Categorías

LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD

Con humildad y la prudencia nacida en la columna del silencio, expongo este tema referido a los principios de LIBERTAD, IGUALDAD Y FRATERNIDAD; los mismos que constituyen la triada fundamental de la francmasonería.

La permanente movilización magnética del pensamiento dio origen, en Inglaterra, a las ideas liberales. Estas ideas masónicas fueron «cautelosamente abrazadas» en Francia por la nobleza y la clase media superior, dando origen a la formación de Logias.

En 1735, las logias de París dirigieron a la Gran Logia de Inglaterra una petición para establecer la Gran Logia Provincial, ésta no fue aceptad por considerar que la misma tenía fines de orden político.

La década del cuarenta perteneciente al siglo XVIII, se caracteriza por las rivalidades existentes entre las logias provinciales de Francia con el cuerpo de la Gran Logia metropolitana de París. Como consecuencia, surge por vez primera el lema de «Libertad e Igualdad» (1747).

En 1756 la Gran Logia Inglesa de Francia se declara independiente de Inglaterra adoptando el titulo de «Gran logia Nacional de Francia», fortaleciendo entre sus columnas los principios de Fraternidad Igualdad y Libertad que con el transcurrir del tiempo se constituirían en la doctrina de los Derecho Humanos.

Estas corrientes espirituales difundidas por la francmasoneria entre la nobleza y la clase media del siglo XVIII influyeron en Voltaiere quien en su iniciación enunciaba: «Los hombres son iguales. No el nacimiento, sino únicamente la virtud que los distingue».

Esta iniciación de los fundamentos, o causa primogénita de la trilogía simbólica masonica, fue enriquecida con el pensamiento de Montesquieu, Diderot, Condorcet, Lafayette, Danton, Mirabeau, Robespierre y otros.

Los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad, nacieron en consecuencia mucho antes que la Revolución francesa. Lo evidente es que, influenciaron en la concepción y desarrollo de ese gran acontecimiento histórico que se vivió en Europa, transportando su influencia mas allá de u geografía llegando al nuevo mundo; generando las gestas heroicas que dieron origen a la emancipación de Charcas y de América.

Permitaseme, transcribir fragmentos del fecundo canto patriótico de Migue Bustos Ramos quien enlaza la metáfora, el idealismo y la realidad de la trilogía simbólica con nuestros sagrados emblemas patrios:

Rojo – Libertad

Eres la fuerza que otorga el sentimiento la ley bendita de la sangre amada y en tu cláusula impresa esta sellada con vivo lacre, nuestra fe jurada.

Si de la libertad eres el precio tienes que ser !Oh sangre el símbolo ya que para aplastar el despotismo es la sangre el empuje fuerte y recio.

Amarillo – Igualdad

Si el espíritu vuela a las alturas en busca del espacio que reclama, la humildad; en todas sus criaturas a la igualdad de ser; también nos llama.

Si la igualdad, es bien, es beneficio como el son que nos brinda amor y luz aunque sea trabajo y sacrificio ayudemos a todos en su cruz.

Verde – Fraternidad

Fraternidad, feliz e hidalga fuente donde sacian su sed los fatigados cristalina y bellísima corriente que no empañe tu limpido torrente el aliento fatal de los malvados.

Verde fraternidad y Naturaleza

No le niegues al hombre tu esperanza y sellando en el mundo, íntima alianzas asociandose a Dios nuestra bonanza, por senderos pacíficos de bien.

Ahora bien, lo expresado con precedencia nos permite transportar de ese mundo metafórico el espíritu y el mensaje de la trilogía simbólica.

LIBERTAD.

La libertad, definida como la corriente opuesta a la servidumbre o al cautiverio, significa el derecho de poder obrar o no obrar, o de escoger. Representa la facilidad y la disposición de hacer todo en tanto esta, ética moral y materialmente no afecte al hombre y a la sociedad.

La ética masónica «trata en primer lugar de formar hombres libres y responsables y en un segundo orden, de proyectar sus principios en la evolución de la sociedad». La libertad es pues, la esencia del espíritu del hombre, es la fuente natural del humanismo. Por eso, la Francmasoneria es humanista y enemiga de la esclavitud tanto externa como interna.

La libertad, es el impetu, la energía de la conciencia, la pujanza que debe existir en el iniciado por la búsqueda de la verdad. Representa la independencia del espíritu en la construcción del templo interior, dominando las bajas pasiones y liberándose del error. Por tanto, en el sentido iniciático es una adquisición del derecho de conocer la luz en forma libre y responsable, «para gozar de la libertad con sujeción a la ley humana y divina».

IGUALDAD.

Definida como la relación entre dos cosas semejantes en su naturaleza y calidad, esta descansa sobre la conciencia de la identidad y la grandeza del Yo del hombre. La igualdad simbólica no representa una mezcla demagógica de principios sino que; significa una sólida estructura que establece el Derecho y permite la Libertad.

La igualdad masónica medida por la escuadra y el compás esta implícita en todas las reglas éticas fundamentales de la Orden. El Landmark 22, proclama «La igualdad de todos los masones».

Si bien, los hombres son iguales ante los ojos y la mirada del Gran Arquitecto del Universo, son los mismos hombres que generan la desigualdad. Qué paradoja?. Por eso, la masonería guiada por la luz de la verdad, rechaza por principio todas las manifestaciones tendentes a proscribir la Libertad, con la consecuencia de generar la desigualdad entre los hombres.

Todo hombre tiene la igualdad del derecho a una existencia feliz y armoniosa, a la igualdad del derecho a la justicia divina y la del hombre, a la igualdad del derecho de capacitarse y conocer las ciencias, a la igualdad del derecho al perfeccionamiento, a la igualdad del derecha de asociarse. Desde el principio iniciático diríamos que todo iniciado tiene la igualdad del derecho de conocer la verdad.

«Todos los seres humanos cacen libres e iguales, en dignidad y en derechos, y dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente, los unos y los otros».

FRATERNIDAD.

La unión entre los hermanos, todos hijos del Gran Arquitecto del Universo, resulta ser la mas noble y hermosa de las obligaciones del hombre, «La búsqueda de la unión universal, proclamada por la Masonería se basa en el principio de la fraternidad».

El amor fraternal que concibe e inculca la Orden, no significa la idea quimera, ni resulta una abstracción, ni deja su carácter «al entendimiento y comprensión particular del candidato a iniciado, que podría estar dispuesto a dar mucho o poco de el a sus hermanos, de acuerdo con el criterio de su propia inteligencia o por la magnitud de su propia generosidad. Es lo contrario, se encuentra estrictamente definido; su objeto plenamente señalado y el modo y manera de su práctica detallado en palabras, e ilustrado por símbolos, para no dar ni la causa del error ni la disculpa de la indiferencia.»

La fraternidad, la constancia en el cariño, la fidelidad, la taciturnidad, la discreción y el silencio representan el amor fraternal, el auxilio y la verdad entre todos los masones justos.

Por: José Luis Alemán Gárate

Vistas:
66
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org