Home > General > TEMPLO MASÓNICO

TEMPLO MASÓNICO

El templo, es el lugar donde los Masones realizamos nuestros trabajos; se lo nombra Taller, Logia, Escuela, Santuario.

El Templo es un taller de Iniciación, una escuela de enseñanza, un santuario donde se deben descubrir, explicar y demostrar a los hermanos por la investigación y la razón, las verdades que encierran los símbolos masónicos guardados en él.

Etimológicamente la palabra Templo se relaciona con el sánscrito Temas Oscuridad, de donde viene el latín “tenebroe” significando lugar oscuro y consiguiente oculto. Pues antiguamente los Templos eran construidos en grutas o criptas subterráneas; de ahí se deduce que los templos, debieron ser, en un principio lugares de recogimiento y silencio; más o menos oscuros para favorecer la concentración del pensamiento y su elevación hacia os trascendente, hacia lo desconocido e inteligible.

El Templo representa al Universo, su base es la Tierra, su techo el Cielo, el oriente la Luz y el occidente las tinieblas.

Las medidas simbólicas de una Logia son:

             Su longitud de Oriente a Occidente

             Su latitud de Norte a Sur

            Su altura de la superficie de la Tierra al Firmamento, o sea de Zenith a Nadir.

            Su profundidad de la superficie al centro de la tierra

            Su techo es el firmamento

            Su suelo la superficie de la Tierra

            Sus muros el horizonte infinito

            Para que los trabajos de una logia sean regulares, se necesita que ésta, esté situada en un lugar cubierto de todas las indiscreciones profanas y tenga como mínimo, lasa de Pasos Perdidos, Templo y Cuarto de Reflexiones.

El templo Masónico es un rectángulo extendido de Oriente a Occidente, es decir en dirección de la luz.

Al occidente, a ambos lados de la puerta de entrada, se elevan dos columnas cuyos capiteles se hallan adornados con hojas de acanto y granadas entreabiertas. Sobre la columna de la izquierda se lee la letra “B” y sobre la de la derecha la letra “J”.

Arquitectónicamente están construidas en el clásico estilo griego derivado de las tres órdenes reconocidas como Dórica, Jónica Y Corintia. De estas dos columnas, una lleva una esfera celeste y la otra una terrestre.

La columna “B” es la columna del Aprendiz y la “J” es la columna del Compañero.

En nuestro Rito, a la izquierda de la entrada estará el Trono del Primer Vigilante, en el centro del Templo el Ara y en frente del Ara, a la derecha, el trono del Segundo Vigilante.

A la derecha de la Balaustrada, abajo estará la mesa del Tesorero y a la izquierda la mesa del Hospitalario, un poco separados, el sitial del experto y maestro de Banquetes.

En el Oriente, junto a la Balaustrada a la derecha, la Tribuna del Orador, y a la izquierda la mesa del Secretario. En el centro del Trono del Venerable Maestro y al frente del Orador, el Sitial de la Elocuencia.

Distribuidas equitativamente habrán doce columnas en los muros del Templo, en cada columna uno de los doce signos del zodiaco.

La Logia y el Oriente estarán separados por una Balaustra abierta por el centro, para subir al Oriente, habrán tres gradas con las palabras: Fuerza, Belleza y Pureza, cualidades que debe poseer el aprendiz Masón; fuerza de voluntad, Belleza en sus actos y pureza en sus Pensamientos.  

En el dosel del Trono del Venerable Maestro, habrá un triángulo equilátero con un ojo en el centro, símbolo de la Divinidad, a los lados se encuentran el Sol y la Luna. El Sol que representa la razón que ilumina las inteligencias, la Luna simboliza la imaginación que reviste en forma apropiada las ideas.

En la mesa del Venerable Maestro, habrá una Menorah con tres luces encendidas.

En la mesa del Primer Vigilante un nivel y una columnita del Orden Corintio.

En la mesa del Segundo Vigilante un candelabro de una luz, una plomada y una columnita del Orden Córico.

Tres luces se encuentran bordeando el Ara formando un triángulo equilátero.

Sobre el Ara y entre estas luces se encuentra el Libro Sagrado, símbolo de la verdad y sobre este está la escuadra y el compás que significan nuestras cualidades que nos permitirán interpretar a cabalidad los símbolos que aún no podemos develar.

Rodeando los muros del Templo, se encuentra pintada una Cadena sin fin, es la mística cadena de la Unión, es el lazo interior que une a todos los masones de la tierra por encima de sus diferencias personales, haciendo de ellos una sola familia universal.

El piso del Oriente será rojo y el del resto del Salón de cualquier color y en su centro un pavimento cuadrado, de cuadros iguales pintados de blanco y negro, alternadamente.

La estrella flamígera de cinco puntas que brilla sobre el altar del Venerable Maestro integra al Taller iluminándolo con sus rayos. Es el símbolo de la divinidad, en medio de ella está grabada la letra “G” que significa Dios.

Al pie de la escalinata dos piedras. La de la izquierda es un trozo uniforme y tosco de roca. Esta piedra bruta, simboliza al aprendiz que aún está sumido en la ignorancia y velado por los prejuicios y vicios del mundo profano; largo, arduo, fatigoso y duro será el sendero a recorrer para pulir ésa piedra, encontrarse así mismo, para llegar a ser una obra de arte con suaves y finas líneas como la piedra de la derecha.

El techo del Templo Masónico en un celeste pabellón simbolizando el cielo estrellado que cubre el verdadero Templo de la humanidad.

Las estrellas representan las ideas divinas que nos descubren el mundo de la realidad y la verdad.

Los dignatarios y Oficiales de una Logia Simbólica, son los siguientes:

Venerable Maestro, que puede representar el conocimiento, sabiduría, ecuanimidad y en síntesis todo lo que representan los demás Oficiales.

Primer Vigilante representa belleza y armonía.

Segundo Vigilante, representa la fuerza.

Orador, que representa la Ley, sabiduría y conciencia.

Secretario, que representa la Inteligencia y la Memoria.

Tesorero, que representa el rigor y cuidado.

Experto, que representa la censura.

Maestro de Ceremonias que representa la coordinación.

Hospitalario, que representa el amor y la gracia.

Maestro de Banquetes, que representa al Alimento.

Guarda Templo, que representa la Prudencia, Seguridad y el discernimiento.

Para que una Logia Simbólica sea justa y perfecta es necesario que tres la dirijan, Venerable Maestro, Primer Vigilante y segundo vigilante, cinco la iluminen, Orador y  Secretario y siete la hagan justa y perfecta, estos últimos pueden ser, Maestros, Compañeros o Aprendices.

En nuestro Templo no existen ventanas ni nada que perturbe la paz interior, este aislamiento del exterior, favorece una mayor y mejor atención sobre los ritos y ceremonias que se desarrollan.

El templo, no recibe la Luz de fuera, sino únicamente de dentro; por esto tiene que cerrarse herméticamente al mundo profano y su única puerta está vigilada constantemente por el guarda Templo armado de espada, símbolo de la vigilancia que constantemente debemos ejercer sobre nuestros pensamientos, palabras y acciones, para usarlas constructivamente, progresando constantemente en el sendero de la verdad y la virtud.

Cochabamba, 27 de abril de 1990

Jaime Pérez Lara

C. Mason

BIBLIOGRAFIA:

MANUAL DEL APRENDIZ – Aldo Lavagnini

MANUAL DE INSTRUCCIÓN PARA EL GRADO DE APRENDIZ

MANUAL PARA EL APRENDIZ MASON – Víctor Pacheco

Cochabamba, 04 de mayo de 1990