Home > General > LANDMARKS

CONTENIDO

  1. A MANERA DE INTRODUCCIÓN.
  2. LOS “OLD CHARGES” EN LA MAS.: OPERATIVA, COMO ANTECEDENDENTES DE LOS “LANDMARKS” DE LA MAS.: ESPECULATIVA.
  3. ¿QUÉ  SON LOS “LANDMARKS”?
  4. “LANDMARKS”, SU HISTORIA.
  5. LOS “LANDMARKS” EN LA G.:L.:B.:
  6. CONCLUSIONES.
  7. BIBLIOGRAFÍA Y ANEXOS.

DESARROLLO

  1. A MANERA DE INTRODUCCIÓN.

Entre los temas más intrincados, polémicos, discutibles y siempre actuales de la Masonería Especulativa se encuentra el referido al “Landmark”, tema que plantea debates hasta en su manera de denominarlo, como se pudo evidenciar en la investigación bibliográfica realizada; algunos autores los anotan como “The Land Marks”, “Ancient Landmarks”, otros como el “Landmark” y el resto como los “Landmarks”, en el texto de esta plancha los denominaremos los “Landmarks”.

Planteados y reconocidos con diversos enfoques e interpretaciones, se los tiene como: el elemento demarcador de las fronteras entre lo profano y lo iniciático para nuestra Orden, como normas inmutables que todo Masón debe cumplir y hacer cumplir, como principios básicos de Derecho Masónico, como elementos que hacen a la regularidad masónica, como factores de discordia y atentatorios de la Unidad Masónica Universal y otros tantos criterios que trataremos de ordenar corriendo los velos de la historia y buscando una respuesta en las páginas escritas por nuestros HH.: mayores y estudiosos de este importante capítulo de la historia y la vida Masónica.

  • LOS “OLD CHARGES” EN LA MAS.: OPERATIVA, COMO ANTECEDENDENTES DE LOS “LANDMARKS” DE LA MAS.: ESPECULATIVA.

Debemos, antes de entrar de lleno a estudiar los “Landmarks”, conocer que hubo antes de ellos y en esa búsqueda encontramos a los “Old Charges”.

Los Old Charges, «Antiguos Deberes» o “Antiguas Cargas”, constituyen una serie de manuscritos de un valor excepcional, documentos que describen y recopilan las normas de estricto cumplimiento que debían observar los miembros de las antiguas logias operativas.

Según la concepción de Edmond Mazet, un investigador masónico, «los Old Charges representan una sucesión de jalones que nos religan a través del tiempo y de todas las transformaciones que la Masonería ha podido sufrir, a nuestros antecesores los masones operativos de la Edad Media”.

Sin describirlos y de manera referencial se enuncian, a continuación, algunos de los muchos “Old Charges” existentes y citados por Jorge Francisco Ferro[1] en su obra “Los “Antiguos Deberes” (Old Charges): Traducción y Estudio Crítico Sobre Dichos Antiguos Manuscritos”:

  1. La Constitución de York (926)
  2. El Manuscrito de Edimburgo (696)
  3. Los Estatutos de los Canteros de Bolonia (1248)
  4. El Manuscrito Regius (1390)
  5. El Manuscrito Cooke (1410 -1420)
  6. Las Constituciones de los Masones de Estraburgo (1459)
  7. Los Estatutos de Ratisbona (1498) – Estatuto de la Asociación de Talladores de Piedras y Albañiles
  8. El Manuscrito Grand Lodge Nº 1 (1583)
  9. Los Estatutos de Schaw (1598)
  10. Los Antiguos Deberes: El Manuscrito de “Iñigo Jones” – La Antigua Constitución de los Libres y Aceptados Masones (1607)
  11. El Manuscrito Dumfries Nº 4 (1710)
  12. El Manuscrito de Kewan (1714 – 1720)
  • ¿QUÉ SON LOS “LANDMARKS”?

Antiguamente y aun en nuestro tiempo, en fundos rurales, su suele usar piedras que a manera de mojones forman linderos que delimitan un terreno o propiedad, los cuales legalmente deben respetarse y no pueden ser invadidos. Esta simple y básica acepción es la que nos acerca más a la comprensión de lo que son los “Landmarks” para nuestra Orden.

“En masonería, los “Landmarks” tienen un significado más amplio pero menos claro: La Enciclopedia Masónica Coil ha reunido cuarenta y una definiciones de las que doce ponen el énfasis en su antigüedad, nueve en la universalidad y trece en la inalterabilidad”[2], esta basta conceptualización se halla diversificada a medida que vamos introduciéndonos más y más en el corazón del tema. 

