Categorías

MITRA

INTRODUCCIÓN

A nuestro Rito Escoces Antiguo y Aceptado, influenciado mediante una corriente Deista, se le permite beber de diversas fuentes para el desarrollo de sus 33 grados. Entre ellas, la importante escuela de los misterios, presente en todos los tiempos que se ha ido develando en las diferentes etapas de la civilización humana desde Mesopotamia, Sumeria, Caldea y Egipto, influye al pueblo hebreo así como también en la edad media.

Estamos seguros que el origen de nuestra orden y las tradiciones que continúan vigentes hasta la fecha son complejas de determinar y más difícil aún de ser objeto de trazabilidad. A pesar de ello, podemos encontrar paralelismos que son sencillamente sorprendentes, y un ejemplo excepcional en esta ocasión lo veremos con el Culto a Mitra.

Este culto religioso y fraterno giraba entorno a la adoración de un antiguo Dios Persa en la región costera sud del Mar Negro, en la Anatolia Oriental (actual Turquía). Este culto tiene alta posibilidad de haber resultado de un hermanamiento entre el Zoroastrismo y el Caldeísmo (o adoración siriaca del sol). Antes de entrar en materia, recordemos que varios autores consideran al Zoroastrismo, como el primer intento de aglutinar todos los Dioses que imperaban en un ambiente politeísta, produciendo con éxito una de las primeras religiones monoteísta en la historia de la humanidad. En el contexto anterior, se presenta a Zoroastro o Zaratustra como un profeta persa, autor en ocasiones, personaje mítico en otras y representación -en todos los casos- de un nivel de avance espiritual. Entre las principales interpretaciones de su nombre viene la conjunción de las palabras: “Zara” y “Ushers” que significan: “El de la luz dorada” dejando en claro su influencia solar.  Por la mención a las clases sociales descritas en el entorno de Zoroastro, entre ellas: Sacerdotes, granjeros, nobleza, soldados y otros es que se lo ubica temporalmente en el siglo sexto a.C. sea verdad o mito la historia empieza en un momento crucial de la humanidad.

El siglo sexto antes de Cristo es un siglo fascinante para ciencia, la filosofía y la religión. Se lo considera el siglo de la gran transformación, de los grandes iniciados, es el siglo que aparece Buda, Confucio, y en que Grecia aparece Pericles, así como Pitágoras, y muchos otros. De muchos avances de pensamiento de quienes dan un mismo mensaje: poner Orden al Caos y señalar caminos hacia una vía espiritual donde la razón y la justicia tienen un papel importante en el orden social y que sigue vigente en la corriente de pensamiento en nuestros actuales círculos de Jerarquía.

En la antigua Persia -que seguro sobre pasa lo que hoy es Iran- se desarrollan conceptos como el de la Dualidad que habita en nosotros, el libre albedrio, la habilidad de escoger si vamos con el orden o con el caos. Por ejemplo: el que escoge el bien para ayudar a Ahura Mazdā – que más tarde daría origen a Mitra- tendrá la posibilidad de renovar su existencia, caso contrario Ariman, el espíritu maligno dentro del hombre, llevaría al adepto por un camino no tan placentero. Es en este contexto que se desarrolla aquella morada de reflexión para quienes no se han decidido si seguir el bien o el mal.  Conceptos que más adelante son digeridos por los judíos e inclusive varios conceptos los encontramos en nuestros rituales.

Es así, que el presente trabajo encomendado por el T:. V:. P:. G:. C:. titulado “MITRA” no pretende mostrar ni demostrar una relación de Mitra y el Zoroastrismo como religión, ni tiene como foco principal la historia del mitraísmo en sus diferentes versiones y evoluciones. Mas bien, tiene el propósito de resaltar similitudes entre esta corriente religioso-ritualista y nuestra masonería del REAA en un intento de escudriñar conceptos masónicos de origen indoiranio.

