Categorías

TOLERANCIA

Siguiendo el pensamiento del R:. H:.Omar Villagómez, para ser tolerantes debemos aprender a escuchar. Cuando manifestamos nuestras opiniones hacerlo con mesura y, si estamos equivocados, agradecer por la enseñanza recibida. Si encontramos la barrera de la incomprensión –incluso la ofensa- pasar la plana, o sea dar el perdón comprensivo. Lejos de la arrogancia, tratemos de hacer reflexionar a nuestro interlocutor. Según Ramón y Cajal, “Razonar y convencer ¡qué difícil es, largo y trabajoso! Sugestionar ¡que fácil, rápido y barato! Ser tolerante, en consecuencia, no es tratar de imponer nuestro criterio. Es buscar en el otro aquellos elementos que coincidan con nuestra manera de ver las cosas e ir acercando los puntos en controversia buscando coincidencias. Para esto necesitamos un elemento básico: Respeto. Respeto por uno mismo, ya que no es agradable verse sumido en una disputa, en la que intercambiamos ignorancia. Respeto por la persona con la que discutimos, intercambiando conocimientos en forma tranquila y apacible, manteniendo la conversación en un nivel de comprensión y cordialidad. No es fácil hacerlo, pero es la forma de expresar nuestra tolerancia. No somos dueños de la Verdad, la buscamos en nuestra vida. No neguemos esta búsqueda a aquel con quien discutimos. Que las enseñanzas de la Orden penetren en nosotros y sean la guía de nuestros actos, pensamientos y palabras.

Vistas:
86
Categoría:
General

No se permiten comentarios.