Categorías

LA FIESTA DE LOS AREÓPAGOS

INTRODUCCIÓN

El Areópago o Colina de Ares, es un monte situado al oeste de la Acrópolis, sede del Tribunal Supremo de la antigua ciudad, llamado “Consejo del Areópago” que se reunía allí, para juzgar los llamados juicios de sangre o delitos sagrados, uno de los sistemas judiciales en Atenas.

Lleva también el nombre de Colina de Ares, porque fue allí donde este dios fue exonerado del castigo, por dar muerte al hijo de Poseidón; circunstancia que dio pábulo, a la premisa de juzgamiento: Si los dioses se someten a juicio; con mayor razón, los seres humanos deben someterse al imperio de la Ley. Se dice que el Areópago funcionó ininterrumpidamente un apreciable periodo: desde el 480 a.C. hasta el 425 d.C. 

Se habría escogido construir el Areópago en el lugar más elevado de la ciudad (Gabaon); como un símbolo de concepción moral, social y espiritual para la práctica de las virtudes -más cerca del cielo en el pensamiento cristiano. A las reuniones convocadas, se las denominaba fiestas, en la excepción idiomática de; celebración de un acontecimiento, donde se practica y ejerce la justicia.

La historia de Atenas, destaca entre las ciudades estado de la antigüedad, como cuna de la democracia y fundamento de la civilización occidental, no solo por sus tradiciones, sino por el impulso que dieron al pensamiento los  filósofos que allí vivieron o allí llegaron, como, Epicuro, Parménides, Pitágoras, Sócrates y Platón, solo por citar algunos, quiénes comenzaron a explicar el mundo a partir de la Filosofía, la Ética, la Moral y la Geometría. El filósofo Demócrito, sin ningún instrumento de medición conocido, intuyó que la materia estaba formada por partículas muy pequeñas e indivisibles, a las que él denominó; átomos.  Estos maestros filósofos de la antigüedad, formularon muchas sentencias y verdades que aún tienen plena vigencia.

El politeísmo de Grecia y muchas civilizaciones antiguas, suele justificarse de varias y diferentes maneras, según las circunstancias; una de ellas pudo ser el otorgar un nuevo atributo a cualquier deidad, para explicar un fenómeno diferente o inventar un nuevo mito, si fuera necesario.  Los dioses griegos, cuya apariencia humana y similares defectos y virtudes daban la confianza de acercarse a ellos para encontrar la respuesta necesaria…

Se puede afirmar que la llamada cultura occidental comenzó en Grecia y se difundió con características propias de cada lugar, a partir del año 146 a. C.  cuando el poder militar de Roma conquistó esta parte del mundo, conquista de ida y vuelta, pues los conquistadores romanos fueron conquistados por los dioses griegos, cambiándose asi algunas denominaciones; Zeus se volvió Júpiter, Poseidón se llamó Neptuno y Ares fue adoptado como Marte, el dios de la guerra, Artemis se volvió Diana y Afrodita se llamó Venus en Roma

RECAPITULACIÓN

Como se ha visto la leyenda del Areópago está muy asociada a la mitología griega y se centra en el juicio celestial que involucra a dos dioses principales: Ares, dios de la guerra y Poseidón, dios del mar.

Se dice que, en un momento dado Halirrotio, el hijo de Poseidón vio descansando a Alcipe la hija de Ares, cerca de la fuente de Asclepio, se acercó sigilosamente y la violó.  Ares, al enterarse de este acto, se enfureció y para preservar la justicia, mató a Halirrotio. Esta acción creó un conflicto entre Ares y Poseidón, ya que Ares asesinó al hijo del dios del mar. profundamente enojado y entristecido por la muerte de su hijo, exigió que Ares fuera juzgado por su crimen. Los dioses se reunieron para escuchar el debate de ambas partes y reflexionar sobre el destino de Ares.

Durante el juicio, los dioses presentaron argumentos a favor y en contra de Ares. Al final, la diosa Atenea, que también era la patrona de Atenas, ofreció una solución pacífica. Sugirió que Ares y Poseidón resolvieran sus diferencias amistosamente y que Ares debía compensar a Poseidón por la muerte de su hijo. Los dioses aceptaron esta oferta y terminó el juicio en el Areópago. 

La Fiesta del Areópago, actualmente, es un evento que se celebra en la colina del mismo nombre para rendir homenaje a los «Areopagitas», así llamados los miembros del Consejo de nobles, cuyos trabajos iniciales fueron los de juzgar los casos de asesinato, aunque luego, desempeñaron un papel más importante en la gestión de la ciudad; se recuerda al mismo tiempo, la exoneración del Ares, cuya venganza fue justificada plenamente, pues ni el hijo de un dios podía mancillar el honor de una mujer, más aún al tratarse de su propia hija. Esta leyenda enfatiza la importancia de administrar la justicia y el orden en la sociedad ateniense

En esta fiesta más propiamente llamada Festival, se llevan a cabo otras ceremonias religiosas, adicionales en honor a los héroes míticos que han influido en la historia de Atenas. La gente se reúne en el cerro y participa en sacrificios, procesiones y en discursos públicos; enfatizando los valores de la justicia y la democracia. Este evento no sólo recuerda la historia y los principios de Atenas, sino que al mismo tiempo fortalece el sentido de comunidad y pertenencia del pueblo.

A MANERA DE CONCLUSIÓN

Algunos de los elementos y valores asociados al Festival, ahora han sido reinterpretados y aplicados por la masonería que, a lo largo de la historia, ha incorporado rituales y símbolos de muy diversas culturas. Aunque no existe un vínculo directo y documentado, se pueden identificar similitudes en los valores que ambos defienden.

Es innegable la gran influencia de Atenas en el desarrollo de la sociedad antigua. La Fiesta de los Areópagos, era un evento muy importante y cuyo procedimiento ha dejado huella en la masonería contemporánea. Esta festividad no sólo marcó los momentos históricos en la vida de los atenienses, sino que influyó en las estructuras y rituales masónicos secretos de la actualidad, donde el Rito Escocés Antiguo y Aceptado es un ejemplo de ello, como lo es el símbolo del Areópago expuesto en el Ritual del Grado Vigésimo Cuarto.

El Énfasis de la justicia y el orden en la sociedad ateniense coincide con la masonería moderna cuando esta última defiende la búsqueda de la verdad, la hermandad y la igualdad. Los rituales masónicos, realizados en logias, utilizan simbolismo y alegorías para transmitir enseñanzas morales y éticas. Así como los festivales de la antigua Atenas fomentaban el sentido de comunidad entre los ciudadanos, nuestra masonería del Rito Escocés Antiguo y Aceptado dispone un espacio para incentivar una estrecha salud, estabilidad y poder entre sus miembros.

Es mi palabra, M.·. P.·. M.·.

Erik Mauricio Sotomayor Yevenes, 31°

Camp:. Santa Cruz  4 de Septiembre de 2023 e:. v:.

BIBLIOGRAFIA

“Un Puente Hacia la Luz” – Rex Hutchens

“Morals and Dogma” – Albert Pike

La democracia y el Areópago  en la segunda mitad del s. IV a.C – Sancho Rocher

La Atena de Pericles – C.M. Bowra (Alianza Editorial)

Vistas:
371
Etiquetas (Tags):
Categoría:
REAA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si deseas publicar un trabajo envíalo a esotomayor@alianzafraternal.org