Categorías

La práctica de hacer regalos silenciosos

Cada día, al salir a tu ex trabajo o estar en un lugar público, como una plaza, un parque, una estación, observar a los caminantes. Déjate llevar
por tú corazón, que él elija las personas a las que harás tu regalo anónimo y silencioso. Cuando veas pasar a alguien afectado por una dolencia, regálale
buena salud en tu pensamiento.

Si ves pasar a una persona abatida y triste, regálale paz y alegría.

Si ves a un niño que llora, regálale un futuro hermoso.


Si ves a alguien de gesto hosco y enojado, regálale amor y perdón.

Y así, con todas las personas que se vayan cruzando en tu camino.
Acoge a cada una de ellas en tu corazón por unos instantes y deséales lo mejor. Bendicelos y llenalos de abundancia.


Puede que jamás vuelvas a ver a ninguna de estas personas.

Está bien que así sea; no necesitas ninguna confirmación, el amor nunca se impone, sencillamente se ofrece a quien tenga a bien recibirlo.

Hazlo igualmente con tus seres queridos, tu familia, vecinos y conocidos y muy importante desea lo mejor del mundo a ti mismo.

Comparte esta práctica y que llegue a las manos de muchas personas, hagamos cambios importantes y regalemos magia al planeta

Vistas:
2
Categoría:
General

No se permiten comentarios.