Categorías

Ritual

No deja de seguir siendo asombrosa la creatividad, inventiva e imaginación que posee todo ser humano manifestada en sus acciones, hechos, que son transmitidas de diversas maneras comprensibles o misteriosas, de tal suerte que para para comprenderlas en la dimensión que ha sido concebida, debemos recurrir a la investigación profunda de aquello que deseamos develar, sea como logro propio para dilucidar nuestra inquietud o para mostrar a la humanidad que algún hecho, pensamiento o acción contiene un mensaje que se conserva, sea conocido en su “verdadero” concepto, lo cual a su vez generará una serie de nuevas percepciones e inquietudes que generarán otras ideas hacia una cadena interminable de interpretaciones, o que definitivamente sea ignorada.

Entre las diversas creaciones del ser humano, se halla el RITUAL, que ha podido generarse casi involuntariamente en los albores de la humanidad o mejor aún cuando se generaron grupos humanos para protegerse mutuamente para sobrevivir en una naturaleza agreste. Las pinturas rupestres nos hacen ver, al margen de considerarse como una expresión “artística”, que podrían representar un plan o ritual a seguir para el logro de una cacería provechosa, que podrían ser complementados con expresiones guturales y expresiones de júbilo por los expedicionarios que solían ir de caza. Así sucesivamente se fueron aditamentando danza, cantico u otras manifestaciones guiadas o dirigidas por el líder, haciendo costumbre, antes de cada cacería, realizar el ritual como una manera de armonizar el propósito de los componentes del grupo los cuales debían cumplir ciertos roles y funciones en relación a su aptitud y experiencia. El ritual pues, es una invitación periódica por un grupo o sociedad para reunirse en torno a u evento de naturaleza espiritual o psicológica, manifestadas en acciones establecidas que forman parte de la liturgia y de la tradición, que regulan las ceremonias de sociedades secretas, iniciáticas, religiones los cultos en un lugar “sagrado” como en una iglesia, en un templo, sinagoga, mezquita, etc., para expresar su adoración o plegaria en la búsqueda para encontrar los misterios de la creación y naturaleza u otros aspectos que esa sociedad considere necesaria la manera de comprender el ritual, como esencia, pura. Algunos rituales incluso se van adaptando o modificando con el paso del tiempo mimetizándose con la religión u otra entidad que predominen la región.

Es por ello, que ritual se usa hoy en día en el ámbito deportivo o por una ideología política, etc., incluso por los recuerdos o la memoria histórica de una comunidad, como una boda, un entierro, un cumpleaños, y/o días festivos. En sentido figurado, un ritual es algo que se realiza de manera habitual por su valor simbólico, como una rutina pero se hace de un modo especial, con una forma particular de hacerlo. El rito o ritual no siempre es una acción cotidiana y rutinaria, si no algo que tiene más valor. A veces se entiende ritual al contrario, como algo que se realiza sin una razón o un propósito aparente. Los registros más antiguos de la historia de la humanidad denotan gran variedad de rituales, es decir, una secuencia de actos que se repiten, ritos que se realizan siguiendo una metodología específica y están relacionados con ocasiones igualmente específicas. Los rituales no necesariamente tienen carácter religioso; su función puede ser social, política o personal. Comprender en concepto de ”ritual” y cómo utilizar el potencial de una ceremonia para abrir las puertas de la renovación en nuestra vida puede ser sumamente valioso. Un ritual no es un hábito: A veces confundimos los hábitos con rituales, ya que los primeros son acciones que repetimos. Los rituales implican realizar acciones conscientes de manera deliberada, así que si te lavas la cara después de salir medio dormido de tu cama sin pensarlo esto no es un ritual, es un hábito. Sin embargo, tanto los rituales como los hábitos nos otorgan un sentimiento de familiaridad y arraigo. Los rituales cambian con la sociedad: La evolución tiene impacto transformativo en los rituales, pues cuando las normas cambian, ciertos rituales pueden volverse obsoletos; por ejemplo, los rituales que implican sacrificio animal o humano que llegaron a practicar algunas culturas antiguas han caído en desuso, pues grandes sectores de la sociedad prefieren otro tipo de símbolos y dinámicas. Los rituales son poderosos: Los rituales con frecuencia actúan como un catalizador para el cambio asistiendo a las personas en la renovación del ser, fortaleciendo la conexión entre los miembros de una agrupación a diferentes niveles, permitiéndonos contactar con aquello que realmente tiene importancia y significado para con sus componentes Los rituales ya sean por razones místicas o cotidianas, siempre responden a una necesidad, en el caso de los religiosos para pedirle a un Dios mejoras en nuestra salud, trabajo, etc., Los cotidianos responden a una costumbre que de forma indefectible hacemos cotidianamente. No hay religión u orden iniciática en el mundo donde no se utilicen rituales como parte importante de la misma y no hay ser en el mundo que no tenga el suyo propio.

Desde tiempos inmemoriales los rituales acompañan a la humanidad, muchos le temen a esta palabra y la asocian únicamente con prácticas ocultistas. Partiendo de la base de conocer lo que significa la palabra ritual podemos decir que los rituales no son ni malos ni buenos, todo depende de quienes y con qué fines lo practiquen. Y también se puede decir sin temor a equivocarse que no hay ser sobre la tierra que no haya realizado un ritual alguna vez en su vida. Todo ritual tiene carácter simbólico y está compuesto por una serie de elementos que pueden consistir en fiestas y ceremonias, de carácter más o menos solemne, según pautas que establece la tradición social o la autoridad respectiva.

AMPARTAPA

Vistas:
400
Categoría:
General

No se permiten comentarios.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org