Categorías

¿SABIAS ESTO DEL SOL Y LA LUNA EN LA MASONERÍA?

El Sol es una representación simbólica de la mayoría de los dioses que ha tenido la humanidad, como: Utu para los Sumerios, Tammuz para los Babilonios, Ra para los Egipcios, Helios para los Griegos, Tonatiuh para los Aztecas, Surya para los Hindu y Jesucristo para la Cristiandad entre otros más. Ha todos ellos se les llama genéricamente dioses Solares porque su vida mítica tiene relación con el transito del sol sobre la bóveda celeste y las estaciones del año.

La Luna también tiene su panteón de diosas míticas, como la Griega Artemisa, la Egipcia Isis, La Azteca Coyolxauhqui, y la Judía María entre otras más; Se les llama diosas lunares por su relación con el satélite terrestre y su influencia sobre los ciclos fértiles de la mujer, y los cuerpos acuíferos terrestres. Dentro del simbolismo místico, el agua además de ser principio de vida, igual que la mujer, es un símbolo de la materia.

La Biblia narra en 1 Rey de Reyes 7:15-26, que el Rey Salomón por medio de Hiram Abbif, construyó un templo donde supuestamente debía morar Jehová, y frente a la entrada del pórtico levantó dos columnas colosales que llamó “B” y “J” .

El Sepher Yetzirah el libro de la creación de los hebreos, también hace mención a estas dos columnas diciendo: “El creó una realidad de la nada, llamó la no entidad a la existencia y labró, por decirlo así, pilares colosales a partir del aire intangible”.

El cabalista Hebreo llama a Dios “Ayin” o “Ain” que quiere decir “Nada”, pero no es exactamente como un vacío, sino más bien es “análogo” al útero femenino como un espacio con capacidad para gestar cualquier cosa o ser viviente. El aíre intangible que aquí se menciona, muy posiblemente se refiera a la materia primordial que “como” el ovulo femenino que fue inseminado por la “palabra perdida” o el nombre de Dios que al ser emitido genero el movimiento vibratorio y la doble polaridad positivo y negativo del universo y generando o dando principio al orden y concierto dentro del caos primordial.

Estudios y filosofías Masónicas, a pesar de ser un tanto eclécticos, con las tradiciones místicas Judeo-Cristianas tienen fuerte influencia en sus liturgias, rituales y simbolismos alegóricos. Nuestros templos o logias Masónicas, son una representación simbólica del macrocosmos y del microcosmos, el universo y el hombre entre otras cosas más; Y dentro del templo a tres pasos de la puerta de entrada al poniente, se encuentran dos columnas, “B” y “J”, Columnas mencionadas por La Biblia y el Sepher Yetzirah. La primera columna simboliza también, el aspecto terrestre, material y objetivo, y la segunda columna representa lo subjetivo, lo abstracto de las ideas, lo espiritual y divino del universo y el hombre.

La Masonería Escocesa, como todas las tradiciones místicas-esotéricas, tienen dos facetas, la exotérica y la esotérica, como el Dios Romano de dos rostros que sobre él tenía una luna naciente: Janus o Jano, el Dios de las puertas, de los principios y finales, que viene siendo análogos a Los dos Juanes Bíblicos, Juan el Bautista el cual vestía pieles de animal, le dio la primera iniciación a Jesús por medio del bautismo con agua en el rio Jordán, y Juan el Evangelista, el cual estaba presente en su iniciación final en la cruz, acompañando a María madre de Jesús, María de Cleofás (Hermana de María madre de Jesús) y María Magdalena. Alrededor formando un círculo se encontraban los centuriones romanos.

La religión Judía de la cual emano el Cristianismo, tiene como parte esotérica a la Cábala, la cual está sostenida por dos columnas, la del “Rigor” o “B” en nuestro templo, y “Misericordia” o “J”, las cuales alcanzan la conciliación de los opuestos a través de la tercera columna: “Equilibrio” o el Hombre. Que viene siendo la unión del cuerpo material y el alma.

Las columnas “B” y “J”, no se limitan a sus dimensiones físicas, sino que virtual y alegóricamente se extienden desde el occidente hasta el oriente, donde la columna “B” tiene como capitel a la “Luna”, y la columna “J” al sol, al mismo tiempo que ambas señalan el norte y el sur como el lugar donde deben trabajar los Iniciados, en sus diferentes grados.

Los alegóricos rituales Masónicos, hablan del descenso y ascenso del Adam o el hombre desde los mundos divinos al terrestre y viceversa. A un costado de “B” se encuentra el “mar de bronce” lugar donde el recipiendario debe forzosamente pasar para aspirar a evolucionar hacia grados mayores. El agua simboliza la materia y el “mar de bronce” el árbol del conocimiento o cuerpo físico necesario para la adquisición del conocimiento y la evolución del ser.

La idea nada es sin la realización. Algunos escritores mencionan que somos “Un pensamiento en la mente de Dios”, claro que debe ser alegórico porque nadie ha visto jamás a Dios. Sin embargo cabe mencionar que aún Dios requirió primero, contar con la fuerza femenina de la materia formando antes que el hombre, los tres reinos: Mineral, Vegetal y Animal y como síntesis el hombre.

El sol presidiendo la columna “J” se encuentra a la izquierda del Venerable y la Luna preside la columna “B” se encuentra a la derecha del Venerable.

Vistas:
79
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org