Categorías

La Gran Logia de Bolivia

Al Oriente del Titicaca 

Aristides

La Gran Logia de Bolivia 

La Gran Logia de Bolivia fue Constituida el 20 de noviembre de 1929 e.v. por siete Logias que trabajaban en el territorio boliviano. Estas Logias que hasta hoy realizan sus labores masónicas, fueron: Honor y Prudencia No. 1 del valle de Potosí, Illimani No. 2 del valle de La Paz, Honradez y Trabajo No. 3 del valle de Sucre, Tunari No. 4 del valle de Cochabamba, Adolfo Ballivián No. 5 del valle de Oruro, Mariscal de Ayacucho No. 6 del valle de La Paz y Anglo-Bolivian No. 7 del valle de La Paz. Las seis primeras practican el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, en tanto que la última el Rito de York. El Gran Maestro en instancia y primer Gran Maestro de la Gran Logia de Bolivia fue el Il:. H:. Norberto Galdo Ballivián. 

La Carta Constitutiva de la Gran Logia de Bolivia fue otorgada por la Gran Logia de Chile otorgándole el gobierno masónico del simbolismo en el territorio boliviano. Desde 1929 a 2018, la Gran Logia de Bolivia ha tenido luces y sombras en su historia; momentos de mucha satisfacción, así como otros de inmensa amargura, pero todo ello es pasado y a nosotros nos queda aprender de lo bueno para repetirlo y de lo malo para evitarlo. 

En sus Templos han trabajado grandes hombres que como herencia nos legaron el ejemplo de su humildad y esfuerzo, marcando el camino que todos deberíamos intentar seguir. 

Por la Gran Maestría han pasado ilustres Hermanos que trabajaron denodada y permanentemente por las necesidades y objetivos de la Orden en todos los aspectos, resultado de lo cual hoy disponemos de infraestructura y organización que nos permite (o debería permitir) desarrollar con plenitud la labor destinada a la evolución integral del hombre y la conformación de la Fraternidad Universal. 

Hoy, en el año 2018 e.v., la Gran Logia de Bolivia tiene 110 Logias en la obediencia, que trabajan en todos los Departamentos del país. 

Si bien la Gran Logia de Bolivia como institución tiene autoridades a quienes se ha encargado la labor de conducirla, ella está conformada esencialmente por la Logias de la Obediencia – sin estas la Gran Logia de Bolivia no existiría – y cada una de las Logias está constituida por los masones de la obediencia. 

Por lo tanto la Gran Logia de Bolivia son los Masones que la conforman. Esta es una incontrovertible verdad que proporciona el sentido de pertenencia y responsabilidad que debe tener cada masón respecto de la Gran Logia de Bolivia. 

Con seguridad que el desarrollo del presente tema sería más cómodo si se citaran muchísimos detalles históricos y de descripción organizativa, sin embargo nada mas cierto que ellos deben ser ampliamente conocidos por todos los masones de la obediencia, por lo tanto sería redundante exponerlos. 

Hay tópicos que son de suma importancia cuando se trata de un tema como el presente y están relacionados con los principios y objetivos. La Gran Logia de Bolivia, organización formada por Logias masónicas, es ciertamente una instancia administrativa, porque administra el funcionamiento y los recursos de la Orden… pero NO ES SOLAMENTE ESO, sino que fundamentalmente es la depositaria de la responsabilidad de conducir a la Masonería Boliviana por el camino que desde tiempos inmemorables ha trazado la Orden para sus adeptos con el propósito de lograr un mundo fraterno – La construcción del Templo Individual y la del Templo Universal. 

Así como sería iluso concebir al hombre desde un enfoque que no sea el integral (materia y espíritu) – aunque hay que reconocer que algunos lo hacen – tampoco se puede pretender que nuestra Gran Logia de Bolivia tenga por misión ocuparse tan solo de alguno de estos aspectos. Si bien es cierto que debe trabajar en la materialidad (pues sin ella no tendría vehículo de expresión de sus propósitos), también debe hacerlo y fundamentalmente en la espiritualidad que es la que dirije sus acciones. 

La masonería – y por lo tanto la Gran Logia de Bolivia así lo declara en su Estatuto – es Universal, Iniciática, Filosófica, Filantrópica y Progresiva. Persigue la unión fraternal de la humanidad y el imperio de la paz universal. Se impone el estudio de la naturaleza y es buscadora de la Verdad, proclama un destino común para los hombres y la tolerancia como base para la paz. Reconoce un Principio Generador del Todo universal a todos los hombres. Rinde culto a la Patria y respeta las leyes del país….. Para que todo esto sea cumplido es incondicional que cada miembro de nuestra Institución se adhiera a estos principios y declaraciones y los cumpla. 

Casi en general se identifica a la Gran Logia como el equipo de hermanos que tienen la responsabilidad temporal de dirigirla, esto es un error porque ¿acaso no somos nosotros la Gran Logia? ¿Acaso no somos cada uno de los masones los que damos vida a la Gran Logia?… Asi es hermanos, la Gran Logia de Bolivia existe por la vida que cada uno de nosotros le damos y no a la inversa. 

Son los miembros de la Orden los que dan vida a la Orden, ella no existe por si sola. Por ello las acciones de cada uno de sus miembros, buenas o malas, repercuten directamente en el accionar de la Gran Logia 

No se puede identificar a la Gran Logia de Bolivia como algo externo o independiente de cada uno de los masones de la obediencia. La Gran Logia de Bolivia es cada uno de los Masones y cada uno de ellos debe cumplir los postulados de la Orden, para estar en armonía y sintonia con ella y por lo tanto con cada uno de sus hermanos. 

Es Universal porque considera a todos los hombres y a la naturaleza como proveniente de un mismo origen ¿Consideramos como masones esta declaración como una verdad? o por el contrario ¿trabajamos cotidianamente por marcar y resaltar diferencias entre nuestros semejantes? o ¿pregonamos con palabras y actitudes que la masonería es una elite? 

Es iniciática porque está compuesta por iniciados, es decir por hombres que han transpuesto el portal de la iluminación para esforzarse por mirar la realidad desde el punto de vista de lo trascendental, descubriendo verdades no escondidas sino veladas por nuestra propia ignorancia y atavismos ¿Cómo masones trabajamos diariamente por vivir la iniciación? o pretendemos que ella nos llegue por inercia o como un don concedido, o simplemente ni siquiera comprendemos que hacemos en esta Orden. ¿Aprendemos y estudimos los rituales, fuente de las enseñanzas iniciáticas o nos contentamos con criticar lo que ignoramos o repetir lo que otros aseveran sin conocimiento? 

Es filosófica porque nos pide que amemos la verdad y por lo tanto que la busquemos por la duda metódica del razonamiento ¿buscamos las razones de los hechos? o estamos abandonados a aceptarlos sin explicación; ¿Buscamos la verdad a través del cuestionamiento racional constante? o nos conformamos con las razones sin razon o simplemente nos nutrimos de pensamientos ajenos que ni siquiera analizamos. 

Es filantrópica porque nos exige amar a nuestros semejantes, porque nos inculca la mayor de las virtudes: la Caridad que es la acción del Poder de Dios: el Amor, ¿la practicamos conscientemente o simplemente nos reducimos a dar limosna? 

Es progresiva porque pretender dar sus enseñanzas a medida que cada uno de nosotros está preparado para recibirlas y lo que es más importante para hacerlas base de nuestra existencia. 

¿Tratamos de prepararnos para recibir progresivamente las enseñanzas de la Orden o exigimos con nuestras actitudes, que se nos otorguen grados masónicos que no corresponden a nuestra evolución, luciendolos pero ignorándolos por completo? 

Si no pensamos y actuamos en cumplimiento de estos principios, es vano tratar de cumplir con los objetivos de la masonería y es absurdo pretender construir una Gran Logia de Bolivia apegada totalmente a esas declaraciones. Obviamente es más facil criticarla (aunque con ello nos criticamos a nosotros mismos), porque siempre es más cómodo indicar caminos que no somos capaces ni siquiera de comenzar a recorrer. 

Por lo tanto se hace necesario e imprescindible, internalizar el hecho incontrovertible que la Gran Logia de Bolivia está constituida por todos y cada uno de los masones del país y que en ese sentido nuestra Augusta Institución existe por el trabajo que cada uno de nosostros desempeña cada día, por el esfuerzo que cotidianamente dedicamos a nuestra Orden, desde el puesto que ocupamos, ya sea desde un lugar en la columna blanca o desde el Trono del Rey Salomón o en cualquier puesto que nos haya sido asignado, Es importante conocer y analizar cada una de las leyes que rigen nuestra Orden, cada uno de los documentos que rigen a la Gran Logia de Bolivia para que con ese conocimiento podamos contribuir a nuestra Institución; no hacerlo sería una expresión de rechazo a quien nos ha dado la luz iniciática y nos cobija bajo su protección. 

Podría haber sido este un trabajo versado en historia, pero preferí darle este cariz de reflexión acerca de nuestra responsabilidad individual dentro de la Gran Logia de Bolivia, para que con un acertado trabajo escribamos día a día la historia de nuestra Institución, dejando como legado para quienes nos sucedan en los trabajos en los Talleres: Humildad, Esfuerzo, Fe y Esperanza inquebrantables como las herramientas para construir un mundo nuevo de amor y paz. 

Vistas:
412
Categoría:
General

No se permiten comentarios.