DESARROLLO

La única evidencia real del culto a Mitra la conseguimos a través de la arqueología (inscripciones, esculturas, mosaicos, material simbólico, etc.) no se cuentan con otras pruebas verificables ni escritos al respecto que puedan ser validados; por ende, existen muchos mitos no comprobados en la actualidad u otro material elaborado por pseudo académicos que han interpretado a conveniencia dentro un contexto histórico. A pesar de contar con poca evidencia al respecto, lo que si podemos confirmar es una innegable relación astrológica y sobre todo puedo afirmar -en mi conocimiento actual- que el culto a Mitra es un sistema ritualístico religioso que, dentro de un esquema velado por misterios, pretende: a) Comprender el ordenamiento del cosmos. b) Comprender el ordenamiento del mundo. c) Comprender el ordenamiento del más allá. d) Establecer un modelo de comportamiento y e) Ofrece una liturgia y ritos dentro de un esquema de grados.  (Fuente: J. Alvar)

Mitra y el culto a Mitra fue popular en los siglos IV y V a.C. y representa un sincretismo similar a lo que hoy entendemos como GADU puesto que sobre Mitra sedimentaron otras divinidades: entre ellas el Dios del Sol en los vedas (Hinduismo), la luz celeste en el Avesta (Zoroastrismo), por su parte el Mitra romano es una combinación de Dionisio, Sol Indiges y Osiris, un solo Dios y representante del Sol. Estas cualidades creadoras, guerreras y de luminosidad implicaban a los miembros del Culto a Mitra el uso de una jerarquía, así como la sumisión de sus seguidores, y el generar sólidos lazos personales dentro del culto. Personas de diferente procedencia encontraban una fraternidad que no era común en aquel tiempo. Y además se basaba en el secreto de un grupo reducido de iniciados que traen la luz a un mundo oscuro basados en una simbología solar.

Este conjunto de particularidades, se efectuaban en lugares de reunión similares a nuestros templos actuales denominados Mitreos. Los arqueólogos han encontrado estos espacios subterráneos de aspecto de cuevas construidos en todo el mediterráneo demostrando lo extendida de esta religión. Espacios llenos de iconografía extremadamente elaborada, relieves, estatuas y pinturas representando alegorías y escenas enigmáticas que sirvieron de fuente de conocimiento.  En una estructura rectangular se podía albergar de 20 a 30 personas a la vez, construidos cerca de agua dulce con techos abovedados y cielos nocturnos pintados. Santuarios antiguos en los cuales la oscuridad del entorno podría recrear la lucha de la divinidad contra las tinieblas. En este contexto, el Mitreo se convierte en una Orden Secreta conformada por una membresía masculina difundida por el ejército romano y protegida por el Imperio. A la fecha se han encontrado casi un millar de Mitreos en diversas partes de Europa catalogándose como un culto de gran huella arqueológica.

En la parte posterior del Mitreo se encuentra -en todos los casos- un relieve relacionado a la Tauroctonia, a veces pintado o a veces tallado o en miniaturas.  En dicha Tauroctonia, Mitra, como el Dios central de la leyenda, acompañado de un cuervo, una serpiente, un escorpión y un perro sacrifican a un Toro.  Mitra, vestido con un traje de Anatolia, una capa con cielo estrellado y portando un gorro frigio se encuentra arrodillado sobre un toro exhausto, sosteniéndolo por las fosas nasales con la mano izquierda y apuñalándolo con la mano derecha mientras mira sobre su hombro derecho hacia el Sol.  Esta representación simbólica refleja el dominio de los bajos instintos frente la espiritualidad, al matar al toro, la sangre se convierte en espigas de trigo simbolizando el resplandor de un renacimiento. Representa al Sol que descendió al inframundo, cuyo descenso causa el invierno y su resurrección se celebra en primavera.

Los misterios de Mitra, celebrados en cavernas consideran a los siete planetas representados como estados que el recipiendario debe recorrer tanto de ascenso (esotérico) y de descenso (exotérico). En este camino espiritual se exigía al candidato el sometimiento a pruebas iniciáticas de alto contenido esotérico para su tiempo. Y contaba con el siguiente desarrollo gradual:

N° de GradoNombre del GradoPlanetaSímbolosMetal
1roCuervoMercurioCaduceo, vasija de purificación de aguaHierro
2doNinfusVenusLampara, diademaEstaño
3roSoldado MilexMarteCasco, lanzaAleación
4toLeoJúpiterPala, Sistro, rayoBronce
5toPersaLunaDaga persa,  luna creciente, estrella.Plata
6toHeliodromoSolAntorcha, Estrella matutina, corona, látigo, carruaje celestialOro
7toPadreSaturnoPlato de libaciones, anillo, bastón de autoridad, gorro frigio, Guadaña.Sin metales

Estos grados se presentaban en el mosaico del piso como siete puertas circunscritas a los solsticios y equinoccios. El adepto mitraico escalaba desde su iniciación hacia el grado superior en un camino de unión con su divinidad. Cada grado estaba sujeto a una consagración acompañada de diversas ceremonias, coronaciones, postura de manos y golpes de manos (baterías), uso de incienso, también unción; cada nuevo grado involucraba una mayor participación de Mitra, el Dios que contiene todas las virtudes. El Filósofo Porfirio afirmó que estos 7 grados estaban relacionados con los signos del zodiaco. Es por ello que, de forma idéntica a nuestros templos actuales, los signos zodiacales estaban presentes en el templo mitraico. También parte importante del ritual era un apretón de manos con el Pater como una versión primitiva de nuestros “toques” a semejanza de cuando Mitra y el Sol se dieron la mano. Los iniciados eran conocidos como Sinexione que significa “Aquellos unidos por el apretón de manos”. Hasta este punto seguramente hemos podido identificarnos con el culto a mitra por varias particularidades masónicas.

Adicionalmente se cuentan con diversas coincidencias en temáticas de astrología, aritmética, y geometría, así como el uso de la numerología.  Conservaron la doctrina caldea del Panteismo considerando a todo el universo como un ser vivo renovado por una veneración al fuego como símbolo divino. se conservó el dualismo del zoroastrismo, adoptaron la trinidad de los babilonios: Padre, Madre, Hijo. Representado por El Sol, La Luna y Venus, en los mitreos se encuentran 7 altares o 7 piras consagradas a los 7 planetas así como nosotros mantenemos el candelabro dorado de 7 velas en el templo. También podemos resaltar que después de los rituales se tenía el banquete mitraico donde la comida sagrada estaba determinada por el simbolismo del pan (cuerpo) y el vino (sangre).

Para el retorno del alma humana al infinito debiera ascender y luego descender en 7 esferas de la estructura mitraica, la misma alegoría la encontramos en la escalera de Jacob en la masoneria Escocesa e Inglesa, y en el caso del REAA tenemos la escalera mística de dos lados con siete peldaños en cada lado.

Para finalizar nuestro análisis de paralelismos, podemos referirnos al Mitra petrogénico  mencionado también en la teogonía hitita. Para esta cultura Anatolia, Mitra seria  una divinidad que nace de una Piedra por obra de Ahura Mazdā en unos relatos, de Júpiter en otros y de otras divinidades que recurrieron a la autocomplacencia para fecundar una narrativa tan sorprendente en su época como lo es para nosotros la masonería actual.

El camino de la virtud, resumido por el deseo de poder del sol, sentimientos en la luna, el fuerza en batalla de Marte, el deseo de contacto (fraternidad) de mercurio, la salud de júpiter, el ansia  de perfección y sabiduría de venus y la estabilidad de Saturno aún parecen vigente en nuestras máximas.

El Culto a Mitra fue muy popular en la milicia Romana y su declive fue a causa del cristianismo. Aunque para algunos historiadores, el culto a mitra contempla el inicio del cristianismo.

CONCLUSION

El estudio del mitraísmo, es complejo porque solo nos queda su simbología. Sin embargo es exactamente el lenguaje de la masonería, por lo cual no necesitamos hacer gran esfuerzo para concluir que, al igual que mitra, el masón es una piedra, franca, viviente, que nace de la tierra y una vez salida de la cantera tiene la posibilidad de trabajarse hasta que sea una piedra pulida de acuerdo a los planos del gran geómetra para colocarse en la construcción social. Mitra, inserto en una religión de símbolos destaca el eterno contraste alegórico de la oscuridad y luz, una leyenda Solar teatralizada con ceremonias de aumento de grados. También podremos evidenciar que existe una escuela iniciática que motiva al uso del sincretismo y da al candidato el desafío de interpretar manifestaciones litúrgicas y mitológicas. Además, que los iniciados debían tener aptitudes, éticas, morales y espirituales a los cuales se les daba una información relacionada con la transcendencia y el gobierno del pueblo.

Como ya lo manifestó el reformador religioso Zarathustra, los 7 planetas conocidos hasta ese entonces eran símbolo de virtudes conforme a esa idea, el mundo de los dioses astrales contenía un programa ético que da lugar a una religión de salvación fundamentada sobre 5 principios: Igualdad, Respeto, Ecología, Trabajo y Lealtad. El mitraísmo asume que el adepto que debe transitar en el mundo físico -mundo dialectico- debe pasar necesariamente por las 7 esferas representadas por los planetas.  De forma similar podemos encontrar este concepto en la escalera mística que en el lado sur muestra las siete artes liberales que nos permiten interactuar con el mundo exterior. Y en el lado norte las siete virtudes caballerescas que nos permiten embellecer nuestro mundo interior.

Mitra divide las mitades del año, ocupa la Posición del Medio y por ello también se le denominaba el Mediador entre el Cielo y la Tierra, así como la ubicación del masón del REAA posicionado alegóricamente entre la escuadra y el compás.

También es innegable el carácter fraterno identificado en la Cena Sagrada o Ágape, se simbolizaba la carne por el pan, y la sangre animal por el vino. Los adeptos de Mitra abiertamente celebraban aquello que los Cristianos denominarían después la Última Cena.

El mitraísmo fue una manifestación religiosa de origen indoiranio que por efectos sincréticos incorporó otras religiones en época helenística antes de expandirse por el imperio romano y sucumbió ante el cristianismo en el siglo IV d.C. El Mitreo bajo San Clemente en Roma (y en Chartres) muestra que los cristianos construyeron sus iglesias sobre los Mitreos, y seguro que no sólo por la ubicación central de los predios, sino para sepultar, de cierta forma, a tal oponente.

Sin duda la idea que somos piedras dentro de una construcción social, y que debemos alisar nuestras aristas con la práctica de las virtudes en diferentes etapas de nuestro desarrollo personal hasta alcanzar cierta estabilidad podría estar dentro lo que llamaríamos una invención mitráica,  y es posible que no hayan sido los primeros en esquematizarlo.

Es mi palabra, T:. V:. P:. G:. C:.

Erik Mauricio Sotomayor Yevenes, 30°

Camp:. Cochabamba  13 de Agosto de 2021 e:. v:.

BIBLIOGRAFIA

https://www.mithraeum.eu/liber/on-mithraism-and-freemasonry_1996

http://www.templelodge33.ca/masonic-education/mithraism-freemasonry-and-the-ancient-mysteries/

http://www.skirret.com/papers/mithraism-freemasonry_connection.html

El dios que nace de la roca. Aspectos comparativos del mito del nacimiento de Mitra. Juan Antonio Álvarez-Pedrosa

“Un Puente Hacia la Luz” – Rex Hutchens

“Morals and Dogma” – Albert Pike

“Vislumbres de Historia Masónica” – C.W. Leadbeater

Albert Pike Lodge # 33 – Morals and Dogma  – Study Mithras and the 7 planets

Grados Adquiridos en la Gran Logia de Bolivia

Vistas:
338
Categoría:
General · REAA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *