Categorías

LA PLACA DE ORO

Como quiera que “La Placa de oro” supone el cabal conocimiento e interpretación de la ritualistica del Santo Real Arco; es importante rescatar los elementos salientes de la Historia Sagrada plasmados en el antiguo testamento de la biblia, y aquellos de carácter histórico, tanto arqueológicos como operativos; ya que a partir de ellos se puede interpretar y asimilar la trascendencia de la simbología y del ritual del significado de la “placa de oro” basados en el origen de la práctica del Real Arco.

UN POCO DE HISTORIA

La destrucción del templo de Salomón y de la ciudad de Jerusalem por Nabucodonosor, rey de Babilonia, descrita en “2 Reyes” Cap. 25:8-12 ocurrida en el año 587 a.c. (3413 anno lucis) y el destierro a Babilonia de sus habitantes; que finaliza con el decreto de Ciro y el posterior regreso a Jerusalem descritos en Esdras Cap. 1:1-11, marcan el origen del periodo de reconstrucción de la ciudad de Jerusalem y el restablecimiento del orden religioso con la llegada de Esdras hacia el 458 a.c. y, del orden administrativo con Nehemías a partir del 445 a.c.

Sin olvidar que, transcurrieron casi 80 años desde el decreto de Ciro hasta que Esdras llegó a Jerusalem. Los relatos bíblicos de la reconstrucción del templo por Zorobabel, cuyos detalles en la forma de un bello relato histórico se
encuentran en Esdras cap. 4:24 a cap. 6:2, dan origen a la profunda y trascendental historia y simbología en la que se apoya la masonería del Santo Real Arco de Jerusalem, que se sustenta en la voluntad de la reconstrucción del segundo templo de Jerusalem.

Sin embargo, y ya dentro de la historia actual como tal, se encuentra que la masonería del Santo Real Arco, mucho antes de las fechas que marcan su origen de manera oficial, tiene antecedentes de su práctica en Escocia bien marcados en la capilla de Rosslyn construida por William Saint-Clair , en fechas anteriores a 1486 –fecha en que se terminó de construir-; donde en dicho edificio se han encontrado elementos que establecen la conexión entre los
templarios y la francmasonería y, lo que es más, elementos que la conectan con la simbología y los orígenes de la práctica de la masonería del Real Arco al menos cien años antes de la fundación oficial de la masonería en Londres en 1717. Son muchos los elementos de la capilla de Rosslyn que la conectan con el Real Arco; no solo la disposición y número de columnas y bóvedas, si no la presencia de la triple Tau, del sello de salomón y, lo que se supone es cierto, es la existencia de pasillos subterráneos, cerrados en la actualidad, que proponen un símil remarcable y reminiscencia del relato de la bóveda subterránea y de lo que se encontró en la excavación del templo por los moradores y, del hallazgo del pergamino y de la placa de oro que contiene el sagrado y misterioso nombre del VYVDA.

En la actualidad, se tiene por seguro que el pergamino, no pudo estar escrito en hebreo. Los arqueólogos que han estudiado el descubrimiento hecho bajo Hilcías creen que los escritos en la cámara de fundación no fueron grabadas en hebreo (que no era el idioma original o universal de la humanidad, y, de hecho, en esa fecha era poco más que un
dialecto oscuro), sino en escritura cuneiforme, que en aquellos días era corriente a través de toda la tierra entre el río del Este y el Río del Sur.

La leyenda irlandesa se superpone a la historia bíblica en el descubrimiento de ciertos “depósitos de los cimientos”, incluyendo las escuadras de los tres Grandes Maestros, monedas antiguas, una placa de oro grabada y una piedra cúbica en la que habían sido esculpidas algunas letras como iniciales.

Ha habido discusión sobre si, al mismo tiempo, en los primeros días del Real Arco, hubo dos historias distintas en el uso tradicional en Capítulos o logias de Irlanda. EL RITUAL DEL REAL ARCO MAS ANTIGUO QUE SE CONOCE: FECHA 1760 El manuscrito está en idioma francés y en clave. En la parte del manuscrito, relativa a un primitivo ceremonial del
R.A., se relata de que había una cámara subterránea sostenida por nueve arcos y con nueve escalones para descender a ella y que se abrió y cerró por nueve golpes.

Una luz indica el camino a una cámara subterránea. En la explicación del Cuadro de Trazado se dice que el sol es la luz verdadera que sirvió para guiar a los nueve hermanos que así descubrieron grandes secretos; en el Cuadro están representados nueve arcos, la bóveda de una cámara subterránea, y los nueve escalones que “sirven al descenso”,
una piedra como anillo de cierre de la cámara, una antorcha que fue extinguida por el brillo del sol, una característica del simbolismo del RA, nuevo para Heron Lepper, ….una placa triangular de oro, con el Sagrado Nombre….. El ritual representa una fecha sólo dieciséis años después de la primera mención clara del RA (1744) y tiene una estrecha analogía con el grado del Real Arco, como lo sería si fuera despojado de la leyenda y conferencias.

El ritual del RA más antiguo descubierto data de 1760, y está contenido en un manuscrito iluminado francés incluido en la colección Heaton Card y se encuentra en la biblioteca del Freemasons Hall, en Londres. El manuscrito que no es de ningún modo una divulgación y que según J. Heron Lepper, muestra signos de la traducción directa del inglés; es una colección de resúmenes breves y fragmentarios de unos treinta y cinco grados corrientes en ese período. El manuscrito se titula ¨Pricis des huits premier Grades, Ornis de discours et d’Histoires allegoriques, relatifs au respectable Ordre de la Franc Maconnerie¨. También se tiene un ritual de finales del siglo XVIII, donde se relata que: Ahora proceden “para pasar los arcos que se han formado en la forma habitual.” Al trabajar la segunda piedra angular encuentran un rollo de pergamino que contiene parte de la Santa Ley, y al trabajar la tercera se encuentra el pedestal
en cuya cima se encuentra “una placa de oro con la figura de una ‘G’, y dentro de éste, contenido en un triángulo”, cosas más allá de comprensión. El Morador (Forastero) hace su informe “a los Tres Grandes Principales”, y la verdad de su gran descubrimiento es confirmada por el Compañero N. (al parecer por él solo).

LO QUE NOS ENTREGA EL RITUAL

El relato del descenso a la bóveda encontrada dice en su parte saliente lo siguiente : ….Al llegar al fondo, encontré algo
que parecía ser la base o pedestal de una columna, con ciertos caracteres grabados en ella, pero por la falta de luz no pude descifrarlos…” … Al llegar a la luz del día, encontramos….. y prosigue el relato: ….”El sol había ya alcanzado su
meridiano y lanzaba sus rayos con esplendor dentro de la bóveda, permitiéndonos ver y distinguir con claridad aquellos objetos que antes tan imperfectamente había descubierto. En el centro de la bóveda había un pedestal: era
blanco, labrado en forma de un altar de incienso, un doble cubo. En su centro estaban grabadas las iniciales de los tres Grandes Maestros que presidieron la edificación del templo anterior,….. con ciertos místicos caracteres, y un velo que
cubría el altar. Aproximándome con pavor reverencial, levanté el velo, y ahí vi en una placa de oro, el que humildemente creo debe ser el Sag. Y Misterioso Nombre del VYVDA ”. En la parte saliente del discurso místico del primer principal aludiendo a la placa de oro, nos dice….”En esta placa de oro hay un triángulo y un círculo. Estas figuras matemáticas siempre han sido aceptadas como representativas de la deidad o de algún atributo divino…… La palabra
escrita es J…h, ese grande, terrible, tremendo e incompresible nombre del Altísimo…”

LA INTERPRETACIÓN

Por lo tanto nos encontramos con que lo que estaba escondido era el Nombre Sagrado o la Palabra misma.
En la parte superior una cubierta de seda blanca, el emblema de la inocencia y la pureza, con franjas de color carmesí denotando la virtud, la constancia, y el poder; borlas de oro … siendo el oro el más perfecto de todos los metales, ya que resiste el arte de la química y al poder del fuego, siendo más puro cuanto más se intenta, y por lo tanto el más elevado emblema de la verdad, la estabilidad y la perfección …. En la parte superior había también una placa de oro en el que estaba inscrito el Tetragrammaton Sagrado….

