Categorías

LOS CINCO SOLIDOS PLATÓNICOS

Las formas los símbolos y los ornamentos de la Masonería del Santo Real Arco, con sus  Hitos y ceremonias que en la actualidad observamos, fueron adoptadas por nuestros predecesores, para conservar en nuestras mentes la manera providencial en que esos secretos fueron recuperados. Sobre ese conocimiento y considerando que los escritos masónicos no son precisamente obras de enseñanza, sino más bien representan la expresión de los conocimientos adquiridos por sus autores, este modesto trabajo está dirigido fundamentalmente a intentar una interpretación sobre el simbolismo y significado en el Santo Real Arco de los elementos que se mencionan en el título de la disertación.

Dentro de las infinitas formas poliédricas que existen hay unas que, por sus simetrías, han ejercido siempre una gran atracción sobre los hombres.

Se trata de los poliedros regulares, cuyas caras son polígonos regulares iguales entre sí y en cuyos vértices concurren el mismo número de caras.

Estos sólidos eran conocidos ya en la antigüedad, y han pasado a ser llamados platónicos porque Platón los nombra en su diálogo Timeo, escrito alrededor del 350 antes de nuestra era. Como figuras abstractas de gran perfección, el filósofo llegó a relacionarlas con los cuatro elementos.

Asoció cada uno de los cuatro elementos que según los griegos formaban el Universo, fuego, aire, agua y tierra a un poliedro. Cada uno de estos perfectos poliedros estaría a su vez compuesto por triángulos. Solamente ciertas formas triangulares serían permitidas, tales como los triángulos 30°-60°-90° y el de 45°-45°-90°. Cada elemento podía descomponerse en partes triangulares, las cuales después podrían ser unidas para formar otros elementos. Así, los elementos serían interconvertibles, y así esta idea fue una precursora de la alquimia. El más ligero y punzante de todos los elementos, el fuego, debería ser el tetraedro.

Como el más estable de los elementos es la tierra, debería estar formada de cubos. Al ser el más móvil de todos y el más fluido, el agua debería ser un icosaedro, el sólido regular que rueda más fácilmente.

Respecto al fuego, Platón observo lo siguiente: “el aire es al agua como el agua es a la tierra”, y concluye misteriosamente que el aire debe de estar formado de octaedros,

El Timaeus de Platón propone la existencia de un quinto elemento (correspondiente al quinto sólido platónico remanente) llamado la quintaesencia, del cual está hecho el espacio mismo y asoció el último poliedro regular, el dodecaedro, al Universo. Por este motivo estos poliedros reciben el nombre de sólidos platónicos. Todos estos cuerpos caben dentro de la esfera, esta como sinónimo de perfección Platón, como es sabido, en reacción contra los primitivos filósofos presocráticos, que estudiaban la composición y leyes del mundo en sí mismo, sin intervención de fuerzas divinas, lo considera creación de un “demiurgo”, y por tanto sujeto a leyes acordes con él, racionales, perfectas y eternas. Como una forma de resolver la contradicción entre ese mundo “perfecto” y el real consideraba éste como una versión prosaica del más perfecto mundo de las “ideas”, como ejemplifica en su clásico Mito de la Caverna, donde unos hombres encadenados en el interior de una cueva ven solamente las sombras de los objetos del mundo real, y acaban identificándolos con la propia realidad. Así somos nosotros, concluye Platón: la visión que tenemos del mundo es una “sombra”, una tosca imagen del perfecto mundo de las ideas, que se hallan en un plano inaccesible para nosotros y sólo pueden ser conocidas con el razonamiento y no con los sentidos, que siempre nos engañan. Los sólidos platónicos han gozado de una amplia resonancia en el arte, la literatura y en general siguen siendo una antigua imagen de belleza y abstracción. La teoría de Platón pervivió durante los siglos, y el mismo Kepler intentó ajustar las órbitas planetarias a esos poliedros, siempre en busca de ese “plan divino” al que se someterían las cosas.

El significado filosófico é iniciático según la concepción griega, está referida a la creación del universo, compuesta por estos cuatro elementos (fuego, aire, agua y tierra). Con estos cuerpos, Platón ilustraba a sus discípulos los conceptos de lo invisible e intangible. Los cinco cuerpos platónicos, forman parte del equipamiento regular de todo Soberano Capitulo del Santo Real Arco y están ubicados en el piso, entre el Altar y el Volumen de la Ley Sagrada.

Cuál es el significado de una mezclade un templo judío con las figuras filosóficas griegas de la concepción del universo de la era Helénica? En el ritual significan los cuatro elementos del mundo, el fuego, el aire, la tierra y el agua. ¿Pero qué significa el quinto cuerpo?, tal vez la perfección divina, que más bien en matemática pitagórica era la cuadratura del círculo con la explicación de la doctrina pitagórica de los triángulos, es decir la matemática Euclidica llevada a la geometría pitagórica ,para ingresar en el tetragrama que en su etapa final, sería el nombre inefable de Dios.

Otro símbolo importante, La triple Tau, marca de la masonería del Real Arco y su simbolismo de salvación. La triple Tau, que forma parte por sus intersecciones un número de ángulos en cinco combinaciones diferentes y cuando se reducen a su equivalente en ángulos rectos, se verá que equivalen a los cinco cuerpos platónicos regulares, que representan los cuatro elementos y la esfera del universo.

Si aceptamos el símbolo masónico del Tau como alegoría representativa de la salvación o de la conservación, quiere decir que constituye un símbolo que representa la inmortalidad, es decir que tiene relación con la vida eterna.

Relator C. Jamine La Fuente Gutiérrez

Valle de Santa Cruz, Octubre 19 del

2011 e.v. Referencias:

– Ritual de SRA de Jerusalén

– Compendio de planchas -Soberano Capitulo Excélsior N° 39

– El Arco Real Su Significado Oculto George H. Steinmetz

– Enciclopedia de la Francmasonería Albert G. Mackey,

– Palabra perdida y palabras sustitutivas

– René Guénon,Revista de Estudios Tradicionales No 8.

Vistas:
62

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org