Categorías

JESUS EL MAESTRO DESCONOCIDO O EL MAESTRO CONOCIDO?”

Por: Ex. V.M. Guido Laguna Antezana y  H:.M:. Humberto Fernández Salgueiro

 JESUS EL MAESTRO DESCONOCIDO   

Presentamos un trabajo, con el ánimo de exponer un tema de controversial contenido, pero necesario para nuestros conocimientos, útil e importante para la vida de quienes tratamos de entender al hombre:  al Maestro JESUS.

La historia desarrollada desde mucho tiempo fue la vida de Jesús en variados textos .Se encuentran exposiciones de índole religioso , filosófico etc., pero llama la atención el luminoso resumen que ha realizado el connotado escritor .M Sabater , conceptos reflejados en el Diccionario de las Ciencias elaborado por el alemán Lichtenberger, tomo VII . Articulo de Jesús.

Cita que en la escuela filosófica de Hegel y relacionando con la crítica  de filósofos como Bauer y Strauss, sin negar la existencia de Jesús trato de probar .que la vida del maestro a diferencia como se cuenta en los evangelios es un mito, una leyenda creada por la imaginación  para llenar las necesidades del cristianismo naciente y según las profecías del Antiguo Testamento. Su tesis, puramente negativa, defendida con extrema ingeniosidad y profunda erudición, se ha visto que era cierta en algunos puntos de detalle pero absolutamente insostenible en el conjunto. Además, tiene el grave defecto de no explicar el carácter de Jesús ni el origen del cristianismo.

En el diccionario de las ciencias se cita al escritor Strauss quien en su libro La vida de Jesús dice que este es el símbolo del sistema planetario sin sol.

El escritor Renan ha osado sostener que la vida del Maestro es un problema de psicología humana. La comunidad se pregunta lo ha resuelto…NO.

El Jesús de, M Renan dice que fue un dulce soñador, moralista, entusiasta y cándido, termina diciendo que era un taumaturgo violento perdido en la realidad.

Podría parecer un punto discordante el solo hecho de plantear la duda sobre la existencia de un personaje como Jesús de Nazaret que ha condicionado la historia del mundo. Y, en efecto durante 21 siglos no se cuestiono su existencia, salvo de algunos historiadores que dudan y  ponen en tela de juicio conceptos, creencias  etc. Sin embargo se tienen  los cuatro evangelios inspirados de Marcos, Mateo, Lucas y Juan.

Otros interrogantes surgieron, sin embargo, cuando el historiador francés Constantin François Dupuis en 1791 empezó a manifestar ciertas dudas sobre la realidad histórica del profeta de Galilea. Le siguió unos años después, en 1794, otro historiador también francés, Charles François Dupuis hermano del primero, quien  igualmente puso en tela de juicio la existencia de Jesús.

Cuando el tema empezó a preocupar a la Iglesia que funda su fe precisamente en la persona real, de carne y hueso, de Jesús y no en un mito o leyenda o idea abstracta .

Pero no existiendo prácticamente documentos de los tiempos de Jesús que acreditasen, ni por la parte judía ni por la parte romana, la existencia del personaje, la Iglesia fundaba toda credibilidad en el carácter histórico de los cuatro evangelios y de los otros escritos neo testamentarios del llamado nuevo testamento.  

El filósofo Filón de Alejandría que sobrevivió a la muerte de Jesús,  en ninguna de sus cincuenta escritos conservados cita ni una sola vez a Jesús, a pesar de que se interesaba por la gran actividad de sectas y movimientos dentro el judaísmo de aquel tiempo. Conocía muy bien por ejemplo A Pilatos, de quien  habla en sus obras. Otro historiador contemporáneo de Jesús, Justo Tiberiades, de alguna forma paisano de Jesús, tampoco lo cita a pesar de haber escrito la historia de Palestina desde Moisés hasta setenta años después del nacimiento del profeta

Pero la Iglesia al descubrir que el famoso Flavio Josefo, historiador judío de finales del siglo 1, era el primero en hablar de Jesus cuando  hablaba de la muerte por lapidación de Santiago, uno de los hermanos de Jesús por haber violado la ley. (El texto aparece en el libro Antigüedades.)