B. Jones cita una definición de John W. Simons, de sus «Principios de Jurisprudencia Masónica» y dice: «Los landmarks son reglas de conducta que han existido desde tiempo inmemorial -ya sean escritas u orales- , que son co-esenciales a la Orden Masónica, que en opinión de la gran mayoría son incambiables, y que todo masón está obligado a mantener intactos, en virtud de los compromisos más solemnes e inviolables», cita que nos muestra elementos claros y recurrentes en los contenidos conceptuales de la generalidad de los autores que escribieron sobre el tema, elementos tales como el carácter normativo, su “inmutabilidad” y su coexistencia con la Orden, mas no se precisa la data de su enunciación y su número, resultando por tanto muy general y deja aun mucha niebla para un entendimiento cabal de su origen y su contenido.  


Otra de las definiciones más conocida es la de Mackey, para él los “Landmarks” son: “Aquellas antiguas y universales costumbres de la Orden que, gradualmente se fueron aceptando, o fueron impuestas de una vez por una autoridad competente, y esto fue en un tiempo tan remoto que no queda ni registro de cuando fue. Por ello, los Landmarks tienen la mayor autoridad que la memoria o que la historia puedan ofrecer, por lo que son universales, inalterables e irrepetibles”, definidos de manera alegórica tienen un bello contenido, pero ni un autor como Mackey supo precisar la claridad necesaria para responder la pregunta ¿QUÉ SON LOS LANDMARKS?. 

Nos os preocupe esta oscuridad QQ.: HH.: aun disponemos de otros medios y herramientas a los cuales recurriremos para encontrar la luz que nos permitirá,  de una buena vez, entender en todo su contexto a los “Landmarks”. Tomaremos a este fin la herramienta de la historia.

Muchas son las listas de “Landmarks”, unas y otras incluyen los conceptos que para cada autor son esenciales en Mas.: : los secretos esenciales, las prerrogativas del Gran Maestro, el gobierno y funcionamiento de la logia, los derechos y los deberes de los masones, las condiciones para poder ser iniciado, los que definen el carácter deísta de la orden, el “Landmark” de la inalterabilidad entre otros, pero de lo único que  no hay duda es que cada concepto y cada lista han evolucionado a través de la historia.

  • “LANDMARKS” SU HISTORIA

El desarrollo de este punto requiere de precisión y rigurosidad en la mención de fechas y eventos históricos, razón por la cual se recurre a los datos sistematizados y compilados en la plancha burilada por Montero, Maestro Masón de la Gran Logia de España[3] que hace referencia a la Enciclopedia Masónica de Coil y el libro “Jurisprudencia Masónica” de Roscoe Pound.

En la época operativa (antes de la creación de la Gran Logia de Inglaterra en 1723)  no hay ninguna mención al  término “Landmark” en masonería, aparte de su significado operativo. En Inglaterra, las Logias se gobernaban por las Constituciones Góticas en las que ni la palabra ni el concepto está presente.

La palabra “Landmark” aparece por primera vez en masonería en 1720 (publicada en 1723) en los reglamentos compilados por George Payne, que en su artículo 39 dice: “Cada Gran Logia tiene autoridad para modificar este Reglamento o redactar otro en beneficio de la Fraternidad, siempre que se mantengan invariados los antiguos Landmarks«, pero dejó el concepto sin precisar. Sobre lo que pudo decir Payne hay tres teorías (según Pound):

  1. Pudo usar esta palabra como antiguas, universales e inalterables costumbres,  a decir de la definición de Mackey.
  2. O se refería solo a los ritos y a los secretos de los masones operativos, como interpreta Hextall.
  3. O bien, Anderson encontró el término en alguno de los manuscritos antiguos que utilizó Payne para redactar sus reglamentos, donde la palabra se usó con sentido operativo, y la incluyó sin preocuparse demasiado en su significado. Esta es la teoría más aceptada por los estudiosos, incluyendo a Pound.

En el resto del siglo XVIII el término se usa poco y no se llega a concretar. Parece no interesar demasiado.

Los reglamentos corregidos de 1738 mantienen la frase “… invariables los antiguos Landmarks«.

Hasta 1775, no aparece de nuevo la palabra: Preston, en su libro “Ilustraciones de Masonería” la usa como sinónimo de usos y costumbres de la Orden, refiriéndose a la no-conveniencia de modificar rituales. Pero no llega ni a listarlos ni a definirlos.

La primera mitad del siglo XIX  se caracteriza en América por una gran cantidad de escritos masónicos que hablan de unos “Landmarks” misteriosos de transmisión oral, pero este movimiento no tiene reflejo en Inglaterra:

En 1813, aparece otra mención en el Manual Masónico de Ashe. Pero solo copia a Preston.

