Categorías

EL JURAMENTO DEL SANTO REAL ARCO

No encuentro mejor forma de comenzar este trabajo que citando un fragmento de nuestro propio ritual de Exaltación:
… En presencia del V. y V.D.A y de este Capitulo del S.R.A., debidamente constituido , consagrado y congregado, de mi libre y espontanea voluntad… Por estas (refiriéndose a las manos de los candidatos) y sobre este (refiriéndose al V.L.S), solemnemente prometo y juro que siempre guardaré y nunca revelaré ninguno de los secretos y misterios reservados a esta Suprema Orden… … Como prenda de vuestra fidelidad, y para convertir lo que habéis declarado en una obligación ineludible mientras viváis, lo sellareis con vuestros labios tres veces en el V.L.S.

Un JURAMENTO es tanto una promesa como una declaración de hechos invocando a algo o a alguien. Desde un punto de vista religioso, es un acto que pone a Dios por testigo de la verdad de un hecho o de la sinceridad de una promesa.

La palabra JURAMENTO, misma que deriva de las voces Latinas “JURF” o “JURAMENTUM”, las que significan una afirmación o una negación, de lo que es cualquier cosa, poniendo como testigo al Ser Supremo, se refiere también al acto de contraer a conciencia, algún compromiso; el de cumplir con las promesas; el de acatar las Leyes; el de desempeñar fielmente, cualquier cargo o comisión; el de defender a una persona; el de sostener un Ideal; el de morir por una causa, por la Nación, por la Bandera, etc.

En los tiempos primitivos era desconocido el JURAMENTO por la sencillez y simplicidad en la convivencia entre los hombres. Los JURAMENTOS nacieron al mismo tiempo que los hombres se engañaron. Hesíodo (poeta de la antigua Grecia) dijo «la Discordia, hija de la Noche, lleva consigo las querellas, las mentiras, los embrollos, las palabras capciosas… y por fin el JURAMENTO».

Pitágoras y sus discípulos creían que el JURAMENTO había que buscarlo en el seno de la misma Divinidad, ya que opinaban que todo lo que subsiste en la naturaleza se encuentra en Dios, y desde la eternidad, Dios se había determinado voluntariamente a hacer la Creación, en cuyo acto se obligó, por JURAMENTO hecho a sí mismo, a conservarla en cierto orden.

Pretendían que este JURAMENTO era el modelo de los que se habían hecho en todos los tiempos. Por lo que respecta al orden Masónico, el JURAMENTO, en el sentido Ético Filosófico, da a entender la promesa que se hace en logia, al fiel cumplimiento a las Obligaciones Morales, Materiales y Espirituales, que el Hombre se debe a sí mismo, las que debe a sus semejantes y las que debe al Ser Supremo.

Por esa razón, en la Masonería, desde época inmemorial, se impuso el SOLEMNE ACTO DE LOS JURAMENTOS, al reconocer a sus iniciados; mismos que han mantenido inalterable a la antigua costumbre hebrea; por esa razón,
a sus creyentes, se les definía en términos netamente simbólicos dicho acto, tomando en cuentaque: la palabra “IAMIN”, o sea la mano derecha, deriva de la voz “AMAN”, que significa ser fiel; en consecuencia, es lo que constituye
el origen primordial del mencionado JURAMENTO, puesto que denota una marcada tendencia a establecer su propia etimología en materia de simbolismo; razón por medio de la cual, la Masonería adoptó dicho ceremonial, precisamente aplicando en todas sus partes las particularidades propias de la costumbre hebrea; pero naturalmente, de acuerdo con la Lógica establecida, dentro de la interpretación dogmática, que se le atribuye a dichas palabras.

Al mismo tiempo, y en otras ocasiones, se acostumbró entre los candidatos, al iniciarse dentro de los Secretos Masónicos, prestar su JURAMENTO, colocando la mano derecha sobre el Corazón; y otras veces, se implantó el uso de colocarla sobre el Libro de la Ley, sobre la BIBLIA, o bien, sobre la mano de quien ministraba tal obligación; pero de todas maneras, a dicho acto se le ha considerado como indispensable para aceptar la validez de determinados ceremoniales o procedimientos, públicos o privados.

