Home > Emulación > FUNDACIÓN DE LA SOCIEDAD DE LIBRES Y ACEPTADOS MASONES BAJO LA CONSTITUCIÓN DE INGLATERRA

FUNDACIÓN DE LA SOCIEDAD DE LIBRES Y ACEPTADOS MASONES BAJO LA CONSTITUCIÓN DE INGLATERRA

Por: José Luis Alemán Gárate
Past Master


SITUACIÓN DE LA MASONERÍA OPERATIVA EN LOS TRES PRIMEROS QUINQUENIOS DEL SIGLO XVIII.

Londres había sido reedificada a consecuencia del incendio registrado el 2 (dos) de septiembre de 1666 (mil seiscientos sesenta y seis), que destruyó más de ochenta y nueve iglesias y trece mil viviendas, el siniestro que causo un número alto de víctimas, tendría un resultado paradójicamente benéfico; pues pondría fin a la epidemia de peste bubónica que causo la muerte de 68.000 (sesenta y ocho mil) personas.

A fines de 1708, la catedral de San Pablo estaba ya concluida. En el Condado de York no se realizaban las asambleas debido a que los miembros de las asociaciones de constructores se encontraban en la restauración de la capital de Inglaterra. Concluida la gran obra, los obreros se habían dispersado trasladándose a otras ciudades y otras naciones; rompiendo en consecuencia los lazos que les unían a sus Logias.

Ante el debilitamiento de las columnas de las logias se decidió otorgar los privilegios de la masonería, de los cuales se beneficiaban los obreros constructores, “como en otras ocasiones”, a las personas de otras profesiones, estado y condiciones que aspirasen a tomar parte de los trabajos con tal que: “sean debidamente presentadas, que sea autorizada su admisión y se las inicie de una manera regular.” Los francmasones prescindieron de ser exclusivos y la Institución marchó hacia su completa transformación. De la masonería operativa a la masonería especulativa.

INSTITUCIÓN DE LA MASONERÍA ACTUAL.

La fundación en Londres Inglaterra de la Sociedad de libres y Aceptados masones bajo la Constitución de Inglaterra, fue posible gracias al esfuerzo de Hnos. dirigidos por Theofilo Dasaguiliers, Jorge Payne y otros, acompañados por James Anderson, quienes constituyeron un comité que preparó los trabajos iniciales. Concluidos estos, se reunieron en febrero de 1717 en la posada del Manzano las siguientes cuatro Logias de Londres que pertenecían a la jurisdicción de York, siendo estas: San Pablo que efectuaba trabajos en la posada del Ganso, la de la posada la Corona, la que realizaba trabajos en la posada el Manzano y la de la taberna “Al Romano”; acordándose que se reunirían en asambleas trimestrales, bajo la dirección del maestro más antiguo. La piedra angular del edificio que habría de sostener la Institución fue colocada el 24 de junio de 1717, en la reunión a la que asistieron las cuatro logias, celebrada en la taberna “El Ganso y la Parrilla”; fue elegido por mayoría de votos, el Hno. Antonio Sayer como Gran maestro de la Gran Logia de Londres y Westminster.

Jorge Payne fue elegido como Gran maestro, el 24 de junio de 1718, durante sus funciones hizo que se recolectaran en la Gran Logia, todos los documentos referentes a la masonería (ciento veinte aproximadamente) los que fueron comparados entre sí, entre estos documentos conocidos como “Antiguos cargos” o “Antiguos deberes” (Old Charges) se mencionan a la “Constitución Gótica o de York” (926 e.v.), el manuscrito “Regius” denominado también Halliwel (1390 e.v.), y el manifiesto de “Cooke”(1410 e.v.).

En la Gestión de Theofilo Desaguiliers, elegido Gran Maestro el 24 de junio de 1719, se iniciaron a miembros de la nobleza otorgándoles la calidad de masones aceptados. Entre todos aquellos que se empeñaban en el restablecimiento de la masonería, sobre sale sin duda TH. Desaguiliers, que según A. Gallantain Mackey se le puede aplicar con justicia el epíteto de “Padre de la Masonería especulativa moderna”; y a quien quizás como a ningún otro se deba la existencia de la Gran Logia de Londres.

El 29 de septiembre de 1721, se encargó a James Anderson el “trazado de la Constitución”, con la finalidad de que dicho instrumento resumiese el contenido de los antiguos documentos, regulaciones y disposiciones. Anderson cumplió el trabajo asignado, supervisado por Desaguareis, quien le proporcionó viejos registros de la sociedad y realizó las correcciones del documento: “Historia, obligación, organización y poesías”; aprobado con algunas pequeñas modificaciones por la Gran Logia y dado a conocer el 17 de enero de 1723 bajo el título de: “The Constitution of the Fremasons”, escrito que “concuerda con el documento de York”. (Pag 36, Historia General de la Francmasonería, Lorenzo Frau A y Roberto Arus A).