También en 1813 en el acta de la Gran Asamblea para la Unión de las dos grandes logias de Inglaterra se menciona que, tras la unión, “debe haber unidad de obligaciones, disciplina, trabajo en logia y vestimenta de acuerdo con los Landmarks y tradiciones de la orden”. Sin duda se refiere a usos y costumbres.

En 1819 el Duque de Suffolk, Gran Maestro de Inglaterra, también establece claramente que los “Landmarks” se refieren solo a usos y costumbres (mencionando de nuevo la no-conveniencia de cambiar un ritual autorizado).

En Estados Unidos el Dr. Oliver habló ya en 1821 de unos supuestos “Landmarks” misteriosos y secretos de transmisión oral.

En 1850, Oliver elaboró una lista de 41 “Landmarks” (en 12 categorías distintas) incluyendo 10 que él declaró obsoletos. Todavía los “Landmarks” no eran inalterables.

Como resultado de estas ideas, ya en pleno romanticismo, los masones americanos se convencieron de la necesidad de embarcarse en lo que Pound denomina “La Búsqueda de los Landmarks Masónicos Perdidos”.

La segunda mitad del siglo XIX  se caracteriza por la gran proliferación de listas y la inclusión de algunas de ellas en las constituciones de algunas Grandes Logias americanas. Las diferencias de listas entre Grandes Logias aumentan y aparece el concepto de irregularidad por la crisis con el Gran Oriente Francés.

En  enero de 1856, la Gran Logia de Minnesota aporta una nueva constitución que incluía una lista con 26 disposiciones, esta es la primera lista que aporta el Landmark de inalterabilidad aunque solo se refiere a los ritos y a las ceremonias. No se conoce al autor, ni sus intenciones, ni sus fuentes.

En junio de 1856, Rob Morris de Kentucky publica una lista más pequeña, con solo 17, en el que incluye la inalterabilidad en toda su extensión pero refiriéndose a los “Landmarks” en general (no a su lista en concreto).

Tal parece que Mackey se inspiró en estas dos listas (aunque no está probado), para elaborar su lista de 25 “Landmarks” publicada en 1858. Su inalterabilidad se refiere a su lista, de la que dice que no se puede cambiar en lo más mínimo, y al no dejar sitio para el debate, solo tiene seguidores o detractores.

En 1872 la Gran Logia de Nevada aprobó otra lista de 39 “Landmarks” distintos de los de Mackey.

En 1877, se produce el cisma del Gran Oriente de Francia. Derogan los “Landmarks” que obligaban a que la logia estuviese presidida por el Volumen de la Ley Sagrada, la necesidad de creer en el G.:A.:D.:U.: y la persistencia del alma. Ello provocó el  cese del reconocimiento del Gran Oriente Francés por la mayoría de las Grandes logias del momento. Comienza la irregularidad masónica.

En 1878, Woodford y Lockwood, aceptan la definición de Mackey, pero no su lista. Lockwood reduce la lista a solo 19 “Landmarks” (y con distinta redacción).

Entre 1889 y 1893 Grant también de Kentucky publica otra lista diferente con 54 “Landmarks”.

En 1889, La Gran logia de Louisiana aprueba su lista con 24 Landmarks, en la que incluyen uno de esos “Landmarks” para ellos obsoleto (el número 24), y que todavía en nuestros día se lo toma como vigente (en anexos se enuncian los 25 “Landmarks” de Makey).

En el siglo XX empieza la racionalización y el intento de llegar a un mínimo acuerdo universal sobre los criterios de reconocimiento entre Grandes Logias y surgen cuestionamientos como el siguiente, si el Gran Oriente de Francia es irregular, ¿qué criterios deben seguirse con respecto a los otros “Landmarks” no comunes?, con lo que las respuestas no tardan en llegar y surgen nuevas listas de “Landmarks” cada vez más pequeñas y criterios de reconocimiento con cierta universalidad.

En 1908, John Lawrence mostró su desacuerdo con todas las listas, en su libro “Jurisprudencia Masónica y Simbolismo”. Según él, ninguna lista cumplía las condiciones de Mackey para ser  considerados “Landmarks”.

En 1928, la Gran Logia de Virginia Occidental adopta una lista de solo 8 “Landmarks”.

En 1929, la Gran Logia Nacional de Inglaterra redacta unos principios, para poder reconocer a una Gran Logia regular, con ocho puntos, que son los mismos que están recogidos en la Constitución de la Gran Logia de España.

En 1952, Roscoe Pound, Gran Maestro Masón, decano de Derecho en la Universidad de Harvard, en su libro “Jurisprudencia Masónica”, propuso una lista con solo siete. Que son el primer intento serio de llegar al mínimo común múltiplo de las listas de “Landmarks”.

En 1953 La Gran Logia de Vermont revoca la lista de Mackey y aprueba la lista de Pound.

En 1967 La logia Quator Coronati publica el libro de Harry Carr “Recopilación de Escritos Prestonianos 1925 – 1960”  que reduce la lista a solo 5 (estando recogidos los 4 primeros en los OLD CHARGES).

En 1970 la Gran Logia de Michigan reconoce una lista con solo 3, los “Landmarks” que son los que imprimen el carácter deísta de la Orden, los cuales son lo siguientes:

  1. Un masón debe creer en el G.:A.:D.:U.:
  2. El Volumen de la Ley Sagrada es esencial y parte indispensable de la Logia
  3. Se debe creer en la inmortalidad del alma.

Como corolario podemos decir que no existe un listado universal de “Landmarks”, ilustrando esta afirmación con la siguiente lista elaborada por Roscoe Pound, respecto al número de ellos. Según varios autores y Grandes Logias; los “Landmarks” son:

3, para Alexander Bacon, Chetwode Crawley, para la Gran Logia de Michigan y para Albert Pike.

5, para Carr.

6, para la Gran Logia de Nueva York.

7, para Roscoe Pound, para la Gran Logia de Virginia y para el cubano Carlos Betancourt.

8, para la Gran Logia de Nueva Hampshire y la de Virginia Occidental.

9, para Findel.

10, para la Gran Logia de Nueva Jersey.

12, para Mac Bride y para la Gran Logia Regular de Portugal.

15, para John Simons, para la Grand Logia de Tennessee y la de Connecticut.

17, para Rob Morris y la lista antigua de la Gran Logia de Kentucky.

19, para Luke Lockwood.

20, para a Gran Logia Occidental de Colombia, con sede en Cali.

24, para la Gran Logia de Louisiana.

25, para Mackey y Chalmers Paton y también para la Gran Logia de Massachussets.

26, para la Grand Logia de Minnesota.

29, para Henrique Lecerff.

31, para el Dr. Oliver (mas sus 10 obsoletos).

39, para la Gran Logia de Nevada.

54, para H. G. Grant que es la lista actual de la Gran Logia de Kentucky.

5.  LOS “LANDMARKS” EN LA CONSTITUCIÓN DE LA G.:L.: B.:

La Constitución de la G.: L.: B.: establece para el Oriente de Bolivia, en su Capitulo II, bajo el “nomen juris” de “Declaración de Principios”, once “Principios Generales de la Masonería inspirados en los Antiguos Linderos (Land Marks)”, los cuales no son inmutables pudiendo operarse su modificación “…por dos tercios de votos de la Asamblea General, previo el informe respectivo de la Comisión de Constitución y la aprobación de dos tercios de votos de los miembros del Consejo de la Orden de la Gran Logia de Bolivia”. Es necesario recordar para unos y conocer para otros estos principios, razón por las que son enunciados a continuación:

  1. La Mas.: Simbólica es una Institución Universal e Iniciática, esencialmente filosófica, filantrópica y progresiva. Trabaja por el perfeccionamiento moral e intelectual del ser humano. Persigue como finalidad última la unión fraternal de la humanidad y el imperio de la Paz Universal, por la práctica de las Virtudes, de la Justicia, Cooperación Social y respeto de la Dignidad Humana. Se impone el estudio de la Naturaleza y la Investigación para encontrar la Verdad como fuentes de conocimiento y del progreso cultural de la humanidad.
  • Proclama el destino común de los hombres, erigiendo como principios, la tolerancia, el respeto a las opiniones y la libertad de pensamiento, aproximando a todos los hombres entre sí.

Reconoce al Gran Arquitecto del Universo como símbolo de unión entre los hombres.

Respeta a la Patria y sus leyes; inculca en sus adeptos el cumplimiento de sus deberes cívicos.

Su divisa es: Libertad, Igualdad y Fraternidad en función de una sociedad justa, equitativa y laica.

  • La Masonería no es una secta ni un partido político. Elige y admite en su seno a  hombres libres y de buenas costumbres, cualesquiera sean su raza, nacionalidad, religión o partido político.

Permite el estudio de toda cuestión en el plano doctrinal y filosófico, pero proscribe la discusión en Logia sobre temas de política partidista y religión militante.

