Home > REAA > LA EVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA

LA EVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA

INTRODUCCIÓN

Cuando se alcanza el grado de Maestro Masón, las oportunidades de trabajar en el simbolismo en los temas propios del tercer grado son escasos. Más aun cuando el dominio del simbolismo es bastante pobre, debido a que nuestra Augusta Orden parece más preocupada del crecimiento numérico que del crecimiento cualitativo y espiritual de sus miembros. La carrera por llegar a la venerabilia deja en el camino la responsabilidad de ensenar que se les recomendó a los hermanos en su Ceremonia de Exaltación, y esto se nota mucho en el desempeño de los hermanos Vigilantes. La formación de los aprendices es critica…. Aprendiz que no entienda la importancia del símbolo en su trabajo, me atrevo a decir que terminara siendo un Maestro capaz de perderse, no solo entre la escuadra y e! compás, que esto es resultado del pensamiento profundo sobre los sentidos de la vida, sino entre el blanco y el negro del piso de mosaicos, incapaz de entender que los opuestos no son otra cosa que el resultado de nuestra incomprensión e ignorancia.

¿Cómo buscar una guía, cuando no entendemos que estamos perdidos? ¿Cómo pedir ayuda, cuando no nos damos cuenta que nos hemos hundido en un mundo de ilusiones, creyendo que tenemos dominio del conocimiento trascendente? ¿Cómo entender que de Maestros solo tenemos el nombre?

DESARROLLO DEL TEMA

Yo reconozco en mi Conciencia un arma formidable para luchar contra el fanatismo que enceguece, la ignorancia que es atrevida y la ambición que atropella. Mas, no sé cuál es su origen ni su naturaleza.

Respetables HH;., el estudio de nuestro cerebro ha permitido reconocer tres estructuras especializadas: una, el tronco cerebral que mantiene en funcionamiento todos nuestros sistemas vitales; otro, el límbico, que maneja nuestras reacciones instintivas y emociones; y La tercera, el neo-cortex, que le da a nuestra especie ia capacidad de pensar, esto es, de recibir impresiones sensoriales o recolectar recuerdos, procesarlos y luego sacar conclusiones por comparación con un conjunto de verdades relativas, originadas en nuestras convenciones sociales. Sin considerar cómo estas estructuras cerebrales habrían aparecido, nos interesa ver que en un momento dado el hombre adquiere ¡a capacidad de pensar y se ve a sí

mismo como una entidad diferente a las que le rodean, formando parte de un mundo lleno de fenómenos y acontecimientos sobre los que no tiene ningún control.

Llamemos a esta primera toma de Conciencia «Arcaica», en la que el hombre reconoce su propio cuerpo, pero no lo comprende ni lo domina, como tampoco comprende y menos domina a !a naturaleza que !e rodea. Todos sus esfuerzos se dirigen a ia búsqueda de alimento y abrigo, vive el hoy, sin pasado y sin futuro. Sus decisiones y adaptación al medio responden a los procesos de su cerebro límbico y las preguntas, aun sin respuesta, a su nueva corteza cerebral, hasta que descubre el fuego y, desarrollando la agricultura, pasa de recolector y cazador, a sedentario.

En este punto se desarrolla un nuevo nivel de conciencia: el hombre se da cuenta de que la naturaleza y sus fenómenos influyen en su vida, que necesita de las lluvias y del sol. Aparecen los magos con sus encantamientos y sortilegios, intentando dominar el entorno, el cuerpo, las enfermedades. Se reconocen los poderes de la naturaleza y se busca someterlos a la voluntad del hombre. Se practican ritos para reafirmar la supremacía del hombre ante su presa, antes de salir de cacería El fuego se transforma en hogar, el centro de reunión del clan familiar Esta conciencia mágica define nuevas relaciones entre el individuo, la sociedad y el mundo que le rodea.

Pasando el tiempo, el hombre ve que sus ritos y su voluntad nada pueden contra los fenómenos y fuerzas que la naturaleza desata periódicamente. Toma conciencia de que es pequeño y débil frente a ella. Su cerebro, cada vez más desarrollado por el uso, le lleva a buscar explicaciones sobre el origen de los rayos, de los truenos, de las conmociones telúricas, del morir y renacer periódicos de la naturaleza. Alguien debe lanzar los rayos, gritando de furia. Debe haber una madre nutricia detrás de las cosechas…. Aparecen los dioses en la mente del hombre, hechos a su imagen y semejanza. Nace el Mito, como explicación a Ío que ocurre en el mundo: El fuego es entregado por Prometeo- El conocimiento le es robado a los dioses, que nos castigan por ello.

Esta Conciencia Mítica refleja la nueva situación percibida: estamos parados frente a los dioses, necesitamos de ellos y de su favor, necesitamos aplacar su ira mediante sacrificios y penitencias. Tratamos de ganar su buena voluntad y ayuda ofrendándoles nuestros mejores frutos. Nos dan sus leyes y con ellas moldeamos nuestras vidas, nuestras familias y la sociedad de la que formamos parte, esperando una recompensa por nuestro buen comportamiento.

La especialización funciona! hace necesaria la formación de !as nuevas generaciones y Posteriormente la organización social se hace más eficiente, la producción de alimentos, el control del entorno y la seguridad personal son el resultado de los avances del conocimiento. La vida se concentra en las ciudades creando complejas relaciones y especialización en las actividades de la gente, se organizan los estados y la religión- Los mitos pasan del pueblo a las organizaciones religiosas, que comparten con los gobernantes el poder de decidir sobre la vida de los demás. Los Dioses ya no son la respuesta a las grandes preguntas del hombre, sino solo herramientas para cerrar sus mentes y distraer sus inquietudes.

La especialización funciona! hace necesaria la formación de !as nuevas generaciones y el desarrollo de capacidades de educación y transmisión del conocimiento. El pensamiento racional se abre campo en la humanidad. Con la razón, la duda se hace metódica. Se produce una clara separación entre el mundo material y el espiritual. La Conciencia se vuelve racional, cuando el hombre se siente y se ve como dominador de la naturaleza, cuando se cree superior a todo lo existente, y renegando de Prometeo, se piensa dueño de su destino y del destino de todo lo que le rodea. Entonces se dedica a transformar su entorno, a arrancarle a la naturaleza sus secretos vía el método científico, torturándola, menospreciando su valor…. Y se pone a buscar la verdad, para hacerse dueño de lo absoluto. Mata sistemáticamente a sus dioses antropomorfos y les reemplaza por otros más abstractos, dándole valor de vida y muerte al metal acuñado. En este estado de cosas, ei ser humano se siente infeliz….intuye que no tiene io que verdaderamente necesita.

CONCLUSIÓN

De la Evolución de la Conciencia somos testigos todos nosotros…. la hemos experimentado. Aquello que ha pasado a lo largo de la historia de nuestra especie, se repite en la vida de cada uno de nosotros, y este extraordinario fenómeno nos da luces sobre lo que puede y debe seguir a continuación. En efecto, desde que nacemos y hasta nuestros cinco o seis años de vida, tomamos conciencia de nuestro cuerpo, sin dominarlo ni entender el mundo que nos rodea. Entre los seis y los once años nos reconocemos en un mundo mágico, donde las cosas ocurren sin nuestra intervención luego, ya adolescentes, debemos recurrir a ofrendas, sacrificios y rituales dirigidos a los seres que manejan nuestras vidas. A partir de los dieciocho años adquirimos una Conciencia Racional y podemos entrar en transacciones con el mundo,., y esta es la conciencia con que muchos de nosotros pasamos al Oriente Eterno.

El Maestro que tiene una conciencia racional se pierde entre la escuadra y el compás, mientras busca a donde ir. ¿Por qué será esto?… La respuesta que estoy inclinado a aceptar se basa en una asombrosa capacidad que tiene la razón, que ¡a hace merecedora de nuestra desconfianza, pues «!a razón puede racionalizar inclusive lo irracional, cuando se la obliga a servir a los propósitos del poder y la riqueza.

En conclusión, si como seres individuales hemos visto evolucionar nuestra Conciencia desde su forma más primitiva, pasando por lo mágico, lo mítico, llegando a lo racional, por una parte, y por otra, aceptamos que «el corazón tiene sus razones, que la razón no llega a comprender», podemos aceptar el reconocernos a nosotros mismos en otro nivel: como seres humanos capaces de amar, en el sentido más alto de! término, y tomar conciencia de que podemos y debemos integramos como especie a la naturaleza, modificando nuestras actitudes frente a la familia, a la sociedad y al mundo físico que es nuestro hábitat, dando un paso más en la evolución de la conciencia individual, que será un paso más de acercamiento a una Conciencia Universal, a la que llegaremos solamente después de haber sido capaces de entender y desarrollar en nosotros la capacidad de sentir el Amor Universal….pero este es un tema de otro grado.

He cumplido, Pod:. M:.

Arturo Echeverría Zenteno 31°

Febrero de 2020, e:. v:.

Tambien te puede interesar
EN BÚSQUEDA DEL SANTO GRIAL