Categorías

SALUDO MASÓNICO

Cuando un Masón entra en una Logia cuando los trabajos ya empezaron, hace un saludo de acuerdo a ciertas reglas establecidas por el protocolo. Este saludo es siempre de acuerdo al Grado en que la Logia está trabajando. Se trata de una de las más importantes señales de reconocimiento entre Hermanos. (N. Aslan)

En el Primer Grado, de Aprendiz, la señal se llama “Gutural”, y no podemos describirlo, ni es necesario, porque es una de las primeras cosas que se aprende en la iniciación.

En los Grados Simbólicos del REAA, cuando un Obrero de la Logia se levanta para hablar, autorizado por los Vigilantes o por el Venerable Maestro, ese saludo también deberá ser hecho.

En la última Tenida de la Logia Jacques de Molay, fue hecha una observación por un Hermano visitante, Diputado Estadual Masónico, que, si entendí bien, el saludo deberá ser INDIVIDUAL, jamás colectivo. O sea, para cada Obrero mencionado debemos hacer un saludo.

De todos los libros y enciclopedias consultados, no encontré nada que obligue a ese saludo de manera individual.

Es común, en todas las Logias ya visitadas por mí, que el Obrero al levantarse, haga la Señal, y estando al Orden mencione al Venerable Maestro, a las Autoridades Masónicas (plural), a los Maestros Instalados (plural), a los Vigilantes, a los Obreros de la Logia (plural) y hacer el saludo, permaneciendo al Orden, hasta que el Venerable Maestro lo haga deshacer la Señal.

Si es que entendí bien, creo que está habiendo un “perfeccionismo masónico” exagerado por parte de este Hermano, debido que, por lógica, eso no tiene sentido, porque cuando se menciona: “Autoridades Masónicas”, quien está haciendo el saludo tendrá que contar cuántas Autoridades están en el Oriente y hacer el saludo por esa cantidad, individualmente. Idem para los Maestros Instalados.

Y peor aún, cuando dice: “mis queridos Hermanos”, tendrá que preguntar antes al Canciller respecto al número de Hermanos presentes y hacer el saludo a todos ellos.

En esta última Tenida de la Logia Jacques de Molay, solamente en el Oriente había más de treinta Obreros.

Toda “regla”, o es válida para todos, o no es válida.

Autor: Herm∴ Alfério Di Giaimo Neto
Coordinación del trabajo de traducción: Herm∴ Marcos A. P. Noronha

Observación:
El trabajo de traducción de las primeras Píldoras fue realizado por el Hermano Marcos Noronha, brasileño.
Después de iniciar el trabajo de las traducciones, llegó a la conclusión de que era apropiado que otros las hicieran.
Luego, el Hermano Marcos Noronha invitó a los Hermanos Angel Osvald López Caballero y Edgar Ernesto Villalba González, paraguayos, ambos de la Logia Paz y Justicia Nº 12, que comenzaron a hacer las traducciones, bajo la coordinación del hermano Marcos Noronha, lo que implicó la preparación, la remisión y la revisión.

Vistas:
59
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *