Categorías

La Evolución

La explicación Teosófica de la Evolución es fundamentalmente diferente, tanto de la teoría «creacionista» de la Religión occidental o de cualquier otra teoría surgida de los estudios Darwinianos, en cierto sentido esta entre ambas reconociendo por una parte las observaciones de los antropologistas por un lado y de los religionistas por otro, de que esta magnifica evolución no habría tomado lugar sin la «ayuda de arriba», sin embargo la explicación no es tan fácil, tenemos que hacer por principio algunos postulados y mantenerlos en mente a través de toda la explicación, uno de los primeros postulados es que LA VIDA Y EL HOMBRE SON ETERNOS , nunca han comenzado, no empiezan en ningún lugar , con el acto de un gran ser o accidentalmente, tenemos que añadir a esto que LA MENTE ES ETERNA, QUE LA MENTE ES UNIVERSAL, la colectividad de los más elevados pensamientos , siempre esta y es la raíz de todo ser y que esta es la subyacente fuente de la inteligencia que esta manifestada en el hombre y en la naturaleza, (mahat) más allá de todo esto tenemos que recordar el hecho de que este es un universo de LEYES que no existe la casualidad y el milagro, que TODO ACTUA DE ACUERDO CON LA LEY , que LA VIDA SE MANIFIESTA PERIÓDICAMENTE a través de la REENCARNACIÓN, pero extraño y maravilloso como pueda parecer existe otro hecho del cual la evolución del hombre y toda vida depende, es el hecho de que sin el voluntario sacrificio de aquellos quienes han ido antes , para aquellos que están ahora en los escalones más bajos , no habría progreso ( el que termina primero ayuda a sus hermanitos ), El progreso no broto de la tierra sin ayuda, pero es atraído hacia arriba, como la planta es atraída hacia el sol por su luz y calor, mucho de esto se vio en los anteriores envíos sobre Manas el pensador, cuando se habló de «la iluminación de Manas», con estos postulados como nuestra base inicial podemos ver que cualquier cosa Evolución ante tiene que venir de algo que ya existía antes, que con eso que ya existía antes encontramos el germen o semilla de lo que está evolucionando.

Hay ciertos principios generales que pertenecen al proceso total: la universalidad de la ley , el proceso de evolución como un devenir » de adentro hacia afuera», la alternancia de fases de actividad y fases de descanso . El segundo de estos principios es particularmente pertinente en lo que respecta a la cuestión de los orígenes; el cosmos es proyectado desde los estados Noumenales del ser, o estados subjetivos , hasta los planos fenoménicos u objetivos, por un proceso que puede ser considerado análogo a una densificación gradual de lo espiritual a lo material, como el vapor de agua se condensa .Esto significa en efecto que el mismo cosmos, y
todo en èl, ya existian antes de transformarse en devenir.


Al respecto la maestra HPB nos dice: » la enseñanza oculta dice …»nada se crea , sino solo se transforma, nada puede manifestarse a sí mismo en este universo- desde un globo, hasta un vago pensamiento rápido- que no estuviese ya en el universo; sobre el plano subjetivo todo es un eterno Es, así como sobre el plano objetivo todo es un constante devenir, por ser transitorio» (D.S. I 570)

«es incorrecto usar la palabra creación, ya que ninguna religión…. cree en la creación a partir de nihil ( la nada ) como lo hacen los Cristianos o Judíos, sino en la evolución de materias preexistentes ( D.S. I 233 p.d.p )

El surgimiento periódico de un universo a partir de la subjetividad al plano de la objetividad es el tema de un importante pasaje explicativo en la Clave de la Teosofía , explicativo pero de ninguna manera fàcil de captar por la mente, ya que » la causa final y absoluta, es una abstracción , al borde de la cual la razón humana- no obstante lo entrenada que este en las sutilezas metafísicastiembla amenazando colapsarse » ( D. S. I 569)

En la clave de la Teosofía nos dice en la pagina 84 un dialogo por demás interesante donde responde a las preguntas ¿Quién crea el universo ?
La inteligencia tiene que venir de la inteligencia , a pesar de el hecho de que solemos decir (con razón) que aprendemos de nuestros errores, la inteligencia no puede venir de la ignorancia, la ignorancia a menudo causa la condición que presenta la búsqueda de conocimiento como la única
salida, si la ignorancia fuera el germen del conocimiento todos seriamos muy sabios.

La evolución se desenvuelve desde dentro (la palabra inteligencia significa leer adentro Inter. Legere) como la flor se desenvuelve del botón , como el árbol se desenvuelve del plan contenido dentro de la semilla , nuestra evolución es el desenvolvimiento de la latente inteligencia en la Monada , en el Ego superior y en la Mente Universal, inteligencia que esta encerrada en forma de semilla dentro de nosotros, el crecimiento significa por ello, esencialmente, una expansión en rango y expresión de la inteligencia , el desarrollo de la forma es siempre incidental o por producto del crecimiento interno, pero esto necesita explicación.

¿QUE ES LO QUE EVOLUCIONA?
Algunos piensan que es la conciencia la que evoluciona, la Teosofía dice que no que LA CONCIENCIA SIEMPRE ES, en la página 15 de la DS (75 en la edición española) se dice : «PARABRAHMAN, la Realidad Una, lo Absoluto, es el campo de la Conciencia Absoluta; esto es, aquella Esencia que está fuera de toda relación con la existencia condicionada, y de la cual, la
existencia, consciente es un símbolo condicionado..»

No es la conciencia la que evoluciona sino nuestro uso de ella el rango , la amplitud y profundidad de percepción la que evoluciona , es nuestra percepción individual de la VERDAD, de la universalidad del ser , del hecho de la FRATERNIDAD UNIVERSAL, que evoluciona , todas las demás evoluciones dependen de este desarrollo, cuando aprendemos de la lcciones de la vida empezamos a ver bajo la superficie y a percibir que existe una unidad subyacente en todos los seres, en la medida que esta percepción crece construimos para nosotros mismos más finos instrumentos en los cuales encarnarnos.

Las formas no evolucionan de si mismas, como las casas no crecen por si mismas sino que son algo construido por aquellos quienes desean usarlas, las formas son el resultado de las inteligencias internas en ellas, produciendo vehículos para su auto expresión, la más armoniosa y útil de las casas, así con formas desarrolladas por las inteligencias evolucionantes, una forma no evoluciona en otra, así como una casa no se vuelve otra, la inteligencia usando las formas desarrolla otras según sus necesidades dejando las viejas formas para aquellos quienes puedan usarlas , justo
como las casas son dejadas para otros ( cuando crece la familia por ejemplo), quienes las encuentran adecuadas y útiles

¿CÚAL ES LA FUERZA TRAS DE LA EVOLUCION?
La fuerza de la evolución descansa en la monada, en LA VIDA UNA, la forma en que la fuerza es usada para promover la evolución esta con los seres,(inteligentes) y en un grandísimo grado con lo que puede ser llamado seres humanos en la doctrina secreta Vol I pág. 274 se dice de esta manera
: » el universo es trabajado y guiado desde dentro hacia fuera, como es arriba es abajo, como en el cielo así en la tierra y el hombre…el total microcosmos y copia en miniatura del macrocosmos es el testigo viviente de esta Ley universal y el modo de su acción…el cosmos total es guiado, controlado y animado por una casi infinita serie de jerarquías de seres sensientes, cada uno con una misión que llevar a cabo y quienes si les damos un nombre los llamamos Dhyan-chohanes, o Ángeles…son –mensajeros- en el sentido solamente de que ellos son de la Ley karmica y cósmica, ellos varían infinitamente en sus respectivos grados de conciencia e inteligencia. Por cada uno de estos seres ya sea que fueren o se preparen para llegar a ser hombres sino en el presente entonces en el pasado o en el siguiente ciclo (manvantara).

Si seguimos la línea inicial probablemente estaremos de acuerdo que cualquier tipo de evolución que es automática que es hecha para nosotros y a nosotros no es de mucho valor y no va con nuestra idea de lo que es la vida, en acuerdo con esto la tercera proposición de la doctrina secreta
dice: La Doctrina fundamental de la Filosofía Esotérica no admite en el hombre ni privilegios, ni dones especiales, salvo aquellos ganados por su propio Ego, por esfuerzo y mérito personales a través de una larga serie de metempsicosis y reencarnaciones» toda la evolución es el producto de nuestro autoinducido esfuerzo checado por el karma- ¿qué significa esto ? significa que el hombre siendo solamente – escogedor- en el universo es el que hace y siente los efectos del Karma , quien piensa , siente y actúa en formas que determinan el curso de la evolución, dentro de cada vida, dentro de cada hombre está el ilimitado poder de aprender …este poder es incambiable y no disminuye no importa lo mucho que lo usemos, los seres ejercitan este poder que es inherente mismos como unidades de vida, así ellos crecen o evolucionan, por ejemplo si un hombre aprende algo, lo hace
ejerciendo el poder de aprender inherente en el mismo, el poder no ha cambiado ni ha disminuido por su uso, está disponible aún para su uso y así permanecerá , pero el hombre ha incrementado su inteligencia y así también su habilidad de usarla, es importante señalar aquí que el también ha perfeccionado sus instrumentos para tal uso es a causa de esta –permanencia- con el que él es capaz de ver y relacionar los cambios ganando experiencia y conocimiento , lo permanente es siempre la fundamentación por lo cual el cambio es posible.

¿CUÁNDO EMPEZO LA EVOLUCION?
Nunca empezó, nada más que la vida en sí misma, nunca ha tenido un comienzo o tendrá un fin en la pagina 122 de «océano de Teosofía » el Sr. Judge dice: «El origen o comienzo del hombre no puede ser descubierto, aún supiéramos cuándo aparecieron los hombres sobre este globo y de dónde vinieron. El hombre jamás ha dejado de ser. Si no en este globo, entonces en algún otro, el hombre siempre existió, y por siempre existirá en alguna parte del Cosmos. Por siempre perfeccionándose y esforzándose en alcanzar la imagen del Hombre Celeste, el ser humano se mantiene en un eterno proceso de desarrollo»

«Comienzos» y «finales» se relacionan a fases o expresiones de vida o no vida misma. La vida no evoluciona o crece , es el agente evolucionador, o poder de evolucionar, es a causa de la vida que la evolución se lleva a cabo, como todo proceso en al naturaleza, LA EVOLUCION PROCEDE DE ACUERDO A LA LEY CÍCLICA, periodos de evolución han comenzado y terminado , así este periodo de evolución ha comenzado y tendrá un fin.

Nuestra tierra es el conjunto de inteligencias encarnadas y como cualquier otro cuerpo esta sujeto a morir y reencarnar, hubo tiempos cuando este agregado de seres «humanos» llamado humanidad, tuvieron otras «tierras», el último planeta muerto ( nos dice la teosofía ) lo conocemos como la Luna y en la misma forma en que nosotros a través del Karma formamos un nuevo cuerpo cuando el viejo alcanza su límite de utilidad este conjunto de seres, después de retirarse del viejo planeta por un periodo para asimilar la cosecha, son enviados a centros de energía que finalmente formaran un nuevo y mejor hogar, para nuestra mayor evolución.

¿puede haber un final para la evolución ? ¿cómo puede haberlo cuando el poder de aprender es ilimitado?

¿SI SOMOS ESENCIALMENTE PERFECTOS POR QUE TENEMOS QUE PASAR POR LA EVOLUCIÓN?
Se dice que existen dos buenas razones por las que tenemos que pasar por la evolución, por que tenemos que pasar por el error para volver a la verdad, si el ego es básicamente perfecto o mejor dicho fundamentalmente perfecto o aún mejor esencialmente perfecto, pero lo es en POTENCIA ,
para ganar esa perfección en verdad , él tiene que probarlo en la vida, probar la fraternidad enfrentándose al Egoísmo y la separatividad, él tiene que tomar las verdades que son parte de su ser más interno y probarlas en la práctica, pasando de la disonancia a la armonía, sobre esto la Doctrina Secreta dice : (tomo I, pág. 106) » la doctrina enseña que para llegar a ser una divinidad, un dios totalmente consciente-aun el más elevado- las primitivas inteligencias espirituales deben de pasar a través del nivel humano, cada entidad debe ganar por si misma el derecho a llegar a ser
divina , a través de la auto experiencia» y en la página 95 del volumen II HPB dice » donde no hay lucha no hay merito, la perfección para ser tal debe nacer de la imperfección, lo incorruptible debe crecer de lo corruptible teniendo este último como su vehículo, su base y su contraste «, esta es la primera razón, la evolución da al hombre la oportunidad de construirse el poder de la divinidad dentro de su propia individualidad, ganar la estatura de una deidad consiente , la segunda razón que la evolución ofrece al hombre la oportunidad de ayudar a aquellas vidas o puntos de conciencia que constituyen los instrumentos que él usa dándoles un impulso en la escala de su propia evolución. Como vemos y contrario ala creencia popular , el progreso de las » vidas inferiores» depende de la acción del hombre y así como ganemos en percepción espiritual, así las
inteligencias que constituyen la naturaleza ganan en refinamiento y habilidad para expresar esas percepciones, es interesante señalar que como crecemos en comprensión de las leyes de la vida vemos más claramente el lugar que tiene la ayuda a otros en el esquema de evolución, en la medida que ayudemos a otros ganamos más visión de la leyes de la vida.

¿SON LA EVOLUCION FÍSICA Y PSÍQUICA LA MISMA COSA?
los hombres de Ciencia han tratado de ordenar el gran número de hechos recogidos, a fin de hallar un árbol genealógico y comprender el sistema por medio del cual el hombre ha evolucionado desde la niebla de fuego hasta el Ser humano civilizado. La gran dificultad con que se ha tropezado para hallar las genealogías del hombre, estriba en el hecho de que dichas genealogías sólo se han buscado en su naturaleza física.

El hombre no es el cuerpo; el cuerpo no es más que el vestido que el hombre lleva; y aquél jamás puede ser comprendido si de su genealogía excluís al Espíritu que lo hace eterno, y a la inteligencia que es un aspecto de este Espíritu, el cual se diferencia en este mundo de materia, y se manifiesta como intelecto y como mente

En las enseñanzas Teosóficas, las cuales nos han sido legadas por los grandes Rishis del pasado, y además, apoyadas, comprobadas y perpetuadas en las escrituras de todas las grandes religiones del mundo, hallaréis una genealogía más verdadera que trata de cada una de las partes de la naturaleza del hombre nuestros hermanos del Islam, «De Dios procedemos, y a Dios volvemos»

H. P. B. nos enseña que, al tratar de comprender al hombre y su genealogía, debemos tener en cuenta tres grandes líneas de evolución. Primero; la evolución espiritual que es de con mucho la más importante, puesto que el Espíritu es el dueño de la materia, el que la guía, la moldea y le da forma; y a menos de que la genealogía espiritual sea conocida, el hombre permanecerá siendo siempre un problema insoluble. Segundo; en el polo opuesto de la naturaleza humana, esto es, el físico, está la genealogía del cuerpo del hombre. La genealogía espiritual es el descenso gradual del Espíritu en la Materia. La genealogía física es el resultado de la ascensión del Espíritu a través de la Materia, a la cual moldea para dar lugar a la manifestación de sus propios e inherentes poderes. Tercero; examinando estas dos grandes líneas, una de ellas descendiendo de arriba abajo, y otra ascendiendo de abajo arriba, llegamos a un punto en que una tercera línea de evolución en la genealogía del hombre se junta con ambas, y las une para formar el ser humano. Esto constituye la evolución intelectual; esto es, la llegada del Ego con el fin de tomar posesión de su tabernáculo físico, así como para unir este tabernáculo con el Espíritu que lo ha cobijado, y que
por medio de su sutil influencia lo ha moldeado y construido. Una vez hemos trazado la evolución espiritual, la física y la intelectual, entonces se presenta a nuestra vista una vasta perspectiva en la cual podemos ver la completa genealogía del hombre bosquejada en amplios y comprensibles
perfiles, y así podemos principiar a comprender algo de la maravilla de esta Naturaleza Humana que es Dios; Dios en forma manifestada, divino en esencia y en poderes. H. P. B. dice: Para la formación de los tres Upadhis periódicos, existe en la naturaleza un triple esquema evolucionario;
o mejor dicho, tres esquemas distintos de evolución, los cuales en nuestro sistema están inextricablemente entrelazados y entremezclados constantemente

1ro) El Monádico, como su nombre indica, es el que se refiere al progreso y desarrollo en las fases de actividad todavía elevadas de las Mónadas, en conjunción con:

2do) El Intelectual, representado por los Manasa Dhyanis (los Devas Solares, o Agnishvatta Pitris ), los dadores de la inteligencia y de la conciencia al hombre; y

3ro) El físico, representado por los Chhayas de los Pitris Lunares, entorno de los cuales la Naturaleza ha condensado el actual cuerpo físico… La unión de estas tres corrientes en el hombre, es lo que lo hacen el ser complejo que ahora es . D.S .I 203-204

En la página 181 tomo I de la D.S. se dice » es ahora claro que existe en la naturaleza un esquema de evolución triple o mejor tres esquemas separados de evolución, los cuales en nuestro sistema están inextricablemente entretejidos e ínter mezclados en cada punto, estos son el Monadico ( o espiritual) el de la evolución intelectual y el de la física.
La Monada, por supuesto no cambia pero progresa en el sentido de que presenta mayores fases de actividad , tanto como las otras dos líneas de progreso evolucionan, la inteligencia es representativa de aquellos Manasa –dhyanis quienes dieron inteligencia y conciencia al hombre y la física es una evolución concerniente con el crecimiento y perfección del cuerpo físico» HPB continua y dice : » cada una de estas tres corrientes tiene sus propias leyes y están regidas y guiadas por diferentes equipos de los más elevados Dhyanis o «logos», cada uno esta representado en la constitución del hombre, el microcosmos del gran macrocosmos y es la unión de estas tres corrientes en el hombre lo que lo hace el ser complejo que ahora es «, ( no puedo dejar de recomendar una nueva lectura al artículo «las tres corrientes de Evolución» de Mary Andersen).

¿QUE ES EL PROCESO DE EVOLUCION?
Mientras el termino evolución como el termino Monada, ha sido adoptado por la Teosofía de las teorías y especulaciones de la ciencia y la filosofía , el estudiante debe ser auxiliado en la comprensión de las enseñanzas teosóficas sobre la evolución, adquiriendo el mismo otros términos , ese de emanación en el Glosario teosófico bajo «la doctrinad e la emanación» HPB
dice : » la doctrina de la emanación fue en un tiempo universal , fue enseñada por los alejandrinos , así también como por los filósofos hindúes , por los egipcios , por los caldeos , por los hierofantes helénicos y también por los hebreos ( en la cábala y aun en el génesis ) los evolucionistas detienen toda su investigación en el borde de «lo incognoscible», los
emanasionistas creen que nada puede ser evolucionado o como la palabra significa desmatrizado o nacido, excepto que ello halla sido primero involucionado, indicando así que la vida viene de una potencia espiritual sobre el todo.

La emansión es un pasaje de la vida desde un estado superior-la unidad a través de los planos de la siempre creciente diferenciación hasta que alcanza la más baja esfera física, esto significa que la evolución comienza realmente con la INVOLUCION, esa vida, espíritu, inteligencia tiene que involucionar ella misma en la materia , justo como la cabeza de cualquier gran empresa , tienen que estimular, energizar y guiar todo lo conectado con ella.

Esto significa que toda evolución depende de dos fuentes básicas, primero el eterno e ilimitado potencial de verdad de lo incognoscible y segundo, el acumulado progreso y progreso de nuestra humanidad desde la noche de los tiempos , el primero es la ilimitada posibilidad de este siempre «llegar a ser» y el segundo es progreso y limitación de la raza y las unidades dentro de ellas, esto por supuesto, incluye no solo a la humanidad como nosotros la conocemos , sino todas las almas avanzadas quienes están aún conectadas con nuestra terrestre evolución.

Vemos en la naturaleza una rítmica alternación, vigilia, sueño, día y noche, actividad y descanso, vida y muerte., así para nosotros la existencia tiene sus días de vigilia y actividad y sus noches de sueño y descanso, la vida universal fluye en el universo de la forma y refluye a la no forma …..el
ciclo de inhalación y exhalación de la VIDA UNA , eterna, invisible omnipresente, un periodo de actividad es un MANVANTARA , un periodo de descanso un PRALAYA, y estos se suceden unos a otros en infinita sucesión.
El «alba» de la diferenciación es el alba del día manvantarico, el comienzo de la incesante evolución, hasta que el ciclo es completado con la noche del Pralaya, sobre esto la doctrina secreta (tomo I p.328) ofrece una dificil pero concisa declaración de la apertura de un ciclo manvantarico : » el impulso Manvantarico, comienza con el despertar de la ideación cosmica ( la «mente universal» ) concurrentemente y paralelo a la primera emergencia de la substancia cosmica …la última comienza el vehículo manvantarico de la anterior…desde su estado pralayico indiferenciado, entonces la absoluta sabiduría se refleja a sí misma en su ideación…lo cual en la energía cósmica (fohat ), fohat impele a la actividad y guía sus primarias diferenciaciones en
todos los siete planos de conciencia cósmica.

En la página 14 de océano el señor Judge, da un paso más y dice » el universo se desarrolla de lo desconocido, dentro de lo cual ningún hombre ni inteligencia alguna por grande que fuese, puede penetrar dentro de siete planos o siete modos o métodos en todos los mundos y esta diferenciación septenaria, causa a su vez la constitución septenaria de todos los mundos dentro del universo , así como en los seres que en ella residen…nuestro conocimiento comienza con la diferenciación y todos los objetos, seres o poderes manifestados no son sino diferenciaciones del gran desconocido- hablando metafísicamente con respecto al tiempo- es el espíritu, con el que
aparece la materia y la mente. AKASHA , es el producto de la materia y del espíritu, la voluntad o fenómeno de la voluntad es la fuerza del espíritu en acción y la vida es el resultante de la acción de Akasha impulsado por el espíritu de la materia….la mente es la parte inteligente del cosmos y
en el conjunto de las siete diferenciaciones…la mente es aquello en lo cual el plan del cosmos esta contenido o fijado…donde quiera que se encuentre un mundo , o que un sistema de mundos en evolución este en desarrollo, el plan ha sido trazado en la mente universal, la fuerza original vienen del espíritu , lo que sirve de base es la materia, la cual es de hecho invisible, la vida sostienen todas las formas que requieren vida y el akasha es el lazo que conecta la materia de una parte y el espíritu mente en la otra «

¿QUE SON LAS RONDAS Y LAS RAZAS, COMO ES ESO DE LAS JERARQUIAS ?
Esta es quizás la parte mas densa del estudio sobre la evolución Quizás deba añadir que estas materias, tales como son tratadas en los estudios Teosóficos , no tienen una gran importancia. (por lo que no deberíamos sentirnos mal sino alcanzamos a comprender todo el complejo sistema) Sin embargo, todo lo que se refiere a nuestro pasado es sumamente interesante, a pesar de los errores de detalle, Los cuales no son obstáculo que nos impida adquirir el conocimiento de las verdades y principios capitales Ishvara es quien crea, quien conserva, y quien destruye, cuando se aproxima el fin del sistema. Al Uno en tres Formas, o al Tres cuya esencia es Una, podemos llamarlo como bien nos plazca vislumbramos en medio de esta luz, son de Aquellos que son llamados los Siete. Las palabras descriptivas, los nombres dados a este número, los Siete, difieren en las diversas religiones. El Indo habla de los siete hijos de Aditi – el octavo fue
Marttanda, el sol; teniendo cada hijo, o Aditya, su particular «casa» propia. Han sido llamados los Siete Espíritus del Sol; los siete Dioses del Misterio fue Su nombre en el antiguo Egipto. En la religión de Zoroastro eran llamados los siete Amshaspends. Entre los Judíos, Ellos son los siete
Sephiroth; entre los Cristianos y Mahometanos, Ellos son los siete Arcángeles. Los nombres no tienen importancia alguna. Lo importante es que todas las religiones los presentan como permaneciendo en tomo de la Trinidad manifestada, siendo los Virreyes, por decirlo así, de Ishvara en el vasto Imperio del sistema solar, teniendo cada uno Su propio reino, y administrando cada uno Su propio y particular departamento. Los Teosofistas les damos el nombre de Logos Planetarios, porque estos siete Espíritus del Sol han sido constantemente identificados con los siete planetas sagrados, los cuales son Sus cuerpos físicos.

En torno de estos Hijos de Aditi, en un más amplio circulo, existen además los grandes Seres, las Jerarquías creadoras, o las Doce Ordenes Creadoras del universo. Cada una de estas Ordenes está presidida por uno de los Doce grandes Dioses que se mencionan en todas las historias antiguas, apareciendo grandes y magníficos desde la gran distancia en que Ellos moran. Estos Dioses están simbolizados en los familiares Signos del Zodiaco, pues el Zodiaco no es una invención moderna, sino que fue legado a la Cuarta Raza por los grandes Instructores, y en vuestros propios anales
podéis leer los nombres de algunos de Ellos, uno de los cuales, Asuramaya, es conocido como el primero de los grandes astrónomos; él fue quien dio los Zodiacos al Egipto y a la India. Estos círculos astronómicos son los símbolos, los cuadros sobre los cuales está escrito el plan del sistema solar, y en las tradiciones del pasado hallamos el norte y guía para salir del laberinto, y
comprendemos por qué se nos dice que un planeta «rige», o es el Señor de uno de los signos del Zodiaco, puesto que el planeta es el Espíritu Planetario, y Su signo del Zodiaco es una de las grandes Jerarquías Creadoras, la cual contiene en sí misma a las restantes Jerarquías como
subjerarquías, y éstas, bajo Su gobierno y dirección, construyen Su reino, y ayudan a evolucionar a las Mónadas que en él se hallan.

Si tenemos esto en cuenta, este cuadro, aunque sorprendente, no se os hará confuso y de difícil comprensión. Primero aparece la gran Trinidad; en torno de esta Trinidad los siete Espíritus que son sus Virreyes en Su universo; en torno de estos Espíritus las doce Jerarquías Creadoras, cuya misión es construir el universo. En la presente etapa de evolución, de estas doce Jerarquías Creadoras, cinco de ellas han desaparecido del alcance de la
vista de aun los más grandes y más desarrollados Instructores de nuestro mundo; cuatro de ellas han alcanzado la liberación, y una está tocando los umbrales de la misma. Así, pues, y por lo que a nuestra particular evolución se refiere, solo tenemos que ver al presente con siete de Ellas, las cuales afectan, por decirlo así, a nuestro fragmento Deifico, la porción de Ishvara , el Jivatma, el ser viviente, que pronto veremos que, en su naturaleza más espiritual y elevada, es una parte integrante de una de estas Jerarquías. Tratemos de obtener una vislumbre de las principales características de Ellas, puesto que no es indispensable describirlas por muy imperfectamente que lo hagamos, a fin de que no aparezcan completamente confusas a nuestros ojos, cegados por la esplendorosa luz en la cual moran.

Primero viene la Orden que únicamente se puede describir por medio de palabras relacionadas con el fuego; se les llama Hálitos Ígneos Informes, Señores del Fuego, llamas Divinas, Fuegos Divinos, Leones de Fuego, Leones de Vida; nombre tras nombre, epíteto tras epíteto, refiriéndose todos a los atributos del fuego, pues se ha escrito que Ellos son la Vida y el Corazón del universo, el Atma, la Voluntad Kosmica, pues por medio y a través de Ellos pasa el Rayo divino de Paramatma que despierta Atma en la Mónada del hombre.

Por debajo de Ellos está la segunda gran Jerarquía, doble en su naturaleza, las «dobles unidades», Fuego y Éter, la Razón manifestada, la Sabiduría del sistema, lo que llamamos Buddbi Kósmico, lo qué despierta Buddhi en la Mónada del hombre. Por debajo de Estos está la tercera, Mahat, o Manas Kósmico, ‘las Tríadas», Fuego, Eter, Agua, la actividad Kosmica, que también vierte una parte de su esencia sobre la Monada del hombre a medida que éste desciende.

Estas son las Ordenes Creadoras Arupa, las cuales moran en una materia demasiado sutil para asumir una forma limitada, materia en la cual todas las «formas» están entremezcladas y se compenetran mutuamente.
Más abajo de estas Ordenes, hay las Ordenes Creadoras Rupa, y la primera de ellas, la cuarta entre las Jerarquías, es la nuestra, la Jerarquía de las Monadas humanas, La quinta Jerarquía es llamada la de Makara, y tiene por símbolo el pentágono. En éste aparecen los aspectos duales espirituales y duales físicos de la naturaleza, los positivos y los negativos en lucha entre sí; estos últimos son los turbulentos, los «rebeldes» de un gran número de mitos.

Pronto tendremos bastantes datos acerca de estos rebeldes, los cuales son llamados los Asuras, nacidos del primer Cuerpo de Brahma, el Cuerpo que, rechazado, se convirtió en Tinieblas. Una gran hueste de Seres de esta Jerarquía proceden de un pasado universo, y surgen en su completo desarrollo, por así decirlo, del Logos Planetario.

Estos Seres parece que también son llamados Asuras, y pertenecen a este universo por su evolución, pero nosotros estamos especialmente relacionados con los nacidos del Cuerpo de Tinieblas. Estos son Seres de un gran poder y conocimiento espiritual, pero llevan profundamente oculto en si mismo el germen, la esencia de Ahamkara, de aquella que yo creo que constituye la facultad que es necesaria para la evolución humana. Ellos son el fruto de la primera Cadena planetaria, La sexta de estas grandes Jerarquías contiene algo que también podemos comprender; contiene a los nacidos del Cuerpo de Brahma que es conocido como el Cuerpo de Luz, o del Día. Entre esta hueste de Devas se ve brillar con especial resplandor a un grupo de Ellos; son los Pitris de los Devas, los cuales son conocidos con el nombre de Agnishvattas, Aquellos que son llamados los séxtuples Dhyanis; Ellos son los que lo dan todo al hombre excepto el Atma y el cuerpo físico, y por lo tanto son llamados los dadores de los cinco principios medios humanos.

Ellos son el fruto de la segunda Cadena planetaria. Esta Jerarquía incluye además grandes huestes de Devas, los más elevados Espíritus de la Naturaleza, o Elementales del Reino Medio. La séptima Jerarquía contiene aquellos a quienes conocemos bajo el nombre de Pitris Lunares, o los Pitris
Barhishad, nacidos del Cuerpo de Brahma llamado el Crepúsculo, el Sandhya. Estos Pitris Barhishad están relacionados con la evolución física del hombre, del mismo modo que los Pitris Agnishvatta lo están con la intelectual; así es que a medida que prosigamos en nuestro estudio trabaremos conocimiento con ambos. Además, aquellos que vemos agruparse a su alrededor, y que pertenecen a su Jerarquía, son sus agentes en la obra que deben llevar a cabo; vastas huestes de Devas, los Espíritus inferiores de la Naturaleza, o Elementales del Reino más Inferior, los cuales están ocupados en la actual construcción del cuerpo del hombre. Los Pitris
Barhishad pertenecen – como se dijo en la primera conferencia – a la ultima de las Jerarquías u Ordenes Creadoras, llamada por nosotros la séptima, aunque en realidad es la duodécima.

Estos Pitris tienen bajo su inmediata dirección, grandes huestes de espíritus de la naturaleza, los cuales son los actuales constructores de las formas, los masones, mientras que Ellos pueden ser comparados con los arquitectos, nombre que en realidad se les da con frecuencia.

Ellos dan las formulas, los modelos, los planos que son seguidos y al momento ejecutados por sus subordinados los innumerables seres que seleccionan las partículas materiales y las colocan en el sitio que les corresponde. el perfeccionamiento de la Materia, organizándose en formas cada vez más perfectas, y vimos de qué modo estas combinaciones de la Materia fueron dirigidas por otras Inteligencias espirituales que, habiendo conquistado la Materia en su evolución anterior, eran aptas para dominarla y moldearla en beneficio de las desvalidas y recién llegadas Mónadas humanas. Así, las siete grandes Jerarquías, u Ordenes Creadoras, se presentan ante nuestra vista en su esplendor, prontas para llevar a cabo la misión que les está encomendada, la misión de guiar a sus hermanos más jóvenes a lo largo del sendero de la evolución, y la de dirigir el desarrollo de poderes espirituales en un universo de materia.

Existen siete grandes etapas de evolución espiritual, durante tres de las cuales el Espíritu desciende. A medida que el Espíritu desciende confiere cualidades a la Materia; le da ciertos poderes, ciertas cualidades, ciertos atributos, y estas cualidades, poderes y atributos son el fruto de las tres primeras etapas del descenso del Espíritu. Luego sigue una etapa, la cuarta, única en su clase, en que la Materia, habiendo de esta suerte sido dotada con diversos poderes y atributos, entra en múltiples relaciones con el Espíritu animador que ahora la compenetra.

Esto constituye la gran batalla del universo, el conflicto entre el Espíritu y la Materia, la batalla de Kurukshetra entre las grandes huestes de los dos ejércitos enemigos. Aquí, en esta parte del Campo, es en donde está el punto de equilibrio. El Espíritu, entrando en innumerables relaciones con la
Materia, es al principio vencido. Más adelante llega el punto de equilibrio, en el cual ninguno de los dos combatientes lleva la ventaja. Luego el Espíritu principia a triunfar lentamente de la Materia, de suerte que, cuando esta cuarta etapa ha pasado, el Espíritu es el dueño de la Materia,
y está pronto para ascender a través de las tres restantes etapas que completan las siete.

En estas tres restantes etapas el Espíritu organiza la Materia que ha subyugado y animado, y la hace servir para sus designios, así como le da la forma que necesita para manifestarse, de modo que la Materia se convierte en el vehículo por medio del cual todos los poderes del Espíritu pueden
manifestarse y hacerse activos. Las tres últimas etapas tienen por objeto este ascenso espiritual.

Por lo tanto, hay tres etapas descendentes destinadas a dar las cualidades; una de lucha que constituye las múltiples relaciones, y tres ascendentes en las cuales la Materia es modelada por el Espíritu en los vehículos perfectos que le son indispensables para su manifestación.

Para mayor claridad podemos presentar nuestro esquema en forma
tabular:
Tres descendentes
Cualidades Materialización
Siete Etapas Una equilibrio
Relaciones Conflicto
Tres ascendentes
Organismos
Espiritualización

Esforzaos en conservar fija en vuestra mente esta idea esencial, ( nos recalca la doctora Besant, en la magnifica obra titulada «la genealogía del hombre» de donde se toma todo lo anterior dicho como respuesta a esta pregunta ) puesto que se repite constantemente en cada una de las etapas
y a todas las rige, sean cuales fueren las circunstancias especiales que puedan caracterizar a cualquiera de ellas. Esta idea os servirá siempre y en todos los casos de norte y guía, cuando os halléis perdidos en medio del laberinto de las Cadenas, Rondas, Globos y Razas, que tan fecundo
manantial son de confusiones para el estudiante de Teosofía.

Después de esto, ¿qué es lo que debemos esforzamos en comprender? Lo que se llama una Cadena planetaria. Considerada una Cadena planetaria como un todo, constituye los Upadhis de un Lagos Planetario, en los cuales Su vida encarna. Siete son las etapas que deben recorrerse, y por lo tanto siete deben ser las Cadenas. Tres Cadenas durante las cuales el Espíritu desciende constantemente; una Cadena, la cuarta, durante la cual el Espíritu y la Materia están entremezclados y entretejidos teniendo entre si innumerables relaciones; luego tres Cadenas ascendentes, al fin de las cuales todo vuelve al seno del Logos Planetario, para sumergirse en
Ishvara con el fruto recolectado durante la evolución. Una Cadena planetaria puede así ser considerada como los cuerpos en los cuales la vida del Logos Planetario se reencarna siete veces, principiando cada Cadena con el fruto recolectado por su predecesora, y transmitiendo cada Cadena a su sucesora los frutos que ha recogido.

El período durante el cual una Cadena planetaria persiste, es llamado un Manvántara planetario, y cada Manvántara es seguido de un Pralaya
planetario.

Los seres cuyos más elevados principios han sido desarrollados durante el Manvántara, pasan a su conclusión a un estado de felicidad supra consciente, el Nirvana planetario, al paso que aquellos que no están tan desarrollados se sumergen en un apacible sueño. Estos «nirvanis» no vuelven a nacer hasta que la siguiente sucesiva Cadena ha desarrollado upadhis a propósito para su ulterior evolución, en cuyo momento vuelven a proseguir su ulterior desarrollo y progreso.

Estudiemos ahora una sola Cadena planetaria, y veamos cómo está formada, y qué son los eslabones que la constituyen. Cada eslabón de la Cadena es una Ronda o circulo de vida; una oleada de vida constituye un círculo completo, sobre el principio ya enunciado, pasando a través
de siete etapas. Durante tres etapas la oleada de vida desciende a la materia, y da nacimiento a formas cada vez más materiales. En la cuarta etapa la oleada de vida desarrolla formas con las cuales se origina el conflicto. En las tres restantes la oleada de vida asciende, y las formas a las
cuales ha dado nacimiento se hacen cada vez más espirituales. Además, cada Ronda de la oleada de vida desarrolla un reino de la naturaleza – los tres elementales, el mineral, el vegetal, el animal y el humano- hasta la más elevada perfección de su tipo peculiar, hallándose los tipos futuros que no pertenecen a esta Ronda indudablemente presentes, pero más o menos
embrionarios, comparados con su futuro desarrollo.

Así, pues, siete Rondas, siete círculos sucesivos de la oleada de vida, son los eslabones que componen una Cadena planetaria. Examinemos una sola Ronda, un solo círculo de vida, y veremos que ésta tiene también sus
propias y peculiares siete etapas; pero esta vez cada etapa es un Globo, un mundo.

En los tres primeros son desarrolladas las formas; en el que se halla en medio, tiene lugar la lucha entre las formas y los Espíritus que las cobijan, y de este modo las formas son animadas; en los tres últimos los Espíritus moldean las formas a voluntad. Para distinguir estos Globos unos de otros, se han empleado las letras del alfabeto desde la A hasta la G; los Globos que se hallan en el arco descendente y los que están en el arco ascendente, se corresponden entre si.

En los Globos del arco ascendente se desarrolla a la perfección aquello que sólo es un bosquejo embrionario en los Globos del arco descendente, en tanto que el Globo intermedio es el punto de equilibrio, de conflicto, de vuelta. El Globo A es de sutil materia mental, y es arquetipo, esto es, contiene los arquetipos de las formas que deben ser desarrolladas durante la Ronda. H. P. B. dice: «La palabra arquetipo no debe ser tomada aquí en el sentido que los Platónicos le dieron, esto es, el mundo tal como existía en la mente de la Deidad, sino en el de un mundo formado como un primer modelo que debe ser copiado y perfeccionado por los mundos que le suceden naturalmente».

El Globo G, que se halla en el arco ascendente, corresponde, por lo que a la clase de materia se refiere, con el Globo A, y contiene los arquetipos de este último Globo concluidos en sus detalles y perfeccionados. El Globo B es de materia mental más densa, y es creador o intelectual; es decir, contiene los tipos concretos derivados de los arquetipos, las cualidades determinadas, las formas toscas e imperfectas. El Globo F, del arco ascendente, corresponde con el Globo B, y contiene estas formas elaboradas y perfeccionadas.

El Globo C es de materia astral, y es sustancial o formativo; esto es, construye las toscas formas de materia más densa, y su correspondiente Globo E las presenta de materia similar, pero primorosamente adaptadas para sus funciones. El Globo D es de materia física, y es el punto de
vuelta, el campo de batalla entre el Espíritu y la Materia.Aquí, en el cuarto Globo de la cuarta Cadena, deben tener lugar los mas grandes conflictos entre el Espíritu y la Materia, para concluir al fin con el triunfo del Espíritu. En los Puranas se da el nombre de Dvipas a los Globos de nuestra Cadena, siendo Jambudvipa nuestra tierra.

La oleada de vida de lo que conocemos como humanidad esta en el proceso de pasar por una serie de experiencias progresivas conocidas como rondas, cada ronda esta dividida en siete razas y cada raza esta dividida en siete subrazas, con un poco de calculo podremos llegar aun casi ilimitado número de combinaciones , una vez que nos damos cuenta de que cada ronda , cada raza y cada subraza tiene sus características especiales correspondientes a la naturaleza septenaria del hombre , empezamos a ver el significado de las varias combinaciones y sus condiciones resultantes, únicas , necesarias para el desarrollo evolutivo, para nuestra educación,
el propósito de la vida es el aprendizaje y este sistema ofrece la más amplia variedad de experiencias para el alma evolucionante.

Desde otro punto de vista el Sr. Judge ofrece esta explicación en el «océano» pagina 23 :»Continuando el plan general trazado en las páginas anteriores, la Tierra es septenaria. La Tierra es una entidad y no una simple masa de materia bruta. Y siendo por consiguiente una entidad de una naturaleza septenaria, deben existir otros seis globos que ruedan con ella en el espacio. Este grupo de siete globos ha sido denominado la «Cadena Terrestre», la «Cadena Planetaria». ..La Tierra es uno de los siete globos con respecto a la conciencia del hombre solamente, porque cuando el hombre funciona en uno de los siete, él lo percibe como un globo distinto sin alcanzar a ver los otros seis. Esto está en perfecta correspondencia con el hombre mismo, quien posee otros seis constituyentes, de los cuales solamente el cuerpo físico es visible porque se encuentra ahora funcionando sobre la Tierra, o sea, el cuarto globo, y su cuerpo comprende y representa a la Tierra. Los siete «globos» constituyen una sola masa o un gran globo y todos ellos se
interpenetran los unos con los otros» Por conveniencia a estos globos les ha sido dado los nombres de las letras A,B,C,D,E,F y G , el impulso evolutivo, la oleada de vida comienza en el globo A y después de un largo periodo de
desarrollo, esta lista para experimentar en diferentes condiciones de materia en el globo B y así la oleada pasa a través de los siete, experimentando la más densa materia en el globo D y de ahí el gradual refinamiento hasta el globo G, después del cual hay una suspensión de actividad (o pralaya) , antes de continuar. Esta travesía de siete globos constituye lo que se conoce como una ronda y siete rondas constituyen un ciclo planetario, lo cual es a su vez seguido por un pralaya planetario, todo para dar la variedad de experiencias de las que ya se habló antes; cada
globo ofrece su peculiar medio ambiente para el desarrollo de siete razas, sentidos , facultades y poder apropiado al estado de materia, como se dice en la página 26 de Océano : «La Ronda es un recorrido a través de los siete centros de conciencia planetaria; la raza es determinada por la aparición de caracteres permanentes en los grupos de Egos evolucionantes en cada uno de esos siete centros. Hay siete razas para cada globo, pero finalmente el total de cuarentinueve razas sólo suman siete Grandes Razas. La particular septena de razas sobre cada globo o centro planetario, no forma en realidad sino una raza de siete constituyentes o peculiaridades especiales
en cuanto a facultades y poderes.»

¿ DONDE ESTAMOS AHORA EN ESTE ESQUEMA DE EVOLUCION ?
Desde el momento en que nos sea dable comprender en donde al presente nos hallamos, nuestro Campo de Evolución debe ser claramente percibido. Nuestro Logos Planetario, llamado Brahma, en Su para nosotros función creadora, ha conducido ya Su reino dentro de la cuarta etapa de su
evolución; nos hallamos en la cuarta Cadena planetaria. De la primera Cadena planetaria, la arquetipo, nada sabemos excepto que se la llama Su Cuerpo de Tinieblas, o de la Noche, y que sus frutos fueron los Asuras. De la segunda Cadena planetaria, la creadora, tampoco sabemos nada, salvo que fue Su Cuerpo de Luz, o del Dia, y produjo los Pitris Agnishvatta. De la tercera Cadena planetaria, la formativa, sabemos algo, puesto que su Globo D fue la Luna, fue Su Cuerpo del Crepúsculo, desarrolló los Pitris Barhishads y siete clases de Monadas para su sucesora; a esta Cadena la llamamos la Cadena Lunar. La cuarta Cadena planetaria, la física, la terrestre, cuyo Globo D es nuestra Tierra, es Su Cuerpo del Amanecer, y esta evolucionando hombres. Para llevar a cabo esta diversidad de experiencias se nos enseña que para cada raza existen siete subrazas y para cada subraza existen siete familias-raza, ofreciendo así la posibilidad de casi infinita experincia , se dice que estamos ahora en la quinta subraza de la quinta Raza-raíz de la cuarta ronda, ahora bien usando la correspondencia sabemos que el quinto plano corresponde a Manas (5) el pensador o la mente y que el cuarto corresponde a Kama (4) el deseo , así podemos
deducir que nuestra presente experiencia es una de actividad mental, intelectual y racional basada en el deseo, recordemos que los ciclos se traslapan, podemos aceptar entonces la idea de que en el globo existen remanentes de las viejas razas y subrazas , estas estan en varios niveles
de desintegración y algunas han desaparecido dentro del alcance de nuestra memoria historica, en el otro lado podremos comprender que existen «emisarios» de futuras razas y subrazas operando aquí entre nosotros en este punto el Sr. Judge dice en la pagina 26 de «oceano «Para
ilustrar esta tesis se ha enseñado claramente que en estas Américas evolucionará la nueva – sexta – raza; y aquí todas las razas de la tierra están actualmente ocupadas en un gran proceso de amalgamación, de lo cual resultará una sub-raza altamente desarrollada, después de la cual otras razas serán desarrolladas por procesos similares, hasta que la nueva raza esté completa.»

Pero la pregunta permanece:
¿COMO EL HOMBRE LLEGO A SER LO QUE ES HOY?
Definir lo que se quiere dar a entender en ocultismo por la palabra «Hombre». El «Hombre» es aquel ser en el universo, en cualquier punto del universo en donde se halle, en quien el mas elevado Espíritu y la Materia más inferior y grosera se han unido por medio de la Inteligencia, constituyendo así un Dios manifestado, que, a través del ilimitado futuro que tiene ante si, vencerá al fin todos los obstáculos que se le presenten. El «Hombre» no es necesariamente la forma que al presente veis, puesto que puede tener un millón de formas. El «Hombre» significa aquel ser en quien el Espíritu y la Materia se han dado la mano, en quien ambos se han puesto de acuerdo, o se están poniendo de acuerdo, se están equilibrando, en quien al fin el Espíritu ha vencido o vencerá a la Materia.

H. P. B. ha dicho que cada ser en este universo ha pasado, o debe pasar por el reino humano; si se halla mas allá del mismo, debe haber pasado por el; si no lo ha alcanzado, tendrá que pasar por el en lo futuro. Este paso del ser a través del reino humano no esta limitado a este globo ni a esta raza.

El «Hombre» es el campo de batalla entre la Materia y el Espíritu, y cada ser debe, como Yudhishthira, tener su Kuruskshetra y vencer, antes de que pueda entrar en su reino divino Tal es el «Hombre».

Para contestar cabalmente esto tenemos que trazar el desarrollo de tres distintos esquemas y su final conjunción para formar lo que conocemos como autoconciencia, el pensador humano. Como la fundación de toda evolución esta en gradual desenvolvimiento del potencial Monadico,
su jornada evolucionaria va desde lo espiritual hasta lo material en todas sus condensaciones y constituciones, de ahi de regreso hasta el estado espiritual de nuevo, más la cosecha de experiencia ganada durante el proceso, esto es expresado en el segundo esquema, la evolución de la forma, una evolución que comienza en las primeras rondas construido sobre «patrones» traídos de anteriores «tierras», así como nosotros heredamos de nosotros mismos, hallándonos en cuerpos, cerebros y tendencias que son patrones que hemos obtenido en anteriores encarnaciones , así la humanidad como un todo hereda de sí misma, encontrándose ella misma en formas y capacidades que representan, lo más elevado que somos capaces de desarrollar por la cercanía del previo Manvantara y como la evolución temprana y desarrollo de nuestro vehiculo individual es en alto grado automática ( con la ayuda de nuestros padres ) así la temprana
evolución de la forma en nuestro planeta fue llevada a cabo por las fuerzas de la naturaleza con la ayuda de nuestros padres espirituales , cuya tarea fue reproducir una forma ligeramente mejor que la que habíamos dejado, para nuestra continua evolución, en la página 131 de Océano el Sr. Judge dice : «Este es el punto en que la ayuda e interferencia inteligentes de una mente o masa de mentes es absolutamente necesaria. Tal ayuda e interferencia fue y sigue siendo un hecho, pues la Naturaleza sin ayuda y guía no puede hacer una labor perfecta. Y con esto no quiero decir que Dios o ángel interfiera o ayude. Es el Hombre quien así lo hace. No el hombre de hoy, débil e ignorante como es, sino grandes almas; elevadísimos y santos hombres de inmenso poder, conocimiento y sabiduría» En este punto debemos introducir el tercer aspecto del esquema de evolución, ese del hombre mismo, autoconciente pensador en la página 728 de la Doctrina
secreta II se dice : » El hombre no es ciertamente una creación especial, es el producto del trabajo gradual de perfección de la naturaleza, como cualquier otra unidad viviente en esta tierra, pero es solamente al contemplar el tabernáculo humano en el cual vive , piensa y sobrevive el hombre la pieza maestra de la evolución es el «eterno peregrino»»……….diferenciación en el espacio y en el tiempo del UNO absoluto «inefable», en este momento en que esta cerca el medio punto de las siete rondas de nuestro ciclo de Evolución , la evolución del cuerpo humano los cuatro constituyentes inferiores del ser humano , (físico-astral-prana-y Kama) no pueden ir más allá sin la ayuda de la mente

