Categorías

INTERPRETACIÓN DE LA LEYENDA DEL GRADO DE MAESTRO MASÓN

Al empezar a pulir la piedra bruta para poder expresar la importancia y significado me siento muy lleno de  ideas y expresiones, alegorías y metáforas; y todas buscan ser expresadas al mismo tiempo; sin mayor preámbulo, abordaré al significado y la interpretación de la leyenda de Hiram Abif.

Salomón, hijo de David, decide edificar un templo, tan majestuoso e imponente para Jehová, El Gran Arquitecto Del Universo; al no tener un experto en ciencias ni artes pide al Rey Tiro un arquitecto; este le envía a Hiram Abif. Simplemente ser escogido para una labor tan ardua y tan exigente; además de tener la confianza no de un Rey sino de dos; demuestra el respeto y reconocimiento por los trabajos que uno realiza, el derecho a ser llamado Maestro porque tus obras así lo demuestran.

La forma de trabajo de Hiram, la organización para poder hacer sus obras y al mismo tiempo impartir enseñanzas entre todos sus obreros nacen de la “cultura organizacional”  diseñada para gozar de disciplina, organización; y es el esquema en el que actualmente trabajamos dentro la masonería; Aprendices, Compañeros y Maestros; cada uno con su punto de reunión, signo, toque y palabra; para que cada una pueda trabajar sin perjudicar o perturbar a la otra.

Es una realidad, y no nace en los tiempos modernos; sino en la naturaleza del hombre, que en su ambición desmedida y negativa en la búsqueda de merecimientos y títulos por la vía rápida muchas veces actúa de manera equivocada, con muchos errores… algunos que pueden ser leves y otros que pueden ser fatales, donde maquiavélicamente solo importa el fin, sin medir los medios y recursos que se tengan que gastar en el camino.  Es en este momento donde los objetivos generales de una organización se difuminan ante los intereses personales y egoístas convirtiéndose en envidia.

En esta leyenda, son tres Compañeros los que se invaden de envidia y ambición; en búsqueda de fortuna y honores; Pidiendo la palabra de Maestro, que al no conseguirla hieren a Hiram hasta asesinarlo.

El primer golpe, en la Columna Sur, con una regla de veinticuatro pulgadas; el primer compañero dá un golpe en la garganta; esta regla representa las 24 horas del día.

El segundo golpe, lo recibe en el Occidente con una escuadra en el corazón; que simbólicamente determina las horas que quedan en el día, ya que la escuadra a medio día y con una abertura de 90 grados se mide el espacio recorrido por el sol.

El tercer golpe, lo recibe en el Oriente con un mazo en la frente, siendo este el último golpe mortal, pero antes Hiram le dice al Compañero que LA VIDA ES ETERNA. La forma elíptica del mazo demuestra el recorrido del sol, desde que nace hasta que que muere en el occidente; pero RENACE para un nuevo ciclo.

Estos tres golpes son dados por nuestros enemigos eternos, presentes en la sociedad; ignorancia, hipocresía y la ambición.

De nada sirve el falso arrepentimiento, disfrazado de remordimiento; no dejemos que nuestras acciones se vean dirigidas por defectos; no es necesario ser una mente prodigiosa para darse cuenta que las acciones de este tipo siempre traerán sufrimiento, dolor, y que influenciados por viles sentimientos muchas veces no controlaremos el efecto de nuestras acciones; pudiendo dañar no solo a una sino a varias personas. Esta es la lucha constante entre el BIEN y el MAL; los aspectos positivos y negativos de cada persona.

Ocultan el cadáver, como signo de arrepentimiento y remordimiento por el crimen cometido; y se esconden en una cueva; como si por alejarse sus penas fueran borradas; los pecados perdonados; esta puede ser una sensación temporal de tranquilidad; pero con el tiempo el remordimiento es mayor y vayamos donde vayamos, escondámonos en los lugares más secretos del mundo el sentimiento de culpa, los remordimientos siempre serán el equipaje que llevaremos con nosotros.

Se realiza la búsqueda del cádaver por parte de 9 maestros en grupos de 3; donde muchas maestros dan la vida por encontrar a su maestro y sus enseñanzas; acá se muestra la fidelidad a la Orden; donde no importa el sacrificio para conseguir el objetivo y bien común.

La muerte y la resurrección se da con una rama de acacia; que simboliza el el CICLO DE LA VIDA Y LA MUERTE; muerte a los malos hábitos que descubrimos y trabajamos por quitarlos en la etapa de Aprendices y Compañeros; y volver a la vida libre de estos, resurgir a la vida masónica en el grado de MAESTRO.

Hiram, simbólicamente deja en la humanidad el recuerdo de la perfección y las virtudes; bases de nuestra Augusta Orden; nos muestra que un maestro enseña más por las obras que por las palabras; y que esto se demuestra cuando la memoria de los mismos van más allá de la muerte.

En la ceremonia de exaltación, el Hermano Compañero que está siendo exaltado se identifica con Hiram, por ende asume que todas las cualidades por las que Hiram era admirado, respetado como una opción de crecimiento personal; un nexo importantísimo entre lo que hace y lo que piensa; no solo consigo mismo sino con los demás y con la sociedad en su conjunto.

La sociedad actual, cada vez más moderna y con tecnología que crece exponencialmente; si bien es rica en ciencia, pero cada vez es más pobre de valores y principios  y necesita hombres de bien; maestros que estén dispuestos a enseñar con obras y acciones. Gente que muera a la vida de los vicios y defectos y despierte a una nueva vida, una nueva vida donde el principal protagonista es uno mismo como formador de su templo interno y ejemplo de su entorno.

La Inmortalidad de nuestra Alma estará expresada en el recuerdo de nuestros hermanos, familiares y en la sociedad; ahí es donde la Vida vence a la muerte; la Acacia símbolo de nuestra orden crezca en nosotros regándola de buenas acciones incorruptibles mediante el estudio y seamos mártires por el conocimiento y el servicio; que si algún momento estamos en tinieblas podamos volver rápidamente a la luz.

Carlo Patrick Zenzano Arnez

Campamento  de Cochabamba, 28 de Octubre de 2016 e.·.v.·.

Bibliografía:

Vistas:
1048
Etiquetas (Tags):
· · ·
Categoría:
REAA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *