Home > Emulación > El Rito de York Boliviano

El Rito de York Boliviano

El origen de la confusión A inicios del siglo XVIII debido a la reforma luterana en Europa se termina el apogeo de las grandes construcciones y las logias de constructores empiezan a dar cabida a personas que no pertenecían al rubro, esto con el fin de dar realce a su propia calidad de trabajadores especiales libres, en primera instancia, a sus mecenas y proveedores y luego a miembros de la aristocracia, denominándolos “ACEPTADOS”.

Con el tiempo las logias cuentan con mayor número de masones aceptados al extremo que a inicios del siglo XVIII se crean logias compuestas solo de masones aceptados o “especulativos” que nunca habían ejercido el oficio de constructor y que con los años habían adoptado los usos y costumbres del gremio y le habían dado un tinte humanista y espiritual más que práctico.

Es importante entender que antes de 1717 existía la masonería, pero no las potencias masónicas, es decir cada logia trabajaba de forma independiente sin una estructura administrativa y reguladora, por lo tanto, la creación de la Gran Logia de Londres en el Solsticio de Verano del hemisferio norte de 1717 no constituye el inicio de la masonería, más si el génesis de la forma administrativa de la masonería que hoy conocemos. Historiadores consideran que la Royal Society of London fue la precursora de la generación de esta primera Gran Logia y que los cambios monárquicos de la época llevo a que cuatro logias denominadas: La Oca y la Parrilla, La Corona, El Manzano, y El Cubilete y las Uvas, nombre tomados de las tabernas en donde se reunían a comer y beber, constituyeran la primera potencia masónica de la historia.

Sin embargo, la falta de organización y la incorporación de modificaciones evidentes al ritual generaron que en 1725 y 1736 se crearan la Grandes Logias de Escocia y la Gran Logia de Irlanda respectivamente, constituyendo las tres más antiguas Grandes Logias del mundo. Con la fundación de la Gran Logia de Londres, algunas logias inglesas pasan a subordinarse a una obediencia central.

En sus logias de la ciudad de Yorkshire y de la ciudad de York las logias masónicas continúan independientes hasta 1751, cuando surge una Gran Logia rival denominada Gran Logia de toda Inglaterra también conocida popularmente como la Gran Logia de York.

“Es un hecho generalmente aceptado por los historiadores el que las Grandes Logias Especulativas actuales deben su estructura al sistema de Logias aprobado el 28 de diciembre de 1598 en Edimburgo, Escocia, en una reunión de Maestros Masones Operativos convocada y presidida por William Schaw, Maestre de Obra y representante de la Corona en todas las construcciones oficiales durante el reinado de Jacobo VI de Escocia y I de Inglaterra”.

Estos procedimientos conocidos como los estatutos de Shaw fueron a su vez heredados por la Gran Logia de Toda Inglaterra, quienes se consideraban a sí mismos los legítimos herederos de la masonería original, manifestando cada vez más su descontento con los cambios que ejecutaba la Gran Logia de Londres en los rituales, por lo cual los masones de dicha línea se autodenominaban “Los Antiguos” mientras que llamaban a los masones londinenses “Los modernos” de manera algo despectiva. Con esa denominación se terminará por consagrarlos. Con la rivalidad entre las dos Grandes Logias, la denominación Rito de York comienza a tomar cuerpo. La verdad es que no se trata de un Rito, más sí de un procedimiento adoptado por los masones de York que sostenían divergencias en algunos puntos de los procedimientos adoptados por los masones de Londres.

Con esto encontramos a las dos líneas de los antiguos y los modernos en Inglaterra en una actitud hostil desde 1717 hasta 1813, un periodo en el cual durante 96 años los dos rituales fueron diferenciándose más y fueron exportados por cada una de las grandes logias fuera de la Isla al continente, como el caso de Felipe de Wharton, Gran Maestro de la Logia de Londres, quien ayudó a difundir la Masonería de la línea de los modernos en Francia y España, país este último, en donde también fue su primer Gran Maestro. Es justamente en Francia donde el rito moderno logra tener una mejor acogida y con el tiempo lleva a desarrollarse de una manera muy dinámica, generando hasta hoy lo que se conoce justamente como el rito Francés y Moderno o Francés Moderno, fuentes del rito de perfeccionamiento que a su vez fue la base de lo que hoy se conoce como el rito Escocés Antiguo y Aceptado.

Es interesante tomar en cuenta que la Gran Logia de Escocia en realidad no tiene relación con el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, la denominación de “Escocés” de dicho rito está relacionado con la participación de la monarquía de dicho país al momento de su estructuración, a pesar de que su origen es plenamente francés y derivado del ritual de los “modernos”, anecdóticamente La Gran Logia de Escocia conjuntamente con la Gran Logia de Irlanda y La Gran Logia de YORK fueron las grandes defensoras del ritual de los “Antiguos” origen del rito de YORK americano y del rito Inglés.

El rito Francés hoy por hoy es el más antiguo conocido ya que practica el mismo que usaban la Gran Logia de Londres o los denominados “Modernos”, con el tiempo la gran influencia de los enciclopedistas franceses, y la incorporación del misticismo, gnosticismos, hermetismo y las tendencias caballerescas muy de moda en la época revolucionaria francesa generó las grandes diferencias que hoy encontramos con el ritual inglés, el rito americano o YORK y el ritual Emulación. Cuando la Gran Logia Unida de Inglaterra se crea en 1813 ya los usos y costumbres franceses estaban tan arraigados que simplemente las líneas ritualísticas tomaron cada una su propio camino.

Los artículos del Act of Union (acta de unión) de 1813 nos muestra la unión entre las dos logias inglesas rivales, que da nacimiento a la Gran Logia Unida de Inglaterra, cuyo procedimiento masónico pasa a denominarse ritual de unificación, acordado por una comisión de ritualistas de ambas grandes logias. A causa de la firma del Act of Union, firmada por ambas Grandes Logias rivales, deja de existir al menos formalmente, el denominado Rito de York o de los “Antiguos” para dar paso al rito unificado o rito Inglés. La nueva denominación fue adoptada para que no quedase caracterizado que la Gran Logia de Londres se sometiese a la Gran Logia de York o de Toda Inglaterra, cuyo Rito, antes de la época de la unión, se denominaba, precisamente, “Rito de York” siendo el más próximo al que practicaba la masonería operativa antes de 1717.

Si bien la forma de trabajo de los modernos se arraigó en Francia, la forma de trabajo de los antiguos fue exportada por los inmigrantes ingleses que llegaron a América del norte. Por caprichos de la historia fue justamente en el entretiempo entre la fundación de la Gran logia de Londres de 1717 y la unificación de 1813 donde los EEUU de América logra su independencia, ello generó que los norteamericanos busquen un sistema masónico independiente de sus circunstanciales enemigos ingleses, por lo cual conservando lo que consideraron los sistema masónicos de los antiguos crean un rito denominado “The Ancient York Rite” traducido como “Antiguo Rito de York”, en alusión al rito practicado por la Gran Logia de YORK y el ritual de los “Antiguos”. Thomas Smith Webb, es el verdadero “creador” del Rito de York o Americano. En 1797 basándose en las famosas Illustrations of Freemasonry de William Preston, él organizó su The Freemason’s Monitor, base de la liturgia y organización masónica de los Estados Unidos de América. Webb además, consiguió que representantes de los diversos Capítulos del Real Arco se reuniesen en Boston, el 24 de Octubre de 1797, fecha considerada como punto inicial del Gran Capítulo General que controla el Rito de York en el Mundo.

Muchos autores sostienen que el considerar a Weeb como creador del rito de York es incorrecto ya que afirman que el rito es el puro ejemplo del ritual de los antiguos.

En este sentido el denominado rito de YORK es la forma de trabajo masónico derivado del ritual de los “antiguos” que se usa en las jurisdicciones de las distintas grandes logias de los Estados Unidos de América, el cual es muy semejante al rito Inglés debido a que tienen raíces comunes, sin embargo tienen diferencias en su oficialidad, disposición del templo, mandiles, liturgia, signos y golpes siendo esta una forma de trabajo que nunca se ha usado en Bolivia, siendo la denominación Rito de York en nuestro país, el resultado de una confusión generalizada en toda América del Sur, que consideró que el ritual inglés o escoces estándar, por sus semejanzas con el rito de York del antiguo Gremio de EEUU, era el mismo practicado en el norte. En realidad, nuestro rito York, nace en Perú sobre la base del rito Escoces Estandar y al ser trasladado a Bolivia por la logia Obreros del Porvenir, de forma sistemática pero firme va adecuándose cada vez más al ritual de perfección que se conoce como Emulación, en lo que implica la liturgia y parafernalia, sin embargo, la fuerte influencia del REAA es evidente ya que se su filosofía, estructura simbólica, nomenclaturas y en cierta manera trabajo de piso se toman del REAA. Esto convierte a nuestro rito York en un ritual masónico muy interesante y peculiar, ya que permite usar la filosofía de la gran logia de los modernos (REAA) con la estructura simbólica de la gran logia de los antiguos (EMULACIÓN) sumando detalles tanto en la liturgia como en la ubicación e implementos de la logia o templo que lo hacen único en el mundo, semejante a su predecesor peruano, pero ya muy distinto por su evolución regional y porque no decirlo, muy distinto al rito de York de los EEUU, del cual el caprichoso destino quiso que tome su nombre aunque nunca se haya practicado una sola reunión o tenida del rito americano o york en la historia de nuestro país. Para terminar, es importante hacerle entender al aprendiz masón, que es necesario comprender que los rituales son formas de trabajo o estilos de una misma fuente que es la masonería, sin embargo, cada ritual está compuesto de una estructura que busca la mejor manera de entregar el conocimiento iniciático que el masón busca. Ningún ritual o rito es necesariamente el ideal o el mejor. El Ritual Emulación por su característica de inalterabilidad desde sus inicios se constituye en uno de los más sólidos en lo que se refiere a su ejecución y aprendizaje, conformando una estructura que busca la perfección entre su liturgia, sus catecismos y su ejecución.

El Rito es la suma de rituales que componen una estructura general y de gran envergadura administrativa, en el caso de emulación se lo considera ritual ya que su base está en su liturgia y catecismo, más que en su estructura general administrativa.

Hugo A. Ramirez Añez