Categorías

Capital Social

Al considerar al ser humano más individuo de “comunidad” que de “sociedad”, es posible que la jerarquía de los valores morales y sociales reflejados en su comportamiento, sean más fáciles de utilizarlos ante el avance de la ciencia y tecnología, cuidando que éstas no socaven los cimientos en que se ha fundado la humanidad radicada especialmente en la formación de individuos que persistan en la mutua cooperación y conservación de la especie fincada en los altos valores que permiten una convivencia progresiva y de superación, manteniendo como símbolo de su existencia el capital social.

Nadie puede ignorar que el avance vertiginoso de la ciencia, tecnología y cibernética va influyendo radicalmente en el desenvolvimiento de la humanidadtanto en el ámbito individual como colectivo organizada en culturas cerradas y sociedades en general, sean estas intelectuales, económicas, industriales, artesanales, agropecuarias, productivas en general o simplemente sociedades “grupales”.

Su influencia puede considerarse positiva a partir que se permite el acceso al conocimiento para todo ser humano que habita la tierra y está en posibilidades de comunicarse con todo habitante del mundo desde cualquier sitio del planeta, hasta conocer e investigar todos los aspectos de la naturaleza y la ciencia que el hombre ha descubierto y analizado. Como también vincularse con personas que profesancultura, religión e ideologías diferentes de las que el interesado cultiva. En la práctica el mundo está tan comunicado que solo la carencia de los medios adecuados impide que nos enteremos de lo que se sabe del ser humano y de lo que ha podido inventar o descubrir.

Pero al mismo tiempo le ha suscitado una dependencia de la cuál se torna cada vez más difícil prescindir.

Ya no se puede vivir incomunicado, es necesario saber lo que acontece en todos los ámbitos del desenvolvimiento humano, desde los aspectos banales hasta los que determinan de gran manera el futuro del individuo: la económica, radicalizando el comportamiento de las sociedades y de los que lo integran.

Como resguardo a la globalización, el individualismo se hace más patente en la formación de ser humano, se intensifica el cultivo del YO personal, en la autoestima, en que primero debe cultivarse UNO para acumular conocimiento y luego poder cooperar con los otros, para no ser ignorado, desplazado, el cuidarse y protegerse contra las adversidades económicas que son lapidantes si no estamos preparados, se ha estigmatizado al ser humano de tal manera que estamos dejando de pensar en el prójimo, hasta del más cercano a nuestras vidas, con el peligro de llegar a un egocentrismo que nos hace olvidar que vivimos acompañados en el mundo.

La ciencia y la tecnología están incidiendo en la conceptualización de los valores humanos informales y formales, base fundamental para el entendimiento de las personas y que determinan la unión, solidaridad, fraternidad, y que generalmente se hallan instituidos en grupos familiares, tribales, de etnia, de comportamiento homogéneo, donde las normas y

valores informales son determinantes en la existencia y permanencia de quienes las conforman.

Por eso el humano está mas tendiente a calificarse como un ser comunitario donde prevalecen las normas y valores casi naturales como forma de convivencia espontánea, antes de persona social donde las leyes formales, si bien delinean derechos y obligaciones, determinan acciones que muchas veces son más coercitivos que persuasivos, provocando comportamientos cargados de egoísmo,falsedad, hipocresía que no refleja necesariamente el verdadero sentimiento de la persona, ya que siempre encuentra una modo de “protegerse” ante lo formal que lo obliga a cambiar de actitudes, quebrantando y vulnerando el capital social del cuál tanto necesitamos para mantenernos en un camino más seguro a los efectos negativos que conlleva el progreso con el pretexto de civilización.

“El capital social puede ser definido, simplemente, como un conjunto de valores o normas informales compartidas entre los miembros de un grupo, que permiten la cooperación entre los mismos.” (GR pag. 36)

Normas y valores informales que deben ser aceptadas por los componentes del grupo, que al practicarlas se establece un ambiente de confianza mutua de los unos a   los   otros   logrando   vínculos   tan   estrechos     de convivencia  donde  la  necesidad  de  un  miembro  es necesidad del grupo, por las cuales están dispuestos a dar todos de sí en procura de consolidar la solidaridad.

La masonería está circunscrita en estos parámetros de comportamiento colectivo, lo que establece una entidad de riqueza en valores y normas tanto humanas como espirituales que permiten que sus componentes cultores logren avances substanciales en el ámbito personal y de grupo, proyectando el capital social que necesita la humanidad.

