Categorías

NADIE ESTÁ OBLIGADO A QUERERTE

Hoy aprendí, que nadie está obligado a: «Quererte»,

Nadie está obligado a amarte,

Nadie está obligado a ayudarte,

Nadie está obligado a escucharte,

Nadie está obligado a comprenderte.

Por tanto: No esperes «nada» de nadie. De la familia,

hijos, amigos, hermanos, compañeros, maestros,

Así, te evitarás grandes decepciones, desengaños y amarguras.

Entrega con satisfacción lo que des: Tu palabra, tu tiempo, tu cariño,

tu comprensión, tu tolerancia y si te agradecen «bendice».

Si no te agradecen, perdona y olvida.

                                         ————-oooooo————

Recuerda: Nunca hagas nada, ni digas nada para recibir recompensa. Una buena enseñanza dice: «Ten cuidado de tus palabras, lo que sale de la boca, precede del corazón”.

No olvides: Solo el amor de tu Padre y Madre, estarán dispuestos a protegerte a ayudarte, a guiarte. Por esa razón tú vales mucho, por eso; tu palabra, tu vida, tu éxito, tu trabajo, debes valorar y cuidar en esta vida.

Solo queda pedir al Gran Creador del Universo, cuide tu vida: Cor Jesu, majestatis infinitae, miserére nobis = Corazón de Jesús, de majestad infinita, ten piedad de nosotros.

Andaluz

Vistas:
50
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org