Categorías

MENSAJE DEL GRAN MAESTRO POR EL 90 ANIVERSARIO DE LA GRAN LOGIA DE BOLIVIA

Ser anfitrión de esta histórica Tenida de Aniversario en la que la Gran Logia de Bolivia, -con justificada demora por los lamentables hechos sociales que experimentó nuestro país a fines del pasado año- conmemora sus nueve décadas de vida continua y fructífera, es un honor para este Gran Maestro y mucho más si se realiza en esta celebre Casa de la Moneda de la ciudad de Potosí.

Para una institución como la masonería, que cuenta su edad por siglos, celebrar los primeros 90 años de existencia no denota indudablemente un largo tiempo, pero si significa que somos un puntal más dentro de su largo historial…un puntal que ha alcanzado reconocimiento en la sociedad boliviana y en el ámbito masónico internacional suficiente para encarar nuestro futuro con razonable confianza.

Hoy celebramos 90 años, pero me gustaría hacer hincapié que no solo celebramos nuestros 90 años, sino celebramos nuestra continuidad, nuestra vocación de permanencia, nuestro entusiasmo y seguridad de que hoy es el primer día de otros 90 años de vida masónica plena.

Teníamos varias posibilidades de celebración y hoy hemos optado por la principal entre masones… celebrar nuestro aniversario trabajando en una tenida masónica. Estamos a medio día en punto, como a medio día en punto estaban los hermanos que el 20 de noviembre de 1929 celebraron la primera tenida. Esto nos demuestra la intemporalidad de nuestra institución. Nosotros estamos aquí porque hubo hermanos fundadores antes.. .y debemos permanecer aquí para dar oportunidad a que otros hombres honorables puedan estar en el futuro.

La historia de la Gran Logia de Bolivia es la historia de todos y cada uno de aquellos que el 20 de noviembre de 1929 decidieron que la masonería boliviana debía comenzar una etapa de pujante progreso.

Es la historia de todos y cada uno de los que posteriormente se unieron a este proyecto y hoy siguen entre nosotros marcando el camino a seguir. Es la historia de todos y cada uno de aquellos que nos han dejado para pasar al oriente eterno, porque su recuerdo y su ejemplo están siempre presentes cuando a medio día en punto abrimos nuestros trabajos. En fin, es la historia de los hombres que en ejercicio legítimo de su derecho de hombres libres decidieron un día seguir sus sueños formándose para el bien de su sociedad a la G:.A:.D:.U:.. La suma de todas estas historias personales constituye la historia de la Gran Logia de Bolivia.

El buen trazado histórico labrado por nuestro M:.R:.H:.Mario Cabrera Ruiz -a quien hago llegar mi agradecimiento- Ex Gran Maestro de la Gran Logia de Bolivia y que por razones de trabajos masónicos en otro Oriente no pudo estar presente, ha logrado su propósito de hacernos sentir importantes al pertenecer a una institución con mucho pasado histórico, con grandes obras de nuestros hermanos del ayer y al mismo tiempo plantearnos a nuestro interior personal e institucional, la enorme responsabilidad que tenemos quienes somos el presente de la misma, al igual que el deber de consolidar perseverantemente más eslabones que alcancen con el mismo orgullo, sentimiento y conocimiento , la celebración de las próximas décadas de vida masónica.

Los desafíos y retos que nos proporciona la dinámica actual de una sociedad cambiante, cada vez más carente de valores y con los ánimos siempre dispuestos al enfrentamiento en lugar del diálogo, deben movernos a plantear objetivos a corto y mediano plazo que sean no solamente alcanzables y posibles para nuestra satisfacción y seguridad institucional, sino además deben estar impregnadas de sana acción en provecho de formar elementos humanos para conformar una mejor y más justa sociedad.

Las estadísticas nos muestran datos de crecimiento y de abandono de miembros activos y regulares que pueden o no ser importantes; lo valioso e imprescindible es analizar que quienes hoy conforman nuestras filas sean hombres de bien en constante búsqueda de fraternidad con conocimiento. En verdadera profesión y práctica de nuestros principios, alejados de los temporales cargos y halagos y en los que los antiguos Land Marks sean los verdaderos linderos que señalicen el diario accionar, personal, familiar, laboral y social.

Dicen que la masonería debe actualizarse, cuando en realidad es el ser humano el que debe entenderse a sí mismo y comprender su verdadera misión en la Tierra. No somos dueños de nada en verdad además de ser simples pasajeros temporales de este planeta y nos encargamos de comportarnos como el peor de los invitados, destruyendo paulatinamente el lugar destinado a nuestra morada. Hoy más que ayer es hora de hacer realidad la trilogía que ampara la masonería universal, debemos tener la capacidad individual y colectiva de sembrar nuevamente los ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad entre la humanidad, si queremos que ésta sobreviva y perdure más allá de lo que duran los bienes materiales.

Si bien todo nos mueve al optimismo, no debemos en ningún momento conformarnos con lo obtenido…tenemos la obligación de seguir adelante buscando siempre mejores rumbos para nuestra Institución que se trasluzca en mejores momentos para la sociedad boliviana…nunca lo logrado es suficiente

Siempre hay mayores metas a alcanzar…los que hoy tenemos la responsabilidad, gracias al apoyo de nuestros hermanos, para dirigir los destinos de nuestra Orden a nivel nacional o regional, tenemos que permanecer atentos buscando el sendero de la superación, de la fraternidad y de la unidad que se refleje en fuente inagotable de forjadores de paz, de tolerancia, que engendre en nuestra sociedad un ambiente de encuentro entre todos los bolivianos. Los altibajos y pugnas políticas aportan una
lección que debemos aprender para cumplir con nuestro lugar de avanzada en el proceso evolutivo e integrador del hombre y de la sociedad.

La Francmasonería Universal, celosa defensora de la libertad, de la justicia y del derecho aspira a que la sociedad humana viva y practique la más auténtica democracia, porqué es éste el apostolado social de la libertad, de la igualdad y de la fraternidad…

Pero es necesario depurar el concepto de democracia para que el ideal de libertad, de igualdad y de fraternidad beneficie a todos, sin exclusiones ni favoritismos, ofreciendo a todos igualdad de posibilidades… Nuestro aporte a una democracia evolutiva y perfectible, cada vez mejor y más justa, lo debemos entregar generosamente a través de nuestros hermanos masones que deben poner al servicio de la sociedad toda su inteligencia, su capacidad y honestidad ciudadanas.

La Orden Masónica jamás podrá ser un conglomerado político que en forma beligerante participe en enconadas disputas partidistas o sectarias. Ella debe situarse por encima de los intereses más o menos contradictorios y efímeros para situarse en el exacto lugar que le corresponde como institución ética del más alto valor cívico y social.

Toca a todos los hermanos continuar con la obra de nuestros gestores y que nuestras columnas sean intangibles e invulnerables en el tiempo, de tal manera que ni la ignorancia, ni el fanatismo… ni los errores ni los vicios y menos las ambiciones personales, puedan abatir su regio arquitrabe bajo cuya sombra habrán de florecer siempre, los más nobles atributos de los hombres que a su sombra se cobijan.

Deseo expresar mi más sincero y fraternal agradecimiento a los Grandes Maestros y Representantes de Grandes Potencias que hoy nos acompañan: al Gran Maestro de la Masonería del Uruguay el MRH. Jose Garchitorena –Presidente de la Sexta Zona de la Confederación Masónica Interamericana; al MRH Mario Infante, Gran Maestro de la Gran Logia del Perú; al Gran Maestro Adjunto del Gran Oriente de Santa Catarina- Brasil el MRH. Sergio Nerbass; al Canciller de la Gran Logia de Chile el R.H. Marcos Vidal; a la Delegación de la Gran Logia del Paraguay… y a todos ustedes que con su
presencia engalanan este especial acto de recordación masónica.

Sed bienvenidos a esta tierra histórica y que la otrora fuente de riqueza, el portentoso Cerro Rico de Potosí que adorna a esta ciudad, sea un sinónimo de la riqueza espiritual y fraterna con que nos permitimos acogerlos en esta Casa de la Moneda, símbolo de fortaleza que perdura a través de los años. Al igual que debe incrementarse y permanecer inviolables la solidaridad y los lazos de unión y fraternidad que nos unen.Gracias una vez más por vuestra presencia.

Un saludo especial al Ex. Gran Maestro de la Gran Logia de Bolivia el MRH. Jorge Arze Escobar, a los RRHH. Gabriel Vela, Antonio Castellón y Victor Hugo Suarez Escalante Presidentes y Representantes de los Supremos Consejos para el Grado Trigésimo Tercero de los valles de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, así como a los representantes de diferentes Potencias Masónicas que engalanan nuestras columnas, y que son una demostración clara y fehaciente de la unidad que nos debe caracterizar.

Reconocimiento constante a la Gran Logia de Chile por su apoyo para crear la Gran Logia de Bolivia y entregarnos la Carta Constitutiva que avala nuestra Regularidad Masónica en el mundo.

Un agradecimiento al R:.H:.Javier Jironda por el trabajo desplegado en la coordinación de este evento, pues una más se demuestra que para que las cosas se realicen, antes tiene que hacerlas. De igual manera al R:.H:. Luis Arturo Leytón, Director de la Casa de la Moneda, por su especial deferencia al brindarnos los ambientes de este histórico repositorio y museo cultural.

Mis mayores respetos por la queridísima Gran Delegación del valle de Potosí que a la cabeza del Gran Delegado Regional R:.H:. Primo Zubieta y secundado por una gran cantidad de hermanos potosinos han hecho posible que esta celebración pueda suceder en este magnífico recinto. Resaltar también que hacen un par de días la R:.B:. y C:.L:. S:. Honor y Prudencia Nº 1 de este valle ha recordado el 108º aniversario de su fundación e inicio de trabajos masónicos, aspecto que como hito histórico merece nuestra felicitación y especial reconocimiento.

Y a todos ustedes queridos hermanos mis más sinceros deseos que la Gran Logia de Bolivia sea siempre poderoso aliciente y vivero agitado de inquietudes espirituales como hasta ahora… que siga siendo fuerza clara y transparente de pujanza y capacidad que le concedió jerarquía y respeto en nuestro sociedad.

Que siga siendo fuente de responsabilidad donde se forjan hombres de concepción diáfana que aportan posiciones independientes y honestas en busca siempre de los principios más nobles que aporten a nuestra sociedad.

En fin, que este aniversario sirva para renovar nuestra vocación de servicio… nuestro compromiso de justicia… nuestra búsqueda incesante de la verdad interna que fortifique nuestros corazones y nos permita irradiar a nuestra sociedad los principios y valores que nos enseña nuestra orden.

Feliz 90 aniversario para todos. Gracias

M. R. H. José Adolfo Crespo Bonadona
GRAN MAESTRO DE LA GRAN LOGIA DE BOLIVIA

Vistas:
713
Categoría:
General

No se permiten comentarios.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org