Categorías

ANTES QUE DEJES ESTE MUNDO

Ahora te dicen viejo, pero muy pocos llegarán a tu edad, muchos que nacieron después de vos ya se fueron y otros jóvenes no llegarán a tu edad. Por tanto… triunfaste en tu existencia y llegaste a la meta. Venciste muchas adversidades incluso a la muerte. Hoy debes disfrutar tus dias, que deben ser valiosos.

Recuerda en esta etapa de tu existencia, el tiempo y su eternidad de la vida es insignificante. Si piensas que viviste poco, recuerda que tuviste penas, alegrías, tristezas y sobre todo satisfacciones. Dejaras este mundo sin sentirlo, la vida ya no tiene nada más que ofrecerte, lo viste todo, lo he experimentaste todo.

No pierdas tu postura de caminar firme y erguido, para que no te digan viejo y acabado. Diles a todos: Yo Quiero recordar tu rostro, para que cuando te encuentre en el Cielo, pueda reconocerte y agradecerte una vez más, por lo que me diste; Paciencia, tolerancia, comprensión y lo más valioso tu tiempo.

La huella que dejas es valioso, nadie podrá quitarte lo que llevas en tu mente y corazón que es una fortuna, eres una luz, eres un faro, que a muchos molesta lo que alumbras. Hoy, tu tiempo vale oro y debes vivir para vos y valorarte. Sigue enseñando a los que puedas, si te escuchan bien y si no… no te amargues.

Todos podrán tener lo que tienes, pero nunca serán como eres. Agradece todos los días al Gran Creador del Universo, por llegar a la edad que llegaste y se un “Señor”, por tu larga existencia. Recuerda que triunfaste en tu paso por ésta vida, que no tiene otro fin, que agradar al Creador y ahora podrás decir. Gracias vida.

Valora tu fe, valora tu tiempo, valora lo que eres y lo que lograste. Si tus familiares, tus hijos, o amistades no te valoran. «Resígnate a recibir el cariño, el respeto o el tiempo que te dan, quizá sea poco o lo máximo que puedan darte, porque es lo único que tienen y así se quieren ellos. Por favor, perdona y olvida».

                                                   ——-00000——-

Hoy digamos: Deus meus. Emitte Lucem tuam et veritátem tuam: ipsa deduxérunt, et adduxérunt in montem Sanctum tuum, et in tabernácula tua = Dios mío. Envía tu luz y tu verdad: ellas me guiarán y conducirán a tu monte santo, ya tus moradas. Fiat.

ANDALUZ

Vistas:
26
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org