Desde nuestra iniciación en el simbolismo, cada grado ha significado un nuevo compromiso, una promesa…un JURAMENTO, y más aun cuando fuimos elevados al Grado de Maestro Masón, y comenzamos a asumir distintas responsabilidades en la conducción de nuestros Talleres, hasta llegar al Trono de Salomón… enorme responsabilidad y enorme compromiso.

Cuando fuimos elevados al grado de Maestro Mason se nos dijo que debido a la prematura muerte del Maestro Hiram Abif, la Palabra Sagrada del Maestro Masón se ha perdido, nos transmitieron entonces secretos sustitutos, hasta que los originales sean recuperados. Sabemos luego que la Palabra Sagrada, primera y única del Maestro Masón, se halla en custodia del Santo Real Arco, para ser transmitida a los que tomen este exaltado grado.

Con cierta legitimidad primaria, el Maestro Masón podría preguntarse: si la Palabra Original ha sido recuperada,
¿porqué no nos la dan y ya? Es necesario entonces explicar porque este secreto necesita ser recibido de este modo.
La Exaltación al Supremo Grado de Masón Real Arco no solo transmite la Palabra Original, sino que lo hace en un contexto ritual que le permite al H:. Maestro vivenciar detalladamente el proceso mediante el cual la Palabra fue recuperada. Cuando en el curso de la Exaltación el Maestro es levantado como Masón del Real Arco, está siendo recibido como un Maestro Completo, dotado ahora de la totalidad de las prerrogativas iniciáticas que corresponde a un Maestro Masón.

Se entiende entonces que es imposible que algo de esta magnitud sea dado sin transmisión, ritual, verdadera y legítima, que incorpore una renovación de compromisos y votos inherentes a este Supremo Grado; es decir sin un SOLEMNE ACTO DE JURAMENTO Junto con todo esto, la Exaltación ofrece al nuevo miembro la peculiar vida masónica de Compañero del Real Arco, aglutinando todas las virtudes del simbolismo, pero desde una perspectiva ricamente espiritualista. La Suprema Orden Real Arco es el vértice de la antigua y pura masonería, una atalaya desde la cual nuestro antiguo Arte puede ser visto en su totalidad.

… Todo hasta aquí, al margen de lo místico, del ritual, de lo simbólico, y de toda la magia que esto puede albergar, parece resumirse en un compromiso de discreción, de solidaridad, trabajo y crecimiento intelectual y espiritual; sin embargo desde mi humilde percepción creo que el JURAMENTO que hacemos, cada vez, en cada grado, debe ir mas allá de un compromiso con la orden, con el Taller y con nuestros Hermanos; creo que un JURAMENTO, debe ser un acto de plena conciencia, que nos lleve a un compromiso con nosotros mismos; ya que debemos entender que el juez mas implacable que tendremos ante una falta a cualquier JURAMENTO que hacemos, será justamente nuestra propia conciencia.

Por eso, debemos entender el JURAMENTO como convención íntima con nuestro Yo interior, con nuestro Templo Interno, aquel que esta gobernado por nuestra conciencia, y al cual no le podemos fallar;… si este compromiso es cumplido en todos sus puntos y sentidos, podemos estar seguros que habremos cumplido con El JURAMENTO de la orden.

C. Enrique Requena
15 de Agosto del 2012

CORRELATO: EL JURAMENTO DEL SANTO REAL ARCO

Muy excelente Zorobabel, y QQ. HH. Compañeros les agradezco por la atención y la tolerancia en este trabajo de cómo co-relator en este importante tema. El termino j u ramento fue ampliamente desarrollado en la plancha central, por lo que nos centraremos en ampliar algunos conceptos que considero son muy relevantes, puntualizaremos que a diferencia de otros grados del RITO de YORK en este grado se apela a un mayor desarrollo de conciencia y por lo tanto a conocimientos más profundos en el arte real, que en la mayoría de los casos corresponde al grado de Maestro Instalado. Cuando fuimos exaltados al grado de Maestro Mason se nos reveló que por la prematura muerte del Arquitecto, del Maestro Hiram la Palabra Sagrada del Maestro Masón se perdió, desde entonces se nos transmiten secretos sustitutivos hasta que el tiempo y las circunstancias nos devuelvan los originales.Es de nuestro conocimiento que La Palabra Sagrada, primera y única del Maestro Masón, se halla en custodia del Santo Real Arco, y que se transmite a los H. que Son exaltados a este grado, por lo tanto es necesario explicar porque este secreto tan ansiado entre los Maestros Masones necesita ser recibido de un modo especial, y que por supuesto demanda un juramento que si bien en las formas no difiere de los tradicionales juramentos en Masonería tieneun radical componente, Dios ve, percibe y conoce todas las cosas, su Sabiduría lo percibe todo, así como la luz ve todo, Aunque cavasen hasta el infierno, de allí los tornará mi mano» (Amos IX: 2), ve y conoce todas las cosas, hasta el más mínimo detalle de lo que sucede en acuerdo con el Orden, y mediante esto igualmente lo que sucede contrariamente al Orden, este concepto central demanda de los candidatos en su juramento completa sinceridad y un pleno estado de conciencia en su compromiso, tal y como reza la invocación de los trabajos en este importante como especial grado Masónico.

Debo además puntualizar que el juramento a este grado, nos propone una necesaria meditación, que debe ser compartida entre los H. juramentados y los H. Integrantes del T. que nos lleve en conjunto a alcanzar el máximo nivel de comprensión del JURAMENTO DEL SANTO REAL ARCO, de esta manera este despierta aún más actitud de conciencia plena.

El Candidato para el juramento del Real Arco, debe prepararse con un deseo de perfeccionarse en la Masonería y de dedicar ese perfeccionamiento a la Gloria de Dios y al bien de la humanidad”, comprender la grandeza de Joachin el Dios OMNIPOTENTE– OMNISCENTE– OMNIPRESENTE, Si realizamos debemos entender por cierto que la Francmasonería nos provee las herramientas necesarias, pero que la elección de las mismas y la manera de usarlas reside totalmente en nosotros, siendo así, la edificación del “Templo dentro de nosotros mismos” ya ha comenzado..

El juramento al Supremo Grado de Masón del Real Arco de Jerusalem debe hacerse en un ambiente Ritualdidáctico necesariamente rodeado de la magia mística de Masonería, tiene que provocar que el candidato Maestro Masón reviva plenamente, tanto en su interior, cuanto en los aspectos exteriores, cómo y en qué circunstancias la Palabra Sagrada fue recuperada.

Dicho en otros términos, es vital puntualizar y explicar que el juramento al Grado del Real Arco debe provocar en el candidato la experiencia personal de la secuencia de sucesos que devinieron en el hallazgo y recuperación de la Palabra Perdida, que herramientas le provee esta experiencia, cual es el mensaje esotérico, y como debe usar estas herramientas para seguir por el camino de la evolución personal, y preparar su retorno a la presencia del VERDADERO Y VIVIENTE DIOS cuando este nos convoque a rendir cuentas sobre nuestros actos.

Conclusiones
Mis muy queridos Compañeros, este tema es apasionante y puede convertirse en un horizonte sin final cuando se trata de llegar a conclusiones, solo preguntémonos… estamos concientes de la omnipotencia, de la omninisciencia y de la omnipotencia de Dios?… tenemos una sola actitud de conciencia en la vida?… estamos cumpliendo con el compromiso del juramento en este sublime grado?, comprendemos a fondo el significado y el mensaje de este Juramento? …estamos en el rumbo correcto de evolución al retorno a la fuente inicial?…, si no es así Q. Compañeros estamos a tiempo…retomemos la dirección y reparemos estos errores.

José Luis Durán Saucedo
15 de Agosto del 2012

Vistas:
446

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org