Categorías

Jorge Daniel Marchant Sanz: ORIGENES DE LA FILOSOFÍA

RECORDANDO LA HISTORIA 

Jorge Daniel Marchant Sanz: ORIGENES DE LA FILOSOFÍA 

Aclaraciones necesarias 

Paradójicamente, en situaciones importantes, y que no parecían serlo cuando comenzaron, el inicio es cuestionado solo al final ¿qué quiere decir eso? Grandes avances del pensamiento humano partieron de la reacción habitual de una comunidad a los problemas que se le presentaban en el día a día; las respuestas encontradas fueron creando nuevas preguntas en una cadena de reflexiones que al final necesitaron ser ordenadas, y para eso se intentó hacer una regresión de pensamientos siguiendo un conducto lógico para llegar a los supuestos inicios de ese raciocinio. 

Tal vez algunos HH:. esperarán que el trazado contenga citas de grandes autores o la explicación de pensamientos escuchados en clases de filosofía pero, aclaro desde ahora, que no será así. No fue fácil buscar un enfoque que me parezca adecuado para esta plancha y la primera idea que se me vino a la cabeza fue la de presentar el esquema clásico de la filosofía porque, supuestamente, así se entiende mejor de dónde viene ésta pero, al ver el plan de trabajo de esta gestión, las planchas que siguen abordarán con mayor detenimiento lo dicho. 

Entonces, aunque es muy difícil de plasmar en un texto un diálogo, y más aún si este todavía no ha sucedido, es la forma que encontré para trabajar esta plancha. 

Desarrollo 

– ¿Q:.H:. en qué piensas si te pregunto sobre el origen de la filosofía? 

– En Platón, Aristóteles, Grecia, personas de blanco… 

– Pero ¿por qué piensas en eso? 

– Porque es lo que me enseñaron en el colegio, hasta lo vi en la universidad. 

– Partamos de eso mi Q:.H:., tenemos claro que hemos aprendido a asociar la filosofía con nombres como: Platón o Aristóteles, eso está bien porque son personas, o eso tratamos de creer, que han intentado razonar sobre cuestiones que nos parecen profundas e importantes. Pero, en esta respuesta se nos está yendo una palabra muy importante al decir que hemos aprendido a asociar la filosofía con estos nombres y es la palabra asociar. 

Asociar cosas o ideas es una forma de interactuar con la realidad que nos rodea, los seres humanos hacemos asociaciones todo el tiempo pero la filosofía nos lleva a cuestionarnos sobre lo que es asociar y sus implicaciones. ¿Asociar será un acto impuesto o libre del ser humano? ¿habrá distintas formas de asociar? ¿existirán límites en las asociaciones que hacemos? y de ahí a más preguntas… 

Entonces, una simple respuesta como la que diste sobre lo que piensas cuando se te pregunta sobre el origen de la filosofía tiene muchas implicaciones y formas de reaccionar. Una reacción ante esto puede ser la rebeldía que verá a la asociación aprendida en el colegio entre la filosofía y esos nombres como una imposición de una sociedad que lo que desea es mantener una estructura de poder mediante la homogeneización del pensamiento, todos piensan lo mismo, nadie cuestiona el sistema‖. Otros verán esta asociación como una forma de expandir los horizontes mostrando cómo otras personas han salido de los moldes de su época para poder cuestionarse asuntos que para otros pasaban desapercibidos. 

En la masonería asociamos símbolos a conceptos según el grado en que nos encontramos. Entonces el hecho de asociar no es algo simple y tiene sus peligros si lo vemos así. Pensemos en la instrucción que damos a nuestros HH:.AA:., ellos están aprendiendo a asociar elementos que para nosotros ya parecen cotidianos, entonces, ¿nos hemos preguntado si el material que les estamos dando es el adecuado? porque dependerá también de la formación que tiene cada uno de nuestros HH:.AA:. para asimilar de diferente forma lo que se les proporciona. Si un material sirvió para una generación, no es seguridad para suponer que servirá para otra. 

Entonces, preguntarnos sobre lo que es asociar y saber si la asociación servirá para la realidad que la necesitamos, es volver a los orígenes de la filosofía, es vivirla como la vivieron otras personas en otros tiempos, tal vez no con el mismo grado de profundidad por nuestra falta de tiempo o de práctica pero por lo menos estaremos haciendo un poco más de reflexión que la mayoría de las personas que no han sido iniciadas en esta escuela de pensamiento. 

– Pero Q:.H:. continuemos este camino que pretende llevarnos a tener una experiencia de los orígenes de la filosofía. Dijiste que la filosofía te remitía a Grecia, muy bien, y ¿qué de los otros pueblos? ¿otras culturas? ¿esos hombres también habrán filosofado? 

– Pues sí, tienen que haber filosofado. 

– ¿Sabes algún personaje o algún pensamiento de esos pueblos? 

– Recuerdo un nombre, Confucio. 

– Así es, él pertenece a una corriente oriental de pensamiento. Confucio hablaba de la unidad que existe entre el cosmos, la naturaleza y el hombre. Pero volvamos a palabras clave que se esconden en las frases que a veces repetimos sin profundizar en ellas. 

La palabra unidad nos remite a pensar en un uno o varias partes formando un uno, donde no hay conflicto, donde todas las partes tienen su lugar y mientras lo mantengan todo será perfecto. Pero ¿es esto posible? si existiera esa unidad perfecta pararía la existencia misma porque el movimiento, que es vida, dejaría de existir. 

Tal vez pienses que estoy exagerando pero no es así. Si reflexionamos más profundamente sobre la unidad veremos que existe una lucha constante para mantenerla. Pongamos como ejemplo una mesa que está en medio de un cuarto, aparentemente está unida y sin movimiento; las patas reposan sobre el suelo y tabla horizontal reposa sobre las patas pero hay muchas fuerzas que actúan sobre ella. La gravedad, la presión del aire y muchísimas otras. A nivel molecular también hay una atracción y una repulsión las cuales hacen que la forma se mantenga, la atracción para que los elementos no se dispersen y la repulsión para que esos mismos elementos no colapsen en un solo punto de unión. 

La masonería sabe de esto, y nos invita a reflexionar sobre la unión de los HH:. donde cada uno tiene una forma diferente de pensamiento que en algún momento se puede unir al de los demás pero que no debe dejar su individualidad porque si no pararía todo el progreso que cada H:. busca. 

– Pero no quiero aburrirte Q:.H:. con estos pensamientos. Dime tú ¿cuándo te sientes filosofando? 

– Es que no estoy seguro de lo que es filosofar. ¿Es buscar palabras difíciles para describir algo? 

– Qué lindo que te hagas esas preguntas Q:.H:., veo ahí que buscas la verdad y tienes miedo a estar errando el camino, pero eso no te detiene. 

Tal vez por culpa del colegio y de la forma en que se nos enseñó filosofía, tenemos la idea de que explicar con palabras rebuscadas o definiciones abstractas es hacer filosofía; esta confusión puede deberse a veces a las traducciones que intentan explicar conceptos que en la lengua original ya estaban contenidos en una sola palabra. Heidegger habla del Dasein que ha tratado de traducirse como existencia pero ésta última palabra no llega a contener todo lo que la palabra en idioma original trata de expresar puesto que en alemán existe la palabra existenz para existencia, entonces se habló del ser en el mundo como traducción más cercana pero, aun así se limita todo el potencial conceptual que tiene la palabra en su lenguaje original. 

Pero dije que no entraría en conceptos sino me avocaría en la experiencia, experiencia que quiero despertar en ti. 

Entonces, te pregunto nuevamente Q:.H:. ¿En qué momento sientes que estás filosofando? 

– Cuando, en la agitación del día a día, trato de entender lo que hago y por qué lo hago, cuando converso con alguna persona y trato de comprender lo que me dice más allá de sus palabras, cuando trata de ser cada día mejor persona y busco comprender en qué consiste el serlo. 

– Q:.H:. el origen de la filosofía no está en una fecha determinada ni en un lugar específico del planeta, el origen de la filosofía está en la experiencia de la búsqueda sincera que permite la angustia de no comprender las cosas y disfrutar de la admiración de la sorpresa por haber dado pasos por uno mismo. 

Conclusión 

QQ:.HH:. esta plancha no fue como las anteriores que hice, donde cité a varios autores y llené de bibliografía el trabajo; tal vez hubiera sido el caso por tratarse de cuestionar los orígenes de la filosofía sobre el cual varios autores reconocidos han escrito. 

Este trazado lo que intenta es llevar a una experiencia que la vivo personalmente y que invito a cada H:. a que la viva; no se trata de rechazar el pensamiento de grandes filósofos sino el vivir junto a ellos la experiencia de disfrutar el reflexionar sobre aquel cotidiano que nos quiere decir mucho más de lo que a veces podemos apreciar. 

Vistas:
274
Categoría:
General

No se permiten comentarios.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org