Lo que se necesita es el vinculo entre la mente, el Ego y el hombre , que puede unir a los dos completando el llamado «hombre- celestial» y empezando otro ciclo de evolución humana , esto es en el punto de la tercera raza de la cuarta ronda y es en este lugar en nuestra evolución ,
donde el sacrificio llega a ser una parte integral de nuestras existencias , como lo expresa el Sr. Crosbie en la pagina 64 de la obre llamada «Universal Theosophy» dice : » la real enseñanza es que el hombre mismo como ser espiritual, desciende desde el plano de la espiritualidad, o autoconsciencia espiritual paso a paso a través de todos los niveles de condesanción de la
materia que el encuentra la marea alta de la forma de los reinos inferiores y cuando la más perfecta forma de todas ha sido traida a su más alto estado de desarrollo, el entra en ella, no es sino hasta que el hombre invisible entra en el instrumento físico que puede haber humanidad »

El alma crece en poder de edad en edad por la absorción y espiritualización de la vida inferior del universo. Es la historia de Prometeo, quien dio el fuego de la mente al hombre , la historia de la humanidad misma, el Dios Prometeo quien representa el divino Ego reencarnante , roba el fuego
de la mente para dar al hombre la facultad de pensamiento en las. forma sin mente, pero mientras lo salva de la obscuridad mental, Prometeo trae al hombre todas las torturas las cuales acompañan a la autoconciencia, el conocimiento de su responsabilidad hacia la naturaleza completa, los dolorosos resultados de todas las decisiones equivocadas del pasado, todas las penas y sufrimientos de las cuales el hombre-pensador es heredero, Prometeo acepta todas estas torturas como inevitables , bajo la LEY , sabiendo que el alma puede desarrollarse solamente a través de su propia experiencia, deseando pagar el precio, en la Doctrina Secreta II p 246 HPB
presenta esta misteriosa e intrigante historia de esta forma: «La Doctrina Secreta enseña que los Devas de fuego , los Rudras y los Kumaras, los angeles virgenes (de quien Gabriel y Miguel los arcángeles , ambos pertenecen ) los divinos «rebeldes» prefieren la maldición de la encarnación y el gran ciclo de existencias y renacimientos terrestres a ver la miseria……de los seres….. De ahí que la tradición muestre que los Yoguis celestiales se ofrecieron ellos mismos como victimas voluntarias para redimir a la humanidad-creaados como dioses y perfectos en principio- y se dotaron con afecciones humanas y aspiraciones, pera hacer esto tenían que renunciar a su status natural y descender a nustro Globo tomando su —-carga para el ciclo total del Mahayuga, cambiando así la dicha de la existencia sideral por la maldición de la vida terrestre, este es el concepto más dificil de entender, pero lo encontramos en una forma o en otra en las grandes enseñanzas y civilizaciones.

El hombre, de mente, el hombre de libre voluntad es necesitado para iluminar el latente Manas (5) de las formas que han alcanzado el estado de perfección física, pero no tienen la habilidad de iluminar el principio de la mente , esto tiene qiue ser hecho desde arriba y esto significa que alguien quien ya tiene la luz , debe sacrificarse, encarnar en las formas y fusionando sus mentes con los latentes principios manasicos de «los sin mente» ellos comienzan de nuevo la larga marcha cuesta arriba de la evolución llevando llevando con ellas las vidas de naturaleza inferior a
la autoconsciente divinidad, es la historia de «la iluminación de manas» , es la historia de cada uno de nosotros por que nosotros somos esos «pitris solares» , quienes han encarnado en estos cuerpos formados por la naturaleza y por «los pitris lunares» quienes llevaron a cabo el plan, para
resumir un dificil pero maravilloso concepto, a algunos podría parecer que hay contradicción en las enseñanzas sobre la Evolución , pero si las examinamos con mucho cuidado veremos que es el caso de cooperación y no de contradicción , el Ego reencarnante es una entidad de libre voluntad
pero ya que ningún ser o inteligencia puede crecer de si mismo solo, la fraternal asistencia de los más desarrollados es necesaria a los menos desarrollados, así uno puede ver por que los seres superiores de la tierra (los Mahatmas) deben ser los factores primarios en estimular, sustentar y
dirigir la evolución , que sin ellos no podría ser. Ellos representan la suprema inteligencia y los instrumentos completamente evolucionados para su expresión del logro evolucionario, ellos son los completamente desarrollados, quienes en su momento ayudaran a los menos evolucionados y así hasta las menos desarrolladas inteligencias, la cadena de ayuda y ayudadores esta completa desde la sima hasta la base con cada eslabón dependiendo del eslabón inmediato de arriba y responsable a su vez del de abajo.

La evolución comienza en espíritu o inteligencia, justo como tiene su fin en espíritu y en una mayor expresión de inteligencia.

¿COMO SE COMPAGINAN LAS EVOLUCIONES DE LA VIDA Y DE LA FORMA ?
Es en el hombre que las dos lineas de evolución se dan la mano estas dos líneas de evolución, aproximándose la una a la otra, se hallan separadas por un abismo. La una ha procedido descendiendo de las esferas celestiales, en tanto que la otra ha procedido ascendiendo del limo y lodo de la tierra. Pero ahora se hallan la una en frente de la otra, y entre ellas hay un abismo que las separa, mas no existe puente alguno por medio del cual puedan darse la mano y ponerse en contacto.

Pero el plan divino para construir al hombre no puede fracasar más aquí que en otros aspectos, y, por lo tanto, aquellos que son aptos para colocar un puente en el abismo que existe entre lo espiritual y lo material, descienden de las esferas celestes. Ellos construirán el puente del intelecto, el puente de la mente.( el puente de Antakarana se dice en Teosofía ) Ahora bien; la mente no puede ser dada por los Señores del Crepúsculo, pues aun cuando la poseen, no existe en ellos por modo tan trascendente que les permita despojarse de ella para ayudar a los demás.

Aquellos que pueden ceder su mente es porque la han trascendido, pues sólo cuando trascendemos podemos dar. En tanto que nos identificamos todavía con algo, este algo forma parte de nosotros mismos, y no podemos hacer participes de él a los demás.

Por este motivo se necesitaba del auxilio de aquellos que habían conquistado la mente, que eran los Señores de la Mente, a fin de que estimulasen y ayudaran a despertar los poderes del Manas latentes en las formas. Al propio tiempo, muchos de ellos se encarnaron en estas formas, y así vinieron a ser los Reyes, los Instructores, los Directores de la evolución humana. Ellos serán los Antecesores Intelectuales, del mismo modo que los Pitris Lunares fueron los Antecesores Físicos Dieciocho millones de años han transcurrido desde que los Señores de la Llama descendieron sobre la tierra. Ahora sabemos que han venido a la tierra tres clases distintas de grandes Seres.

Insistiremos por un momento acerca de estos Seres, puesto que, oculto en su variada naturaleza, yace el secreto del desarrollo intelectual del hombre Ahora bien; los seres que vienen a la tierra son llamados por este último nombre. Se les llama Manasaputras, literalmente los Hijos de la Mente

¿QUE SON LOS MANASAPUTRAS Y LAS DEMAS JERARQUIAS QUE INTERVIENEN EN LA EVOLUCION TERRESTRE ?
El nombre e MANASAPUTRA , por sí solo, únicamente nos da la idea de que estos seres estaban dotados de mente, y esto ha producido bastante confusión ,Debemos tener en cuenta que el nombre Manasaputra solo significa lo que dice, un hijo de la mente, esto es, un ser que posee
mente, que posee inteligencia, pues del mismo modo que la palabra «hombre» es un término genérico que abarca un gran número de tipos humanos, y nada nos dice con respecto al grado de desarrollo del hombre, lo mismo sucede con el término Manasaputra Dividamos, pues, las primeras tres grandes clases de seres que se hallan muy por encima de nuestra humanidad cuando llegan a nuestro globo. La cuarta clase la constituyen los Pitris Solares de la Luna. A los que pertenecen a la primera clase se les llama los Hijos de la Noche, los Hijos de la Sabiduría Tenebrosa, los Señores de la Sabiduría Tenebrosa, y la palabra «Tenebrosa» o «Noche», les es aplicada una y otra vez. Hablando con entera exactitud, este adjetivo debería ser empleado para distinguirlos de los Pitris Agnishvatta, los cuales constituyen la segunda clase de los Manasaputras, y son llamados los Señores de la Llama, o los Hijos de Sabiduría. A fin, pues, de evitar confusiones se emplea este adjetivo cuando se trate de la primera clase. Esta primera clase la constituyen los Asuras, los nacidos del Cuerpo de Brahma, los cuales, una vez rechazados, se convirtieron en el Cuerpo de la Noche. Si examináramos las Escrituras indas, veríamos que en ellas se habla de seres a quienes se llama Asuras, los cuales juegan un papel muy importante en la primitiva historia del mundo, abarcando este nombre Asuras, una clase mucho más numerosa que aquella con la cual nos hallamos al presente relacionados. Vale la pena de que nos detengamos a
reflexionar un momento acerca de este asunto, puesto que la influencia del moderno pensamiento religioso ha lanzado un tinte tenebroso sobre este nombre, y lo ha hecho casi equivalente al «Diablo» cristiano, entidad que no tiene representante en el hinduismo.

La palabra Asura se deriva de asu, aliento o vida, significando asumat simplemente un ser viviente. En el Rigveda, Varuna, Indra y Agní, son llamados Asuras, los seres vivientes, y esto designa a seres espirituales, mas en modo alguno a los que son malos. Verdad es que posteriormente los Asuras y los Suras se presentan en abierta oposición entre sí, puesto que sus funciones en la evolución fueron distintas. Además, los Suras eran sobre todo mucho más pasivos que los Asuras, más movidos por el sentimiento de la unidad y de un objetivo colectivo, y de aquí que se sometiesen más dócilmente a las leyes del sistema, prosiguiendo metódicamente su labor uniforme, y conservando las cosas en statu qua; por el contrario, los Asuras eran turbulentos y agresivos, de carácter independiente y separatista, predispuestos al descontento y ansiosos de cambio. Los Suras representan el Orden, los Asuras el Progreso, por cuyo motivo se hallan constantemente en abierta oposición, aunque en realidad son ambos igualmente necesarios.

Recordemos que, en el sondeo del océano, los Asuras estaban a un extremo de Shesha, y los Suras al otro, ocupados ambos en dicho sondeo, y que tuvo lugar un combate para obtener la Amrita, el néctar de inmortalidad, el cual fue negado a los Asuras, por más que ellos deseaban ardientemente saborearlo. Veamos por qué les fue negado.

El principio que está encarnado en los Asuras, su misma esencia, su característica dominante, es Ahamkara, el yo constituyendo una potencia independiente, el deseo de estar separado. Esta es la fuerza que predomina en ellos, su sello característico, y por medio de él podemos reconocerlos. Ellos son siempre los rebeldes, y doquiera que ellos están hay lucha. Ahamkara se desarrolla en la lucha, en el aislamiento, en la rebelión, y pone en acción todas las fuerzas rebeldes, y de esta suerte forma el yo.

Llega un momento en que este yo comprende que la más noble y ventajosa manifestación de sí mismo está en la voluntad divina, que él es el yo del universo, y entonces el Asura rompe los lazos de la materia y conoce que es uno con el Supremo con quien peleaba. Entonces puede beber el néctar de inmortalidad que constantemente es vertido en la copa de la unidad única, el cual puede ser bebido por aquellos en quienes la separatividad no se ha desarrollado todavía, así como por aquellos que la han trascendido, mas no por aquellos en quienes ella se halla triunfante, y que constituye su misma esencia. Estos son, pues, los seres que constituyen la primera clase de los Manasaputras que descendieron a nuestra tierra.

Ellos habían desarrollado una extraordinaria inteligencia; habían alcanzado la etapa humana en la primera Cadena planetaria, y, durante incalculables eones de tiempo, se habían desarrollado y progresado pasando a través de las más sutiles esferas, desempeñando el papel de Pitris
Barhishad en la segunda Cadena, el de Pitris Agnishvatta en la tercera, y en la nuestra vinieron como los Hijos de la Sabiduría Tenebrosa para asistir a la tremenda lucha de la cuarta Cadena, en su cuarta Ronda y cuarto Globo, el punto non plus ultra de la separatividad de la materia, y del triunfo de Ahamkara.

