Categorías

La Historia de los dos Escribas

Introducción

1. El magnífico Templo construido y amoblado por el rey Salomón no fue bendecido con una larga vida. Salomón estaba rodeado de pueblos paganos, y sus propios súbditos tendían de vez en cuando a caer en la idolatría; de hecho, poco después de la muerte de Salomón, diez de las doce tribus se separaron para formar un reino independiente, que más tarde convirtió a la ciudad fortificada de Samaria en su capital. Las dos tribus fieles, Judá y Benjamín, permanecieron en Jerusalén, que estaba en la gran ruta comercial entre Siria y Egipto. Pero, durante las largas guerras entre los asirios y los egipcios, Jerusalén fue invadida muchas veces y se llevaron tesoros del Templo.

2. Lo que parecía ser el fin tanto de Jerusalén como de su Templo, quedó bajo el imperio Babilónico. Cuando el rey Nabucodonosor ordenó el saqueo de Jerusalén, los tesoros del Templo fueron robados y las dos tribus fieles fueron llevadas al exilio de regreso a Babilonia, dejando solo a unos pocos campesinos para cultivar la tierra. En Babilonia, los judíos exiliados vivían en pequeños asentamientos y, al no tener Templos, formaron congregaciones para mantener vivo su amor por Judea y su fe en su Dios. Aproximadamente setenta años después, Ciro, el rey de Persia, conquistó Babilonia y emitió un edicto que permitía que los exiliados regresaran a Palestina e invitaba a las dos tribus fieles a reconstruir la ciudad y el Templo de Jerusalén.

3. El rey Ciro brindó protección a las dos tribus, les suministró materiales para realizar su trabajo y, junto con los tesoros para el Templo, prometió restaurar las riquezas que se llevó Nabucodonosor. Bajo Zorobabel, el nuevo gobernador, y con la ayuda del Sumo Sacerdote Josué y los profetas Hageo y Zacarías, se construyó el Segundo Templo y se dedicó a la adoración de Dios. Pero a medida que pasaron los años, los sacerdotes se volvieron descuidados y corruptos y los servicios del Templo se descuidaron. Fue cincuenta y seis años después de la finalización del Templo cuando Esdras llegó por primera vez a Jerusalén.

Escriba Esdras

4. El nombre «Ezra», o algunas veces llamado «Esdra» significa «un ayudante». De la historia Bíblica encontramos que Esdras era hijo de Seraías y descendiente de Hilcías y Eleazer. Sacerdote y escriba experto en la ley de Moisés, Maestro capacitado en los estatutos y reglamentos de la ley. A petición suya, el rey de Persia, Artajerjes, encargó a Esdras que fuera a Jerusalén con ricos regalos y ofrendas para el servicio del Templo. El séquito de Esdras estaba compuesto por casi dos mil personas, incluidos Sacerdotes, Levitas y sirvientes, y después de un viaje de casi cuatro meses llegaron a la seguridad de Jerusalén.

5. La comisión de Esdras, que se extendía al poder de la vida y la muerte, le permitió recurrir a los Oficiales del rey para los suministros que pudiera necesitar, también lo apoyaron en su deseo de restablecer la Ley de Moisés con toda su fuerza entre la gente. Un nuevo comienzo para el pueblo de Dios solo se puede encontrar en un regreso a la Palabra de Dios. El pueblo había regresado del cautiverio para poder adorar a Dios, de acuerdo con la Ley.

6. Pero la gente todavía tenía la tendencia a alejarse de las palabras de Dios, escritas por Moisés. Esdras estaba consternado por el pecado de la gente; sabía que era por esos pecados que Israel había ido al cautiverio. Profundamente conmocionado, Esdras se rasgó la ropa y el cabello y fue al Templo donde se arrodilló ante el Señor en Oración. Pero aún había esperanza para Israel, y pidieron al pueblo que hiciera un pacto ante Dios.

7. Habiendo logrado grandes reformas al separar matrimonios con esposas extranjeras, y habiendo designado jueces y magistrados, Esdras regresó a Babilonia para presentar un informe a su rey. Pasaron trece años y Esdras viajó de nuevo a Jerusalén, donde participó activamente con Nehemías, que entonces era el gobernador civil. Esdras reunió los antiguos libros sagrados de su pueblo y luego preparó y distribuyó copias de las Sagradas Escrituras. Es una tradición entre los judíos que gracias a los legendarios logros de Esdras se establecieron los servicios de las sinagogas.

8. No se puede encontrar ningún registro confiable sobre la muerte de Esdras, pero se supone que regresó nuevamente a Babilonia y falleció. Otra teoría es que Esdras murió a una edad muy avanzada en Jerusalén, y fue enterrado allí «con gran honor y magnificencia». El Escriba Compañero Esdras, en nuestros Capítulos del Arco Real de hoy, es bastante diferente del Gran Maestro de la Sagrada Ley en la Biblia, pero sus habilidades y experiencia en los deberes de secretaría y administración del Capítulo son muy valoradas.

9. El puesto de Compañero Escriba Esdras está en el Norte, y su joya consta de dos Plumas Cruzadas, sobre un triángulo, con el vértice hacia arriba, adosados ​​a su cuello. Es el Oficial superior del Capítulo, junto al Tercer Principal. El Compañero Scribe Esdras tiene un papel que desempeñar durante la Ceremonia de Exaltación, pero su papel es menor, la mayor parte de sus responsabilidades están relacionadas con los registros del Capítulo y deberes similares llevados a cabo por el secretario de una Logia, pero la importancia de su Oficio no se puede sobreestimar.

Escriba Nehemías

10. El nombre «Nehemíah» o algunas veces llamado «Nehemías» tiene varios significados, «consolación» o «arrepentimiento del Señor» o «reposo del Señor». Era hijo de Hacalías, de la tribu de Judá. Nehemías era copero en el palacio real del rey persa Artajerjes. Nehemías fue un hombre sabio, discreto, honesto y digno de confianza para con su Rey. Había escuchado eso después de la construcción del Templo por Zorobabel, y fue embellecido por los tesoros traídos por Esdras. Que, en los años siguientes, el pueblo seguía siendo perseguido por sus enemigos y no pudieron reconstruir las murallas de la ciudad.

11. Nehemías fue un hombre de patriotismo, acción, coraje y perseverancia. Su primer impulso siempre fue orar, pasó cuatro meses en Oración antes de hacer su pedido al Rey. El rey, al enterarse de sus preocupaciones, envió inmediatamente a Nehemías con una guardia adecuada y una carta real que le brindaba asistencia y plenos poderes como gobernador para reconstruir las murallas de la ciudad. Al llegar a Jerusalén unos trece años después de Esdras, descansó tres días; mientras que por la noche inspeccionaba en secreto los muros en ruinas de la ciudad y las puertas consumidas por el fuego.

12. Nehemías luego anunció sus planes para reconstruir los muros; pronto despertó el ánimo deprimido de sus compatriotas. Con sus energías y esperanzas revividas bajo su influencia inspiradora, reconstruyeron los muros derruidos de la ciudad, a pesar de la feroz hostilidad de los Samaritanos, que estaban sufriendo un agravio. Porque se habían ofrecido a ayudar a los exiliados que habían regresado a reconstruir el Templo, pero las dos tribus fieles los habían rechazado, que los consideraban extranjeros a pesar de su sangre judía. Durante toda la reconstrucción del Templo y las murallas de la ciudad, los judíos tuvieron que enfrentarse a los Samaritanos hostiles.

13. Finalmente, después de acusaciones falsas de intenciones de traición contra Nehemías, el Rey ordenó que se detuviera la reconstrucción. Pero los constructores, con la paleta en la mano y la espada al costado, terminaron las murallas de la ciudad en cincuenta y dos días antes de que llegara la orden del Rey. Al regresar a Persia y recuperar el favor del rey, Nehemías viajó nuevamente a Jerusalén. Con mayores poderes, erigió las puertas de la ciudad, reparó las casas de la ciudad y tomó medidas para aumentar el número de habitantes dentro de las murallas, de modo que pudieran defenderse adecuadamente. Luego completó las reparaciones del Templo y, con la ayuda de Esdras, hizo un censo de la gente.

14. Luego, durante siete días, todas las mañanas hasta el mediodía, Esdras y sus ayudantes abrieron el Libro de la Ley y leyeron las verdaderas leyes de Dios, de tal manera que la gente entendió su significado. Esta lectura y explicación pública del Libro de Dios trajo una gran ola de arrepentimiento y un avivamiento entre su pueblo. Celebraron la Fiesta de los Tabernáculos, guardaron el Día de la Expiación e invitó al pueblo a hacer un convenio de obediencia a los mandamientos del Señor Dios de sus Padres. Nehemías cerró la ciudad en sábado para que no se pudiera realizar ningún comercio, garantizó el apoyo adecuado al Templo y al sacerdocio, y prohibió los matrimonios mixtos.

15. Después de un segundo viaje a Persia, regresando nuevamente a Jerusalén, se dedicó a rectificar muchos males graves y tomó medidas para promover el bienestar y el buen nombre de su pueblo. No está claro cuándo terminó la administración de Nehemías en Jerusalén, ni hay detalles de los últimos años de su honorable vida. Parecería que después de estar al menos doce años en Jerusalén, finalmente regresó a su puesto con el rey de Persia, donde murió y fue enterrado.

16. De lo que hemos aprendido, se puede ver que, en nuestros Capítulos del Arco Real de la actualidad, el Oficial que lleva el título de Escriba Nehemías, es un representante de un carácter noble e inspirador. Un hombre que fue un patriota de renombre, un estadista sabio y juicioso, valiente y sincero, pero, sobre todo, “un hombre tan perfectamente religioso como siempre honró la naturaleza humana”. La Joya del Compañero Escriba Nehemiah es similar a la del Escriba Esdras, con dos Plumas Cruzadas sobre un triángulo, con el ápice hacia arriba, adosados ​​a su cuello.

17. La posición de la silla del Compañero Nehemías en el Capítulo debe ser en el Sur, frente a la mesa del Escriba Esdras, y no como la costumbre reciente de estar sentado cerca de la entrada. Su posición en el Capítulo está a la par con la del Guardián en el Oficio, y es responsable de todas las admisiones en nuestras Convocatorias. En el sur, completa el Arco de Catenaria, diagramado a través de los tres Principales para Escriba Esdras. Sus anuncios a los Principales, informando sobre sus deberes hacia y desde la entrada, deben realizarse en todas las ocasiones desde el Oeste, en un lugar a medio camino entre las sillas de los Moradores y el taburete para arrodillarse.

Resumen

18. De estos relatos registrados en el Antiguo Testamento, aprendemos que hubo tres retornos celebrados, a las fortunas de Jerusalén y del período de cautiverio. Zorobabel, príncipe del pueblo, reconstruyó el Templo; Esdras, un hábil Escriba y Sacerdote que reconstruyó al pueblo; y Nehemías, un patriota y líder de hombres reconstruyó los muros y la prosperidad de Jerusalén. Tres grandes modelos para seguir en la historia del Templo de Jerusalén, tomados por nuestros Hermanos Antiguos y adaptados para su uso como principios Masónicos de moralidad, en nuestros Capítulos del Arco Real hoy.

E. Comp Stuart Hughes

GEMA

Fuente: https://www.bible.com/es/videos/25463-esdras-%E2%80%93-nehemias

Vistas:
190

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org