Categorías

Enigma Masónico

Inicialmente realizaré una pequeña interpretación y definición de lo que es el enigma y que es masonería.

ENIGMA: la palabra enigma viene del latín y del griego AENIGMA o AINISSOMAI, que quiere decir dar a entender alguna idea, concepto o mensaje, con palabras encubiertas

MASONERÍA O FRANCMASONERÍA.- es una institución de carácter iniciático, filantrópico, simbólico, filosófico, armónico, selectivo, jerárquico, internacional, humanista, discreto y con una estructura federal, fundada en un sentimiento de fraternidad.

El enigma se origina en la necesidad de mantener un conocimiento en grupos selectos y que este no fuese difundido o descubierto por ajenos, es en tal sentidoque nace el

SECRETO.

En el contexto masónico podemos decir que el ENIGMA MASÓNICO se desarrolla en el SECRETO MASONICO, que es uno de los principios fundamentales de nuestra Orden, pues cuando dejamos nuestra vida profana, al iniciarnos, juramos en cada tenida guardar en secreto todas nuestras actividades.

Es curioso que desde tiempos inmemorables ha existido el secreto, desde los inicios de la humanidad hasta nuestros tiempos, pues escrito está en la sagrada biblia que

“Dios hizo y creo toda clase de árboles hermosos, que daban frutos en medio del jardín del Edén, poniendo el árbol del conocimiento del bien y del mal en medio del jardín, ordenando al hombre que estaba prohibido comer el fruto de ese árbol, sin develar el motivo del por qué estaba prohibido”.

Génesis 2.9

La masonería como es de conocimiento de todos nosotros, proviene desde la edad antigua, en ese entonces eran grupos selectos de trabajadores y artesanos que se transmitían sus conocimientos de generación a generación manteniendo el secreto.

La masonería desde sus inicios, ha sido una institución legalmente constituida y reconocida en el mundo, que cumple con la norma y la ley dentro de cada país, aceptando que al mundo profano nada tiene que ocultarle la Masonería, puesto que ningún asunto tratado en las Logias es contrario ni al orden moral y jurídico, ni tampoco a la estabilidad social y política del Estado.

En tal sentido que, como todas las logias mundiales, la Gran Logia de Bolivia es un organismo que cuenta con personería jurídica como una institución sin fines de lucro, aportando a la sociedad filantrópicamente desde el anonimato.

Por tal motivo que el llamado Secreto Masónico es justamente el punto sobre el cual más se ha especulado, y sobre el cual se basan los que condenan nuestra Orden Augusta, no comprendiendo su verdadera razón o naturaleza, (el Secreto Masónico de Aldo Lavagnini).

Esta es, por lo tanto, una virtud rara e inapreciable aunque se necesita poco esfuerzo para aprenderla y practicarla. Hoy en día en el mundo se conoce casi todo y donde nada permanece oculto.

La importancia del Secreto.

Sin el secreto masónico, la Masonería dejaría de existir o se convertiría en algo tan diferente que sería irreconocible. Sólo por esta razón, la primera lección a impartir a un candidato es el deber del secreto, lo que debe quedar impreso en su conocimiento de forma indeleble.

También podemos decir que la masonería no transmite alguna verdad que el mundo desconozca. La sabiduría de la Orden está oculta, no porque sea misteriosa, sino porque es muy sencilla, su secreto es profundo.

La Masonería no es una sociedad secreta, es una orden privada está construida sobre las grandes verdades, plenas de contenido y difundidas, sobre las que se sustenta la vida misma. Ha nacido, se mantiene y tiene sus principios en esas verdades. Claro que hay misterios, de la misma forma que la vida y la muerte son misterios; hay que ser muy sabio para comprenderlos y uno de los objetivos de la Masonería es resaltar su verdadera importancia.

¿Cuál es el secreto masónico?

Las Logias con sus ceremonias y juramentos, los signos, los toques y las palabras, tienen el poder de evocar lo que es más secreto y oculto en el corazón de un Masón. No se puede explicar cómo funciona este mecanismo, sólo sabemos que se realiza y que protege como un preciado tesoro el método mediante el cual se lleva a efecto.

También podemos decir que el verdadero secreto masónico, está en dirección de las enseñanzas y de los hallazgos de vida interior que el adepto va descubriendo por sí mismo durante el proceso de su desbastamiento personal mediante el trabajo iniciático.

En efecto, la disciplina de no revelar las confesiones y comunicaciones que la Orden considera como íntimas es, en realidad, una prueba de discreción que atesora la buena fe de los adeptos, así como su disposición a desarrollar, en sí mismos, una habilidad iniciática y espiritual.

En consecuencia, el estatus del secreto masónico nada tiene que ver con revelaciones extraordinarias o fantásticas de las que el mundo profano, e incluso el masónico, pudieran sorprenderse

La iniciación masónica supone un proceso de crecimiento espiritual del sujeto, un progreso que le permite transformar radicalmente su sentido de la vida y su percepción de la realidad, y la razón de esto es que en los rituales y ceremonias masónicas yacen ocultas las fuerzas relacionadas con el desarrollo de los aspectos divinos del hombre si y solo si el propio sujeto logra percibirla, este conocimiento podemos llamarlo el verdadero SECRETO MASÓNICO.

Cuando el recipiendario del ceremonial iniciático modifica su percepción de la realidad, cuando esto ocurre, es decir, cuando la venda que le cubre sus ojos cae permitiéndole ver la Luz, entonces el iniciado es ya otro hombre, un hombre “renacido” dotado ahora de cualidades que le corresponderá a él ir desarrollando hasta alcanzar la verdadera iniciación.

De esta manera, la Orden Masónica se propone, realmente, buscar y poner en evidencia la latente y potencial perfección espiritual del ser humano, y considera que tal perfección se halla en su interior como semilla, esperando un proceso de afloración y desarrollo

El verdadero secreto de la masonería no tiene nada que ver con la forma, sino con el fondo, y están ciertamente ocultos en sus símbolos, ritos y ceremonias, signos, tocamientos y palabras, marchas y baterías, que no pueden ser revelados ni por los mismos masones ni por los libros, ni de boca a oído, y no por causa de un juramento fatal, sino simple y llanamente por la naturaleza misma del secreto

Los secretos masónicos se hallan dentro de los símbolos; es decir, la existencia material de éstos no es, en sí misma ningún secreto, pero sí lo es el significado que tiene para cada uno, y más aún, el efecto transformador que opera en la personalidad del iniciado.

Por lo tanto, las verdades masónicas son esotéricas porque se hallan ocultas para el profano que carece de ojos para ver, y sólo se revelan a quienes con hábil y atrevida mano saben buscarlas.

Por esta razón, los secretos de la Masonería no pueden ser conocidos más que por la experiencia propia de los masones.

CONCLUSIÓN

Podemos decir que los verdaderos secretos masónicos se adquieren por experiencia vivencial e íntima.

El secreto masónico nada tiene que ver ni con conspiraciones ni con ingenuidades y menudencias infantiles, y si esto fuese cierto, entonces serían “secretitos” y no secretos.

El secreto masónico se relaciona, en cambio, con una filosofía de formación humana muy profunda y esencialmente espiritual.

QQ.HH. en estos tiempos y en la actualidad, el mundo está atravesando un tiempo de austeridad y cambio brusco, debido a la llegada del COVID -19, que ha fragmentado la vida consuetudinaria de toda la humanidad, que incluso afecta al desarrollo cotidiano de nuestras actividades como masones, es por tal motivo que hemos llegado a la necesidad de realizar nuestras tenidas virtuales a través de las plataformas “online”, que podrían amenazar a nuestra discreción y secreto, es en tal sentido que debemos tener ahora más cuidado que en el pasado.

También es tiempo de analizar, cual es nuestro verdadero secreto y develar en nuestros corazones si lo que aprendemos nos hace mejores personas, que aunque con diferencias en pensamiento, nos lleva a una sola verdad, la verdad de ser un fuerte eslabón dentro la cadena de unión.

Como hermano aprendiz y desde mi iniciación, he tratado de buscar la luz para mejorar como masón y entender cuál es el verdadero secreto que encierra nuestra filosofía y razón de ser, lo que me ha llevado a enriquecer mis conocimientos y aplicarlos en la vida tanto personal como profesional, y es por tal motivo que agradezco a la oficialidad, por permitirme leer este trazado arquitectónico, y si me equivoco hermanos míos, permitidme errar, porque eso hará que siga buscando la luz y con el conocimiento adquirido, terminar de labrar esta piedra bruta.

Para finalizar me gustaría concluir con una frase:

“La mejor energía proviene de una mente positiva, que, usada de manera constante produce un cambio a favor. Conduzco mi mente hacia mi interior, en el silencio me conecto con mi espacio sagrado de poder y de ahí genero cada pensamiento”.

H:.A:.César Hugo Orellana Hinojosa

Vistas:
52
Categoría:
General

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *