Categorías

EXCISTENCIA ( TERCERA PARTE )

EL SUBLIME ESTADO

… Vale decir la mente condicionada, en otra manera de expresión es aquella parte de la mente que fue influida o modelada desde el nacimiento, es una masa adquirida de opiniones, creencias, contradicciones, y reacciones mecánicas, todas las cuales nos causan “problemas”.

¿Que impide al ser humano recibir aquello que podría renovar todo? fundamentalmente, el falso sentido de la identidad. Porque vive en base a cuadros imaginarios de ser bueno y sabio, rechaza todo aquello que lo perturba. La espiritualidad auténtica significa irrumpir lo desconocido, por lo incondicionado. El ser humano se aparta de la vida real en virtud a un aspecto peculiar de su mente denominado “kundalini”. Esta palabra deriva del antiguo sánscrito y significa ”pensar con imaginación fantástica”… “Kundalini”, sin embargo, es una energía ilusoria, no es energía absolutamente.

Hay un aspecto especial en la mente que precisamos comprender. La mente condicionada no puede, en hipótesis alguna, dar valor a los conocimientos esotéricos. La receptividad no consiste apenas en leer respecto de las ideas esotéricas. No significa participar de palestras, hacer cursos, enseñar. Numerosas personas actúan de esta manera durante años, a pesar de todo, no cambian nada en si mismas. Inconscientemente, están atrapados en la ilusión de que hacer, es la misma cosa que ser. La receptividad es algo completamente diferente. Es un proceso interior que nos modifica los valores y eleva el espíritu. Es un estado de la mente que comienza a amar más los hechos que las falsedades. Es la aceptación total de sí mismo, exactamente como es, en el momento presente. Es un proceso secreto de delicioso encanto.

“Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (Juan, 8:32)

Una de las grandes tareas consiste en conducir al ser humano a percibir que no sabe lo que imagina que sabe. Es por tanto esencial que observe sus auto-ilusiones y vanidades. Es, especialmente no suponer que todo lo que puede comprender es todo lo que hay… … hay mucho más………….

COMO CONVERTIRSE EN “NUEVO”

Para que sea atendido el deseo espiritual, los caminos internos deben ser cambiados, modificados. “Por todas partes encontramos seres humanos conversando en base a la memoria y casi nunca en base a la comprensión” Si nos preguntamos, “de que modo puedo cambiar?”, encontraremos la respuesta en las enseñanzas realmente auténticas. Las frases serán diferentes, pero el mensaje es el mismo, así tenemos las siguientes estructuras del pensamiento en la religión y en la filosofía:

Hinduismo: Descubra su verdadero YO

Taoísmo: Fluya con los hechos.

Nuevo Testamento cristiano: Renazca.

Zen: Que la mente se silencie.

William James:  Sea auténticamente práctico.

Krisnamurti: Sea vivamente consciente de si mismo.

Budismo: Abandone el egoísmo.

Soren Kierkegaard:  Sea un verdadero individualista.

Misticismo: Vea las cosas como realmente son.

La apreciación más alta nace gradualmente, a medida en que reconocemos la vida espiritual como algo enteramente diferente de los aspectos humanos. El trabajo sincero de auto-mejoramiento, ayudará atribuir valor a algo realmente precioso, algo que perdura al desaparecer la excitación de los acontecimientos mundanos.

El vislumbrar lo nuevo instala fuerzas hacia una ascensión todavía más alta. El conocimiento necesario surge sin demora. Enfrentamos con menos timidez el negativismo. Las actitudes contraproducentes pierden fuerza. Facilitamos nuestra vida, cuando anteriormente, escogíamos siempre el camino más difícil. La vida se transforma en una gran aventura, en excistencia… que es su estado natural.

Es absolutamente necesario desenvolver, conscientemente, el sentido de la inutilidad. La mayoría de las personas no lo hace y permanece en tinieblas. Procure volverse más consciente del sentimiento, pero sin dejar que lo atemorice. ¿Desea sentir más su nuevo destino o los antiguos hábitos? Tendremos que escoger. Escojamos en beneficio propio.

Si queremos más calidad, el primer paso consiste en renunciar a la calidad inferior sin exigir saber cual es la superior. No se puede llenar el armario de frutas exquisitas, antes de ser retiradas las de cera. El nivel interno de consciencia o percepción determina las condiciones externas, para cambiar el mundo externo, cambie el Interno. En el nivel esotérico, el cambio interno ocurre en primera instancia y, en seguida, el externo.

…No coloque rótulos a los sentimientos, no llame mecánicamente un sentimiento de bueno o de malo, no designe como feliz o deprimente una emoción. El propio acto de “membretar” los sentimientos lo lanza en un torbellino de confusión, tal como las ropas en una lavadora. No lo denomine de ninguna manera, ya que esto lo conserva fuera del remolino y conserva la tranquilidad del Mundo Interno a desmedro de lo que ocurre en el Externo.

He aquí un camino que conduce a un cambio beneficioso. No pregunte:”¿Que puedo conseguir para ser feliz?”, cambie la pregunta para: ”¿A que puedo renunciar para dejar de ser infeliz?” .Es posible renunciar a las actividades inútiles que se disfrazan como placer y necesidad.

La mayoría de los seres humanos viven como escogen, y no como quieren. Hay una enorme diferencia entre estas dos inclinaciones u orientaciones. Escogemos, en base a nuestras creencias, hábitos y gustos adquiridos, y a pesar de que nos provoquen dolor, continuamos tropezando con ese mismo sueño.

Repetidamente, necesitamos percibir la enorme diferencia entre el conocimiento actual y la sabiduría intuitiva. Los hechos son útiles en el mundo exterior, pero la sabiduría sirve hasta la eternidad.

COMO DAR VERDADERO SIGNIFICADO A LA VIDA

“Si los hombres que no comprenden la vida apenas se aproximasen a los fantasmas que los atemorizan y los examinaran, percibirían que, para ellos también, son apenas fantasmas, y no realidades”

León Tolstoy

Nerviosamente, planeamos tomar este o aquel curso de acción, queremos tener certeza de que no cometeremos errores. Después de oscilar penosamente entre esto y aquello, finalmente decidimos hacer alguna cosa.

Sea auténtico y será todo-poderoso, solamente las águilas pueden posarse con seguridad al borde de un peñasco. No permita que circunstancias o personas le digan como sentir, dígaselo a si mismo…

Ahora pues, se puede escoger entre la vida, la existencia y la excistencia.

La magia de la autoconciencia conduce a la excistencia.

Los sentimientos funcionan mejor cuando vivimos en base a los principios de la excistencia. En esta instancia el mundo no tiene mas opción que ofrecerse a uno, vivir libres, vivir en un clima de amor. Estar en un estado de auto-comprensión equivale a vivir libre de sufrimientos crónicos. Ser feliz significa la misma cosa que ser un ser humano consciente. Probar el sabor de la verdad es la misma cosa que probar la auténtica paz de la excistencia.

¿No podemos percibir que pueda existir algo más de solamente las circunstancias de la vida diaria?. Entonces no podremos ver el océano distante si aún permanecemos en el desierto.

El significado esotérico del cual nos revestimos es exactamente aquello que venimos buscando toda nuestra vida, recordemos el antiguo adagio: “Quien prueba, conoce”. La auto-renovación comienza a medida que estudiamos nuestra mente y la liberamos de los pensamientos condicionados: viva con la confusión, sin resistir, hasta que ella se destruya por si misma. Al adquirir la verdadera intuición, verificamos que nada sabíamos. Es necesario despertar, pues no comprenderemos que estábamos dormidos mientras no comencemos a despertar, para así poder alcanzar la exuberancia de la excistencia.

La “moral” artificial puede, a lo mucho, mantener bajo control la perversidad humana. Relajado el control, como en las guerras, vemos luego la diferencia entre la bondad dirigida y la virtud real nacida de la consciencia cósmica. El individuo “adormecido” mantiene una bondad superficial solamente porque ciertos vicios, de alguna manera, no lo atraen, o porque teme a las consecuencias de desafiar el gusto público en cuestiones de moralidad.

La moralidad basada en el miedo es profundamente inmoral. Solamente el ser humano “despierto”, puede ser realmente moral.

León Tolstoy, comparte de la siguiente manera su testimonio de un gran descubrimiento:

“Yo no conocía la Luz y pensaba que no había una verdad innegable en la vida; pero cuando percibí que solamente la Luz permite al hombre vivir, busqué sus orígenes… Al llegar allá, quedé ofuscado con su esplendor y descubrí respuestas completas a las preguntas sobre la finalidad de mi vida y de las de los demás…”

Vivimos en el mundo imaginario de ser nobles, agradables, cariñosos, mientras que bajo lo superfluo, damos guarida a algunos temibles dragones. ¿Qué tipo de ser humano salta para la verdadera grandeza? … …aquel que tiene la intención firme de saltar, cualquiera que sea la consecuencia, aquel que vislumbró por primera vez el extraño algo mas. Inmediatamente a su frente distingue un brillo de luz diferente, tan leve que, a veces, duda de los propios ojos, pero aún así, continúa seguir adelante. Sufrirá crisis de soledad y desánimo, perderá la tranquilidad, se preguntará si vale la pena, sin embargo no puede parar. Es acicateado por el susurrar íntimo que le dice que, finalmente, se dirige a la dirección correcta… …comprende que como única

responsabilidad, tiene que mantener los ojos dirigidos para la Luz, pues la Luz en sí nunca tiembla. Es de esta manera como se encuentra el camino hacia la excistencia. “Sean lámparas para si mismos; refúgiense en si mismos. Nunca busquen refugios externos”.

Buda

LA VIDA NATURAL ES LA “VERDADERA” EXCISTENCIA

Todo aquello que generalmente clasificamos como errores, maldad o locura puede, con mucha mayor exactitud, ser definido como falta de naturalidad. A esto se resume todo error humano: vivir sin naturalidad.. Vivir para agradarse así mismo, esto no es, como podría suponerse, una manifestación de egoísmo, es exactamente lo contrario, usar la única autenticidad generosa. El ser humano que se agrada así mismo, es un ser liberado, ofrece una suprema dádiva a los demás: los invita a experimentar una nueva vida… …ser real es ser espiritual.. No es conveniente desperdiciar energías con teologías sin finalidad o hablar interminablemente sobre asuntos esotéricos, es preciso consumir el propio fruto.

De la misma forma que las nubes nos bloquean el sol, el pensamiento errado puede impedirnos ver la realidad, la claridad mental es la propia libertad. No funciona intentar encontrar la libertad por simple actividad, se hace necesario intentar comprender el estado de no-libertad. Esto es lo que da resultado positivo, no queramos realmente hacer, es mejor querer ser.

Ocurre una extraña revelación al mirarnos para dentro de nosotros mismos, al mismo tiempo en que vemos aspectos negativos, observamos también poderes positivos. Discursamos sobre el amor, sin estar amando; pregonamos sobre la caridad, pero no le damos cobijo en nuestro pecho, y discutimos tópicos celestiales, mientras estamos pensando en lucros mundanos. Aclarar la mirada desde el interior hacia lo más allá, interpone corregirnos hacia las nobles actitudes. Si no se tiene la mínima idea de lo que está haciendo, aún así quede tranquilo, pues llegará el instante en que se pueda hacer.

Si escogemos el camino fácil, permitiendo que alguien piense por nosotros, tendremos finalmente que tomar el peligroso camino. Si escogemos confiando en nuestra honestidad mental, finalmente desembocaremos en el sendero fácil. El sendero de nuestra súper-mente está claramente balaustrada… …vivamos con nuestros propios pensamientos, propios sentimientos, propias reacciones, propios placeres. Aplique sus conocimientos, combine la sabiduría antigua con la psicología moderna. La técnica del oriente con los conocimientos del occidente.

LO SUBLIME CONSCIENTE… ES QUE EXCISTIMOS

EL QUE SABE LEER QUE LEA

Bibliografía:

  • Caminho Secreto. – Paul Brunton
  • Poder Superior da Mente – Vernon Howard
  • El Gran Diseño – Hawking y Mlodinov
  • Apuntes personales.

AMPARTAPA

Vistas:
189
Categoría:
General

No se permiten comentarios.