Categorías

EL ROLLO DE PERGAMINO

Los rituales del Santo Real Arco de Jerusalén, originalmente escritos por William St. Clair.  En la ceremonia de exaltación, cuando simbólicamente el candidato acompañado  por los moradores, retorna al templo y comunican haber hecho un descubrimiento, que consideran importante.  Estableciéndose un diálogo entre el MEZ y el Primer Morador.

Interrogado éste por el MEZ, que le pregunta ¿Cuál es el descubrimiento importante que habéis hecho? La respuesta que narra la forma de haber encontrado algo, que parecía roca maciza, la que golpeada resonó con un sonido a hueco; rompieron el sitio y encontraron una cúpula, es decir el Real Arco.  Sortearon y uno de ellos, teóricamente el candidato, descendió sujeto por una cuerda atada a su cintura, por una vez y la escasez de luz le impidió ver con claridad, encontró un rollo de pergamino, que no pudo leerlo por la escasez de luz, hace la señal y lo eleva.  Aquí vemos la solidaridad de la masonería entre los hermanos, para hacer un trabajo de conjunto.

Al volver a la superficie, indican que las primeras palabras encontradas grabadas en el pergamino, eran parte de la Ley Sagrada.

            Aquí nos preguntamos, en que estaban grabadas esas leyes, en un fragmento de cuero de animal, llamado pergamino, que no es otra cosa según definición del Diccionario de la Lengua Española es:  Piel de una res, limpia de vellón o de pelo, raído adobada y estirada, que sirve para diferentes usos.  Parece que los pergaminos más antiguos que se conservan, vienen del siglo IV; este dato parecer no ser muy exacto, ya que tendríamos  que referirnos la origen de la escritura, que se encuentra en tablillas de arcilla, grabados cuneiformes que se hacían con cañas puntiagudas, sobre arcilla cocida al fuego.  Estas vienen de Ur unos 6 000 años antes de Cristo; y el hombre dejó posteriormente las tablillas, para escribir en cuero o papiro, los más antiguos pergaminos encontrados fueron “los Manuscritos del Mar Muerto” del siglo II a.C. y del siglo I d.C. y escritos en hebreo y Arameo. Pero el tiempo daño los escritos, sin embargo algunos son legibles y sobre todo con la tecnología actual.

¿Por qué estos fragmentos de cuero se llaman pergaminos?  Esta palabra es una derivación de Pérgamo, ciudad del Asia Menor, situada a orillas del Caicos, río próximo a Alejandría, ciudad que tubo su progreso en la época Griega, seguramente allí se hablaba griego.  Así en las excavaciones realizadas entre 1927 y 1930, vieron que perteneció a la cultura troyana.

            Y es así que los pergaminos de la ceremonia en cuya leyenda señala que el pergamino decía:

En el principio creó Dios los cielos y la tierra

Pero la tierra estaba sin forma y vacía

Y las tinieblas cubrían el haz del abismo.

Pero el espíritu de Dios se cernía

Sobre la superficie de las aguas

Y dijo Dios ¡Haya luz! Y hubo luz.

Esto es parte de la ceremonia y del ritual.

Pero aquí sin salir del tema, diremos que de acuerdo al título, debería detenerme aquí, ya que hemos dicho lo que es el rollo de pergamino y lo que estaba escrito en él.  Tal vez agregar que significación tendría este capítulo del antiguo Testamento con el primer capítulo  del Génesis y los primeros versículos.  ¿Indicaría que deberíamos ceñirnos a las enseñanzas bíblicas? O ¿Es una parte del ritual que simplemente llena el vacío para darle significación al rollo de pergamino?

Seguiré aún a riesgo de ser repetitivo: ¿Qué es el pergamino? Ya respondimos que el pergamino es un fragmento de piel de algún animal (generalmente de res) limpia de vellón o de pelo, raída, adobada y estirada, que sirve para diferentes usos: para manuscritos, para forrar libros, o para escribir títulos nobiliarios de un personaje o una familia. ¿qué es el pergamino? Es un fragmento de piel de algún ser, ya que todos los seres vivientes, tienen una cubierta exterior, que puede ser liza o con vello o pelo, lanuda, con cerdas escamosa, o con láminas o plumas, o sumamente gruesa como la de los paquidermos.  De aquí que alguien dijo: debajo de la piel existe un hombre, expresión muy irónica, pero que tiene significación en la dialéctica.  Existen muchas expresiones de este tipo, llegando hasta el insulto, para referirse a algún hombre y su piel.

Pero ¿Qué es la piel de los seres humanos? La biología la define como membrana gruesa resistente y flexible, que cubre el cuerpo, se la llama tegumento externo.

Sin ingresar a detalles de aspecto médico diremos que la piel contiene uno de los sentidos, el del tacto, ya que tiene las papilas sensitivas nerviosas.  Además su coloración varía por la existencia de granulaciones pigmentarias, dándole coloraciones variables; lo que ha señalado las diferentes razas humanas.  Nos detendremos aquí, no hablaremos más de las características de la piel, que podrían llevarnos a la patología de la misma que no corresponde a este trabajo o ensayo.

La piel por su sensibilidad táctil, se la ha considerado como un atributo sexual secundario y muchas teorías le atribuyen capacidad y atractivo sexual, no insistiré en este campo, pero dejo a ustedes su interpretación, pues sólo viendo la televisión con los desfiles de modelos femeninas, casi desnudas, mostrando los atributos de belleza cubiertos de piel.

¡Ahora diremos algo sobre los conceptos y los escritos que ha habido en el mundo sobre la piel y serán vosotros los que más que el exponente, sin son exagerados, o tal vez demasiado ambiguos o quizás exactos!

Así algunos autores literarios han escrito libros, artículos o ensayos sobre la piel. 

Recordemos a un célebre literato francés de los siglos XVIII-XIX de la llamada era de oro de al literatura; Honoré de Balzac, escribió una famosa novela, que después fue llevada al cine, esta obra se llamó La Piel de Zapa, en la que se refiere a un fragmento de piel de un onagro (asno salvaje del Asia Menor) que le es ofrecido a un joven noble empobrecido, señalándole las virtudes y peligros de este objeto.  Después de un diálogo entre el anticuario, que era el poseedor de la piel y el joven, este último le muestra un grabado o escrito de extraña nitidez, que trata de borrar, sin ningún resultado, diciéndole al anticuario, este grabado cabalístico en Sánscrito y dice:

Si me posees, lo poseerás todo.

Pero tu vida me pertenecerá

Dios lo ha querido así.

Desea y se realizarán tus deseos

Pero acomoda tus aspiraciones a tu vida

Aquí está encerrada

A cada anhelo menguaré como tus días

¿Me quieres? Tómame

Dios te oirá ¡Así sea¡

Después de un diálogo entre el anticuario y el joven, este último se lleva la piel.  Hace un deseo muy alocado, al estilo francés de la época pidiendo una fiesta, más que eso, una bacanal.

Al salir se encuentra con unos amigos, que le dicen que lo estaban buscando y lo llevan a una fiesta, de varios días de duración y de esta manera, la vida del joven se ata a la piel, a cada deseo esta se achica y el vive una vida de lujo, pero siempre acosado por el temor a la muerte.

Pasaremos a otra expresión del arte, la pintura, para luego retomar la literatura.  Así una pintura del siglo XIV (1508-1512) que está en la Capilla Sixtina del Vaticano y que cubre toda la bóveda, en un sitio muestra la figura de San Bartolomé que está inmediatamente debajo de Cristo, en forma de un hombre envejecido, con barba, sosteniendo sobre su rodilla izquierda una piel, no una piel cualquiera, sino que San Bartolomé levanta su propia piel, suspendida directamente encima del abismo del infierno, ya que él como martirio fue despellejado.  Así Verlaigi Vechi, al comentar esta escena de la pintura dice: “y es por lo menos posible demostrar que la asociación de piel o más bien de vieja piel que se cambia.  Vale decir de una renovación que implica la vida eterna.” Y el propio Miguel Ángel había escrito: “Pasando como una vieja serpiente por un lugar estrecho dejando mi vieja armadura, pude quedar renovado, ser llevado a la vida, abandonando mis viejas costumbres y toda cosa humana, cubierto por un escudo más seguro, se que frente a la muerte y el mundo, es menos que nada. Como vimos HH. Miguel Ángel Bunaroti, pintó toda la bóveda de la capilla Sixtina, y en cada uno de los personajes pintados, dejó su pensamiento.  Y en San Bartolomé la piel era el signo de la renovación de la vida.