El capital social es el reflejo del comportamiento individual y colectivo de un determinado grupo humano, identificado como cultura, etnia o país en la que se desenvuelven, por eso los resultados de la interpretación de capital social puede variar según la visión y objetivo, dependiendo de diversos factores sean estos económico, social, racial, religioso y/o ideológico, mucho más como en países latino americanos donde las culturas ancestrales han sido sometidas y el comportamiento es altamente determinado por la educación formal occidental que no siempre está identificada con los objetivos primarios de los pueblos y sus habitantes originarios, es así que estos repelen con actitudes pasivas de resignación y hasta de impotencia al no lograr ser escuchadas en sus clamores de igualdad de oportunidades con respeto a sus valores informales, que son predominantes en sus relaciones de vida comunitaria, pues estos dirigen su actuar para beneficio de todos en circunstancias de la vida pasiva y productiva. Por eso el capital social es difícil catalogarlo como bueno o malo, dependerá del factor social predominante.

En el sur de Italia la riqueza obtenida por “La Familia”, por medios ilícitos, es válida, pues su capital social está basada en comportamientos admitidos por aquella sociedad donde no se considera malo recurrir a cualquier medio cuando se beneficia “La Familia”, sin embargo al interior de éstas existen normas y valores, capital

social, que si son transgredidas merecen serios castigos incluyendo la muerte.

En un país del Norte los valores y normas están en torno a la riqueza material y al individualismo egoísta, al ser un país pluricultural resulta imposible determinar unpatrón de comportamiento, los inmigrantes provenientes de diferentes países y culturas han establecido una forma de “relacionamiento” social diversa y restringida a un campo de acción en la cuál imponen el respeto y acato a las normas y valores informales provenientes de sus ancestros y que han ido adecuando a las circunstancias de vida comunitaria diferente a las de su origen, tal la razón para ser un país individualista y de fuertes conductas sociales particulares, cuando se trata de diversidad cultural conviviendo bajo normas formales que regulan la relación social.

Cuando la humanidad esta intercomunicada, gracias a los avances tecnológicos, hemos notado estas diferencias de comportamiento comunitario y social que son diferentes de grupo a grupo.

A través de conocernos más hemos admitido la tolerancia como forma o equilibrio de relacionamiento entre seres humanos, tolerancia que afecta a otros grupos comunitarios o sociales que no descubren beneficios en otros modos decomportamiento social ajenos y distintos a sus costumbres y por ser tolerantes ven degradarse las familias y sus sociedad a título de admitir “tiempos modernos”.

Al saber de otros comportamientos sociales parece como que la humanidad desea integrarse, pero reservando para sí sus valores propios, ¿cual de las normas y valores deben ser aceptadas, cuando en comportamiento de los grupos humanos son diferentes?

La delincuencia, drogadicción, prostitución, corrupción se da hoy en día en todos los estratos sociales y económicos de todo el mundo, en países desarrollados como en los más pobres económicamente, pero la incidencia mayor parece producirse en países altamente tecnificados, al haber cultivado directamente o subliminalmente el culto al materialismo, desde el

cuál el individuo se considera realizado más por sus logros materiales personales que aquellos que puedan ser compartidos con el grupo social al que pertenece, así el núcleo familiar en el que se sustenta particularmente la cultura occidental, se ha visto debilitada por la pérdida paulatina de sus normas y valores informales y de nohaber aprendido o previsto la dependencia, cada vez más avasallante de la tecnología, vale decir que la humanidad no ha avanzado paralelamente, como mínimo, con relación a los nuevos conceptos científicos.

La naturaleza ha demostrado su adaptabilidad a los cambios naturales y artificiales, el ser humano puede estar guardando sus reservas naturales para defenderse de sus propios logros, cuya reserva se traduce en preservar el capital social

Una de las mayores condiciones con las que cuenta el hombre para conocer los valores es su “cognición” o sea la capacidad de conocer, entender utilizando sus recursos intelectuales. (PTLH pag. 79).

Capital social que hay que protegerlo, cimentarlo, difundirlo en la humanidad por todos los medios posibles, dirigirlo especialmente a las generaciones actuales y posteriores, como un legado precioso natural del ser humano. El ejemplo positivo de las acciones personales, familiares, sociales es la mejor escuela para mantener esealgo informal que nos mantiene como seres razonables.

Vistas:
7
Categoría:
General

No se permiten comentarios.