Categorías

EL PELÍCANO

ADVERTENCIA. Pese a la gran concordancia que tiene el símbolo del Pelicano con los bestiarios medievales y que además existe la creencia que este es un grado cristiano, pues no es así. En el Grado de Soberano Príncipe Rosacruz, Nosotros pensamos que, en efecto, este grado no es cristiano ni anticristiano, sino que tiene por objeto la Sabiduría, no sólo en la forma de un conocimiento intelectual, sino en la de la contemplación profunda de los Arcanos del Mundo, que incluye, pero a la vez trasciende, la actividad del intelecto. Por lo tanto, este grado debe calificarse de filosófico en la acepción más profunda de la palabra.

INTRODUCCION

Es así que adelante a modo de introducción e interpretación general, además de referirse a un ave peculiar que transporta en su buche alimento para sus polluelos y que posee un imponente vuelo encolumnado junto a su bandada, relataremos diferentes acepciones que a lo largo de culturas y épocas se fueron relacionando a el mitológico Pelicano.

Del diccionario digital encontrado en las redes literarias podemos desplegar lo siguiente:

En el Antiguo Egipto, el pelícano (en egipcio henet) se asociaba con la muerte y el más allá. Se representaba en las paredes de las tumbas y figuraba en textos funerarios, como símbolo de protección contra las serpientes. El henet también aparece en los Textos de las Pirámides como “madre del rey”, por lo que se le consideraba como una diosa. Otras referencias en papiros funerarios no pertenecientes a la realeza muestran la creencia de que esta ave poseía la capacidad de profetizar el paso seguro de los muertos del mundo terrenal al inframundo.

El romano Plinio el Viejo (siglo I) en su Historia natural, el visigodo Isidoro de Sevilla (siglo VII) en sus Etimologías y el francés Guillaume le Clerc de Normandía (siglo XIII) en su Bestiario, mencionan al pelícano junto a leyendas a él asociadas.

Entre los preceptos de la religión judía el consumo del pelícano, al igual que otras aves marinas, se considera no apropiado (cashrut), por considerarse un “animal impuro”.

La mundialmente conocida isla de Alcatraz recibió su nombre de los españoles debido al gran número de estas aves que anidan allí, y que fue traducido al inglés como “isla de los pelícanos”.​ La palabra alcatraz deriva del árabe al-caduos, término utilizado para referirse a un buque que transporta agua y que se asemeja a la bolsa del pelícano. La palabra inglesa albatros deriva también de la corrupción de la palabra española.

Interpretación GENERAL

Aparentemente todo se da inicio cuando, basados en la proliferación de los libros conocidos como bestiarios; creados en los siglos XII y XIII, en la que haciendo una interpretación mitológica de este animal se decía que el pelícano se mordía a sí mismo para dar de comer a su progenie, relacionando así la muerte de Jesús en la cruz como un sacrificio para dar vida a la humanidad.

Pero si intentamos ir más allá del mito y analizamos el comportamiento del pelícano en su hábitat común, sabemos que el pelicano o en este caso la pelicana, se golpea el pecho con el pico a manera de regurgitar el alimento de su buche para alimentar a sus polluelos, acción que aparenta que se desgarra el pecho para alimentar a sus hijos con su propia sangre.

Mas allá de una explicación sencilla sobre este accionar cobra mayor importancia el símbolo que se le asigna en el grado XVIII de la masonería capitular, el que consiste en la siguiente alegoría:

El pelicano alimenta con su sangre a sus crías como símbolo de amor maternal y esto se asemeja al amor de Cristo quien dio su sangre para el perdón de nuestros pecados acción que se rememora en la eucaristía.

Siglos más tarde, inspiró una de las más bellas estrofas del himno Adoro te devote, en el cual Santo Tomás de Aquino exclama: «Pie pellicane, Iesu Domine, me immundum munda tuo sanguine. Cuius una stilla salvum facere totum mundum quit ab omni scelere», -Señor Jesús, bondadoso pelícano, límpiame, a mí, inmundo, con tu sangre: de la que una sola gota puede liberar de todos los crímenes al mundo entero.

El simbolismo eucarístico de esa ave también lo encontramos en numerosas obras de arte, esculturas, pinturas e incluso textos literarios.

INTERPRETACION MASONICA

Por lo anterior para nuestro sublime grado de Caballero Rosacruz, el pelicano representa a el salvador, la palabra de pase Emmanuel y la palabra sagrada INRI, puestas en el contexto debido es una demostración de que la destrucción del templo de Salomón a través del esfuerzo y el sacrificio fue reconstruido y será reconstruido las veces que sea necesario.

No menos importantes son los polluelos del pelicano, que se encuentran descritos en la joya del grado, son siete crías que alimentadas con sangre trascienden a la muerte estas son las siete sfiroth inferiores: la FE, ESPERANZA, CARIDAD, PRUDENCIA, FORTALEZA Y TEMPLANZA.

Ya que de la joya, del grado XVIII, hablamos; si bien en un lado de la misma contempla un pelicano en su nido alimentando a sus siete polluelos, en la cara opuesta se encuentra un águila debajo de una cruz, que se encuentra a su vez debajo de una rosa que además deberá ser de plata.

INTERPRETACION DE LA JOYA DEL GRADO

El caballero rosa cruz es también llamado caballero del Águila y del Pelícano, porque ambas aves aparecen en la joya del mismo.

“El Águila, como símbolo fue utilizado desde la antigüedad, empleándola como insignia los reyes de Persia, fue un ave sagrada dedicada al sol en Egipto; en Grecia, Plutarco la consideraba como el ministro de Zeus; en Roma, Plinio la describe como un animal amado por los dioses, en términos generales, en la mitología romana estaba asociada con la principal deidad, Júpiter, y fue el emblema de algunas legiones romanas, de la Francia bonapartista, de Alemania y de los imperios ruso y austro-húngaro. Durante la Edad de Hierro e incluso antes, la clase sacerdotal de los Druidas que operaba en la Gran Bretaña, Irlanda, la Galia (Francia) y posiblemente otras partes de la Europa Céltica y la Galicia, la miraban como el símbolo de Dios Supremo. Hoy, además, forma parte del escudo nacional de muchos países.”

“Esta ave simboliza al hombre sabio que, mediante el empleo de la audacia, la investigación y el genio es capaz de contemplar la deslumbrante luz de la verdad sin el temor que el conocimiento de ésta inspira a los mediocres, porque el águila es el único animal que puede mirar fijamente, sin pestañar, la luz del sol.”

INTERPRETACION PERSONAL

No es una coincidencia que en la joya del grado de Caballero Rosa Cruz se encuentren representados el pelicano y el águila, ya que ambos son símbolos de los más nobles espíritus a los que debemos aspirar alcanzar, por un lado el pelicano que es capaz de brindar su líquido vital, sangre, para poder ayudar a otros a sobrevivir y el águila quien es el signo de elevación y espiritualidad, ambas representan las virtudes que debe tener el masón para poder seguir por el sendero de la infatigable búsqueda de la verdad.

La capacidad del águila de ver la luz puede asemejarse a la perseverancia que tiene un masón de seguir el camino del aprendizaje y la búsqueda de la luz, de seguro ese camino nos llevara cada vez mas a practicar el desapego, virtud esencial para que todos los seres humanos podamos ver en dimensión real lo que es verdaderamente importante en cuanto a la vida se refiere, librarse de lo material en sentido literal será la elevación a la condición de un pelicano que es capaz de dar, no la comida que consiguió ni el nido que construyo sino su propia vida en favor de los demás.

CONCLUSIONES

Todas las acepciones vertidas en el presente trabajo a través de las diferentes interpretaciones de lo que el pelicano significa y las alegorías que se encuentran a su alrededor, nos demuestran que el principio fundamental del grado es el alcanzar la meta más alta, la de estar dispuestos a sacrificar lo más preciado en favor de nuestros hermanos y de la humanidad, de seguro un camino muy difícil y un derrotero de expectativas muy altas y no es para menos ya que el pelicano que en hebreo es el Sheknai y la divinidad que es el Shekinah o la parte femenina de Dios, nos indica también que el pelicano es la sabiduría y madre de los preceptos que debemos construir con sangre y sacrificio para poder trascender como un Mason útil a sus hermanos y a sus semejantes.

C:.R:.C:. ISMAEL H. CAMACHO C.

BIBLIOGRAFIA

  • LA ENSEÑANZA DEL GRADO 18° Miguel García Mejía  (COMPILACION) Cd. Victoria, Tamaulipas. Septiembre del 2001.
  • Liturgia del Grado XVIII – S:.C:. de SS:. GG:. II:. Gr:. XXXIII para el Estado Plurinacional de Bolivia
  • El Caballero Rosa Cruz – S:. C:. R:. C:. Bolivia N° 1 – 1998
  • MANUAL DEL CABALLERO ROSA CRUZ ALDO LAVAGNINI
  • LOS SIMBOLOS MASONICOS RENE LABAN 2006
  • SIMBOLISMO MASONICO JOSE JULIO GARCIA ARRANZ ED. SNANS SOLEIL 2007
Vistas:
279
Categoría:
REAA

No se permiten comentarios.