  • La Mas.: considera el trabajo como ley imperativa del hombre, lo impone a cada uno de sus adeptos y proscribe la holganza; proclama el derecho de todos al trabajo justamente remunerado y a la igualdad de oportunidades; honra el trabajo manual y el intelectual. Exige a sus miembros el constante estudio y meditación sobre los fenómenos de la Naturaleza y del Espíritu, para vigorizar el carácter y elevar las facultades de la inteligencia, hacia una conciencia superior.
  • La Mas.:, para cumplir su misión de extender a toda la humanidad los lazos de fraternidad que unen a los Masones esparcidos sobre la superficie de la  tierra, recomienda a sus miembros la difusión de su ideales mediante el ejemplo, la palabra y los escritos, bajo la reserva del secreto masónico
  • Los Masones se consideran HH.: y su número es ilimitado. Pertenecen a una organización denominada Mas.: Universal u Orden Masónica. Se agrupan en organizaciones parciales que se denominan Talleres, Logias, Capítulos y Triángulos que trabajan en reuniones que se denominan Tenidas.

Las Logias Masónicas del simbolismo en Bolivia se hallan ligadas entre sí por una autoridad central denominada GRAN LOGIA DE BOLIVIA y se rigen por los Principios y Preceptos de esta Constitución y sus Reglamentos.

  • La Mas.: posee signos, símbolos  y emblemas cuya significación no puede ser revelada sino por medio de la Iniciación.  Estos signos, símbolos y emblemas que bajo formas determinadas rigen los trabajos masónicos, permiten a los masones de todo el mundo reconocerse y ayudarse mutuamente.

La Mas.: Simbólica comprende tres Grados, que jurisdiccionalmente dependen de la Gran Logia de Bolivia y son los de: Aprendiz, Compañero y Maestro. Sólo este último otorga al Masón la plenitud de sus derechos masónicos.

  • Todos los Masones son iguales, no existiendo entre ellos otras distinciones que

      las de la virtud, del saber, los grados y las jerarquías de los oficios.

  • Todo Masón tiene derecho a emitir libremente sus opiniones, conforme a las                

      prescripciones de esta Constitución y sus Reglamentos.

  1.  El Masón debe, en toda circunstancia, ayudar, aconsejar, ilustrar y proteger a   

       sus Hermanos y defenderlos contra toda injusticia, aún a costa de su propia    

       vida.

  1. La honradez ordinaria no basta para ser Masón. La Institución Masónica debe

      convencerse previamente de la moralidad y buena reputación de los profanos   

      que aspiren al honor de pertenecer a la Orden.

Exige a sus miembros ejemplar comportamiento dentro y fuera de los Talleres.

  • CONCLUSIONES
  • Los “Landmarks” son normas de conducta y de protección de las tradiciones de la Orden, a las cuales cada Masón se debe, asumiendo en su vida su estricta observancia, pues de ello depende la fortaleza moral individual de cada uno de sus miembros y por ende de la Mas.: Universal.    
  • Como se evidencia, este tema, pese a los esfuerzos aun plantea muchas interrogantes, interrogantes innecesarias a juicio personal, ya que la de la revisión de mayoría de las listas de “Landmarks” (ver anexos) se tiene que su contenido no es atentatorio a la buenas costumbres de los Masones y a los principios establecidos por la Constitución Masónica Boliviana, siempre vistos con el lente del perfeccionamiento y la evolución de la Orden y sus circunstancias. 
  • De manera general se puede concluir que los “Landmarks” son “aquellas señales inalterables de todos los tiempos, y de reconocimiento universal, por las cuales los límites del territorio masónico pueden ser conocidos y preservados”, siendo su carácter normativo necesario e imprescindible para alcanzar los objetivos de la Orden, SI ES QUE ESTAS SE CUMPLEN.
  • Siendo la Masonería una de las instituciones más universalistas que existe y que la tolerancia es la virtud que han debido y deben practicar los Masones para congregarse en condiciones de armonía, virtud sin la que no puede existir una sociedad como la nuestra, no se pueden crear sigmas y discusiones que nos separen y terminen haciendo de nuestra Orden un campo de batalla conceptual.

La actitud mental con la que debemos abordar el tema de los “Landmarks” esta encerrada en una parte de la plegaria de San Francisco de Asis, que dice : “Dame, Dios mío, la serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar, el coraje para cambiar lo que puede ser cambiado y la sabiduría para saber la diferencia” 

  • BIBLIOGRAFÍA Y ANEXOS

PÁGINA DE INTERNET:

www.bessel.org

www.cibeles.org

www.geocities.com

LIBROS

Constitución de la Gran Logia de Bolivia

“La Regularidad Masónica en una Nueva Luz (los Landmarks)” W. COX LEARCHE. Libro adjunto en archivo magnético.

ANEXOS

EN EL 9 DE ENERO DE 1856, LA GRAN LOGIA DE MINNESOTA

“Los siguientes enumerados, de entre la Antiguas Constituciones, tienen la fuerza de ser los Antiguos Landmarks de la fraternidad, siendo como tales universalmente recibidos y reconocidos por masones”

1. Que la creencia en un ser superior “El Gran Arquitecto del Universo” que castigará el vicio y premiará la virtud, es un requisito previo indispensable para ser admitido en la masonería.

2. Que la ley moral que inculca la caridad y la honradez, la laboriosidad y la sobriedad, y la obediencia a la ley y a las autoridades civiles, es la regla y la guía de todo masón, y a la que se requiere un estricto sometimiento.

3. La obediencia a la ley masónica y a la autoridad civil, aunque se asume voluntariamente, es una obligación a perpetuidad.

4. Que los ritos y ceremonias (incluyendo las no escritas) del autentico sistema del Rito de York Antiguo, que constituyen una parte del cuerpo de la masonería, son inmutables, y que no es potestad de ningún hombre, o grupo de ellos, hacer innovaciones en ellos.

5. Las querellas y las denuncias entre hermanos son contrarias a las leyes y regulaciones de la masonería.

6. La caridad es el derecho de un masón, su viuda y sus huérfanos, cuando sean pobres y desposeídos, tienen el derecho de pedir, y es la obligación de los hermanos prósperos la de dar.

7. La instrucción masónica es como la caridad, un reciproco derecho y obligación entre masones.

8. El derecho a visitar como masón es un derecho absoluto, y un deber de los masones.

9. Que los hombres que se hagan masones deben ser de edad madura, libres, de buena reputación, sanos y vigorosos. No deformados o mutilados, ni eunucos.

10. Que el Gran maestro puede hacer masones a la vista y puede hacer una dispensa a una logia para lo mismo, pero en el resto de los casos un candidato debe ser propuesto en logia abierta, en una tenida prefijada, y puede solo ser iniciado en otra tenida posterior, después del escrutinio de balotas en una votación unánime, y debe pagar debe pagar una cantidad fija antes de su admisión.

11. Es el deber de todo masón ser un miembro activo de alguna logia.

12. Que aunque un masón que no sea miembro activo de ninguna logia esta todavía sujeto al poder disciplinario de la masonería.

13. Que el Maestro y los Vigilantes, por derecho y por representación,  son miembros de la Gran Logia.

14. Que nadie puede ser elegido  Maestro de una logia (excepto en la primera elección de maestro), si no ha servido antes como Vigilante.

15. Todo masón debe ser probado por sus iguales. Por lo que un maestro no puede ser probado por su logia.

16. Que no hay apelación posible a la decisión de un Maestro, o a la de un Vigilante en su ausencia, en su logia.

17. La interacción masónica con un masón clandestino o irradiado es una violación de las obligaciones y un delito contra la ley masónica.

18. Que la restauración de los derechos masónicos por una Gran Logia no devuelve el derecho a pertenecer a una logia subordinada.

19. Que la no celebración al menos una tenida durante un año en una logia, causa la pérdida de la patente de la misma.

20. Que es el deber y el derecho de toda logia con patente ser representada en la Gran Logia y en sus comunicados.

21. La Gran Logia tiene suprema y exclusiva jurisdicción en sus límites territoriales, sobre todas las materias de la Masonería de la Antigua orden.

22. Que no hay apelación posible a la decisión del Gran Maestro, o del Gran Vigilante ocupando su silla en su ausencia.

23. Que el oficio de Gran Maestro se ocupa por votación. Y debe ser elegido cada año por la Gran Logia.

24. Que la Gran Logia debe reunirse por lo menos una vez al año con sus Oficiales y representantes, para tratar y registrar los temas de interés a la fraternidad en su jurisdicción.

25. Que todos los oficiales de las logias deben ser Maestros masones.

26. Que no se puede discutir de política ni de religión en Logia, y que cualquier masón que se interese en estos temas se expone a una sanción disciplinaria de la Logia.  

JUNIO DE 1856, ROB MORRIS DE KENTUCKY, FRAGMENTO DE SU CÓDIGO DE DERECHO MASÓNICO

1. Los Landmarks Masónicos son inalterables y de obligado cumplimiento.

2. La masonería es un sistema que enseña simbólicamente piedad, moral, caridad y autodisciplina.

3. La ley de Dios es la regla y el límite de la masonería.

4. La ley Civil, mientras esté de acuerdo con la divina, es de obligado cumplimiento entre los masones.

5. La Logia Masónica y las instituciones masónicas son un cuerpo único e indivisible.

6. La aptitud masónica se refiere a la salud mental y a la naturaleza física del hombre.

7. La valía y el merito personales son la base de la valía y el mérito oficiales.

8. Las obligaciones oficiales de la masonería son esotéricas.

9. La selección de material masónico y los trabajos de la orden masónica son exotéricos.

10. Los honores en masonería son la gratitud de la orden y la aprobación de Dios.

11. Las promociones en masonería, tanto públicas como privadas, son por grados.

12. El Gran Maestro debe tener un adjunto.

13. La cabeza de la logia es el Maestro, debidamente elegido por la logia.

14. El medio de comunicación entre la cabeza de la logia y la logia es el Vigilante, debidamente electo por la logia.

15.     La obediencia al Maestro y a los Vigilantes es obligatoria entre los miembros de la logia.

16.     El secreto es un elemento indispensable en la masonería.

17.     La Gran Logia es suprema en su esfera de jurisdicción y en los masones como individuos, pero siempre debe estar sujeta a los Antiguos Landmarks.  

LANDMARKS DE MACKEY

1. «Nuestros modos de reconocimiento son inalterables. No admiten variación alguna».

2. «La Masonería simbólica se divide en tres grados: Aprendiz, Compañero y Maestro Masón».

3. «La leyenda del tercer grado es inalterable».

4. «El Gobierno Supremo de la Fraternidad, está presidido por un Oficial llamado Gran Maestro, electo entre los miembros de la Orden».

5. «Es una prerrogativa del Gran Maestro presidir cualquier asamblea Masónica».

6. «Es prerrogativa del Gran Maestro conceder dispensa de intersticios para conferir grados en cualquier tiempo incompleto».

7. «Es prerrogativa del Gran Maestro conceder dispensas para abrir o cerrar Logia».

8. «Es prerrogativa del Gran Maestro hacer Masones a la vista».

9. «Todos los Masones tienen la obligación de congregarse en Logia».

10.»El Gobierno de la Fraternidad se congregada en Logia, se ejerce por un Venerable Maestro y dos Vigilantes».

11. «Es un deber de todas las Logias cuando se congregan el de retejar a todos los visitantes».

12. «Todo Masón tiene el derecho de ser representado y de dar instrucciones a su representante, en las Asambleas de las que tome parte».

13. «Todo Masón puede apelar a la Gran Logia de las decisiones de sus Hermanos congregados en Logia».

14. «Todo Masón en uso pleno de sus derechos, puede visitar cualquier Logia regular».

15. «Ningún visitante desconocido puede penetrar a las Logia sin ser cuidadosamente retejado».

16. «Ninguna Logia puede intervenir en los negocios de otra Logia «.

17. «Todo Masón está bajo el dominio de las leyes y reglamentos de la jurisdicción en que resida, aunque no sea miembro de las Logias de la Obediencia».

18. «Las mujeres, los cojos, los lisiados, los esclavos, los mutilados, los menores de edad y los ancianos, no pueden ser iniciados».

19. «Es ineludible, para todos los masones la creencia en la existencia de un principio creador, identificado como Gran Arquitecto del Universo».

20. «Todo Masón debe creer en la resurrección a una vida futura».

21. «Un libro de la ley, no debe faltar nunca en una Logia cuando trabaja».

22. «Todos los masones son iguales».

23. «La Masonería es una sociedad secreta».

24. «La Masonería ha sido fundada como ciencia especulativa sobre el arte operativo, tomando simbólicamente los usos de este arte».

25. «Ninguno de estos Landmarks podrá ser cambiado nunca en lo más mínimo».

LANDMARKS RECONOCIDOS POR LA GRAN LOGIA DE LOUISIANA

(Adoptados el 14 de Febrero de 1989)

Gobierno de la Masonería

1. La Gran Logia es el supremo cuerpo de gobierno en su jurisdicción territorial. Los poderes de la Gran Logia derivan de los Antiguos Landmarks, usos y costumbres de la masonería. Tiene la exclusiva jurisdicción para implantar y reforzar todas las leyes y regulaciones para el gobierno de la orden.

2. Que es una prerrogativa del Gran Maestro presidir la asamblea de la orden en su jurisdicción.

3. La necesidad de los masones de reunirse en logias y tener un maestro y dos Vigilantes.

4. Nadie puede ser elegido  Maestro de una logia si no ha servido antes como Vigilante.

5. No hay apelación posible a la decisión de un Maestro, o a la de un Vigilante en su ausencia, Una logia no puede juzgar a su maestro.

6. Ninguna logia puede interferir en los asuntos de otra logia.

7. Todos los masones son iguales.

8. El derecho de todo masón a apelar a la Gran Logia sobre cualquier decisión que le afecte en su condición de masón.

9. Para ser miembro de la Fraternidad: La Gran Logia valorará las cualidades físicas, mentales, morales y espirituales del candidato, como se deriva de los antiguos Landmarks. El candidato debe tener una votación clara para ser cualificado para ser miembro. Referencia: Reglamentos generales de 1721: «Ningún hombre puede ser hermano, o admitido, en ninguna logia sin el consentimiento unánime de sus miembros presentes en el momento en el que el hermano es propuesto, y su consentimiento es pedido formalmente por el maestro” Constituciones de Anderson. Este Landmark es válido para los nuevos candidatos y para aquellos que quieren ser «aceptados» desde otras Logias.

10. El Emblema Masónico: A finales del siglo XVIII, la escuadra y los compases se unieron de alguna manera para formar el reconocido emblema masónico. La Gran Logia de Louisiana reconoce este emblema como un Landmark de la masonería. La escuadra y los compases, tal y como aparecen en el grado de maestro masón, debe ser el emblema de la Gran Logia. La Gran Logia reconoce que la letra «G» se añadió al emblema hace pocos años, de manera no-oficial, como una expresión de amor de algunos hermanos a la deidad. La Gran logia lo permite, pero no permite otras innovaciones, cambios, o añadidos sin el permiso de la Gran Logia con la excepción de la estas joyas”

11. El libro de la ley y las escuadras y compases son la Gran Luz en masonería, y su presencia en logia abierta es indispensable.

12. El mandil de piel de cordero es la enseña del Masón.

13. La leyenda del tercer grado.

14. Las obligaciones de un masón no están en conflicto con sus deberes para con Dios, su país, su familia, sus vecinos, o consigo mismo, pero son vinculantes con su conciencia y acciones.

15. Las penalidades  descritas en masonería son penalidades antiguas simbólicas.

16. Los masones deben obedecer la ley moral y al gobierno del país donde residan.

18. El secreto se aplica a los modos de reconocimiento, a ciertos símbolos, a las votaciones, obligaciones, signos, palabras de paso, y formas de iniciación.

19. La creencia en la existencia de Dios, la inmortalidad del alma y en la resurrección de los muertos.

20. El volumen de la ley sagrada, abierto en el altar, es una parte indispensable del mobiliario de la logia mientras se trabaja.

21. El simbolismo del arte operativo.

22. La prerrogativa del Gran Maestro a dispensar grados en tiempos irregulares y para abrir y mantener logias. Que ningún visitante, desconocido para los hermanos presentes, o para algunos de ellos como masón, pueda entrar en una logia sin pasar un examen de acuerdo con nuestros antiguos usos.

23.  Cada maestro, antes de cerrar la logia, debe entregar, o hacer llegar, un escrito sobre masonería, o una parte de un escrito.

24. Hasta el 24 de Junio de 1813. Los Modernos y los Antiguos tienen logias separadas y forman Grandes Logias separadas en un mismo territorio. Según las creencias religiosas del candidato. El 24 de Junio de 1813 acordaron lo siguiente: «Dejemos que la religión de cada hombre o sus creencias sean lo que sean, no serán excluidos de la orden, siempre que crea en el Glorioso Gran Arquitecto del Universo y practique los sagrados mandamientos de la moralidad.»

LANDMARKS DEL SIGLO XX

LOS SEIS LANDMARKS DE ROSCOE POUND

1. La creencia en un ser supremo

2. La creencia en la persistencia de la personalidad después de la muerte.

3. Un volumen de la ley sagrada es parte indispensable del mobiliario de la logia

4. La leyenda Hiramica del tercer grado.

5. El simbolismo del arte operativo.

6. Un masón debe ser varón, nacido libre y mayor de edad.

LOS CINCO DE HARRY CARR’S

1. Un masón debe creer en Dios, el Ser Supremo, el Gran Arquitecto del Universo.

2. El volumen de la ley sagrada es esencial y parte indispensable de la logia debe estar abierto y completamente visible cuando los hermanos están trabajando.

3. Un masón debe ser varón, nacido libre y mayor de edad.

4. Un masón, por su condición, debe pleitesía al soberano (o a su país) y a la orden.

5. Un masón debe creer en la inmortalidad del alma.

LOS TRES DE LA GRAN LOGIA DE MICHIGAN

1. Un masón debe creer en el Gran Arquitecto del Universo,

2. El volumen de la ley sagrada es esencial y parte indispensable de la logia

3. Se debe creer en la inmortalidad del alma.

H.: A.: ARIEL FÉLIX SANABRIA CONTRERAS

RESP.: Y BEN.: LOG.: “ILLIMANI Nº 2”

2007


[1] El Dr. JORGE FRANCISCO FERRO es Licenciado en Sociología por la Universidad de Buenos Aires y Doctor por la Universidad Kennedy (Buenos Aires). Especializado en Sociología de las Sociedades Secretas y de la Masonería. Investigador Científico en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

[2] Cita de Montero, Maestro Masón de la Gran Logia de España

[3] www.cibeles.org