Home > REAA > El ojo que todo lo ve

El ojo que todo lo ve

4º Grado:Maestro Secreto

Los grados implican un  nivel de enseñanza, a partir de acá comenzamos el segundo nivel de la Masonería Escocesa, su “enseñanza secundaria”.

  • 1° Nivel: Logias Simbólicas.
  • 2° Nivel: Logias Capitulares de Perfección, Consejos de Príncipes de Jerusalén y Capítulos de Rosa-Cruz.
  • 3° Nivel: Consejos de Caballeros Kadosh.
  • 4° Nivel: Tribunales de Grandes Inspectores, Consistorios de Príncipes del Real Secreto, Supremos Consejos.

El segundo nivel de enseñanza se divide, entonces, en tres talleres. Aquí comienza la Logia Capitular de Perfección, que abarca los grados 4° a 14°.

Origen

  • …son inciertos. Pero posiblemente sea uno de los Grados Escoceses más antiguos, aunque no figura en las primeras listas de grados del siglo XVIII. Es segura su existencia, cuando menos, hacia 1760. Puede haber surgido en Irlanda, junto con los grados de Maestro Perfecto, Preboste y Juez y otros, pero esto no es seguro.
  • Al principio, sólo se admitían ex-Venerables de Logias Simbólicas. El Ritual de Federico Dalchó (1801) exige que el candidato a Maestro Secreto sea examinado en los contenidos de los grados de Aprendiz, Compañero y Maestro y en los secretos de la Silla (Maestría de la Logia). Textualmente, el mencionado Ritual comienza la Ceremonia de Recepción con la expresión “The Blue Past Master or Candidate…”
  • Al principio, su ubicación en el Rito era confusa, colocándoselo indistintamente al comienzo o al final de la serie. Pero a partir del siglo XIX siempre se lo colocó al principio de la jerarquía de grados escoceses, y fue considerado uno de los más importantes entre los Altos Grados. El trabajo que en él se realiza refiere principalmente a lo filosófico y esotérico, quedando en un segundo plano las cuestiones administrativas.
  • Se lo encuentra también, con pocas variantes, en el Rito de Memphis y en el de Mizraim, donde a veces se lo denomina “Maestro Discreto”.
  • Está muy relacionado con el grado que le sigue (Maestro Perfecto) de forma tal que algunos los consideran como dos partes de un solo grado.
  • Varios de sus símbolos lo vinculan con la Orden Martinista; de hecho, el concepto del “Maestro Secreto” es equivalente al de “Filósofo Desconocido”.

Se procede a la construcción del Templo. Puesto el corazón como holocausto sobre el Altar del Ser Recóndito, el Maestro Secreto se arrodilla y extiende sus manos por encima de la Urna de Oro. Entonces, ahí recibe cuatro golpes misteriosos que le transmiten el poder de los cuatro verbos de la Magia: saber, osar, querer y callar.

El cetro se convierte en Rey en este grado y, en vez del Mazo, empuña el Cetro, representa la letra Yod, la cual es el poder del mago.

La marcha está compuesta por cuatro pasos, los cuales reproducen los cuatro viajes de la peregrinación, realizados por el Maestro Secreto de acuerdo con los puntos cardinales.

Estos cuatro pasos representan las cuatro estaciones del año, así como de la Vida Humana, de la Iniciación y de la Cuadratura del Círculo en nuestra vida individual.

Las señales del grado son cuatro:

·         “el callar”, porque “quien sabe no habla, y quien habla nada sabe”. Quien no domina su lengua, no puede dominarse a sí mismo.

·         “la adoración”, elevando las manos por sobre la cabeza para recibir la fuerza divina por medio de sus antenas -los dedos- y, al mismo tiempo, la ofrece a la humanidad.

·         “la señal del arco de la alianza”, que se efectúa con las dos manos juntas sobre el epigastrio, es el emblema de la obediencia y la fidelidad y, al mismo tiempo, el de orden del grado.

·         “la señal de reconocimiento”, los pies y las rodillas se juntan; los pies se dirigen hacia el Ideal y las rodillas se flexionan en actitud de devoción. El movimiento de la mano derecha demuestra que en el corazón se encuentra la Ley Divina, la cual debe dirigir nuestra vida.

Las cuatro señales representan el objetivo de los cuatro grados: el Silencio del Aprendiz, para purificarse y elevarse; la Realización devota del Compañero; la Fidelidad y la Perseverancia del Maestro; y la Expresión de la Luz Pura del Corazón, del Maestro Secreto.

La Palabra Perdida que buscamos en los Grados de la Logia Capitular se conoce como la Palabra Inefable. Inefable es lo inexpresable, lo trascendente, es una Palabra que va más allá de las palabras. Y por ello se la comprende en el Silencio, de ahí la denominación de Maestro Secreto.

La Palabra Perdida en los Grados de la Logia Capitular también se conoce como la Palabra Sublime. Sublime es lo más elevado, lo más alto. Es lo que se ha despojado de lo impuro, es, entonces, la materia que se ha sublimado

Por lo tanto este es un grado sublime porque en él se comienza el proceso de transmutación de los metales bajos en el Oro Filosófico.

El mandil del maestro secreto, debe ser blanco con forro negro, lo cual significa; “de las tinieblas a la Luz”. Tiene bordado un ojo divino en la solapa, lo cual significa el despertar del ojo interno o sexto sentido. También tiene bordada una Piedra Cúbica dentro del círculo: es la autosuperación en los tres mundos; es la Cuadratura del Círculo. El mandil está incluso orlado de verde, igual que el color de la faja, la cual tiene el color sedante y vivificante de la Naturaleza.

Las dos ramas de Laurel y Olivo significan victoria y paz: ambas deben ser internas y externas, lo cual se consigue mediante el triunfo del Espíritu sobre la materia.

La joya es una medalla que tiene incrustada en el medio la Llave de Marfil, la cual abre la Urna de Oro y el Arca. Es el símbolo del Poder Interno, cuya capacidad confiere el privilegio de penetrar en el punto central, entre la Escuadra y el Compás, en el cual se encuentra todo lo que se perdió… El reverso de la medalla tiene dentro del círculo la letra hebrea YOD.

Los objetivos exotéricos del grado son:

Ø  Estudiar el funcionamiento de la consciencia humana.

Ø  Buscar que los Maestros adquieran libertad y determinación propia.

Ø  Combatir el fanatismo y la intolerancia religiosa.

Ø  Lograr celo, fidelidad y constancia. Rectitud, justicia y verdad.

Ø  Discutir la relación entre el deber y la libertad.

Ø  Capacitar Maestros que puedan impartir instrucción en las Logias Simbólicas.

Los objetivos esotéricos del grado son:

Ø  Estudiar el significado cabalístico del esplendor que emana del Principio.

Ø  Visualizar el Arca como el símbolo del Huevo Cósmico, la matriz primordial.

Ø  Dividir la obra del Principio en siete Principios Secundarios.

Ø  Comprender lo Inmanifestado como fuente de lo Manifestado.

Los colores del grado son el negro y el blanco. Ya se ve en el pavimento y en la tapicería (negra con lágrimas blancas o plateadas). Todo se cubre con telas de esos colores. Para algunos ven en las lágrimas de plata representan el Mercurio alquímico.

Es bueno tener presente el tema del OJO en el mandil. Se dice que el ojo representa que “los Maestros Secretos deben vigilar constantemente a los hermanos en las Logias Simbólicas, como Adonhiram, el Inspector siempre Vigilante”; o que es “el ojo que ve todas nuestras faltas”.

El Toque:

Ø  Tomarse las manos derechas en garra, como en el grado de Maestro; después se deslizan las manos hasta el codo y se balancean los brazos siete veces; durante este movimiento se unen las piernas derechas y se tocan por la parte interior.

Ø  Implica un mayor grado de fraternidad, que pasa del compañerismo de gremio a la hermandad (invisible) de egrégora.

Ø  Toma algunos elementos de los Cinco Puntos del Compañerismo, a los que agrega el simbolismo del número siete.

Ø  En los rituales del siglo XVIII el toque era más complejo; la mano izquierda de un Hermano se colocaba sobre el hombro izquierdo del otro, y se especificaba con mayor definición el movimiento de las piernas.

La logia se denomina Santuario de los Maestros Secretos. Exotéricamente, representa el Santo de los Santos en el Templo de Salomón. Místicamente, es el Santuario interior de la consciencia. Por su parte en lo esotérico, es el lugar secreto donde se reúnen los Iniciados a estudiar los Misterios del Universo.

En el siglo XIX, el templo en los rituales se podía observar cuatro columnas pequeñas al

Este, enmarcadas por dos columnas mayores.

En Oriente, la estrella de nueve puntas rodeada por el Ouroboros, con las iniciales de nueve palabras cabalísticas.

Los mismos rituales dicen que estas palabras son “Adonai, Jehová, Elohim, Ail, El-Shaday, Iseabut, Gnizus, Gibour, Echad; de los cuales se forman 888 letras y 72 nombres, que pueden escribirse en el alfabeto de la Cábala y en el Alfabeto de los Ángeles”, pero cuáles eran exactamente las palabras y su significado es confuso. Investigaciones actuales indican: Eliah, Adonai, Jehová, Jahvé, Yod, Elohim, El-Shaday, Yakar, Oshea.

Dentro de la estrella de nueve puntas, la Estrella Flamígera de cinco puntas (invertida) con la Yod en el centro.

En las primeras versiones del grado, los nueve nombres eran: Eloah, Adonai, Jehovah, Jahvè, Job, Aloin, Achab, Osem y Jesous (Manuscrito Francken, siglo XVIII).

Todos ellos son corrupciones del hebreo, muy mal traducidas y mezcladas con términos derivados del latín.

Algunos Rituales los califican de “las nueve emanaciones de la Shekinah”. Se dice que cada nombre contiene ocho atributos divinos, de donde resultan los 72 Nombres de la Cábala. Pero no podemos establecer qué significan las “888 letras”.

Una perla: el Manuscrito Francken dice que el Nombre Divino fue conocido por “Alec, Aarón y Salomón”. Los dos últimos son perfectamente conocidos, pero, hasta ahora, ningún historiador masónico ha podido determinar a quien se refieren con “Alec”.

En la mesa del Maestro, al Oriente se encuentra un mazo cubierto por una funda negra, dado que los trabajos se han suspendido tras la muerte de Hiram Abiff. En general, no puede haber ningún tipo de herramienta (“las herramientas están guardadas en las columnas”).