Un segundo  texto de Flavio Josefo, sí se refiere a Jesús Dice así “Por esa época durante el gobierno de Poncio Pilatos, vivió Jesús, un hombre sabio, que realizó hechos portentosos, atrayendo a muchos judíos y a muchos de origen griego. Era el Mesías. Pilatos al escuchar la acusación en contra de él, lo condeno a ser crucificado, Continua Flavio Josefo, que al tercer día de su muerte resucito viéndoselo nuevamente.

La pregunta que se han hecho no pocos historiadores sobre todo respecto al segundo texto de Flavio Josefo es si puede ser autentico en su totalidad, ya que se conocía en esa época era un judío convencido, aunque voluble, quién difícilmente podría haber hecho tales elogios de aquel profeta que había luchado contra la ortodoxia judía y al que habían acabado crucificando. Y menos que pudiera creer  que había resucitado.

 El teólogo español Juan José Tamayo en su obra ¨”Por eso lo mataron” refiriéndose al texto de Flavio Josefo escribe “Parece tratarse de un texto muy manipulado sobre cuya autenticidad se cierne una larga sombras de duda.

Existe también una versión árabe de dicho texto que ya es menos enfática y que según algunos, podría ser el texto original. Dice así “En ese tiempo existió un hombre sabio de nombre Jesús. Su conducta era buena y era considerado virtuoso. Muchos judíos y gente de otras naciones se convirtieron en discípulos suyos. Los que se habían convertido en sus discípulos no lo abandonaron. Relataron que se  les había aparecido tres días después de su crucifixión y que estaba vivo; según esto fue quizás el Mesías del que los profetas habían contado maravillas.

Pero tampoco de esta versión árabe existe certeza de que fuera verdadera, aunque en ella aparece que son discípulos y no el historiador quien afirma que Jesús había resucitado. Sobre el texto de Flavio Josefo, considerado prácticamente el único de un historiador judío que habla de Jesús como de una persona real que existió  durante el reinado de Poncio Pilatos, se han escrito infinidad de libros en favor y en contra.

Uno se pregunta “quien fue el historiador judío Flavio Josefo”.Quienes niegan la autenticidad de su obra aseguran que se trata de interpolaciones de los primeros cristianos y que nunca Flavio Josefo podía haber hecho tantos elogios de  Jesús. Quienes defienden la autenticidad del texto admiten que seguramente ha habido una manipulación del escrito de Flavio – cuya conversión al cristianismo fue planteada para poder defender la autenticidad del texto no goza de respaldo alguno, ya que es imposible que el historiador judío hiciese profesión de fe en la mesianidad de Jesús y menos en su resurrección de entre los muertos.

El escritor John Dominic Cros san, en su obra “Jesús: vida de un campesino judío, escribe “La cuestión fue que Flavio Josefo fue pro romano y pro judío a un tiempo. Es cierto que empezó siendo defensor de los romanos ante los judíos y acabo como defensor de los judíos ante los romanos. Por consiguiente al leer la obra, donde cita a Jesús hay que estar atento y examinar cuidadosamente en que punto de esta línea de cambio se sitúa cada obra en concreto.

Los historiadores romanos ignoran la existencia de Jesús. Estos dan poca credibilidad al texto de Flavio y se refieren más a los primeros cristianos que a las noticias que brinda sobre el Jesús histórico. Los pocos datos que ofrecen ya eran conocidos públicamente y pudieron simplemente haber sido recogidos de las informaciones de las primeras comunidades cristianas. Sobre Jesús prácticamente no dicen nada.

En las fuentes religiosas rabínicas, es decir en los documentos  judíos de comentarios a las Escrituras se habla de Jesús de Nazaret, aunque como era de esperar, de una forma despectiva. Pero de alguna manera son interesantes para nuestro análisis porque indican que consideraban a Jesús como  a un personaje que había existido y no como un mito o leyenda creado por alguna secta disidente judía. Lo que de Jesús se dice en esas fuentes rabínicas es, sin duda, negativo, aunque se reconoce que hacia milagros, que ellos llamaban “hechicerías” como figura en la obra de Cesar Vidal.

En resumen Jesús es considerado como peligroso, cuya ejecución fue merecida. Pero a efectos de la discusión sobre sí existió o fue un mito o leyenda no cabe duda de que las maliciosas alusiones a su persona resultan al mismo tiempo una prueba de que las fuentes rabínicas creían en su existencia como persona real.

 Sin duda, las pruebas históricas de la existencia de Jesús de Nazaret en fuentes de alguna manera científicas fuera del ámbito religioso-cristiano son casi inexistentes. Porque son poquísimas y porque, aun de esas épocas, la autenticidad está en entre dicho.

Sin embargo, en las últimas décadas se puede decir que ningún analista serio, de una manera u otra, alberga dudas sobre la realidad  histórica de Jesús, mandado a la muerte por Poncio Pilatos que dio lugar a un movimiento religioso que el tiempo no ha conseguido borrar.

Ha quedado descartada la teoría del mito o leyenda porque todos coinciden en que la característica fundamental del cristianismo es precisamente ser una religión “histórica”  y no mítica. Y en cuanto al material histórico existente sobre Jesús, aun siendo mínimo, se piensa que es suficiente, dado el consenso universal existente sobre el hecho de que un simple mito no podía haber surgido  todo lo que surgió. Se piensa que, al igual que ocurre con Jesús, existieron grandes personajes de la historia sin que de ellos se tengan demasiados datos y nadie ha puesto en duda su autenticidad.

Por lo que se refiere al concepto moderno de historia, que es, sin duda, mucho más severo  y riguroso que el de la antigüedad se piensa que  cada momento histórico posee el suyo y que cada época ha tenido una forma de transmitirnos  los  hechos. Y que no podemos  juzgar  con los criterios modernos el método usado  por los historiadores de hace más de dos mil  años.

La Iglesia suele decir que para ella lo importante no son las pruebas científicas  sobre la historicidad de Jesús, sino la fe en él. Y que más que el Jesús histórico  lo que le interesa es el Jesús de la fe. Y hace bien desde  su punto  de vista, ya que del Jesús real apenas conocemos  que nació en  una aldea de Palestina llamada Nazaret y que fue crucificado bajo el imperio se Poncio Pilato, sobre todo por ser un revoltoso. A la Iglesia eso le basta y le sobra. Todo el resto entra en las sombras y en el misterio de la fe donde ella reina soberana y no hay lugar para la historia.

Pero nosotros los masones siempre exclusivistas, ávidos de conocer más, nos adentramos en el fondo de la lectura y análisis. No encontramos respuestas, pero sí preguntas sobre la vida del Maestro Jesús.

Se ha dicho que apenas si se sabe que nació en Palestina y murió en Jerusalén  crucificado.

¿Trabajo con su padre de carpintero y hasta que edad ¿ Sobre una posible actividad laboral durante los llamados  ¨años oscuros  de su vida oculta se hace referencia en los evangelios que siguió  la misma actividad de su padre José es decir el de la carpintería.

Sabia Jesús leer y escribir. Tampoco está escrito nada de la formación intelectual. No dejo nada escrito, solo se conoce el episodio de la mujer adultera, cuando escribe con su dedo  sobre el polvo  de las losas del templo de Jerusalén. Es la única vez que sabemos que Jesús escribió algo en su vida.

Existen muchas preguntas más por ejemplo, estuvo casado? Como era  físicamente,  a este respecto se ha dicho es un hombre sin rostro. Estaba prohibido reproducir su rostro. Se observa que en la catacumbas  donde se escondían los apóstoles para huir de los romanos, a Jesús se le representaba por símbolos como un pez, un cordero o un pastor sobre todo. Nunca con imágenes.

Lo que llama la atención  dice el escritor Tamayo, que escribir la vida de Jesús, su biografía es imposible, los motivos  se mueven en la incertidumbre como manifiestan especialistas bíblicos,  católico s protestantes etc.…etc.

Pueden escribirse libros literarios teniendo como telón de fondo los relatos evangélicos, aun sabiendo que no se trata de documentos históricos. Como ejemplo tenemos que solo la biblioteca del Instituto Bíblico   Pontificio de Roma, regido por los jesuitas albergan más de un millón de obras sobre el tema. Y algo parecido acontece  con la del Instituto Bíblico en Jerusalén.

Ahora como HH Masones lo que nos interesa indagar  la vida oculta del profeta es decir desde sus 12 hasta los 30 años para luego aparecer en público revelando tanta sabiduría , tantos conocimientos  y conociera y practicara los ritos de la magia de otros cultos que no pertenecían al judaísmo.

Demostró en muchas ocasiones, conocer  doctrinas de otras religiones, conceptos iniciáticos de otras culturas. A veces parece seguidor  de las escuelas filosóficas  de Egipto, de Grecia  y de la India. Se dice que hablaba bien el griego el arameo. ¿Donde lo aprendió?  

JESUS EL MAESTRO CONOCIDO:

De ninguna manera, ni forma, se puede negar la existencia de Jesús puesto que su vida y ministerio está presente en todos los evangelios de la Biblia y, es mas en el propio Corán (Sura 2:87 y otros)  se habla de El y este último fue escrito después de la existencia de Jesús. (aprox. 610 d. C.) y aun mas, gran parte del V.L.S. y principalmente los 4 evangelios nos hablan de su ministerio.

En cuanto a su vida:

– Jesús nació en Nazaret aproximadamente dos años antes de nuestra era. El nacimiento en Belén es simplemente un símbolo teológico puesto que el profeta Miqueas  profetizo que la liberación vendría de la pequeña Belén (Miqueas 5:2) ) De manera tal que cuando se señala Belén como el lugar de su nacimiento se busca mostrar que la profecía se cumple.

Algunos tratadistas señalan que nace 4 años antes de nuestra era y otros de 2 a 3 años, pero siempre a.C. (La diferencia de la edad, se da por la adopción del calendario Gregoriano)

– El nombre de Jesús se deriva del hebreo/ Arameo Yeshua  que quiere decir Salvación o El Salvador

– Su linaje que se sostiene que viene de la casa de David por la línea familiar de  José, es también un acomodo teológico. No existe evidencia de su linaje. Además, para la religión judía no puede ser el Mesías porque principalmente  no cumple un linaje puro judío, no es concebido por un judío, además que el evangelista Mateo cuando hace la Genealogía de Jesús señala a Salomón quien fue concebido por el adulterio de David con la mujer de Urias (Mateo 1: 6). En cuanto al linaje de Maria existe total falta de información como para poder afirmar que es de un puro linaje judío. Sin embargo, Jesús proviene de una familia profundamente judía y El es también un Judío respetuoso de su religión.

– En cuanto a las principales interrogantes de la vida de Jesús:

Cual fue la educación de Jesús y que lengua hablaba?

– En la Palestina de Jesús, los niños judíos no tenían acceso a una escuela formal y lo poco que aprendían lo hacían en sus hogares o en la sinagoga, si esta existía donde vivían. De esta manera, Jesús aprende las escrituras en el seno del hogar y ocasionalmente en la sinagoga.

– Jesús si sabía leer, puesto que del pasaje en el templo donde lee las escrituras, las mismas que estaban en hebreo,  nos muestra que no existe duda que si sabía leer. Es bueno señalar que en el siglo I donde vivió Jesús, en Palestina la lengua común entre judíos era el arameo y el hebreo, pero en las sinagogas se leía en hebreo. Asimismo, se hablaba también el latín que era la lengua romana y que casi no conocían los judíos, también se hablaba el griego puro que era el lenguaje de letrados y el griego popular que se hablaba en todo el imperio romano como lo es hoy en día el Ingles, es decir un idioma con características de universal. Lo más probable que cuando Jesús ejerció su ministerio por la Palestina y Galilea, se refería en arameo y en griego, además que leía el hebreo.

Que se sabe de su infancia, adolescencia, juventud (de los 12 a los 30 años)?

Los evangelios, en especial Lucas, nos relata algo de la infancia de Jesús (Lucas: 2) en que nos muestra que se cumplió con la tradición judía de presentarlo al templo al ser recién nacido y lo llevaban al templo todos los años, hasta que el relato a los 12 años cuando esta en medio de los doctos de la ley, y finaliza que Jesús crecía en sabiduría y estatura y en gracia para con Dios. (Lucas 2: 52)

Las escrituras no necesitan describir más puesto que según la tradición judía, Jesús debía aprender el oficio del padre y esto se iniciaba aproximadamente a los 12 años, de manera tal que desarrollo el oficio del carpintero durante ese tiempo, aunque en algunas traducciones se señala que era un Tekton (griego) que significaba también albañil y de hecho el lenguaje del divino maestro esta de símbolos sobre la piedra.

 Esto se aprecia en Mateo 13:55 cuando la gente se pregunta si no era el hijo del carpintero.

Jesús inicia su ministerio en torno el año 28 y tiene una edad aproximada de 30 años y se constituye en  un profeta   y su predicación se centra en lo que El llama el “Reino de Dios”, durando escasamente dos años en su ministerio.

Cuando Jesús inicia  su ministerio lo hace anunciando el Reino de Dios y señalando que es necesario nacer de nuevo a una nueva vida  (dialogo con Nicodemo en Juan: 3) en agua y en el espíritu, dando a entender que es el bautizo y que el nuevo nacimiento es necesariamente en espíritu;

 El maestro Divino Jesus hace incapie que  se debe tener amor  y  misericordia con el prójimo y tener una actitud o ética en la vida nueva.  Puesto que cuando habla del Juicio a las naciones (Mateo: 25) solo pregunta que hemos hecho por el prójimo, no pregunta si somos bautizados o que religión se tiene o a que pueblo se pertenece, en otras palabras solo señala una ética o actitud de vida para poder ser salvos, puesto que quien tenga misericordia con el prójimo podrá tener el derecho de entrar en el reino de Dios.

Bueno es recordar que en nuestra orden, cuando nos iniciamos morimos a nuestros vicios y a la vida anterior y nacemos a una nueva vida espiritual dentro de los principios de la masonería que principalmente nos enseña a tener  amor fraterno para con nuestros semejantes y nos enseña una filosofía de vida con la formación de valores éticos.

De otra parte, es necesario señalar las relaciones que tenía Jesús con los diferentes grupos religiosos o partidos políticos en el contexto judío de ese tiempo. Así tenemos que con el partido político-religioso de los fariseos su relación es de constante debate y a estos los acusa principalmente de hipócritas y falsos seguidores de la ley. Con los Saduceos, que eran principales guardianes del templo de Jerusalén y que no creían en la resurrección su debate está en cómo han tergiversado lo sagrado del templo  y los acusa de negociantes de la religión; sin embargo, con el único grupo que no se enfrenta es con los Esenios (agrupación religiosa que vivía en comunidades); además, que el N. Testamento solo se refiere a las actitudes de los fariseos y escasamente a los Saduceos pero no dice absolutamente  nada sobre los Esenios.

Para algunos autores, señalan que la doctrina predicada por Jesús es igual o similar a la de los Esenios y estos enseñaban el orfismo pitagórico (Orfismo: corriente religiosa de la antigua Grecia relacionada con Orfeo: maestro de los encantamientos) principalmente en  lo que hace a la pree-existencia e inmortalidad del alma y a las practicas purificadoras.

Es bueno señalar que los Esenios son ascetas que  principalmente enseñaban que las almas son inmortales y que se apartaban del templo porque proscriben los sacrificios y practicaban otros medios de purificación que significaba buscar la pureza cumpliendo complicadas formas de vida entre ellas el celibato porque consideraban que la mujer solo traía problemas y no les permitía desarrollar su vida espiritual. Jesús decide ser célibe por no perjudicar su ministerio, pero no menosprecia a la mujer, ni tampoco se castra, ni menosprecia la familia, simplemente se hace célibe por dedicar su vida a su ministerio y a servir a los demás.

Sin embargo, son más las diferencias que Jesús tiene con la doctrina esenia, puesto que: Los esenios eran defensores del descanso del día Sábado (el Sabat)  y Jesús a pesar de ser Judío nos señalo que el sábado era para servir al hombre y no el hombre para el sábado y su desafío fue hacer milagros en día sábado. ( Lucas 13: 10 – 17; Juan 5: 1- 18) De otra parte, los esenios creían en mantener la pureza de las tradiciones y Jesús no compartía este aspecto, puesto que desafiaba a los fariseos que guardaban muchas leyes para mantener una falsa pureza.

A este punto, debemos concluir que Jesús tenía en su ministerio algo de lo que creían los Esenios, pero también su enseñanza estaba en contra de algunos aspectos que practicaban los Esenios.

Jesús emplea un lenguaje característico para enseñar, con dichos breves y penetrantes, con parábolas inspiradas siempre en la labor del campo y apenas habla de sí mismo, con sus propios milagros y oración y con preguntas; utiliza un lenguaje sencillo lleno de comparaciones y simbolismos para que el pueblo sin educación pudiera entender y en raras ocasiones explica lo que desea transmitir (ej.: parábola del sembrador, que después de ser enseñada es explicada Marcos 4: 1-20).

De otra parte, Jesús,  en su parábola de Lázaro el mendigo y el rico en Lucas 16: 19-31, que es la única parábola que señala un nombre y por esto algunos exegetas creen que es una narración, en ella nos habla de la vida después de la muerte. El relato nos dice que un pobre que pasaba la vida en la puerta de la casa de un hombre rico mendigando y pidiendo de comer y, donde el dueño de casa no le daba nada, acontece que fallece el pobre y se va al seno de Abraham y fallece también el rico y este es enviado al Hades (en griego, que se refiere al reino de los muertos) y pide que el pobre le dé algo de beber, y el Señor le dice que nadie puede traspasar la frontera del Hades al seno, ni de arriba para abajo, con esto nos señala que existe un lugar para los muertos que no es  el infierno y que existe  otro para los que buscan justicia y misericordia, pero también nos señala la existencia de otro mundo después de la muerte.

Jesús nos habla también  de la perfección cristiana que debemos lograr en nuestras vidas, la misma que debemos obtenerla en un proceso o camino (Mateo 5:48  ) cuando nos dice “sed perfectos como vuestro Padre”, nos está enseñando que debemos esforzarnos en lograr una perfección cristiana a través de nuestra actitud con el prójimo; de la misma manera nuestra orden nos señala que debemos pulir la piedra bruta para lograr un crecimiento espiritual buscando la perfección. Asimismo, también nos señala que para ser perfectos debemos desprendernos de todo lo material (el desapego budista), cuando en su dialogo con el joven rico que cumplía toda la ley le pregunta a Jesús y que más debo hacer para ser perfecto, este le responde: “si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres…”(Mateo 19:21)

En este punto, y en una opinión personal, nuestra orden en su filosofía es muy semejante al cristianismo, entonces tenemos que preguntarnos: quien copio a quién? Además de que tenemos todas las características de una congregación (liturgia, templo) y el cristianismo da la impresión de tener una doctrina iniciática hecha pública. Asimismo, la masonería es heredera en gran parte del cristianismo gnóstico.

La falta de datos históricos o relatos en el evangelio nos lleva a mucha especulación de que hizo Jesús de sus 12 a 30 años; reiteramos solo Lucas nos señala que “Jesús crecía en sabiduría y estatura..”(Lucas 2:52), es decir los evangelistas no consideraba relatar la vida de Jesús porque la consideraban común a la tradición judía.

Sin embargo, de alguna forma en los actos de su ministerio se puede reflejar un tanto su formación y especular donde aprendió, así tenemos por ejemplo que el sermón de la montaña (Mateo: 5) es muy parecido al sermón de Venares de Buda, ambos nos enseñan una forma de vida de humildad, desapego a las cosas materiales y de servir al prójimo, puede  ser coincidencia o es que Jesús estuvo realmente en la India y aprendió de la sabiduría oriental.

Si sostenemos que no se tienen mayores datos históricos sobre la vida de Jesús, debemos buscar  datos arqueológicos (arqueología bíblica) que nos pueda mostrar que si existió, así tenemos entre los principales:

 a)  Los manuscritos del Qumram: descubiertos en una gruta de la ladera noroccidental del mar Muerto llamado Qumram en todos los manuscrito ninguno habla de Jesús, pese que los manuscritos encontrados datan aproximadamente del año 200 a. C. hasta el 70 d. C., esto nos muestra que los esenios del Qumram no reconocían a Jesús como parte de su historia.

 b) La inscripción de Pilato: en 1962, en las ruinas del teatro de Cesárea del Mar, sede del gobernador romano en tiempo de Jesús se descubre una inscripción que lleva el nombre de Poncio Pilato, entonces se demuestra que si existió este gobernador pero no necesariamente que tuvo relación con Jesús.

 c) El osario (urna donde se depositaban los huesos de un difunto) del sumo sacerdote Caifas: En 1990, se descube en la ciudad antigua de Jerusalén, un osario ricamente adornado de toda una familia con el nombre de Yehosef bar Caiafa, que es así como Flavio Josefo describe al sumo sacerdote Caifas, demostrando que si existió. Sin embargo, ningún descubrimiento arqueológico nos dice plenamente o nos describe la existencia de Jesús.

 Definitivamente, son los evangelios la fuente principal que nos muestra la existencia de Jesús, de su vida, su ministerio, su muerte y resurrección.

Jesucristo es el fundamento absoluto de la fe cristiana a diferencia de otras religiones (budismo, islam). Todo lo relacionado con el cristianismo se inicia y termina en la persona de Jesucristo, puesto que El es el único camino hacia la salvación. (Juan 14:6). Téngase presente fundamentalmente que el Resucito y venció a la muerte, hecho que no se encuentra en los líderes de otras religiones.

Finalmente, los cuestionamientos a un Jesús histórico siempre serán constantes y nuevos, pero lo único valedero para la fe cristiana es que El es el único camino para llegar a Dios y poder ganar la vida eterna y para la humanidad y la historia, Jesús es el maestro que transformo al mundo por más de 20 siglos  y sigue aun cambiando vidas.

Hemos cumplido V:. M:.

e.v. 19, Agosto, 2015.

ExV.M. Guido Laguna Antezana

HM. Humberto Fernandez Salguerio

RESP:. Y BEN:.LOG:. MARISCAL DE AYACUCHO NO. 6

BIBLIOGRAFIA:

– José Antonio Pagola: “Jesús: Aproximación histórica” . Edit. PPC, Editorial y Distribuidora S.A. (Madrid, 2007)

– John P. Meier:  “Un Judío Marginal” Edit. Verbo Divino. Año: 2001

– “El Corán” ( traducido y preparado por Julio Cortez) Edit. Herder. Año: 2005

– Biblia de Jerusalén Latinoamericana. Edit. Desclee de Brouwer.

– Gran Logia de Chile :  “Curso de Docencia para Instructores Masones”. Edit G.L. de Chile

– “Diccionario Bíblico” . Edit. Holman. Año: 2003.

– Santa Biblia. Reina Valera 1960. Edit. Caribe.

–  Arens Eduardo . La Biblia sin mitos. 3era Ed. Lima, Perú: Edit. Paulinas – CEP.Año: 2004.

.-  Gonzales, Justo . “Diccionario Manual Teológico”.  Barcelona, España: Editorial Clie. Año: 2010.

Vistas:
224
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *