Home > General > En busca del Mejor Masón del Mundo

En busca del Mejor Masón del Mundo

Hace 115 años , se convocó a todas las Logias del Mundo , a que enviaran al mejor hermano masón de cada Gran Logia , para averiguar cuál era el mejor masón del Mundo en aquella época, el asunto no eran tan banal como ustedes pensarán, pues querían dar con el Modelo de Masón al cual imitar, seguir sus pautas, y sus recomendaciones, en aquel naciente siglo XX; así que el asunto se llevaría con suma seriedad y con un cuerpo de masones a su vez que serían los muy dignos jueces.

Así que cada Gran Logia Masónica del Mundo, sin importar Ritos o si eran regulares o no , enviaron a su juicio al mejor masón de cada Gran Logia o Gran Oriente, todos asistirían a un punto geométrico solamente conocido por los hijos de la viuda, ahí se reunirían y decidirán cual era el Masón de la Época, el mejor , el más sobresaliente, todo para que diera catedra de lo que sería el masón modelo a seguir. Así estarían por un mes y terminado este mes de competencia, se decidiría cual sería el ganador de la contienda al más destacado masón ; así ustedes se imaginarán de lo exhaustiva de esta encomienda masónica, donde evaluarían hasta el más mínimo de los detalles.

Así, aunque esto no saldría nunca en los medios de comunicación masivos, muchos masones de todos modos tomaban minuciosa nota del gran proyecto masónico en desarrollo, esto permaneció en secreto hasta hoy ya que Kadyr el francmasón verde, que también tomó nota , pues estuvo ahí presente como observador imparcial desde un principio.

Durante el evento de competencia de elegir al mejor masón , no faltaron los egos , las disputas , y claro y aun que fueran de los más distinguidos masones de le época , no faltaron las pasiones y los celos, y a esto los jueces observaban , y eliminaban a esos masones esclavos de sus bajas pasiones.

Y así llegaron al día 27 de la competición, y solamente faltaban 3 días para la gran final , donde elegirían el mejor masón del Mundo entero; y solamente quedaban 7 finalistas. La evaluación se centraba en cada detalle , es su temperamento, en su sapiencia al responder cuestionamientos de toda índole, en su forma de llevar su vida familiar , en su modo de efectuar el ritual masónico , en su elocuencia, su valor ético y un largo etcétera de cuestiones como sus conocimientos bíblicos incluso, en su humildad , en su filantropía y amor a la humanidad.

Llegó por fin la Final, y los 7 finalistas estaban ahí vestidos con sus lujosos mandiles masónicos y sus trajes de etiqueta, esperando el dictamen de los jueces, pero nada se desidia, pues los 7 masones eran extraordinarios. Pasaron los horas y nada, los votos de los 70 jueces masones siempre emparaban.

Y como siempre en estos eventos surgió el Francmasón Kadyr dando su opinión y propuso la última competencia, y era que quien hablara de los 7 finalistas iría perdiendo, si, de que quien rompiera el silencio iría perdiendo; al principio todos rieron ante lo propuesto por Kadyr, pero el Masón Kadyr hizo ver que era algo simplemente estricto como la disciplina masónica , y todos al final accedieron, incluso los masones competidores , sin pensar que esto se prolongaría muchos días más de lo esperado.

Así, pasaron 3 días , ningún competidor masón dijo una palabra, pero para entonces 30 de los 70 jueces habían renunciado y se regresaron a sus respectivos países, unos argumentando negocios pendientes y otros simplemente dijeron se cansaron.

Pasaron más días , y 3 de los 7 competidores renunciaron a la competición y se fueron en silencio , sin decir nada, y otros más jueces renunciaron y se fueron también sin decir nada.

4 de los restantes masones de la competencia , en silencio meditaban , y así pasando los días , solamente se contemplaban a sí mismos , en silencio. El Francmasón Kadyr los visitaba con frecuencia , él era el único que hablaba, porque ya no los 8 jueces presentes lo hacían que finalmente habían quedado; era como sí el silencio fuera positivamente contagioso y valioso , y ellos jueces masones y masones competidores así lo parecían haber entendido, entendieron lo valioso del silencio , e incluso de parar esa constante charla mental tan dañina. Por fin habían entendido esa frases masónica “Silencio hermanos estamos en Logia”.

En un momento es punto geométrico donde se efectuaba la competencia por elegir al Mejor Masón del Mundo se llenó de Luz, un Masónico Egregor muy poderoso y mágico dominó ese lugar. Jueces y competidores se unieron en meditación profunda, decidieron dar por terminada la contienda, no había un Mejor Masón , sino que el mejor masón era cualquier francmasón que guardaba silencio mental y verbal, y esa era la pauta que buscaban seguir a partir de entonces, el cometido de aquel evento masónico se había logrado de todas formas, de que era buscar una pauta a seguir para ser mejores masones.

El único masón que habla hasta hoy el Kadyr el francmasón Verde , el francmasón cuenta historias como esta que hoy narro.

Hoy 22 de Abril del 2020 en medio de la Cuarentena por la Pandemia de coronavirus covid19, mis hermanos masones y no masones aprovechemos este momento para meditar y aquietar nuestras mentes. La Humanidad necesita resetearse

Alcoseri