Categorías

LA CABALÁ / KABALAH

Hoy, con la bendición del Eterno, bendito sea, iniciamos una seria de apuntes sobre la Cabalá, en la seguridad de que estos comentarios serán de interés para quienes tienen aun, un poco nublado el camino de la vida, en razón de que sus objetivos opacados por esa nebulosa no se muestran con la diáfana claridad que seria necesario, para poder mostrar el camino correcto a quien pretende encontrar y   descubrir su misión de poder vivir en esta experiencia aparente.

A lo largo de unos años, que no sabemos si pasaron o se consumieron en la nada, muchos sabios, estudiosos de los principios en los que fue creado el Universo y por lógica consecuencia nuestro mundo, la tierra, se han tratado de explicar la creación en base a elaborados análisis de lo hechos, hechos que tampoco se sabe si ocurrieron o solo están en el pensamiento del Creador, o en la idea abstracta de una mente brillante. Lo cierto es que nuestros sabios (los sabios de la Cabalá), estudian los lenguajes de la creación para a través de ellos explicarnos cual es nuestra misión en este camino de experiencia llamado vida, y como es que de la nada hoy nos encontramos ante un todo, que soportó el paso del tiempo y en este paso de edades aun no sabemos si mejoró, empeoró o como vino de la nada no paso nada.

Es natural, en nuestro modo de pensar que la mente quiere en todo inicio encontrarse con definiciones, de términos que nos muestren que significan estos términos sobre los que vamos a hablar, más en este caso me es muy difícil definir algo que es tan etéreo como su creador que no admite definición.  La Cabalá se puede comprender como el deseo de recibir todo en abundancia para gozo y placer y se dice que es tradición, porque debería ser una tradición que como seres creados por el infinito, nuestro deseo de recibir debe ser llenado en abundancia y gozo.

Aunque no es una definición Universal, se menciona en las sagradas escrituras, para la Cabalá el Pentateuco o Torá, que en el monte Sinaí, Moisés recibió ( kibel- verbo recibir), las tablas de la ley con la enseñanza revelada de Di-s, el Eterno Bendito Sea, y las trasmitió, y/o revelo a Josue y éste a los ancianos de las tribus y estos a sus descendientes, y hasta nuestras épocas, es decir se trasmitió de boca a oído una enseñanza revelada por el Creador y esta es la tradición, la Ley del Eterno. Que tiene tres recomendaciones: a) juzgad con Paciencia; b) formad muchos discípulos y c) haced un vallado en torno a esta Sagrada Ley.

La cabalá, en base a una comprensión de uno mismo, y según su aprendizaje y experiencia, pretende guiar al hombre hacia el encuentro de su destino, un destino creado por el hombre mismo bajo el espejo de Di-s, utilizando para este propósito un lenguaje subconsciente, basado en los idiomas espirituales, de la Tora, el plan del árbol de la vida, el simbolismo y numerología de las 22 letras del alfabeto hebréo y principalmente la magia simbólica del camino de la vida que muestra el Tarot.  Este es lenguaje del alma, y es justamente el modo de expresarse del alma, que , aunque parezca reiterativo, es el alma el que a través de la creación consciente de la idea en el pensamiento guía y/o guiará al hombre al encuentro con su vida, que al fin cuentas es su destino.

Comenzaremos con unos trazos de historia, historia que es una muestra del carácter interno o espiritual de la Cabalá, la historia de la creación está reflejada en el primer libro de la Tora, que nos muestra como a través de la expresión oral se crea el universo o mejor dicho toda la creación, la misma que se recrea en forma constante, según el pensamiento del ser creado crea. La historia de la concepción de la Cabalá se remonta a los sabios Místicos de la antigüedad y mas aun hasta los personajes bíblicos con los que comienza el primer libro de la Tora el BERESHIT, conocido como Génesis, en cuya lectura encontramos personajes Místicos y Míticos como Adán, Abraham, Noé, Moisés y otros mas adelante como Jacob, David y Salomón. Todos ellos grandes guías de las enseñanzas de los mensajes ocultos de la Cabalá, o quizás decir, por interpretar mejor la Cabalá, ejemplos de aspectos de crecimiento espiritual incomprensible para el que no busca más allá de la simple escritura y no mira en los interlineados literales.

También hablaremos del contenido de los libros básicos de la Cabalá, tales como el Sefer Yetzirah o los escritos de la creación, que relatan desde el punto de vista de su creador Abraham, como se creó el universo.  El sefer Ha Bahir o los escritos de la Claridad o de la Luz, escrito que nos revela como fue creada la luz de vida en nuestro ser. El Sefer ha Zohar o los escritos de los resplandores, que nos enseña las luces de la Tora. Y muchos otros escritos que nos introducirán en la enseñanza y comprensión del funcionamiento del hombre en su aspecto psicológico a través de los escritos del Árbol de la Vida. Y finalmente trataremos de mostrar la comprensión de la baraja del Tarot, los místicos mensajes para darnos cuenta de que en 22 cartas de arcanos mayores y 56 cartas de arcanos menores se nos relata el camino de la vida en una propuesta espiritual con dibujos y colores que nos recrearan el mundo de nuestros sueños en su camino para tomar vida en esta realidad aparente.

Continuaremos estudiando los Cuatro mundos de la Cabalá, teniendo presente que para desarrollar el tema es necesario entrar en la cosmogonía cabalística, y esto implica un estudio detallado de las causales psicológicas y cosmogónicas del Árbol de la Vida.

Pues de hecho, los cuatro mundos corresponden en el Árbol, a la representación estructural del cosmos y su influencia sobre nuestra psique, situación que va más allá de lo físico y energético a un cosmos que involucra toda la creación, o sea, lo que el Eterno, Bendito sea, ha emanado de si mismo hacia la existencia positiva. Para poder analizar estas estructuras de existencia es necesario detenernos en su formación con la comprensión de los niveles del Alma y su correspondencia con estos mundos cabalísticos, para de esta forma comprender cual es el origen de la energía de vida que se le insufla a ser Parlante, o ser humano, que es el único ser que pertenece a esta creación y que al mismo tiempo existía antes de la manifestación de la palabra.

Explicaremos en forma completa el Árbol de la vida y el Árbol del conocimiento, para encontrar en su comprensión, la razón de nuestra existencia y la razón por la cual fuimos enviados a este nivel de espacio tiempo en busca de corregir nuestras debilidades y completar nuestras posibilidades de ser.  En el místico árbol de la vida, el entendimiento de las diez sefirot, Keter, Jojma, Binah, Jesed, Gevurah, Tiferet, Netzaj, Hod, Yesod, y Malkjut, será fundamental, ya que la comprensión de los niveles de conciencia que actúan en nuestros pensamientos, palabras y acciones, demuestran el nivel de conciencia cosmogónica, siendo ésta la causa y el efecto de procederes y formas del carácter, y además de la forma de actuar del hombre en el mundo físico y mucho más aún en las esferas espirituales.

En el estudio de la Tora, fundamentaremos la enseñanza a través del leguaje del  Pardés, y a través de este lenguaje, el entendimiento de cada una de las Parashot (Partes semanales de la Tora) que forman el pentateuco. También aprenderemos a entender las profundas y místicas enseñanzas de sus relatos donde la historia de los patriarcas y sus descendencias nos mostraran las maravillas de ver la vida en la imagen en esos ejemplos. Parashot que fueron reveladas a los escribas y a los sabios para que su enseñanza de boca a oído, bajo un lenguaje -verbo cifrado; se oculten de los ojos profanos; los verdaderos misterios de Di-s y su obra de la creación.  Comprenderán que el estudio de los cinco libros de antiguo testamento y los restantes libros de los profetas, los Reyes, los salmos y Proverbios, son la base del secreto de del proceder humano frente a la magnitud infinita de la creación.

No dejaremos de lado la comprensión simbólica de las letras del alfabeto hebreo, base real de la energía creación, con cuya enseñanza si se puede revelar el lenguaje con el que habla la divinidad a la conciencia de su creación, en todos sus niveles, desde lo inanimado hasta el parlante o humano. Con este conocimiento el entendimiento de la naturaleza y la ciencia que se sumerge en el símbolo se revelara para mostrar una vida diferente a la que actualmente contemplamos. Un alfabeto, con un conjunto de letras energía que nos cambiaran el pensamiento y el habla, esto les aseguro

En una etapa final, robustecida la conciencia e iluminada la comprensión del origen divino del  que procedemos, les mostrare el verdadero camino de vida dentro de las imágenes y los símbolos que se refleja en la mística baraja del TAROT, donde, a través de 22 arcanos mayores y 56 arcanos menores o complementarios conoceremos nuestros más profundos sueños, esperanzas y ambiciones, despertando así nuestra energía de infinitas posibilidades, que abrirán puertas eternas que serán arpas de música celestial divina a  nuestro potencial creativo

Los invito a descubrir la Cabalá, el lenguaje del alma, el alma humana que busca salir de su exilio a disfrutar de los deseos de la creación, no olvidarnos que llevamos la memoria de la imagen y semejanza que nos induce a ansiar deseos de recibir con el propósito de compartir, deseos muy buscados por quienes, en su crecimiento quieren encontrar el propósito y/o motivo de su experiencia en la vida material. La Cabalá ha estado ahí, desde el principio de los tiempos, de la creación y quizás mucho tiempo antes,  esperándonos a que nos demos la oportunidad de visitarla para que pueda mostrarnos el camino de Luz, camino que esta dentro del hombre-Luz, quien desea conocerla deberá ingresar a su conciencia y encontrar al verdadero hombre creado a imagen de su creador, quien le revelara el verdadero camino, “saber de donde viene, a donde va, y cual es su propósito aquí y ahora”, entrar y comprender este camino es comprender a Di-s y mediante esta comprensión conocernos y conocer-lo en su verdadera dimensión, el es el camino.

De aquí en más, entender que nuestro fin es servir a la creación, su amor por el ser creado, y en este entendimiento comprender el amor al prójimo a la naturaleza y a todos los aspectos de la creación como un todo cósmico en el que somos una de las partes más importantes.

Hermanos, así es la Cabalá, así es su enseñanza y así es nuestro ser interno, una imagen de Di-s, una imagen de la creación y principalmente esa imagen y semejanza que diariamente soñamos con tenerla, única verdad en nuestra vida. Ésta vida aparente.

ERMADUQ

Vistas:
375
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *