Categorías

GEOMETRIA SAGRADA

Escudriñando 

AMPARTAPA

GEOMETRIA SAGRADA 

La Geometría Sagrada es el lenguaje simbólico de las fuerzas de la creación y su simbología nos ayuda a entender desde aquí, lo que ya opera en la vida y en nosotros desde allá. 

En cualquier caso es una traducción acertada de algo muy Profundo, ya que guarda relación estructurada y precisa de ciertos «movimientos/desplazamientos»; y particularmente los que me resultan más interesantes son aquellos que llevan de lo interno a lo externo como expresión de Ello y de externo a lo interno, como regreso al mismo Origen. 

No obstante, la vida en sus múltiples expresiones, evidencia la existencia de esta Geometría Sagrada en su morfología y muestra por doquier estos movimientos desplazamientos energéticos, para la creación y expresión de sí misma. 

La No-Forma crea la Forma y la Forma en su intento evolutivo consciente, puede regresar hacia la No-Forma que le dio origen. En ello radica «El Proceso». Y todo esto aparece gráficamente en símbolos que lo representan. 

Geometría Sagrada, los pre-dialogales de la vida 

Una conocida imagen de la reproducción celular y su representación geométrica en círculos. De la línea circular y manteniendo el mismo radio se crea un nuevo circulo y se duplica. El área de intersección entre los círculos crea una Vesica Piscis* y estas resultan claves durante todo el proceso que se desarrollará. 

Nuevos círculos surgirán de estas intersecciones VP manteniendo siempre la proporcionalidad, haciendo la forma cada vez más compleja, pero siguiendo siempre el mismo esquema. 

Cuando termina esta primera rota ha surgido lo conocido como “Semilla de la vida”. Como toda semilla guarda en su interior toda la ―información‖ para la futura creación de la Flor y el Árbol en que se convertirá. Éstos podrían ser los seis días o movimientos/desplazamientos de la creación. * La vesica piscis (vejiga de pez en latín) es un símbolo hecho con dos círculos del mismo radio que se intersecan de manera que el centrode cada círculo está en la circunferencia del otro. Esta forma se denomina también mandorla (que significa «almendra» en italiano) 

¿Simbología antigua o actual? 

Así pues el esquema que va surgiendo es este: 

Huevo de la Vida – Semilla de la Vida – Flor de la Vida. Ingenuamente se podría pensar que esto solo corresponde a una representación lineal, simbólica o geométrica de lo recién descubierto por la ciencia, en lo que hace a la reproducción celular y que no aporta nada nuevo y por tanto no tiene mayor importancia. Finales del siglo XlX y por sobre todo el siglo XX y a través de la mejora de los microscopios se develaron estos misterios. 

Esto nos lleva a dos conclusiones: 1o Que antes del avance científico no se podía saber y por tanto ilustrar. 2o Que tales símbolos solo expresan lo celular conocido y en lo general no tienen porque ser expresión de fuerzas intangibles y movimientos creativos, que operan dando forma a todo lo existente. Iremos viendo si tal consideración se sostiene. 

Antecedentes Culturales 

Recordemos la Figura Flor de la Vida: ¿Y esto como puede ser? Algunos ejemplos: Flor de la Vida Osireon. Entrada a la Tumba de Osiris, Egipto. El nivel del suelo de la excavación indica más de 10.000 años… Flor de la Vida Megalitos de Stonehedge, Inglaterra. Aún conserva parte del diseño original Flor de la Vida Ciudad Prohibida Beijing, China. Leones flanqueando la entrada a la Residencia del Emperador Flor de la Vida Diversos grabadosen templos.Parece ser que estos conocimientos ya estaban en la humanidad mucho antes que el microscopio… 

Antecedentes Naturales 

Ejemplos de diversas plantas y nieve (o hielo) que siguen el mismo patrón: Incluso en diferentes frecuencias de sonido también se manifiesta, como sucede en los experimentos con arena sobre una plancha afectada por la vibración: Valgan hasta aquí estos ejemplos, pero de ser necesario habría mucho más… 

La Flor de la Vida 

Hasta ahora hemos visto la Flor de la vida como círculos, es decir en dos dimensiones, cuando en realidad su expresión es volumétrica, simulemos entonces pasarla a 3D. 

Cubo Metatrón 

Atribuido al Arcángel Metatrón, transformación que sufrió Enoc (padre de Matusalén y bisabuelo de Noé, séptimo Patriarca después de Adán) tras morir a los 967 años (claro, que así da tiempo a hacer el proceso…) y ser transportado en el carro de los dioses hacia el cielo. Debido a sus méritos los dioses (los Yahvéh/Jehova) le otorgaron el tesoro más buscado por la humanidad, esto es la Inmortalidad y el Conocimiento, siendo con ello el único Arcángel que tuvo una vida humana anterior (Tradición popular Judía). El cubo Metatrón surge de la Flor de la Vida como unión de sus centros y lo realmente importante es que contiene todaslas figuras geométricas en su interior*. Lástima no poder verlo en dinámica y en 3D ¡resultaría hipnotizante! 

La Flor y El Árbol en el ser humano

Observamos que El Árbol surge como unión de ciertos centros (puntos de intersección de esferas que se aprecian como margaritas centrales). Los caminos corresponden a las Vesica Piscis o Mandorlas, que surgen entre ellos. La Flor que esparcirá sus Semillas, ya contiene al Árbol que será. Éste producirá nuevas flores y Semillas del que surgirán nuevos Arboles… y así siguiendo. Es como un fractal, cada parte contiene al todo en el que está inmerso. 

¿Sucederá esto mismo con el ser humano? ¿Será que cada parte, cada ser, contiene ya en esencia el todo en el que está inmerso? 

¡Quizás…! Pero de ser esto cierto, más allá de la creencia nos importaría la experiencia. 

¡Puede que el proceso interno que se da en El Árbol trate de evidenciar eso! 

La Flor de la Vida y el Árbol de la Vida en el ser humano 

Vemos que el Árbol se sitúa en el ser humano con respecto a sus centros energéticos o chacras o más precisamente dicho: Los chacras son la expresión sensible del Árbol. Digo sensible porque se pueden sentir, registrar, al menos como acción, emoción e idea. Y estas diferencias son solo aparentes, se dan por el perfil/función de cada centro, por su cualidad, por su forma de presentación al llegar la energía hasta él. Esa misma energía se expresa de forma aparentemente distinta al pasar por cada centro, pero se mantiene en su esencia. De ahí el problema de pensar sentir y hacer en direcciones diferentes, el registro de sufrimiento que conlleva es el aviso de desestructuración de la energía (conciencia), de desintegración. Los centros han de caminar en la misma dirección y no solamente se superará el sufrimiento, sino que comenzará a emerger progresivamente coherencia y bienestar. 

Pero sigamos con la Geometría Sagrada y vayamos viéndolo por partes para su mejor comprensión. 

Surgimiento del Árbol (como símbolo) por influencia de los centros en el ser humano 

El ser humano tiene diferentes centros energéticos, aunque muchos de ellos no son exclusivos, sino que los compartimos con más especies. Estos centros son los que permiten las respuestas al mundo, en orden ascendente estos son: Vegetativo (difuso y en todo el cuerpo), el sexual como especialización del vegetativo, motriz (movimiento), emotivo (emociones) e intelectual (pensamiento). Su localización es aproximadamente en el recorrido de la columna vertebral y se relacionan con válvulas endocrinas. Si desde un centro, ejemplo: el sexual, trazamos un circulo hasta que linde con el centro superior, luego hacemos lo mismo con el motriz, el cual ha de lindar por abajo con el sexual y por arriba con el emotivo y vamos haciéndolo con todos ellos, la figura que surge es la del dibujo. 

Esos círculos surgen como área de influencia predominante, por la ubicación fisca de sus sensaciones. 

Como podemos apreciar en esta superposición de círculos (más concretamente de esferas) ya queda esbozado el Árbol en sus moradas y caminos. Algunos de ellos (los horizontales) surgen en la línea media de la Vesica Piscis, como Mandorla influenciada por ambos campos energéticos, el superior y el inferior. 

Observarlo con atención. Las líneas ascendentes de un círculo conectan con la ascendente del círculo superior en un fluir serpenteante, ello indica el ascenso de la energía en su recorrido por el árbol. 

Inversamente las líneas de descenso o caída de la energía también están conectadas hasta la base. Como en realidad es volumétrico, se trata de esferas, las líneas de ascenso y de descenso se forman en los perfiles esféricos y sus intersecciones de mandorlas, y van formando una espiral, por tanto no son planas como se ven en el dibujo, pero nos sirve así para visualizarlo. 

De esta sencilla forma vemos como el Árbol de la Vida, es un símbolo que encaja perfectamente con el ser humano en lo que hace a la posibilidad de ascenso o caída de ella y por tanto resultan ser los caminos hacia la evolución o involución de su conciencia. 

Vistas:
147
Categoría:
General

No se permiten comentarios.