EL IOD DENTRO DEL CIRCULO O DEL TRIANGULO

Aunque el nombre como lo conocemos es J…h; en hebreo este está compuesto de cuatro letras consonantes (ya que no existen las vocales en hebreo) y de ahí el nombre de Tetragrammaton Sagrado, y más bien la Palabra está dada por las cuatro letras “iod-ev au-e”. El símbolo se compone de lo que parece ser una coma colocado en el centro de un círculo; estrechamente asociada con el punto dentro de un círculo, pues esa “coma” es la letra hebrea “Iod” correspondiente a la letra inglesa “Y o J’’, la cual es la inicial del Nombre Sagrado. El Iod dentro de un triángulo representa el Poder y la Acción del Todopoderoso; este símbolo, según G.S. Shepherd- Jones, puede haber tenido su lugar en el centro de la placa de oro, dentro del círculo, en la parte superior del altar y, aunque no se ve ahora allí,
sugiere que las acciones en el ¨centro” (fire) del Real Arco, indican los diferentes símbolos del altar, el punto, el triángulo, el círculo y el cuadrado.

LA JOYA REAL ARCO Y LA PLACA DE ORO

La práctica masónica de llevar medallas o “joyas” probablemente debe algo a una costumbre de la iglesia del siglo XVI, de llevar medallas, cada una con un emblema religioso, o una imagen, por cierto una costumbre alentada por diversos
pontífices durante el siglo XIX. Las primeras joyas del Real Arco de los Antiguos, representan un altar bajo un arco roto, y se conocen desde cerca de 1781, e incluyen el sol en todo su esplendor sobre una placa triangular. El Maestro iluminado de un ritual de Francia de 1760 también muestra este arreglo, con la adición del Nombre Inefable, y el triángulo que además incluye una antorcha apagada por la luz del sol, una idea muy inusual.

A MANERA DE CONCLUSION

En la reconstrucción del templo interior, se debe ser como el metal del cual la placa de oro es realizada; es decir, de tal dureza y firmeza, que mientras más se manipula se hacer más puro. Ese es, en esencia, el material sobre el cual lo divino puede co-existir. Ese material que sustenta al Nombre Inefable o Nombre del VYVDA , (cuya pronunciación solo estaba reservada a los sacerdotes del templo en las festividades y que, por lo tanto, no era accesible o entendible al pueblo), no es más que la esencia y conciencia de los Hermanos del Real Arco, que sostienen sobre si al VYVDA .

En términos textuales, al estar ubicada la placa sobre un pedestal en el lugar privilegiado del templo, solo puede interpretarse como el lugar donde se sostiene y guarda la esencia y presencia del VYVDA.

C. Francisco Pablo García Gutiérrez
20 de Junio del 2012


BIBLIOGRAFIA
Bleeker, C.J. etal.

HISTORIA RELIGIUM.
Tomo I. Religiones del pasado.
Edit., Cristiandad, Madrid-España.
1973
Cassard, André.
MANUAL DE MASONERIA,
Editorial Grijalbo, México D.F. –
México 1981.
Jones, Bernard E.,
FREEMASONS’ BOOK OF THE
ROYAL ARCH.
George G. Harrap & Company ltd.,
London, Toronto, Wellington, Sydney.
1969.
Knight, C & Lomas, R.,
LA CLAVE MASONICA..
Ediciones Martinez Roca.,
Barcelona, España. 2002.
Valdivia Alvarado, P.,
RITUAL DEL SANTO REAL ARCO
DE JERUSALEN.
La Paz, Bolivia. 2003.

Vistas:
77
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org