Categorías

COMO EMPEZÓ TODO

La ciencia hace esfuerzos supremos por descubrir La verdad sobre los grandes interrogantes respecto al universo. Los científicos investigan y analizan constantemente todos los hallazgos encontrados y tratan de conformar y reconformar con los realizados y los recientes, teorías y pruebas que respondan a los grandes interrogantes que se plantea la Humanidad.
Para los científicos, la ciencia tiene toda la capacidad para hallar las respuestas a esos interrogantes y están seguros que los esfuerzos que realizan tendrán en el tiempo su recompensa.
Se han hecho progresos notables en la comprensión del orbe, aunque todavía no se tiene una imagen completa de él. Se ensayan respuestas parciales a diversos temas, que conforman una teoría. Ciertamente los tiempos recientes han sido los más fructíferos en términos de avances realizados respecto a la existencia del Universo. Nunca antes se habían dado semejantes adelantos que explicaban la evolución conocida en el presente.

Los Orígenes. En este artículo, sustentado en las opiniones del notable científico, cosmólogo, Stephen Hawking, trataremos de entender algunas respuestas que explican algo de los orígenes, el futuro y la naturaleza de nuestro universo. ¿Es el universo realmente infinito o tan solo muy grande? ¿Tuvo un comienzo, fue creado o siempre existió? ¿Porque estamos aquí? ¿De dónde venimos? ¿Durara siempre o solo mucho tiempo? ¿Cómo pueden nuestras mentes finitas comprender un universo infinito?
Hasta ahora los científicos no han logrado asegurar el origen del universo y la vida.
Tampoco negar la existencia de un Creador. Persisten en el esfuerzo. Para ellos el conocimiento y la ciencia puede todo. Han llegado con aseveraciones razonables y casi probadas a explicar la aparición, pero la creación de la nada, sigue siendo respuesta pendiente. A los científicos mayoritariamente, no les satisface que el universo tenga un comienzo. A ellos los motiva la tesis del universo eterno. Algo eterno es mejor que algo creado. Además, que el universo eterno, elimina invocar la intervención divina para su creación y ponerlo en marcha.

En cambio, quienes creen que el universo tiene un comienzo, usan como argumento para la existencia de Dios como primera causa o primer motor del universo. Pero estos creyentes deben enfrentar las subsiguientes preguntas consecuentes. ¿Qué sucedió antes del comienzo? ¿Qué estaba haciendo Dios antes de hacer el mundo?
Las iniciales preocupaciones. El tema obviamente es muy importante y profundo. Meditaciones largas y esenciales se dieron en todo tiempo. Hubo un notable pensador que, sin ser dedicado a la cosmología, reparo medularmente sobre temas que con el avance del conocimiento en el siglo XXI son materia de investigación, irresuelta aún.
Emmanuel Kant, filósofo alemán, hombre de gran disciplina y persistencia muy inteligente, una vez expreso. “.. dos cosas llenan mi ánimo de creciente admiración y respeto cuanto más reflexiono sobre ellas, el cielo estrellado sobre mí y la ley moral dentro de mí. Ambas habían ocupado sus casi 40 años de profesor, la naturaleza del mundo tangible y las motivaciones del comportamiento humano”. La inquietud respecto al universo, la planteo, en las antinomias de la Razón Pura, en 1781, que en esencia son, contradicciones en las que cae la razón teórica.
En su primera antinomia plantea que el mundo tiene comienzo (tesis) y que no lo tiene (antítesis). En la segunda antinomia plantea, que el espacio es infinitamente divisible (tesis) y que no lo es (antítesis).
Meditaba: Si el Universo había tenido un comienzo, porque transcurrió un tiempo infinito antes que comenzara. Por otro lado, si el Universo había existido siempre, porque tardo un tiempo infinito en llegar a la etapa actual.
Kant entendía que el tiempo era un factor absoluto, es decir que va de un pasado infinito a un futuro infinito. Esta es la imagen que en la actualidad muchos científicos siguen teniendo.
Otra preocupación era la aparición del hombre sobre la tierra. La respuesta más habitual era que su origen es relativamente reciente, porque es obvio que la naturaleza humana va mejorando en conocimientos y tecnología. Por lo tanto, no podría haber existido desde hace mucho tiempo, ya que, si fuera así, habría progresado mucho más.

En cambio, el entorno físico como los ríos y montañas es mucho más estable, cambia muy poco, en la vida de los humanos. Por lo tanto, se pensaba que este, era un factor constante o que existió desde siempre, como un paisaje vacío, o se creó al mismo tiempo que los humanos.
Los nuevos descubrimientos. En 1915, el científico alemán Albert Einstein lanzo su conclusión concreta, la Teoría de la Relatividad en la que aseguraba, que el universo es masa y espacio. Que la masa es energía. Su teoría de la relatividad era revolucionaria. El espacio y tiempo no son absolutos, ni el fondo fijo, en el que se
producen los acontecimientos, sino magnitudes dinámicas, cuya forma depende de la energía y la materia en el universo; y que están definidos, incluidos, dentro el universo, por lo que no tiene sentido hablar del tiempo antes que el universo comenzara. Se considera el tiempo cuando el Universo existe. Si no existe no tiene sentido hablar de él. Es como tratar de encontrar un punto al sur del polo sur. Su teoría unifico el espacio y tiempo dentro el universo. Son parte de él.

Si no existe universo no hay espacio ni tiempo, no tiene sentido.
Semejantes afirmaciones, revolucionaron la ciencia. Era una visión completamente nueva, nunca antes sospechada. Fue el inicio de los más importantes avances que se dio en la investigación del Universo y la vida.
Eran los inicios del siglo XX y la ciencia y tecnología experimentaron un poderoso impulso. La exploración espacial fue beneficiada con el uso del telescopio en diferentes lugares del globo terráqueo. La tecnología se puso al servicio de la ciencia. Continuamente los telescopios fueron mejorando hasta llegar al telescopio Hubble el cual permite apreciar al universo compuesta por miles de millones de astros, galaxias, planetas, estrellas todos distribuidos en un inmenso universo plagado de ellos. La constante observación permitió un notable descubrimiento: los astros continuamente se alejan más y más y cuanto más lejos están, se alejan más rápidamente. La certeza observacional era que el universo se expande continuamente, el espacio crece y crece indefinidamente. Esta evidencia desplazo a la anterior teoría que el universo era constante en el tiempo.
Esta evidencia despertó la contraria, igualmente válida. Si el universo se expande en el avance del tiempo, se entiende que en el retroceso al pasado se tiene que contraer más y más hasta que finalmente se concentre en un punto en el espacio y que sería el comienzo. Es el instante en que se necesitaba la presencia de un agente externo que a los fines prácticos se llamaría, Dios.

Esto era el principal punto de discrepancia científico, pues entendían que la física dejaba de ser válida, porque necesitaba de un recurso ajeno. Por lo tanto, proponían teorías que demostraban que el universo se expandía, pero que no tenía un comienzo.
Una de esas teorías era la del estado estacionario. Sostenía que el universo nunca tuvo un origen, sino que siempre fue como lo es hoy. Proponía que a medida que las galaxias se separaban, aparecían nuevas galaxias a partir de materia que se iba creando constantemente en el espacio.
De esta manera, la densidad que crea el universo al expandirse se compensa con una creación continua de materia. En el tiempo el universo era constante y sin cambio.
Esta teoría fue desechada por las observaciones que se hicieron al Universo evidenciando que está en continuo proceso de cambio.
Los científicos rusos, ante la evidencia real pero obedientes al mando de su ideología, proponían una teoría, que suponía que hubo un periodo de contracción del universo, pero que no fue simétrica, de manera que no todas las galaxias confluyeron en el mismo punto de encuentro. De esta manera, el universo se volvió a expandir con una densidad siempre finita.
Esta teoría era un arreglo acomodado al materialismo comunista de los soviéticos, de manera que se evitaba la pregunta incomoda de la creación del mundo y se convirtió en un artículo de fe de los físicos rusos. La pretensión de sobreponer la política sobre la ciencia no fue lograda. Casi inmediatamente, Hawking y Penrose, demostraron con teoremas geométricos, que la teoría de la relatividad general de Einstein es correcta y satisfaciendo otras condiciones razonables, el universo tenía un comienzo. Los científicos comunistas, no tuvieron más que aceptar que con su teoría, el universo tenía un comienzo.
El teorema matemático y la ciencia tenia mejor argumento que su doctrina comunista.

En Física aceptaron que la ciencia se imponía. La bomba atómica tenía que funcionar. En cambio, el comunismo impidió el progreso en la Biología al negar la verdad de la genética.
Para entender el origen del universo, se debe incorporar el principio de la incertidumbre en la Teoría General de Einstein, debido a que, aun no se puede afirmar con exactitud un futuro particular del Universo. Esta es la gran tarea en la que están sumergidos los científicos físicos.
Están trabajando para unificar la Teoría de la Relatividad General de Einstein con las ideas de múltiples alternativas de Feynemann y lograr una Teoría Unificada completa que describa como evolucionara el universo. Esta teoría permitirá calcular cómo evolucionará el universo, si conocemos su estado en un momento dado, pero no dirá como comenzó el universo y cual fue su estado natural.
Los satélites de observación que se envían al espacio son los que están poniendo a prueba todas las teorías que se expresan. Mandan evidencias observacionales que ayudaran a los científicos en las diferentes teorías que se crean.

La Teoría M es una que describe que se crearon muchos universos de la nada, correspondientes a las múltiples alternativas. La esperanza de la prueba al respecto, está depositada en el acelerador de partículas LHC de Ginebra, en el cual las colisiones de partículas deberían producir su compañero supersimetrico según la hipotética Teoría SUSY.
Lo que dice la supersimetría es que a cada bosón le corresponde un fermión, y a cada fermión, un bosón, y para que las cosas sean simétricas se necesitaría un balance, un equilibrio, ambas partículas que se correspondan deberían tener la misma masa.

Si eso sucediera, se crearía una revolución en la comprensión del Universo.


Una complementación. Antes de cerrar el artículo, corresponde una ligera explicación. Los fermiones y bosones son partículas elementales o fundamentales es decir que ya no se pueden dividir más. Los fermiones son las partículas que forman la materia o masa. Los bosones son las partículas encargadas de la fuerza. Hay varias clases, según la fuerza con la que actúan. El Fotón responsable de la luz actúa con la fuerza electromagnética. Las partículas W y Z actúan con la fuerza débil de la desintegración nuclear de los átomos. Los Gluones actúan con la fuerza fuerte de la desintegración de los átomos. El ultimo es el Bosón de Higgs que es la partícula que da origen a la materia de los Fermiones.
Como se puede apreciar el avance de la ciencia es espectacular en el pasado siglo y lo que va del presente. La Física de las partículas está revolucionando el conocimiento que se tenía del Universo con la Física Clásica. El mundo parece estar más cerca de descubrimientos que cambiaran a la humanidad.

Vistas:
39
Categoría:
General

No se permiten comentarios.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org