Categorías

Hendrick Joseph Flores Cossio: MENTE Y MEDITACIÓN

COLUMNA LIBRE 

Hendrick Joseph Flores Cossio: MENTE Y MEDITACIÓN 

Alguna vez escucharon el mito, de que los humanos usamos solo entre el 10% y el 20% de nuestro cerebro; puede ser un dato no muy real, las últimas investigaciones realizadas, apuntan a que usamos el 100% del mismo, con la salvedad de que no usamos todos los sectores de nuestro cerebro al mismo tiempo. 

Para entrar en este trabajo, considero que antes es importante diferenciar el concepto de cerebro y el de mente. Es muy fácil, confundir las ideas al respecto, por lo que, es necesario diferenciarlos. El cerebro, es la parte física que se puede percibir por los sentidos, mediante el uso de tecnología o incluso tocar a través de una operación, el mismo es un órgano que se encuentra en la cavidad craneal, donde se concentran una gran cantidad de neuronas. 

La mente es otra cosa, la mente no puede ser vista, la mente no es material, la mente es inmaterial, la mente no puede ser obstruida. La mente es libre y personal, la mente es la esencia de nuestra realidad. La mente es la que nos mueve, nos permite sentir al exterior y el interior. La definición formal dice: “Es el conjunto de capacidades intelectuales de una persona, como la percepción, el pensamiento, la conciencia y la memoria. Es también la parte del ser humano donde se desarrollan estos procesos”. 

1. LA MENTE 

Existe una analogía que me gusta, indudablemente influenciado por mi profesión en el mundo profano. La analogía entre la máquina y el humano. El cerebro humano, es el equivalente a un microprocesador, que se encarga de procesar toda la información recibida a través de los dispositivos externos. Los sentidos son remplazados por el teclado, el mouse, una cámara, sensores, micrófonos, parlantes, etc. Incluso ahora ya podemos ver grandes avances en el área de la robótica, donde las maquinas se parecen más a nosotros a nivel externo, con brazos y piernas, hasta con rostros. 

Pero, ¿qué es lo que de verdad mueve a una maquina?, ¿cómo suceden los procesos internos de un computador?. Toda la información que se procesa en un computador, simplemente se trata de un 0 y un 1, el código binario codifica todos los datos que se presentan en un computador, el código binario puede ser un impulso eléctrico u óptico, o la ausencia del mismo. Toda la información que percibimos, procesamos y ejecutamos en un computador, está basado en este código. Por ejemplo la letra a, es representada por la serie 01000001; la letra b, es representada por el 01000010. Y así sucesivamente, existe una secuencia, para cada letra, número, color, sonido o instrucción que es procesada en el microprocesador. Uniendo estos datos, en forma de paquetes, que no son más que conjuntos de secuencias numéricas, que representan algo del mundo externo. 

De igual manera que nuestro cerebro, percibe el mundo, a través de nuestros sentidos, las maquinas lo hacen a través de sus dispositivos externos y pulsaciones eléctricas, sabiendo exactamente cómo hacer que las mismas ejecuten lo que les decimos, o por si solas (como el caso de la inteligencia artificial). Pero que sucede en nosotros, que genera nuestros pensamientos. Si bien la ciencia, cada día va descubriendo nuevas cosas sobre nuestro cerebro, aún no tiene claro cómo llegamos a generar nuestras sensaciones, nuestra conciencia, nuestra memoria, nuestro pensamiento, es decir nuestra MENTE. Sabemos que físicamente nuestras neuronas, transfieren la información recibida por nuestros sentidos a través de impulsos eléctricos, produciendo lo que conocemos como sinapsis. Pero me pregunto, ¿será esto suficiente?, solo un impulso eléctrico y químico, nos permitirá pensar, sentir, percibir, amar, odiar, recordar, sentir empatía, soñar, imaginar, asustarnos, inventar, etc. Personalmente creo que existe algo más, la podemos llamar una energía universal, la esencia que nos hace humanos, la esencia de lo espiritual. Dios, el G:.A:.D:.U:. el todo (de la filosofía hermética). Quizá la chispa Divina. 

2. LA MENTE MASÓNICA 

Ya en la masonería, la primera experiencia que recuerdo al iniciarme, fue cuando me sacaron la venda de los ojos, en la cámara de reflexiones; encontrando una imagen bastante surrealista, una calavera, un pan, un vaso con agua, un platillo con azufre y sal, trigo y un poco de mercurio. Un cuarto complemente oscuro, del que no entendemos mucho, en ese momento. Mi primera impresión de todo eso, y lo que más me llamo la atención, fueron las frases escritas en la pared, la calavera, la penumbra, el silencio, despertando lentamente de todos los estímulos a los que nuestros sentidos fueron llevados previamente. Todo este entorno, nos lleva a necesariamente a meditar, para cuestionarnos por qué estábamos ahí, la razón y la causalidad que nos llevó a ese momento. 

Ahí es nuestra primera experiencia analítica en la masonería, ingresamos a lo más profundo de nuestra MENTE, para tratar de encontrar respuestas. La penumbra del cuarto, nos obliga a encerrarnos en nuestros pensamientos, buscar donde nace la verdad, conocernos a nosotros mismos, descender a lo más oscuro, como preparación al regalo de la luz, que recibiremos posteriormente. Nuestra mente inicialmente está perdida, pero poco a poco va encontrando el camino por su propio esfuerzo, va descubriendo la palabra letra por letra. Como en el templo, el sol va saliendo por el oriente, que es una representación de la parte superior del cuerpo, la chispa divina se va manifestando de a poco en nosotros, en nuestra MENTE, en nuestro espíritu. 

Según los principios herméticos del Kybalion: “el universo es una creación mental, sostenida en la mente del TODO”, es decir todo el universo es un pensamiento. Nosotros somos parte de esa creación, nuestra MENTE, puede transformarse, cambiar, expandirse al igual que todo el universo. 

  • Nuestra MENTE, es parte del todo, ya que todo es mental, somos parte de la sustancia que se encuentra en todo. 
  • Nuestra MENTE es correspondiente a la mente del todo, “como es arriba es abajo”. 
  • Nuestra MENTE siempre está en movimiento, vibrando, expandiéndose junto con el universo. 
  • Nuestra MENTE genera pensamientos positivos y negativos, materiales y espirituales, constructivos y destructivos, reside el masculino y el femenino. Siempre antagónicos, siempre duales, polarizados. 
  • Nuestra MENTE, fluye entre los dos polos de nuestro pensamiento. De un lado a otro, de manera constante. 
  • Nuestra MENTE sabe que todo lo que pensamos, tiene su efecto. Que nuestras acciones, tienen sus reacciones. 
  • Nuestra MENTE crea, genera, concibe, produce. El consciente y el inconsciente se unen para generar, el principio masculino y femenino actúan en este proceso. 

Todos estos principios y enseñanzas, no siempre fueron bien recibidos, por un mundo que manipula la verdad, para su conveniencia. Aquí está la importancia de instituciones iniciáticas como la masonería, para preservar este conocimiento para la humanidad. Donde en tiempos difíciles, donde el oscurantismo gobierna el mundo profano, es necesario utilizar métodos de enseñanza ocultos a la vista del ojo y la mente, no preparados para ver lo que esconden. 

3. LA CREACIÓN DE ADÁN 

El genio de Miguel Angel, plasmo esta idea en el renacimiento. Su famosa obra en el techo de la Capilla Sixtina, “La creación de Adán”, muestra muchas cosas, ocultas al ojo profano, ideas que en su momento la misma iglesia católica que encargo el trabajo, hubiese condenado. Analizar esta obra no es el objetivo de este trabajo, pero me parece interesante ilustrar el mismo con una exposición general, que nos permita analizar y especular, sobre el trabajo de este artista que posiblemente estaba iniciado en los misterios de la orden. 

A simple vista, Miguel Angel muestra a la creación de Adán según el relato del Genesis, recostado en el triángulo terrenal inferior izquierdo, con la mano extendida, tratando de recibir ese toque divino; mientras en el cuadrante derecho, vemos al creador extendiendo su brazo derecho, tratando de alcanzar a su creación, mientras es rodeado de Angeles y de una mujer (posiblemente Eva), todos dentro de una túnica purpura. Esta es la imagen que vendió a la iglesia, a sus clientes, al mundo profano. Pero, ¿qué es lo que realmente quiso expresar?, especulare al respecto, ya que sin duda nunca sabremos con certeza, todo lo que nos quería decir con esta obra. 

Vemos una imagen dividida en dos partes, al lado izquierdo se encuentra el hombre, hecho a imagen y semejanza de su creador; Adán recostado sobre un triángulo escaleno, que representa a la tierra, al mundo material; parido por la madre tierra, emergiendo del mundo terrenal. Adán levanta el brazo izquierdo con displicencia, o quizá sin fuerza, con el último suspiro trata de alcanzar a su creador, levantando su dedo índice para recibir la chispa divina. A la derecha vemos a Dios creador, rodeado de ángeles que lo elevan por encima de todo, rodeados por un manto purpura (color de la realeza, de la emanación divina), representando lo divino, lo extraterrenal, lo inmaterial, estirando su brazo derecho, trata de tocar a Adán, para insuflarle la chispa de vida, el aliento divino. Aquí encontramos la primera dualidad, el cielo y la tierra, lo material y lo divino, al hombre terrenal y su naturaleza divina. 

Así mismo podemos ver a Dios, rodear con su brazo izquierdo a una mujer (Eva), mientras trata de alcanzar con su brazo derecho al hombre; ahí encontramos la segunda dualidad de la obra, hombre y mujer, masculino y femenino, distintos, pero a la vez parte de una sola divinidad, tratando de dar a entender que la naturaleza humana, tiene una carácter netamente dual. Pero en lo más alto, Dios ejerce el equilibrio entre ambos, formando el ternario perfecto, la unión entre la unidad y la dualidad que es el origen de todo. Ese ternario que a la vez forma la imagen de Adán, imagen construida en base a triángulos, repitiendo el ternario en la construcción de toda la imagen de Adán. 

Ahora, donde entra el análisis de esta obra, en este trabajo. Si observamos bien, la imagen formada por el manto purpura que rodea a Dios, tiene la forma de la cavidad cerebral, cortada transversalmente. Es decir tenemos una representación del cerebro humano; pero ¿que nos quiso decir el artista con esto?. Vemos a un Dios, emergiendo del centro, extendiendo su brazo, que rompe la circunvalación del mismo, para dar vida a su máxima creación. En la simbología masónica el UNO representa al TODO, como dice Lavagnini, en su “Manual del aprendiz”: “Todo es uno, en su realidad, en su esencia y substancia íntima y fundamental”. El punto representa a la unidad, que esta contenido en todo; pero no podemos dejar de lado el cero, que también es una unidad, pero que no puede ser contada, puede representar a la vez al todo y a la vez el vacío, por eso es simbolizado por un círculo vacío. Si juntamos ambos, tenemos un circulo con un punto al medio, que ya representa el todo y la fuerza creadora; en la obra de Miguel Angel, tenemos a Dios, rompiendo el circulo, para extender su chispa divina a su máxima creación. 

Quizás solo quiso mandar el mensaje de que todos tenemos esa esencia divina, que todo ser humano, tiene ese Dios en potencia en lo mas profundo, al que solo podemos alcanzar con nuestro trabajo, esfuerzo y a través del propio Dios, sin necesidad de intermediarios, ni religiones. Somos parte de esa gran MENTE UNIVERSAL, que unifica a todo lo que existe, que es parte y esencia del todo. Nuestra MENTE, es parte del todo; y todo lo que existe es MENTAL (Como dice el principal principio hermético). 

Al igual que esta obra de arte, existen muchas de similares características, por ejemplo: “El anciano de los días”, de William Blake; que encierran grandes enseñanzas y conocimiento oculto, nos corresponde estudiarlas y descubrirlas poco a poco. Por el momento me gustaría centrarme en una herramienta que nos permita ayudarnos un poco a usar este conocimiento, de manera práctica. Una de estas herramientas, sin duda alguna es la meditación. 

4. MEDITACIÓN 

La meditación es una disciplina milenaria, que busca el equilibrio mental y espiritual de la persona, a través del autoconocimiento de su propia conciencia. Existen evidencias científicas, de los beneficios de la meditación; mediante resonancias magnéticas, se pudo verificar el funcionamiento del cerebro de una persona, cuando una persona practica la meditación el lado izquierdo del cerebro, donde se procesa las funciones lógicas, matemáticas, lingüísticas, racionales se pone en un estado de relajación, ya que se lleva la atención del hemisferio izquierdo sobre un objeto focal, que puede ser una imagen, un color, un aroma, un sonido; ocasionando que el hemisferio derecho que tiene funciones espirituales, artísticas, creativas se active, lo cual repercute haciendo que predomine el funcionamiento del hemisferio derecho, sobre el izquierdo. 

Los beneficios de la meditación son muchísimos, por ejemplo: 

  • Reduce los niveles de estrés, depresión o ansiedad. 
  • Fortalece el sistema inmunológico. 
  • Estimula la concentración. 
  • Estimula la creatividad. 
  • Se usa en tratamientos del dolor. 
  • Se usa en tratamientos de adicción. 
  • Reduce los riesgos de sufrir enfermedades cardiacas o gástricas. 
  • Ayuda a controlar episodios de ira, mejora el autocontrol. 

Existen varias formas de meditar, este es un tema que sin lugar a dudas podemos desarrollar muchisimo, pero dada la naturaleza de este trabajo, solo quiero enfocarme en la forma básica de meditación, que se basa en controlar la respiración. Estos son los pasos que debemos seguir: 1. Ponernos en la posición más comoda posible, con la espalda recta y los musculos relajados en lo posible. 2. Poner las dos manos sobre el estómago, haciendo que los dedos medios de ambas manos, se toquen en las puntas. 3. Fijar la vista en un punto focal, una luz, un objeto, cualquier cosa que nos permita concentrarnos. Así mismo, se puede cerrar los ojos y tratar de visualizar algo, puede ser una vela encendida, por ejemplo. 4. Aspirar de manera profunda por la nariz, concentrandonos en llenar de aire la cavidad abdominal, al aspirar el aire hacia este punto, los dedos medios que tenemos en el abdomen se separarán y debemos retener el mismo por un lapso de segundos. 5. Expirar lentamente el aire, lo más lento que nos sea posible. Ya sea por la nariz o por la boca. 6. Repetir este proceso, por un lapso de 5 a 10 minutos. Tratando siempre, de solo concentrarnos en este proceso de inhalación y expiración del aire.

Como se puede ver, la lista de beneficios de practicar la meditación son muy amplios, y lo mejor de todo es que esta práctica se encuentra al alcance de todos nosotros. El minuto de meditación que practicamos al comenzar nuestros trabajos en templo, justamente es para preparar nuestra mente, y predisponerla a recibir la luz de los mismos. De igual manera la oración realizada en cadena cerrada, antes de terminar nuestros trabajos, es una forma de meditación, que nos predispone a recibir el intercambio de energía previo al cierre de nuestros trabajos.

Personalmente pude evidenciar las ventajas de la meditación, y estoy seguro que de igual manera todos podemos practicarla de manera regular. Fortaleciendo nuestra mente y nuestro espíritu, creceremos como personas y como masones

Vistas:
55
Categoría:
General

No se permiten comentarios.