasta el MONTE NEBO el cual se encuentra en JORDANIA. Muchos de los conflictos actuales entre Palestina e Israel y los otros países árabes musulmanes tienen su origen en el concepto de “heredad” que les dio Moisés sobre esta tierra.

Estamos en abril 2020 y es precisamente en este mes de abril que los israelitas salen de Egipto hace 3460 años y desde entonces se celebra la fiesta de LA PASCUA EN EL MES DE ABRIL DE CADA AÑO hasta el día de hoy simbolizando la salida de Egipto. Cabalmente estamos exponiendo esta plancha en un templo Masónico que se encuentra a 1 cuadra y media del templo judío de Cochabamba que es la Sinagoga en la calle Junín y Colombia que es donde se harán estos festejos del PASS OVER O PASCUA.

En el mundo occidental desde hace muchos siglos se ha interpretado que Jehová, Dios de Israel no solamente es el Dios de los israelitas o judíos sino también es el DIOS UNIVERSAL DE TODOS LOS HOMBRES, mostrando 3 atributos: ES OMNIPOTENTE, ES OMNISCIENTE Y ES OMNIPRESENTE. También es único, uno solo, invisible, inmaterial y sin ninguna forma humana.

El mundo occidental ha interpretado que la revelación de la zarza ardiente a Moisés es una revelación de Dios al hombre y no solo al pueblo israelita, tomando a Moisés como el humano que representa a la raza humana y es elegido por el Dios universal Jehová para comunicarse con el hombre o con el humano y REVELARSE y darle sus leyes morales como los 10 mandamientos. Se considera que el padre del JUDAÍSMO es Abraham por el dialogo que tiene con Dios en la Mesopotamia.

Es indudable que la contribución de Moisés a la humanidad con la entrega de los 10 mandamientos y la sabiduría que hay en ellos ha sido una gran luz para guiar a los humanos en las diferentes sociedades y continentes ilustrando continuamente lo que es el bien y lo que es el mal.

BIBLIOGRAFÍA

  1. El Génesis: autor, Moisés, 1410 A. C.
  2. El Exodo autor: Moisés, 1410 A. C.
  3. El Deuteronomio, autor, Moisés, 1410 A. C.
  4. La Masonería y la Biblia: coautores, Gastón Mejía, Ricardo Bohórquez, Alberto Pérez Chacón, 1995
  5.  The Masonic Bible     Heirloom Bible publishers, Wichita, Kansas, USA
  6. El Antiguo Testamento
  7. Dios judío, Dios cristiano, autor Xavier Pikaza, 1996
Vistas:
115

No se permiten comentarios.