No quiero cansaros y tocaré el último autor al que voy a referirme y es el periodista y escritor italiano de la época de la segunda guerra mundial: Curzio Malaparte, que en dos obras, con capítulos separados, que fueron Kaput y La Piel. Este periodista primero estuvo en el ejército italiano que era aliado de Alemania y después con los ejércitos de ocupación americano e inglés.

El libro La Piel, como dijimos contiene capítulos de diferentes momentos de la guerra, vividos por Malaparte, algunos anteriores a la guerra y otros posteriores.  No voy a cansaros, sólo tocaré el último capítulo de la piel, en que se refiere al desembarco de los ejércitos americano e inglés en el sur de Italia y el paso de las columnas blindadas de tanques, comandados por el General Patton.  Y cuando estas fuerzas militares pasaban por Nápoles, la gente salió a recibirlos como a triunfadores y un hombre en su entusiasmo de saludar a los soldados, tropezó y cayó delante de un tanque pesado que lo atropelló y pasó sobre él.  El resto de la columna siguió su marcha pasando los tanques sobre el cadáver del hombre.  Al terminar el paso de los tanques, según Malaparte, sólo quedó la piel.

            Les he hablado de algunos autores y artistas, que han tratado de hacer, si me permiten, una apología de la piel.  No con el fin de impresionar al auditorio, sino simplemente como un recordatorio a la piel.

            El pergamino que el candidato y los moradores encuentran debajo de la cúpula abierta de las ruinas del primer templo, no es otra cosa que una piel ¿Cuál sería para nosotros el significado de ella?  El pergamino con la leyenda escrita de los primeros pasajes bíblicos del Génesis ¿Quiere indicarnos que la Ley Sagrada Judía escrita debe representar para nosotros literalmente ley? O ¿Qué los primeros escritos deben ser respetados?  Aquí es difícil ocupar el sitial de árbitro o juez y definir el verdadero significado del pergamino y su leyenda.

            Lo que si podemos decir es que el hallazgo del pergamino, para el Real Arco, es el encuentro con el pasado perdido, pero siempre presente en la masonería.  Este rollo de pergamino de la leyenda masónica, además del ritualismo de la ceremonia, ¿Qué más significa? ¿es una alegoría a que el hombre escribe sobre la piel? O ¿ es que la piel del hombre es el verdadero receptáculo del conocimiento escrito?

Difícil respuesta, pero si podemos decir que ritualísticamente el pergamino es encontrado en las ruinas del primer templo judío, donde habían estado los símbolos de la ley antigua, que fueron llevados, por Nabucodonosor a Babilonia, al ocupar los territorios de Israel y judaicos.  Y este rollo de pergamino, se encuentra al realizar las obras para levantar el segundo templo.

            ¿Cuál es la significación de este encuentro? Será que los obreros del segundo templo, encuentran la orientación para edificar un templo en el sitio del primero ¿o encuentran un documento que les indica cómo construir un templo propio?

            Aquí diremos que ese templo es todo aquel que se haya consagrado en el Santo Real Arco y allí levante un templo interior, usando todos los elementos para hacerlo, lo más perfecto posible.  En pocas palabras el masón debe edificar su templo interior y tener un pergamino de piel simbólica, capaz de servir a él y a todos los que están con él, como receptáculo de saber y enseñar.

Raúl Mendoza Requena 33°

BIBLIOGRAFÍA

1° Ritual del Soberano Capítulo del Santo Real Arco – Excelsior – 1985

2. Diccionario de la Lengua Española – Real Academia Española – 2001

3. Diccionario Enciclopédico Salvat – Salvat Editores – Barcelona – 1964

4. Gran Historia Universal – Larouse: Tomos 1-4 – 18 – 1999

5. Christopher Knight y Robert Lomas –  La Clave Secreta de Hiram – Litofasesa – México 2001

6. César Cantú – Historia Universal – Librería de Garmes Hermanos – París 1875 – Tomo I

7. Los Genios de la Pintura – Miguel Ángel – No. 34 – Gran Biblioteca Sarpe – Armando Curcio Editore – Roma 1979 – Madrid 1979.

8. Franz Gisler – La Capilla Sixtina – Editado por Máximo Giacometti 1926

9. Honoré de Balzac – Obras Selectas: La Piel de Zapa – Edimat Libros – España–2000

10. Curzio Malaparate: La Piel – Editorial Americana – Buenos Aires – 1955.

11. La Sagrada Biblia – Traducción de la Vulgata Latina – Garnes Hermanos,París,1853

Vistas:
313

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org