Categorías

LA ROSA Y LA CRUZ

Muy QQ.·. e Ill.·. HH.·. todos, es para mí un verdadero honor poder presentar el fruto de una investigación respecto al tema encomendado.

“Aquí está el verdadero rubí real, la noble, brillante piedra roja de la que se ha dicho produce en las tinieblas un resplandor luminoso, que es un medicamento perfecto para todos los cuerpos, que transforma en oro puro a los metales, que deja atrás todas las enfermedades, angustias, penas y melancolías  de los  hombres”.(de un Texto Rosacruz antiguo)

Introducción.-

El grado XVIII, conocido como el NEC PLUS ULTRA, es uno de los grados escoceses que mayor controversia ha despertado, como se puede leer en las obras, sobre todo de autores jesuitas, como Frau Abines, debido al uso de la cruz, particularmente  de manera personal, considero, (en este tiempo que me ha tocado estudiar su filosofía y compartir gratos momentos en la oficialidad siendo parte activa en la ceremonias y tenidas), que este grado tiene por objeto la sabiduría y la perfecta comunión entre los HH.·. y no tiene nada de controversial, el uso la cruz y la rosa, emblemas por excelencia de este hermoso grado, que se me ha pedido que estudie.

Desarrollo.-

Los antiguos egipcios tenían la cruz ansata también llamada ANKH o cruz del Nilo.(1) También en Egipto existía la cruz llamada TAU, en forma de “T. Hay evidencias del uso gráfico de la cruz, como es el caso del grafito de Alexámenos (2) (conocido también como grafito del Palatino), considerado por muchos como la primera representación pictórica conocida de la crucifixión de Jesús, efectuada presuntamente en tono irónico por un no cristiano. Se ignora la datación de este grafito.

Al llegar los españoles a América, descubrieron además dibujos de cruces en la cultura azteca e inca. “Las primeras representaciones pictóricas o esculturales cristianas, de la cruz muestran a un Cristo glorioso, con larga túnica, con corona real, está en la cruz, pero es el Vencedor, el Resucitado. Sólo más tarde, con la falsa espiritualidad de la Edad Media, y el oscurantismo clerical, se lo representará en su estado de sufrimiento y dolor.”

Una de las representaciones más antiguas es la esvástica o cruz gamada, que en diversas religiones, en especial el hinduismo (3), simboliza al fuego o al sol (por su rotación diaria), o al relámpago. La palabra “esvástica” proviene del sánscrito svastika, que significa “buena fortuna” o “bienestar”.

En nuestro medio, la cruz simboliza la crucifixión de Jesús, es muy común ver a la gente con cruces en el cuello, usados como amuleto, en las casas, dormitorios, al lado o sobre la cama, denotando superstición.

La cruz se representa numéricamente con el número 4, es el símbolo de la unión de los opuestos (arriba-abajo, derecha-izquierda). Aparece en muchas culturas antiguas como signo de los cuatro puntos cardinales; en varias culturas aparece en forma de cruz de rueda o de cruz de gancho. La cruz es un símbolo universal, pertenece a todas las culturas y a todos los tiempos.

Asimismo, miles de años antes de la era cristiana, en la India, en Egipto, en China, en las culturas preincaicas de América, o en la Europa Neolítica y en el mundo Celta, siempre fue un símbolo principal. La Cruz es la base de todos los símbolos de orientación.

La rosa, por su belleza, su forma y su perfume, es considerada la reina de las flores, así como la flor más simbólica empleada en Occidente. Corresponde al loto en Oriente. Significa finalidad, logro absoluto y perfección. Por esto puede tener todas las identificaciones que coinciden con dicho significado, como centro místico, corazón, jardín de Eros, paraíso de Dante y emblema de Venus. Es el símbolo del amor, de la virtud, de la confianza, de la virginidad, de la pasión y el misterio. Blanca o roja, la rosa es una de las flores preferidas por los alquimistas, cuyos tratados se titulan a menudo “rosales de los filósofos”

Cuando la rosa se presenta en forma circular corresponde al sentido de los mandalas. La de siete pétalos alude al orden septenario que reina en toda la Naturaleza, y la que tiene ocho pétalos simboliza la regeneración.

Simbología de la cruz y la rosa en grado XVIII.-

Desde la antigüedad, estaba consagrada a la aurora y al Sol.  En particular, refería a la primera aurora de la Creación, al primer instante del Universo. Como en la filosofía esotérica no existe la “Creación” del Universo propiamente dicha, sino la renovación de un Universo anterior, la rosa correspondía también a la renovación periódica de la vida. Si la rosa es negra, simboliza la muerte; si es blanca, la purificación;  roja, el Amor y el Deseo; dorada, la Perfección.

En los antiguos Rituales se preguntaba: ¿Dónde fuiste Iniciado? A lo que se respondía: Bajo la rosa, sub-rosa, es decir, en el secreto. El secreto de la Rosa es esquivo y se esconde en una pluralidad de significaciones, en una multitud de conceptos.

Para un Caballero Rosacruz la Rosa Eterna es el Universo entero, con sus luces y sus sombras, con su arriba y con su abajo, con sus “cielos” y sus “infiernos”

En general, la cruz de los Rosacruces es una cruz dorada. De donde cruz (CRUX) se ha asociado con luz (LUX).

 Para los alquimistas, la palabra LUX se refería al principio productivo o simiente del Dragón Rojo, que era esa luz informe y material que, siendo purificada y digerida, produce el oro.

 “A esta cruz de luz algunas veces la llamo Palabra por vosotros, algunas veces Mente, algunas veces Jesús, algunas veces Cristo, algunas veces Puerta, algunas veces Camino, algunas veces Pan, algunas veces Simiente, algunas veces Resurrección, algunas veces Hijo, algunas veces Padre, algunas veces Espíritu, algunas veces Vida, algunas veces Verdad, algunas veces Fe, algunas veces Gracia. Así es para los hombres. Pero lo que en verdad es, concebida en sí misma, entre nosotros, es la delimitación de todas las cosas, y la firme elevación de cosas surgidas de cosas inestables, y la armonía de la sabiduría, de la sabiduría que es armonía.” (Hechos de Juan, Evangelio Apócrifo)

Crisol proviene del latín crucibulum, lo que lo relaciona con cruz. “Pasar a los hombres por el crisol, de manera de depurarlos de sus errores y preocupaciones”. En este contexto, la rosa sería el fuego purificador.

El nacimiento de la Rosa en el centro de la Cruz se ha tomado como “El Alba de la Vida Universal”, pues la Cruz, en su cuaternidad, es un símbolo del espacio que irradia del punto central. Punto que es el germen y el asiento de la Vida

Conclusiones.-

La Cruz es la base de todos los símbolos de orientación en los diferentes niveles de existencia del hombre, el cordón umbilical jamás cortado en relación al cosmos creador, el recuerdo de nuestro origen, de nuestra esencia espiritual.

La Cruz es un símbolo universal, pertenece a todas las culturas y a todos los tiempos.

Cada persona le da su sentido y significado según sus propios esquemas mentales (sociedad, educación, religión, etc,)

En mi vida personal, la simbología de la cruz la tengo referida hacia el norte, un norte planimétrico, no altimétrico, es decir, no uso la cruz vertical, para vincularme directamente con lo celestial que se encuentra en el cenit, lo hago en forma horizontal, como lo hace la brújula,  pues lo que busco es el Norte, un destino a mi vida, el camino adecuado a seguir, este camino trazado por la cuadratura, y orientado por la rosa alquímica de la transmutación, el símbolo más bello, que simboliza al corazón a la sangre, al amor.

Si la cruz parte de mi centro, soy yo el que define el destino que tendrá hacia cualquiera de los cuadrantes, y la rosa alquímica, estará justo en el centro, en mi pecho, en el corazón, pero a la vez estará unida en un eje cenital, hacia el infinito cosmos, trazando una línea ortogonal a la cruz direccionadora, exactamente sobre el cerebro, definiendo el uso de la inteligencia, para lograr los fines pretendidos.

He cumplido M:. S:. y Pod:. M:.

Cab:. Carlos Alberto Vera Cortes 18º

Campamento de Cochabamba, diciembre de 2019 e:. v:.

BIBLIOGRAFIA

1.- Adrian Frutiger, 2007, “Signos, símbolos, marcas, señales”, 1981Editorial Gustavo Gili

2.- José Donoso, 1980, “Dimensiones Cristianas del arte”, Editorial del Pacífico, S.A., Santiago-Chile.

3.-  E. H. Gombrich, 1983, “Imágenes Simbólicas”, Alianza Editorial, España

4.- Magister, Manual del Caballero Rosacruz, Editorial Kier, 1987

Vistas:
411
Categoría:
REAA

No se permiten comentarios.