Categorías

LA REGENERACIÓN Y GÉNESIS INDIVIDUAL

Vladimir Ramírez Flores: LA REGENERACIÓN Y GÉNESIS INDIVIDUAL

“La única forma de regenerar el mundo es que Cada uno cumpla con el deber que le corresponda.”

Charles Kingsley.

Concepto de Regeneración

En el contexto de la biología, se habla de regeneración para referirse al proceso que llevan a cabo ciertos organismos para recuperar o restablecer células, tejidos u órganos ausentes. La capacidad de regeneración varía de acuerdo a la especie: mientras que algunas pueden regenerar extremidades completas, otras casi no consiguen concretar ninguna clase de regeneración.

Regeneración es una noción que procede de regeneratio, un término latino. Se trata del proceso y el resultado de regenerar (lograr que algo recupere su forma o estado, realizar un tratamiento para que un material pueda reutilizarse, conseguir que una persona deje de lado una conducta dañina).

Concepto de Génesis

Es el Origen o principio de una cosa también se lo conceptúa como el proceso mediante el cual se ha originado o formado una cosa. Génesis es el título del primero de los libros que conforman el Antiguo Testamento de la Biblia cristiana, así como también es la primera parte de la Torá o Pentateuco, libro sagrado del judaísmo De allí su título, Génesis, que hace referencia a la idea del origen de todas las cosas.

En A. Tito 3:5 se refiere a la renovación espiritual e individual en cuál se realiza la conversión del individuo y la regeneración, es un acto de Dios en el cual el principio de la nueva vida es implantado en el hombre haciéndolo santo con esta definición y en armonía con el pasaje de Tito se refiere a que la regeneración no es el producto de méritos humanos, sino que es un acto divino.

De este modo, la autodisciplina es el medio por el cual el aprendiz se prepara para llegar a comprender y realizar las fases más elevadas de la Gran Obra de Redención y Regeneración Individual, a raíz de la cual el hombre se transformará en un ser que estará en el nivel superior al de la humanidad, en un verdadero Sabio o Maestro.

Pero sus esfuerzos no deben dirigirse exclusivamente hacia lo interior, sino que en lo profundo del alma e, masón buscará la Luz que guía y alumbra la conciencia, y es al mismo tiempo inspiración para su actividad superior, con la que tiene el privilegio de cooperar en el Plan del Gran Arquitecto, en la gran Obra papara el bien y el progreso del mundo y de sus semejantes.

Por modesta que sea la actividad, tarea o trabajo que a cada masón le compete en la vida profana, cesa de ser una carga y se convierte así, en una actividad noble y digna en cuanto lo considera como realmente es, es decir, como su parte en el Gran Plan para la evolución de todos los seres humanos, como su cooperación individual y consciente a la Gran Obra Universal.

La actividad de cada hombre ha de ser pura y simplemente expresión de aquella parte del Plan del Gran Arquitecto que particularmente se le refiere. Esto es, la expresión de su Ideal más elevado de actividad, en relación con sus capacidades actuales, y la que mejor exprese las cualidades, facultades y potencialidades latentes de su ser, que eleve su espíritu y lo haga progresar constantemente.

En fin, cualquiera que sea su actividad u oficio, el masón obrara constantemente en perfecto acuerdo con sus Principios y su Ideal más elevado, anteponiendo las razones y consideraciones espirituales a las materiales, absteniéndose de cuanto no apruebe su conciencia y de lo que no crea perfectamente justo, recto y digno de su cualidad de masón.

Los datos nebulosos del misticismo antiguo se aclaran de una manera neta y precisa gracias a los descubrimientos de la ciencia moderna. Las ideas de los antiguos no deben, pues, ser desdeñadas. Métodos con los cuales estamos poco familiarizados han podido conducirlos a soluciones singularmente aproximadas a las nuestras. ¡No debe esto sorprendernos! No hay más que una Verdad y ella es la que inspira todas las meditaciones. Corresponde, pues, al Iniciado hacer abstracción del signo exterior. En materia de fórmulas, de teorías, de sistemas, debe el pensador ejercitar su penetración de espíritu a fin de desentrañar el pensamiento primitivo que casi siempre le aparecerá como una verdad resplandeciente sumergida bajo una acumulación de errores.

Las alegorías de la Cámara de Reflexiones se relacionan plenamente con esta búsqueda del pensamiento puro, tomado en un estado anterior a toda concreción. Este pensamiento generalizado, que escapa a toda expresión, corresponde a la Materia Primera de los Sabios, punto de partida de la Gran Obra.

Mientras dura la prueba el postulante sólo se alimenta de pan y agua; además no habla con nadie. Estas austeridades han podido sugerir la idea de los retiros religiosos y las novenas.

Regeneración y Génesis Individual

Nada comienza ni nada termina de manera absoluta no hay comienzo ni fin solo es en apariencia, todo se transforma, las energías que se agrupan para dar vida a un ser ya existían y todo ser tiene pues sus raíces en el origen de todas las cosas.

El profano al ser despojado de sus metales renuncia a todo lo que había adquirido y se reconstruye y se regenera así mismo rehaciéndose por la base, rehace toda su evolución recomenzando de donde había venido primitivamente, nosotros como pensadores obtenemos útiles conocimientos en el tesoro de estas venerables tradiciones. Por lo cual la Iniciación es el Génesis del Masón.

Y la regeneración del iniciado empieza en la cámara de reflexiones y que la autodisciplina considero es un medio a través del cual regeneramos cada uno y nos transformamos en individuos mejores buscando la luz que guía nuestra conciencia, obrando constantemente en perfecto acuerdo con nuestros Principios inculcados y con el Ideal más elevado, para el progreso personal, con nuestros semejantes y para el mundo en General y que la Gran Logia de Bolivia nos acoge con el superior objeto de perfeccionarnos espiritualmente ,para ser hombres al servicio de la sociedad en la que vivimos.

Finalmente como hombre que nació nuevamente el día de mi iniciación en la orden y hoy como aprendiz debo mencionar que venimos de la obscuridad a la luz ; de la ignorancia a la sabiduría; de la debilidad a la fuerza ;del egoísmo a la caridad del dogma a la convicción de la exclusión a la tolerancia ,del vicio a la virtud y a partir que nacemos como nuevos hombres en este sagrado templo debemos reconocer y siempre recordar permanentemente nuestros orígenes evitando retroceder al pasado primitivo y buscar la perfección moral en este duro camino ascendiendo y caminando hacia adelante y tal como vosotros Hermanos nos guían a tallar nuestra piedra bruta día a día.

Por: Vladimir Ramírez Flores

Vistas:
48
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org