Home > General > LA MISIÓN DE LA MASONERÍA

LA MISIÓN DE LA MASONERÍA

Como preámbulo, haré referencia a una parte de los Nobles principios que sustenta la orden Masónica con el fin de tenerlos presentes y en vigencia, en las mentes de nuestros queridos HH:.

La Francmasonería es una institución universal o Iniciatica, esencialmente filosófica, filantrópica y progresiva. Trabaja por el perfeccionamiento moral e intelectual del ser humano.

Persigue como finalidad última, la unión fraternal de la humanidad y el imperio de la paz universal, por la práctica de la justicia, la virtud, la cooperación social y el respecto a la dignidad humana, se impone el estudio de la naturaleza e investigación de la verdad, como las fuentes del conocimiento y del progreso cultural del mundo.

El masón autentico, debe ser equitativo y benévolo, debe servir, dar sin esperar recompensa alguna. Todos sus actos públicos y privados deben llevar el sello del honor y de la virtud.

La Francmasonería constituye un sistema moral explicado mediante símbolos, signos, palabras y tocamientos, es una asociación universal que no tiene el deseo de gobernar a nadie y que en lugar de mantener solamente vínculos materiales, establece entre los hombres y los pueblos lazos de orden ético, que desarrollan todas las cualidades espirituales y morales.

Es una institución que proclama la paz entre los hombres, como el más alto y permanente de los fines, defiende el orden y respeta las leyes del país en que vive, combate la guerra y todo tipo de violencia, porque aspira a que el mundo sea regido y gobernado por la razón; en fin QQ:.HH:. Como es de vuestro conocimiento, procura inculcar en sus adeptos, el amor a la verdad, el estudio de la moral universal, de las ciencias y de las artes, desarrollar en el corazón humano los sentimientos de abnegación y caridad, la tolerancia religiosa y los deberes de la familia.

Tiende a extinguir los odios de raza, los antagonismos de nacionalidad, de opiniones, de creencias y de intereses, uniendo a todos los hombres por los lazos de la solidaridad, y confundiéndolos en un tierno afecto de reciprocidad.

La masonería induce a sus adeptos para que sean útiles a la sociedad y enseña que la nobleza de la naturaleza humana se ejerce en el trabajo; que el destino del hombre es trabajar, y que solo el trabajo activo y fiel, asegura la felicidad de sus días y que la vida, es un combate en que debemos luchar  valerosamente para conseguir nuestros triunfos, que solo pueden alcanzarse venciendo las dificultades, las tentaciones y las pasiones:…  solo el trabajo creador ennoblece, tanto el trabajo que se realiza para el propio beneficio, como el trabajo que se emprende en beneficio de los demás, aun cuando el que los ejecuta , tenga la convicción de que no ha de cosechar ninguna ventaja para si mismo. Sí queridos QQ.HH., nuestro deber es trabajar para el bien de los demás; instruir, guiar, prodigar consuelos físicos y morales, no solo a nuestros hijos y amigos, si no a los que se encuentran más distantes de nosotros y nos sean completamente desconocidos. La misión específica de la masonería es: levantar, iluminar, impulsar y redimir, dar a conocer a los profanos, que los HH:. Masones tenemos fe en el hombre, que es un ser redimible y perfectible, fe en su capacidad de amar y dulcificarse con su prójimo. Por eso QQ.HH:. Masones, en la misión específica de la masonería, el mejor obsequio que podemos dar a nuestros semejantes, es convertirnos en instrumentos del amor de Dios, del G.A.D.U., de tal manera que siempre obremos con amor, tengamos fe en nuestro prójimo, y vivamos con amor. Debemos tener presente, que la masonería es una fuente inagotable de moral, que atrae a las almas buenas y generosas. La misión de la masonería  universal – como anteriormente mencionado – es esparcir los postulados del amor … la mejor ventaja del amor es que abre nuestros ojos para ciertas verdades pacíficas y dulces, y nos da la oportunidad de amar y admirar por medio de un objeto único cual es la Gran Cadena universal masónica…,

En nuestra condición de HH:. Masones, la misión que debemos ejercitar es, tratar en lo posible, más y más; de agrandar y aumentar los eslabones de nuestra cadena masónica con muchos adeptos mediante la iniciación en el mundo entero, y de esta feliz manera, solo así, constituyendo un porcentaje mayoritario de masones en todo el orbe, entonces, veremos un día no muy lejano, imperar en la tierra, la tan ansiada paz y comprensión mundial.

H:. HUGO BURGOA AVILA

      PRIMER VIGILANTE

Resp:. Log:. “ARCO IRIS No. 38”.

Cbba, 28-IX-90