Categorías

MERCURIO Y APOLO

MERCURIO Y APOLO
Al primer ternario fundamental de la Logia: Venerable, Primero y Segundo Vigilantes (Sabiduría, Fuerza y Belleza), se unen otros dos cargo de primera importancia, para completar entre los cinco: «El Consejo de las Luces», el Orador Fiscal y el Secretario, los dos tienen asiento en el Oriente, a ambos lados del Venerable Maestro, como facultades que asisten la Sabiduría, la primera para expresarla convenientemente y la segunda para recibirla y conservarla. El Orador posee la facultad de palabra que expresa, en cada experiencia y contacto, el sello íntimo, individual, del carácter y del ser. Y el Secretario recibe la expresión constructiva de cada experiencia moldeándola de manera que quede desde entonces grabada en la carne del ser. Se ponen en relación estos dos cargos con Apolo (Orador) y Mercurio (Secretario). Siendo el Secretario, el escriba de los Dioses, mensajero e intérprete de la Divina Sabiduría y el Orador es aquel que la expresa de manera eminentemente brillante, clara, creativa y constructora.


El Sol radiante, usado anteriormente como símbolo del Orador (en lugar del libro abierto que ha prevalecido después) es emblemático de esa atribución; así como las dos Plumas cruzadas, suspendidas al collarín del Secretario, recuerdan las dos serpientes del caduceo y las alas en los pies de Mercurio.


Elabora y recopila:
Francisco Castillo Serrano. M. M. Resp. Log. «Deberes Humanos» No. 237. Mérida – Venezuela.
Fuente: Lavagnini, A. (2007). «El Secreto Masónico». Edit. Kier. Argentina.

Vistas:
476
Categoría:
General

No se permiten comentarios.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org