Cuando los «Hijos» reciben la orden del Logos Planetario de que deben «crear sus Imágenes», dan principio a su última lucha para obtener la independencia, la lucha que, a su conclusión, les demostrará la verdadera naturaleza del «yo». Ellos no quieren crear: «Una tercera parte rehusa;
dos obedecen. La maldición es pronunciada. Ellos nacerán en la Cuarta; sufrirán y harán sufrir». Ellos serán los «Señores de la Faz Oscura» de los Atlantes, y lucharán contra los «Señores de la Faz Resplandeciente» y, por medio de su terrible y desastrosa derrota, aprenderán la lección final,
volviendo a buscar la unidad a través de las más avanzadas razas humanas. Estos Asuras constituyen la quinta de las grandes Ordenes Creadoras, la de Makara, con justicia llamada la más misteriosa de todas.

Los agnisvatta La segunda clase de Manasaputras es aquella que tan conocida es de los Teosofistas bajo el nombre de Pitris Agnishvatta.
Ellos son el fruto de la segunda Cadena planetaria, nacidos del Cuerpo de Luz o del Día de Brahma; espléndidos y radiantes Seres, Pitris de los Devas, los Suras de las más sutiles esferas, y semejantes a Devas en su naturaleza, con el sentimiento de la unidad más fuertemente arraigado que el de la
separatividad. En la evolución ocupan diversos grados, siendo los unos más avanzados que los otros. Constituyen una parte de la sexta Orden Creadora. En la historia antigua se les llama por diversos nombres. El ocultista los llama los Hijos de Sabiduría -no de la Sabiduría Tenebrosa, tenedlo en cuenta- los Señores de la Llama, los Hijos del Fuego, los Dhyanis del Fuego, el «Corazón del Sistema»; también los llama Triángulos – debido a que los tres aspectos Atma Buddhi Manas están todos activos en ellos – los cuales en la tierra se convierten en Pentágonos, puesto que Manas(5)se hace dual, y Buddhi (6)se refleja en Kama,(4) y de esta suerte se hacen quíntuples. No
pueden dar el Atma (7) al hombre; ésta es una tarea demasiado elevada para ellos, Ellos son los Vírgenes, los Kumaras que no pueden crear al hombre de carne cuando Brahma desea poblar la tierra, pues son demasiado puros y sutiles para llevar a cabo semejante tarea. Muchas son las formas que han asumido, y muchos son sus nombres en los Puranas; ellos son los Ajitas, los Satyas, los Haris, los Vaikunthas, los Sadhyas, los Adityas, los Rajasas, etcétera . (D:S: II pag 94 )

La tercera clase de Manasaputras la constituyen Seres que descienden a nuestra tierra procedentes de otra Cadena planetaria. No son, como las otras dos clases, los resultados de la evolución de nuestras propias Cadenas en sus primeras fases, sino que proceden de fuera; proceden de la Cadena de la cual el planeta Venus, Shukra, es el Globo D. En la historia antigua
podremos haber quizás notado ciertas frases que demuestran la existencia de relaciones entre nuestra tierra y Shukra, el planeta Venus. Habrán leído que Shukra fue el preceptor de los Asuras, Danavas y Daityas, y además que Shukra se encarnó como Ushanas en nuestra tierra. ¿Cuál es el significado de estas embrolladas frases? Esto se refiere a la tercera clase de Manasaputras.

La evolución de Venus es anterior a la de nuestro globo; es un planeta más antiguo que el nuestro, puesto que se halla en su séptima Ronda, en tanto que nosotros sólo nos hallamos en la cuarta, por cuyo motivo, y en virtud de que la evolución de su humanidad ha alcanzado un grado de desarrollo mucho más elevado que el nuestro, puede obrar como un padre sobre la tierra.

De aquí que se diga que Venus adoptó a la tierra como hija, debido a que la tierra es su hermana más joven. Esto, traducido en lenguaje más inteligible, significa que Venus mandó a la tierra algunos de sus propios hijos; Hombres que poseían un poder y un conocimiento maravillosos; Hombres de su
séptima Ronda. Venus mandó estos Hombres a la joven tierra a fin de que obrasen en ella como Instructores de su humanidad. El deber de estos Hombres no era el de sembrar los destellos de la mente, sino el de tomar cuerpos en la tierra, y convertirse así en los Instructores y Guías de su
infantil humanidad. Ellos descendieron a la tierra cuando su tercera Raza estaba bajo la tutela de Shukra, el planeta del cual procedían, constituyendo una brillante y espléndida hueste que, atrayendo en torno de si materia diáfana y transparente, se construyó vestiduras externas a través de las cuales brillaban Sus sutiles y radiantes cuerpos. El Principal de Ellos, Su Jefe, es conocido bajo diversos nombres místicos en los escritos antiguos. H. P. B. Lo llama el Pedestal de la Jerarquía oculta, el frondoso Árbol Bayan, porque por El, por Su creación de los Hijos de la voluntad y del yoga, fue formada la Jerarquía oculta que protege a la tierra, la cual es el Árbol de
Vida bajo el cual hallamos nosotros refugio.

Lo llama también el Gran Iniciador, porque sólo de El procede el poder de la verdadera Iniciación. Por estos y otros nombres descriptivos se Le designa en Su misteriosa Existencia. A veces se Le llama el Virgen, el Kumara, el Solo y Único sobre todos los demás. En torno de El se agrupan una pequeña, una muy pequeña hueste de Seres procedentes de Su misma esfera, de Su mismo planeta, los cuales descienden a la tierra para trabajar con El para el desarrollo de la humanidad. La humanidad de la cuarta Ronda no se había desarrollado lo suficiente para poder proporcionar algunos de sus hijos para llevar a cabo la gran empresa; todos necesitaban ser enseñados; ninguno de ellos podía enseñar. De aquí la necesidad
del auxilio exterior. Esta pequeña hueste de Seres constituye lo que se ha venido en llamar el plantel de los Adeptos, el núcleo de la primera gran Logia Blanca de la tierra, la cual desde aquel día, hace de esto más de dieciocho millones de años, hasta el presente, en este moderno siglo,
jamás ha cesado de funcionar; jamás ha cambiado su carácter.

Es la única suprema Logia de los Guías e Instructores de la humanidad, sin los cuales la evolución espiritual sería prácticamente imposible, sin los cuales la tierra yacería en las tinieblas, y durante largas edades no podría hallar el camino que conduce al Supremo. Estos Seres, los Hijos de Venus, son, pues, los que constituyen la tercera clase de Manasaputras, el núcleo o base de la gran Logia Blanca.

Cuando la tierra se halla en estas diversas circunstancias, descienden los Señores de Venus, y, tras ellos, vienen inmediatamente los Señores de la Llama, los Pitris Agnishvatta. Algunos de los Señores de Venus se construyen cuerpos por medio de la voluntad y del yoga, como antes se ha
dicho, y otros pasan a habitar las formas hermafroditas que se desarrollaron de los nacidos delhuevo. Cuando los Pitris Agnishvatta llegan, algunos de ellos sacan las formas embrionarias del interior de los huevos, las desarrollan y entran en ellas. «Aquellos que entraron se convirtieron en
Arhats» . De este modo fue establecida sobre la tierra la primera gran Jerarquía oculta con los diversos grados que en ella aparecen, la cual desde aquel momento ha proseguido en su benéfica labor. (ESTANZAS D.S. II 21 )

Cuando los Señores de Venus – los Dragones de Sabiduría, como a veces se les llama -descendieron a nuestra tierra, trajeron consigo las semillas de diversos tipos de seres vivientes desarrollados en Venus, con el objeto de beneficiar y apresurar la evolución terrestre. Recordaréis que cuando se
describe la llegada de Manu con otros Rishis, se dice que trajo Consigo en Su nave – el Arca – muchas semillas de vida. Y estas semillas no eran únicamente las de la vida espiritual e intelectual, sino también las de la vida física tal como existía en Venus. El trigo, por ejemplo, no pertenece a
nuestra tierra, y muchos son los botánicos que se hallan perplejos con respecto a su origen.

Por medio del cruzamiento del trigo producido por las semillas procedentes de Venus con las hierbas indígenas de la tierra, los primeros Instructores desarrollaron los diversos granos alimenticios. Las abejas y hormigas, con sus especiales sistemas sociales y bien dirigidos esfuerzos, proceden de
Venus; proceden de una esfera en donde toda evolución ha progresado mucho más que la nuestra, de modo que hasta en los reinos de la vida vegetal y animal, todo se halla en un nivel mucho más elevado que el que nosotros hemos alcanzado hasta el presente.los Kabiri aparecieron
como los bienhechores de los hombres, y como tales vivieron durante edades en la memoria de los pueblos.

A estos Kabiri o Titanes se atribuye la invención de la escritura, de las leyes y de la legislatura, de la arquitectura, así como de las diversas formas de la llamada magia y del empleo medicinal de las plantas . Los ocultistas llaman también Mánushis a estos Seres divinos, quienes enseñaron la lengua sagrada, el Senzar, a la tercera y cuarta Razas.

Dirigida por los Reyes divinos, la sexta subraza construyó las primeras ciudades de piedra y lava en la región de Madagascar. A estas ciudades se guiaron otras muchas, de las cuales acá y allá todavía quedan grandes fragmentos; piedras que ningún ingeniero moderno podría manejar; minas de vastos templos – ruinas ciclópeas, como se las llama. Hasta los primitivos griegos y egipcios tomaron por modelo los tipos de tales construcciones, y en los templos de Egipto, tales como el de Karnac, vemos huellas de las construcciones Lemurianas practicadas por sus últimos descendientes de la cuarta Raza. Además, en algunos de los antiguos templos de la India del Sud, se ven huellas de este macizo y sólido estilo de construcción. Juzgando por las ruinas de Karnac, podéis colegir las construcciones de aquellos que eran todavía mucho más fuertes y poderosos que los que subieron y colocaron aquellas enormes piedras; o podéis ver la gran pirámide de
Egipto, y de esta suerte haceros cargo del conocimiento y habilidad que dio origen a su estupenda fuerza y poder.

Pero aquellas piedras no fueron subidas por el mero esfuerzo muscular, ni por medio de ningún ingenioso aparato más potente que las modernas máquinas, sino que lo fueron por aquellos que conocían y podían dominar las fuerzas del magnetismo terrestre, de suerte que la piedra perdía su peso especifico y flotaba suspensa en el aire, siendo guiada por el simple contacto de un dedo hacia el sitio en donde debía posarse. Algunas de las extraordinarias piedras oscilatorias que fueron colocadas por dedos Lemurianos, o, para emplear un término que os es más familiar,» por los dedos de los Danavas, todavía subsisten. Los Danavas eran la sexta y séptima subrazas de la Tercera Raza. Estas piedras constituyen uno de los enigmas que la Ciencia moderna no ha conseguido descifrar

¿CUALES FUERON LAS CARATERISTICAS DE LA CUARTA RAZA ?
La Mónada aia ejercido directamente alguna ligera influencia sobre sus vehículos. Esta influencia disminuyó a medida que la densidad de la materia aumentó, y desarrollándose más y más la mente inferior, arrastró a la Mónada hasta el fondo, obligando a que pasasen a través de ella toda clase de influencias. En los tiempos en que la cuarta Raza nació, la parte más avanzada de la humanidad había llegado a este estado, y de aquí que se diga que los Atlantes eran la «primera raza verdaderamente humana y terrestre». (D.S. II 278 )

Eran también llamados los «hijos de Padmapani», siendo la flor del loto un símbolo de la generación, una alusión al hecho de que la cuarta Raza fue generada por la unión de los sexos. La gran densidad alcanzada entonces por el cuerpo humano, trajo a la mente el claro conocimiento de los choques ocasionados por los sólidos, a cuyos choques las formas más sutiles de los primitivos tiempos apenas habían ofrecido resistencia. En la primera subraza de la cuarta Raza, la Rmoahal, de hermoso color, encarnaron los Asuras, la primera clase de Pítris Solares y Mónadas exlunares. Después de largas edades, cuando el tipo Atlante fue definitivamente formado, se dirigieron hacia el sud, y bajo la dirección y gobierno de sus Reyes divinos, los Pitris Agnishvatta, desarrollaron gradualmente una poderosa civilización. Rechazaron ante sí a los Lemures que todavía habitaban en Africa y en las tierras contiguas que habían surgido del Atlántico, construyendo grandes ciudades, y convirtiéndose en un pueblo fijo y estable.

El tercer ojo funcionaba todavía, pero los dos ojos físicos ordinarios se habían desarrollado y lo reemplazaban. La segunda subraza, los Tlavatli, de color amarillo, se desarrolló en la tierra que ahora se halla debajo del Atlántico, dirigida y guiada todavía desde arriba por los Reyes divinos. A
medida que pasaron los tiempos, los Asuras se colocaron asidua y regularmente a la cabeza de la evolución humana, pero todavía eran dóciles a los mandatos de los Señores de la Luz, gobernando grandes comarcas y trabajando por el mejoramiento de la agricultura y arquitectura, las cuales hicieron grandes progresos bajo su acertada dirección principiaban a desarrollarse las semillas de una subraza más intelectual a la par que más densamente física, la subraza llamada Tolteca,
destinada a llevar la civilización de la cuarta Raza a su más elevado nivel material, y también a sufrir su más tremenda caída.

Los más poderosos Asuras y los mejores Pitris Solares encarnaron en ella, la acción de la gran subraza Tolteca, raza hermosa y bien proporcionada, gigantesca todavía, de unos veintisiete pies de estatura, pero de aspecto agradable, de color desde el rojo al rojo oscuro.

Sus cuerpos y los de la cuarta y quinta subrazas, eran de una materia más densa que ninguno de los que les precedieron o siguieron después; estos cuerpos poseían una dureza y solidez suficientes para poder doblar una barra de nuestro hierro actual si se arrojaba violentamente contra ellos o para romper una barra de nuestro acero si se les golpeaba fuertemente con ella. Uno de nuestros cuchillos no hubiera podido cortar su carne, y más que a su carne cortaría un trozo de nuestra piedra actual.

Inútil será añadir que los minerales de su tiempo eran mucho más duros que los nuestros, y que su relativa dureza con respecto a estos cuerpos humanos, era tanta como la de nuestros minerales con respecto a nuestros cuerpos actuales. Otra peculiaridad era el extraordinario poder que poseían de curarse las heridas. Con la mayor facilidad se curaban las más profundas y graves heridas que recibían en las batallas o por accidentes, pues la carne se volvía a unir y sanaba con la más asombrosa rapidez.

No experimentaban sacudimientos nerviosos a causa de graves heridas, ni sufrían muy intensamente debido a las torturas físicas que la crueldad humana infringía deliberadamente. La estructura nerviosa era robusta pero no delicada, ni estaba primorosamente equilibrada en su entrelazamiento interno. De aquí que pudiese soportar sin detrimento, sacudimientos y choques que postrarían a un hombre de la quinta Raza, y sufrir tensiones violentas y convulsiones que, a este hombre de la quinta Raza, le producirían la ruina del sistema nervioso. Una carne semejante a
la roca, y unos nervios semejantes a alambres de acero, describiría a la perfección los cuerpos de estas subrazas.

El naciente sentido del gusto solo respondía a los estimulantes cuya naturaleza era muy poderosa, y no podía distinguir ningún sabor delicado. Las huellas de estas peculiaridades físicas todavía persisten en un gran número de sus descendientes. Los Indios del Norte de América se reponen de heridas que matarían al hombre de la quinta Raza, ya sea que dichas heridas afecten los tejidos o el sistema nervioso. Estos indios pueden soportar valientemente torturas bajo las cuales el hombre de la quinta raza desfallecería al momento. Los burmanos conservan carne y pescado, y cuando estos alimentos se hallan en estado de descomposición, los saborean como un manjar delicado, y todos pueden vivir entre pestilenciales hedores que producirían náuseas al hombre de la quinta Raza.

Su estatura, como se ha dicho, era gigantesca; Titanes, Gigantes, son los
nombres que con frecuencia se les aplican, pero esta estatura disminuyo gradualmente subraza tras subraza. Las estatuas de la Isla de Pascua tienen cerca de veintisiete pies de altura, y representan la cuarta Raza humana en su periodo medio. Las estatuas de Bamián, cinco en número, dice H. P. B. que son obra de la cuarta Raza de Iniciados, y representan la gradual disminución de estatura de las cinco razas. La primera de dichas estatuas tiene 173 pies de altura, representando la primera raza; la segunda, la de los nacidos del Sudor, 120 pies; la tercera, la de la tercera Raza, 60 pies; la cuarta y quinta son más pequeñas, siendo la última de ellas un poco más
alta que un hombre de elevada estatura de la quinta raza. Estas estatuas han sido recubiertas de yeso, y se las ha hecho representar al Señor Buddha, pero las estatuas originales cortadas en la roca que están recubiertas de yeso fueron labradas muchas edades antes de Su venida.

En la tercera subraza, la ToIteca encarnaron algunos de los más grandes Asuras, Inteligencias de un poder y conocimiento altamente desarrollados, hallando en el tipo más hermoso y elevado de los cuerpos Toltecas, vehículos que, por otra parte, adquirieron rápidamente un desarrollo todavía mayor bajo la estimulante presión del interior. Detrás de ellos vinieron los Asuras que ya anteriormente habían encarnado en la primera y segunda subrazas, así como vinieron también los Pitris Solares que en estas mismas subrazas habían pasado por sus primeras encarnaciones
terrestres. Cuando el Imperio Tolteca hubo alcanzado su punto mas elevado, la dinastía divina tocó a su fin, pues la sabiduría de la gran Jerarquía vio que había llegado el tiempo en que la humanidad debía marchar por si sola durante un determinado periodo, obteniendo el
conocimiento por medio de sus propias experiencias, y la fuerza por medio de sus fracasos y caídas.

Después de esto se siguió una larga serie de Reyes Adeptos, discípulos de los grandes Señores, pero ahora el ahamkara de los Asuras encarnados, fomentado por el poder y el mando, principió a tomar peligrosas proporciones a medida que su fuerza y predominio aumentó, y a medida que la potente mano de los Reyes divinos abandonó las riendas del poder, y los destinos del Imperio pasaron a ser regidos por una autoridad más débil. la quinta subraza, la Semítica, procedieron las semillas de la quinta Raza. Sus individuos eran un pueblo de carácter turbulento y guerrero y una rama de una de sus familias, elegida por el Manu Vaivasvata para semilla de la quinta Raza

¿CUALES SON LAS CARACTERISTICAS DE LA QUINTA RAZA ?
La primera subraza llamada a menudo la Aria, aunque este nombre abarca a toda la quinta Raza fue conducida hacia el sud, a través del gran cinturón de los Himalayas, y se estableció en la India del norte, en Aryavarta. A su cabeza estaban los «siete Rishis»; Marichi, Atri, Pulastya, Pulaha (Kavi?), Angiras (Kratn?, Kardama), y Daksha – variando estos nombres en los distintos catálogos – los cuales habían durante largo tiempo dirigido su evolución.

En el Manusmriti vemos estos nombres tales como acabamos de darlos, excepto que Daksha es llamado Prachetas. Con estos se hallaban además otros tres, completando así los «diez Rishis», Vashishtha, Bhrigu y Narada. Estos Rishis condujeron a la primera subraza hacia la India, dividida ya en cuatro castas por el Manu, habiendo los Pitris. Barhishad – como hemos visto al estudiar la evolución física – prestado su concurso para la formación del tipo del cuerpo sutil para cada casta. No disponemos de tiempo aquí para trazar la dilatada historia de esta gran subraza; por otra parte, ella nos es mas o menos familiar a todos.

Bajo la dirección de sus Reyes divinos peleó contra los pueblos que ocupaban las tierras de donde procedía; contra los Titanes que quedaban de la tercera Raza, y contra los Daityas y Rakshasas de la cuarta. ¿Quién no conoce la historia de Ramachandra peleando contra los Rakshasas bajo las ordenes de su gran Rey Ravana, y extendiendo Su imperio desde los
Himalayas pasta el mar del sud? Debe bastarnos el recordar que estos Arios recibieron directamente el Zodiaco de manos de los Hijos de voluntad y de yoga, quienes vivieron entre ellos como Instructores – de «Las Serpientes que volvieron a descender, que hicieron la paz con la quinta, y que la enseñaron e instruyeron», se nos dice – que trajeron consigo del Asia Central el lenguaje senzar, la «lengua sacerdotal secreta», el verdadero «lenguaje de los Dioses», del cual se derivó el sánscrito, la lengua del misterio de los Iniciados todavía, y que de entre ellos surgieron los veinticuatro Buddhas, todavía reverenciados entre los Jainas como los veinticuatro Tirthamkaras. La segunda subraza de la quinta Raza, la Ario-Semítica, emigró desde el Asia Central hacia el occidente; pobló el Afghanistan, pasó a lo largo del Oxus, y, cruzando el Eufrates, penetró en la Arabia y la Siria.

Esta subraza, deteniéndose a lo largo de esta marcha, arianizó un gran número de tribus turanias y akkadias, y los grandes Imperios de Asiria y Babilonia surgieron como resultado de sus energías. Como ya se ha dicho, los fenicios, los últimos egipcios y los antiguos griegos procedieron de su unión con la séptima subraza Atlante. «Las ultimas siete dinastías de que se habla en los anales egipcios y caldeos», dice H. P. B., pertenecen a la quinta Raza.

Algunos brotes de esta Raza se dirigieron hacia el oriente, y mezclándose con la subraza Mongolia que habitaba a lo largo del litoral de la China, dio nacimiento a los chinos de las costas, así como a la familia que actualmente se sienta en el Trono del Dragón de China.

La tercera subraza, la Irania, se dirigió, siguiendo las huellas de la segunda, y guiada por Zarathustra, hacia el norte y oriente, pero en su mayor parte se estableció en el Afganistán y Persia, viviendo el gran Profeta en este último país. Algunos de sus brotes llegaron hasta la Arabia, y luego penetraron en Egipto, mezclándose allí con los egipcios atlantes.

Estas dos últimas subrazas atrajeron a la población de la cuarta Raza al culto de Surya, el Sol, a cuyos sacerdotes se les daba el nombre de Magas. Estos Magas pretendían proceder de Shakudvipa, o Shvetadvipa, la Isla Blanca, y esta pretensión estaba bastante bien fundada, teniendo en cuenta su remoto origen, pues toda verdadera doctrina procedió de los Moradores de esta Tierra Bendita, ya sea que este nombre se emplease para significar la Imperecedera Tierra Sagrada, o en sustitución del de Ciudad Santa, Shamballah, situada en el Desierto de Gobi.

Dirigidos por los Instructores de la segunda subraza, estos Imperios abrazaron el Sabeísmo, el culto de los Seres que gobiernan las esferas celestes, los «Ángeles de las Estrellas», y el culto caldeo rayó a las mayores alturas de sabiduría y pureza, pues los Magos caldeos eran astrónomos
y astrólogos que estaban profundamente versados en la ciencia de los cuerpos celestes, y ellos eran quienes dirigían el Estado por medio de instrucciones basadas en el estudio de las estrellas.

En los tiempos de la tercera subraza, dirigida por sus Instructores, a cuya cabeza se hallaba el primer Zarathushtra – cuyo nombre pasó desde uno a otro Instructor hasta el número de catorce – fue prohibido el culto de los Ángeles de las Estrellas a consecuencia de los abusos que se cometian, y se dio al Fuego como único símbolo permisible de la Deidad. Los sabios de Persia, llamados también frecuentemente Magos, eran mas partidarios de la química que de la astronomía, y esto era debido en parte a la gran importancia que la primera tiene por lo que a la agricultura se refiere, a la cual la subraza Irania se dedicaba preferentemente.

Esta preferencia por la química les condujo a un gran desarrollo de la alquimia, y muchas huellas de su poder pueden encontrarse en Egipto con respecto a la misma.

La cuarta subraza, la Celtica, emigró, dirigida por Orfeo, hacia occidente, asando mas allá de los límites de sus predecesoras. Primero pobló la Grecia con los últimos griegos; luego se esparció por Italia y hacia el norte de Francia, y más todavía hacia el norte, penetró en las antiguas tierras
Atlantes de Irlanda y Escocia, poblando, además, la más joven tierra de Inglaterra.

Es interesante observar de qué modo la familiar simbología del Dragón y de la Serpiente, como nombres aplicados a los Iniciados elevados, aparecen entre todos estos pueblos tan estrechamente relacionados.

Los Hierofantes de Babilonia y Egipto, los druidas, los fenicios, todos son hijos del Dragón o Serpientes. Este símbolo procedió de los Atlantes, y hasta de los Lemures, y así paso sucesivamente a la quinta Raza. En México, y esparcido por América se presenta a cada paso como uno de los símbolos universales perteneciente a los primitivos Instructores de la humanidad.

La quinta subraza, la Teutonica, emigró también hacia occidente, poblando toda la Europa Central, y actualmente se está esparciendo por el mundo. Ha poblado la mayor parte de la América del Norte, expulsando al antiguo tronco Atlante. Se ha posesionado de Australia y de Nueva Zelanda, los restos de la todavía más antigua Lemuria, y las pobres reliquias de esta decadente Raza se van extinguiendo ante ella. Alta pasea su orgullosa cabeza sobre las comarcas del globo, destinada a constituir un vasto Imperio, y a dirigir los destinos de la civilización. Sin embargo, también
fenecerá a medida que se vayan sucediendo las edades, y Krauncha seguirá a Plaksha, Shalmali y Kusha. Entonces debe alzarse Shaka como continente de la sexta Raza Raíz, surgiendo del punto en donde se halla actualmente la América del Norte, pues la mayor parte de esta tierra había sido previamente cuarteada por los terremotos y fuegos volcánicos.

Shaka fenecerá a su vez sumergido por las olas, como lo fue Kusha; y Pushkara, el séptimo continente, surgirá y florecerá, siendo su centro cerca del punto en donde ahora se halla enclavada la América del Sud. Entonces llegará el fin de nuestro globo, la conclusión de su larga y extraordinaria historia, sumergiéndose en un sueño tranquilo, después de su dilatado dia de labor y vigilia. Pues los mundos fenecen; una Ronda se sucede a otra Ronda, una Cadena sigue a otra Cadena; pero el Espíritu eterno que ahora se reviste de cuerpos humanos, el, el solo persiste, y el persiste eternamente.

PREGUNTAS.

1.-YA QUE NUESTRA EVOLUCION SE HA LLEVADO A CABO DESDE EL
PRINCIPIO DEL MANVANTARA Y ANTERS ¿ SIGNIFICA QUE FUIMOS ANIMALES ALGUNA VEZ ?

2.-en nuestra jornada evolucionaria ¿ pasamos a traves de estados «salvajes» como vemos en las revistas y sobre todo en las peliculas ? ¿ por que ?, ¿por que no ?

3.-¿ ESTA NUESTRA EVOLUCION INDIVIDUAL INHIBIDA POR NUESTRO AMBIENTE, ESTO ES EL CUERPO Y CEREBRO QUE HEREDAMOS Y LAS CONDICIONES EN QUE NACEMOS?

4.- ¿ UNA PIEDRA LLEGA A SER UNA PLANTA, Y UNA PLANTA UN ANIMAL ?

5.- SI LA TIERRA ES UNA ENTIDAD ¿ EVOLUCIONA COMO LO HACEMOS NOSOTROS ?

6.-¿PODEMOS MEJORAR NUESTRA NATURALEZA ? Por favor explica tu respuesta.

7.-¿ EVOLUCIONA EL HOMBRE EN ESTADOS POSTMORTEM ? Da tus razones.

8- ¿SI EL HOMBRE NO MURIERA Y SIGUIERA Y SIGUERA QUE PIENSAS QUE PASARIA CON SU EVOLUCION ?

9.-¿CUAL PIENSAS QUE SEA EL EFECTO PSICOLOGICO SOBRE LOS NIÑOS Y SOBRE NOSOTROS DE AMBAS CORRIENTES Y DOGMAS SOBRE LA EVOLUCION (LA RELIGIOSA Y LA CIENTIFICISTA ) ?

10.- ¿ COMO VAMOS DE TIEMPO EN TIEMPO EVOLUCIONANDO, EVOLUCIONA TAMBIEN LA VERDAD ? por favor da tus razones

RESPUESTAS.
A LA PREGUNTA 1:
Si pensamos en nosotros mismos como el cuerpo , los sentidos , las emosiones y la mente inferior, en otrras palabras como el ego inferior ( la personalidad ) entonces ese «nosotros» es aún un animal ( un altamente desarrollado y capaz animal) pero no aún lo que puede serverdaderamente pensado como un «humano» La Monada o esa chispa divina que es la fuerza motor detrás de toda evolución, se ha expresado a sí misma a través de todas las formas, minerales, vegetales y animales, pero esto no es el ser MANASICO, el autoconciente EGO , quien es la guía de esa fuerza , esto no es el que decide y el unico que aprende de esas decisiones , el hombre sin ver la forma es el autoconciente Ego, la Seidad YO SOY , ha sido siempre eso y nunca será sino Eso , la conciencia del hombre es un estado y no puede convertirse en otro en la página 175 de la Doctrina Secreta se dice : La
evolución de la forma externa o cuerpo en torno del astral es producida por las fuerzas terrestres, lo mismo que en el caso de los reinos inferiores , pero la evolución del hombre interno o Real es puramente espiritual , ya no es el paso de la Monada impersonal a través de muchas y variadas formas de materia dotadas a lo más con instintos y conciencia en un plano por completo diferente- como en el caso de la evolución externa; es un viaje del «Alma peregrino» a través de estados diversos no solamente de materia , sino de conciencia y percepción propias o de percepción desde la conciencia del conocimiento interno…….

Experimentamos muchos estados de conciencia aún en una vida , experimentamos otros después de la muerte y en nuestro «peregrinaje evolutivo » tenemos y experimentamos otros la descripción de los cuales se extiende más allá de nuestra imaginación, pero somos y siempre hemos sido el mismo percibidor , percibiendo , experimentando y aprendiendo, construyendo mejores y más afinados instrumentos de percepción desde las «vidas» bajo nosotros en la escala.

El Ego es u ser universal quien ha traído a «foco» las «vidas » de los reinos inferiores con el propósito de elevarlas, él las absorbe y las espiritualiza.
La vida en sus subhumanos niveles ahora forma su cuerpo físico, su cuerpo astral y su mente inferior, su propio progreso va de la mano con la espiritualización y absorción de esta vida inferior, él eleva esta materia a la bondad por dejar que la Luz del hombre superior divino, ilumine su naturaleza inferior donde él ha juntado estos principios.

RESPUESTA A LA PREGUNTA 2:
Para hacer algo de luz en esta difícil cuestión debemos establecer ciertos postulados » en la sima» primero existen dos procesos evolutivos en curso (en realidad son tres como ya vimos en el artículo que sugerí llamado tres corrientes de evolución) y es porque estos dos procesos son confundidos que nos encontramos con ideas como que «nosotros» fuimos alguna vez los
animalescos » eslabones perdidos» dibujados en nuestros libros de antropología.

Primero: Existe la EVOLUCION DE LA FORMA desde abajo hacia arriba y existe LA EVOLUCION DEL ESPIRITU desde arriba y las subsecuentes elevaciones de las vidas en las formas a mayor conciencia.
Segundo : han existido siempre aquellos en cada civilización quienes fueron altamente avanzados viviendo lado a lado con quienes éramos menos avanzados.

Podemos ver algo de esto con algunas de las tribus «salvajes» que aún quedan alrededor del mundo viviendo en el mismo periodo de aquellos quienes están exhibiendo la mayor cultura, esto es parte del proceso de evolución y será siempre la condición de la humanidad, la palabra salvaje
significa «incultivado» y esto ciertamente aplica aquellos Egos ahora en la tierra quienes han cultivado menos de su potencial que los más creativos entre nosotros . En Océano pagina 84 se explica eso: » El salvajismo permanece porque existen aún Egos cuya experiencia es tan limitada
que ellos son aún salvajes , ellos vendrán razas más adelantadas en cuanto estén listos» para nuestra comprensión podría ser útil substituir la palabra salvaje por inocente.

Grandes civilizaciones vienen y van aquellos quienes las construyeron se fueron y construyeron otros mejores sitios para sus necesidades dejando las viejas estructuras, formas tradiciones a aquellos menos avanzados. la economía de la naturaleza demanda que todo esto no sea desperdiciado, y aquellos menos capaces de construir toman lo que ha sido abandonado y usen estos cuerpos y culturas. Podemos ver muchos ejemplos de esto alrededor del mundo y es a través de esta experiencia y asociación con las más elevadas culturas que estas jóvenes almas son auxiliadas a la largo de su evolución, sin embargo no podemos olvidar el hecho que la evolución
esta en nuestras manos , hacemos las decisiones que determinan nuestro progreso o nuestra degradación en el volumen II de la doctrina Secreta pagina 317 HPB hace esta interesante declaración , ella dice : » hubo gente civilizada y salvajes en aquellos días como hay ahora, la evolución logro su trabajo de perfección con los primeros y karma su trabajo de destrucción con los últimos.

Los aborigenes australianos son los descendientes de aquellos quienes en vez de vivificar la chispa dejada en ellos por los «flamas» la extinguieron por largas generaciones de bestialidad» por otras referencias sabemos que ella se refería a los aborígenes de Australia y otras razas alrededor del
globo que han ya desaparecido, pero estos salvajes no están siempre en lugares remotos la pregunta sigue ¿ hemos nosotros venido pasando por los estados descritos en las películas y en muchos de los libros de texto escolar? depende de lo que entendamos por «nosotros»,ciertamente nosotros los seres Manasicos hemos tenido otras formas en otras rondas y en otros globos , pero hemos sido siempre esos Egos eternos y pensantes que toman decisiones, encarnando de ciclo en ciclo con el propósito dual de probar nuestro conocimiento en la práctica y elevar y refinar las formas de vida , hemos representado muchos roles en nuestro largo esfuerzo de aprendizaje y producción de elevadas formas , algunas menos sofisticadas o cultas de
las que mostramos hoy.

RESPUESTA A LA PREGUNTA NUMERO 3:
Si, todas esas condiciones, cuerpo, cerebro y medio ambiente , inhiben nuestra evoluciones, cuerpo, cerebro y medio ambiente , inhiben nuestra evolución. El cuerpo humano es ahora gestado en nueve meses , en tanto que en los primeros periodos tal gestación tomaba años, más tarde pocos años y finalmente como es hoy, en futuros tiempos el proceso será acabado más rápidamente…esto por supuesto tiene que ver con el entrenamiento
puramente de los instrumentos físicos , pero existe otro proceso que tiene más que ver con la más elevada evolución del hombre y con el entrenamiento de sus «vidas » en otra dirección, este
es el proceso de espiritualización de los constituyentes inferiores tanto que ellos reflejan verdaderamente el Ego superior , cuando este material de los vehículos inferiores esta totalmente «humanizado» el hombre no es mas como el resto de nosotros (mitad animal y mitad divino), sino totalmente divino, un sabio, un maestro del hombre , cuyas memorias permanecen sin
romperse por la muerte por que ninguno de sus principios de conciencia llega a estar obscurecido por periódicos retornos a formas inferiores en la muerte, ellos han llegado a ser demasiado purificados.

En las notas sobre el bhavavad-gita pagina 148 se dice: «como es el espíritu en el hombre que toda ley y poder proceder cada ser humano crea sus propias limitaciones en cada plano de existencia.

Él puede trascender estas limitaciones solamente revirtiendo su inmoralidad, manteniéndose como el observador y experimentador de todos los cambios , manteniéndose el mismo incambiado e incambiable «

RESPUESTA A LA PREGUNTA NUMERO 4 :
La respuesta es NO las piedras no se convierten en plantas , es la vida en la piedra la que llega ser la vida en la planta y entonces la vida en el animal y entonces la vida en la forma de hombre, el primer grado nunca se convierte en el segundo grado (en una escuela) es el estudiante el que pasa de un grado a otro , el estudiante no es el grado, el divino Ego el hombre, no es la forma , la forma de la planta permanecerá en la forma de la planta, como ya se dijo antes la vida «átomos» están pasando constantemente a través de entrenamiento en varias formas donde ellos aprenden en más y más complejas y eficientes formas, ellos aprenden a actuar en combinación con otras funciones , a servir, dirigir y gobernar, es una historia similar a aquella del hombre quien comienza trabajando en el «sótano” de una gran compañía en la medida que el aprende el aprende, trabaja en posiciones superiores y de mayor responsabilidad hasta que el es capaz de conocer y
trabajar en la completa operación de la planta, cuando lo vemos de esta forma podemos decir que la naturaleza aprenden en más y más complejas y eficientes formas, ellos aprenden a actuar en combinación con otras funciones , a servir, dirigir y gobernar, es una historia similar a aquella
del hombre quien comienza trabajando en el «sótano» de una gran compañía en la medida que el aprende el aprende , trabaja en posiciones superiores y de mayor responsabilidad hasta que el es capaz de conocer y trabajar en en la completa operación de la empresa

GUILLERMO REYES HERNANDEZ

Vistas:
137
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *