Categorías

LA PATRIA

El diccionario castellano define al concepto de PATRIA de muchas maneras similares entre sí, de las cuales podemos destacar las siguientes: “Lugar o país en el que una persona ha nacido o al que se siente vinculada por razones legales, históricas o sentimentales”. “Tierra en que uno ha nacido”.“Patria chica, pueblo, ciudad o región en la que se ha nacido: “Alcalá de Henares es la patria chica de Cervantes”.

“Lugar o comunidad con la que una persona se siente identificada por razones afectivas” “Nación, en cuanto ha adquirido conciencia de sí misma y logrado de sus miembros un especial sentimiento de adhesión”.

Ciudad o comarca donde se cuentan gran número de hombres, animales, etc., de un género determinado, por ejemplo: Lugar en que florece determinada actividad. Como se aprecia la variedad de acepciones es grande, pero fundamentalmente expresa el sentimiento que los seres humanos sienten hacia algo material, geográfico y hasta sentimental de lo que consideran propio o del cual se sienten parte.

En la realidad humana cuando uno tiene algo o siente algo por alguien, lo lógico es que lo cuide, lo proteja y lo defienda, buscando siempre su mayor progreso, desarrollo y crecimiento. Pero si hablamos de la realidad cotidiana, vemos que lo normal en nuestro país es practicar el patrioterismo externo, de mucho discurso, desfiles rimbombantes a los que se acude más con afanes de exhibición que de real sentimiento y fervor.

Ser patriota es algo más que lucir banderitas en el pecho, en las casas o en los vehículos durante unos cuantos días y a veces por obligación; ser patriota es pensar, reflexionar y actuar en “que” puedo o debo hacer para mejorar el lugar donde vivo, “como” cuidar lo que mis ancestros me heredaron y en qué manera debo engrandecerlo para entregarlo a los futuros herederos.

“La Patria se nos muere”, es una frase muy trillada y que se utiliza cuando la situación de una empresa o institución se encuentra debilitada, y se la usa como un acicate para que todos los miembros reaccionen con interés, con aportes reales, con ideas de futuros planes realizables y que conduzcan al logro de los objetivos deseados. Cuán lejos se encuentra esa ideología teórica de lo que en verdad y a diario pensamos y hacemos por nuestra patria.

Comenzando desde los llamados líderes a nivel político, institucional, empresarial, educativo y hasta confesional, todos piensan primero en lo personal, en como henchir su ego para lucirlo en fotografías, en lugar de proponer ideas de solución y mejora. Los propios ciudadanos de a pie somos descuidados con nuestra patria, comenzando por descuidarla hasta en la higiene y limpieza de sus calles y plazas con el excesivo abuso de mascotas abandonadas a su libre albedrio sin conciencia , hasta el extremo final de no proteger sus recursos hídricos, su naturaleza vegetal y explotando las riquezas denominadas materias primas, hasta llegar a su paroxismo de agotamiento con las consiguientes funestas consecuencias para el futuro.

Ser patriota es sentir que uno es parte de algo y que le debe dar algo a ese territorio, no solamente explotarlo pensando en el hoy y olvidando el mañana, porque no debemos olvidar que todo en esta vida es prestado, el ayer es solo recuerdo, y el futuro es una posibilidad para otros, en cambio el presente es nuestra responsabilidad. Es ahora donde debemos actuar desde el lugar en que nos encontremos y con las posibilidades que tengamos, y no digamos que es de otros el deber, pues esto es una falsedad, ya que el vivir bien, el ser educados, condescendientes, considerados, serviciales y el producir para beneficio de la colectividad es algo que se encuentra en potestad de todos y cada uno de los bolivianos, sin excepciones de ninguna índole.

Hagamos pues un alto en el camino de nuestra existencia humana y afirmemos con convicción que nunca es tarde para cambiar el rumbo y empezar a escribir páginas de dicha, paz y progreso en el Libro de la Vida. Hagámoslo hoy que tenemos vida, mañana es un albur que puede no llegar y no tendremos tiempo ni siquiera para el arrepentimiento.

Saludemos a la patria en su día, en su mes, en su año, en su diario vivir, defendámosla de la voracidad ajena y protejámosla con el amor de ciudadanos de paz que no solamente piensen y actúen medrando de lo que generosamente se nos brinda, sino con la mentalidad del buen ciudadano que vive dando lo mejor de sí y enseñando a las nuevas generaciones a actuar con el mismo desprendimiento.

VIVA LA PATRIA EN SU NUEVO ANIVERSARIO,

PERO QUE VIVA DE VERDAD EN NUESTRO INTERIOR.

SAFO

Vistas:
272
Categoría:
General

No se permiten comentarios.

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org