Home > Arco Real de Jerusalén > EL LEVANTAMIENTO

José Luis Alemán Gárate
Past Master

I PARTE

GENESIS DE LA LEYENDA DE HIRAM ABIFF.

La fundación de la Sociedad de Libres y Aceptados Masones bajo las Constituciones de Inglaterra, en Londres el 24 de junio de 1717, constituye sin duda alguna un hecho trascendente en la culminación de la etapa de transición de la masonería operativa a la masonería especulativa. 

Mucho antes del magno acontecimiento y algunos años posteriores, al masón se llamaba: aprendiz, compañero y maestro al compañero que dirigía la Logia. Estas denominaciones se las asignaba no como resultado del otorgamiento del grado, y si considerando el tiempo de prestaciones, instrucción, destreza demostrada como albañil y la pericia para dirigir los trabajos.  En la Historia General de la Francmasonería” de Lorenzo Frau A y Roberto Arus  [1] se señala: “Es evidente que entonces bastaba un solo ritual”. Los escritos publicados en Inglaterra en 1724 y 1725, bajo los títulos de: The Grand Mystery of the Freemasons disconvered, y The secret History of Masonery, confirman esa situación.

La evolución de los tres Grados de Aprendiz, Compañero y Maestro en la masonería especulativa inglesa acontece entre los años 1723 a 1729 y se la efectúa en base a los Antiguos Deberes (Old Charges) y a la palabra del Masón (The Mason Word). Se construye un segundo grado “y el Levantamiento del Maestro queda definitivamente establecido como el Tercer Grado”[2] la referencia más clara sobre los mismos se conoce por primera vez en 1730 en Mansonry dissected de Prichard o la Francmasonería desmembrada[3]. La Leyenda de Hiram se encuentra en la Constitución promulgada por la Gran Logia de Inglaterra en 1723 (Anderson) en esta se hace referencia a Noé y va “introduciendo progresivamente la figura Hiram Abiff”[4]. La Constitución de Anderson en cuanto a la declaración sobre Dios y la religión es claramente Deista. La existencia de los tres grados fue sancionada en la Constitución de 1738.

La Gran Logia de Antiguos Libres y Aceptados Masones de Inglaterra, establecida bajo las Constituciones Antiguas fue fundada en 1751. Lorenzo Dermott publicó el libro de las Constituciones de la Gran Logia bajo el título de “Ahiman Rezón” [5], respecto de Dios y la religión, la declaración es conceptualmente teísta. Inicialmente el tercer grado fue desarrollado en base a la muerte de Noé. El Grado Hiramita de los modernos   se extendió muy rápidamente también entre los Antiguos, lo cual motivo la reestructuración del sistema.

En el ritual adoptado por los Antiguos, se encuentran los tres escritos en 1760 y conocidos en 1762, estos son: “Jachin and Boas etc. The Three distinct Knock y Hraim or the Grand Master Key, etc.”[6], estos escritos toman elementos de la leyenda de los Modernos como los tres asesinos, sobre sus nombres Patrick Negrier señala que “Jubela, Jubelo y Jubelun son una invención del TDK si bien son un préstamo de los nombres de los tres hijos de Lamek” que en hebreo se escriben como Jabel, Jubal, y Tubal-Cain (Génesis 4. 20,22). Los tres escritos mencionan a los quince “obreros” en lugar de los quince “hermanos” como en el Masonry Dissected en clara señal de “no comprensión del simbolismo de la leyenda de Hiram”[7]

En Escocia los grados eran el de Aprendiz entrado y Compañero o Maestro. La leyenda que ilustraba el Levantamiento fue la noaquita. El manuscrito de la Casa de Registro de Edimburgo de 1696, presenta dos ceremonias bien definidas para Aprendices entrados[8] En la ceremonia de admisión al segundo grado se comunica la palabra y los cinco puntos del compañerazgo (Five points of Fellowship), estos se encuentran también detallados en el manuscrito Graham, en este documento no hace una referencia a la muerte simbólica.    

La fundación de la Gran Logia de Escocia se realizó el 30 de noviembre de 1936 con la asistencia de 32 Logias, entre ella la “Capilla de María, las de Kiwinning y entre otras la Journery-men-Masons”[9]. La inclusión de la leyenda Hirámica tuvo serias dificultades en Escocia debido a que se enorgullecían de ser compañeros y resultaba que se convertían en asesinos del  Maestro, que era el crimen más horrendo que podía cometer el masón operativo[10].

Leyenda de la Construcción del Templo de Salomón.

La masonería especulativa proporciona un método a seguir para recorrer el camino hacia el propio centro a través de un sistema de moral basado por analogía en la construcción del Templo del Rey Salomón.

La magnífica obra fue construida, en el año 480 de la salida de los Israelitas de Egipto, para consagrarla en nombre de Dios. El relato bíblico menciona a tres personajes importantes en la edificación siendo estos: Salomón el Rey de Jerusalén, Hiram Rey de Tiro e Hiram Abiff el constructor. Sobre el personaje enviado por Hiram, Rey de Tiro, para ornamentar el Templo, las escrituras hebreas dicen que era habilísimo en metales.

Respecto del nombre del arquitecto, José Scholosser en su obra el Hijo de la viuda, señala que: “los ingleses escriben Hiram con hache para representar fonéticamente un sonido cercano a la JET hebrea”. En español, la escritura fonética más similar a la de la JET hebrea es Jiram, con Jota.

Así, se encuentra en 1 Reyes7,13; con Jet, “VE AVIV ISH ZORI…. (Y su padre era de Tiro), lo que creo la secular confusión de nombrarlo Jiran Aviv o Aviff. VEISHLAJ HAMALET SHOLOMO VAJAKAT ET JIRAM MI SOR, BEN ISHA ALMANA, HU”. “Y envió al Rey Salomón, e hizo venir de tiro a Hiram, hijo de una viuda de la tribu de Neftali y su padre era de tiro, artesano en bronce, lleno de sabiduría, de inteligencia y saber para cumplir con todo trabajo en cobre.

En 2 Crónicas 2, 13 se lo menciona como Hiram Abi: “y ahora te envío a un hombre sabio e inteligente mi maestro y consejero”, HURAM VE ATA SHALAJTIHJAIMAN IDOEA BINA LE JURAM ABI” Y sigue “hijo de una mujer de la tribu de Dan, de padre tirio que sabe trabajar en oro y plata, en cobre, en hierro, en piedras y maderas”.

A cerca de la diferencia de escritura con Jet o Jud, Bernad E Jones señala que Crónicas fue escrito setecientos años después del libro de Reyes y estableciendo que Hiram es un nombre hebreo, Huram resulta la versión aramea del mismo nombre. Hiram significaba noble o real en hebreo, en tanto que Abiff el extraviado o desaparecido[11]

En la masonería operativa la leyenda sobre Hiram Abiff se encuentra en los documentos medievales tales como el manuscrito Cooke (1410 d.C.), en el que se anota en la línea 550 “y en la construcción del templo del Rey Salomón que el Rey David empezó. El Rey David amaba bien a los masones y les dio mandatos justos casi como hoy en día y en la construcción del templo, como se dice en la Biblia, Salomón cuatro veintenas de miles de masones empleo en su trabajo; y el hijo del Rey de Tiro era su Maestro Mason”. Como podrá advertirse en el manuscrito no se escribe el nombre de Hiram Abiff.

En el “MANUSCRITO GRAN LODGE” No 1 (1583 d.C.)[12], cuyo documento se halla en la biblioteca de la Gran Logia Unida de Inglaterra, se hace referencia a nombres como Caman, Aynon, Himan que veremos a continuación: “Además hubo un Rey de otra región a quien los hombres llamaban Hiram. Amaba bien al Rey Salomón y le dio madera de construcción para su obra. Tenía un hijo que se llamaba Aynon, era maestro de todos los masones”. El 2 de octubre recordaban los masones operativos, la muerte del Maestro. 

En la Constitución de Anderson, edición de 1738 se anota lo siguiente: “Se terminó el Templo en el breve espacio de siete años y seis meses, lo cual asombró al mundo; la fraternidad celebro con gran júbilo la colocación de la piedra cimera, pero su júbilo fue interrumpido por la muerte de su querido maestro Hiram Abiff, a quien enterraron decorosamente en la Logia, cerca del Templo, según la antigua usanza”.

La leyenda de Sequenenre.

Revisados los antiguos documentos como el Regius (1390), Cooke (1410 d.C.), manuscrito de la Casa de Registro de Edimburgo (1696), manuscrito Graham (1726), se evidencia que no existe ninguna referencia clara sobre los tres golpes dados por los tres asesinos al Maestro. Oscar Uzín Saavedra (Orión)dice: “La leyenda de Hiram Abiff tiene su origen en la escuela de los Misterios de Egipto, de donde el mito de la muerte y resurrección de Osiris fue llevado por Moisés a la tradición hebrea. [13].  Por esta razón, se incorpora en el presente trazado la Leyenda de Sequenenre. 

En Egipto en el siglo XVI antes de Cristo, se desata la lucha entre Sequenenre Tao el penúltimo rey de la dinastía del antiguo Egipto (Reinado 1560-1554 AC) y el rey hicso Apofis I (Regencia 1574 a 1534), siendo Visir de este último José, hijo de Jacob. Christopher knight y Roberto Lomas presentan en su libro La Clave secreta de Hiram la leyenda sobre la muerte del faraón, cuyo resumen es como sigue: Sequenenre para tener fuerzas y para salir victorioso contra las fuerzas oscuras de Apofis requería todo el poderío del sol, Amón Ra. Todos los días se dirigía al templo de Tebas, cuando el sol estaba en su meridiano. Un día tres conspiradores enviados por el rey Hicso al no conseguir los secretos de Osiris dieron muerte a Seqenenre asestándole tres golpes en la cabeza, en el propio templo de Amón Ra.

En julio de 1881 Emil Brugsch descubrió la momia del faraón Ramses II, en el mismo lugar, Dra Abu el Naga, había un cadáver real, trescientos años más antiguo, era el cuerpo del faraón Sequenenre, su momia y su sarcófago de madera de cedro se hallan en el museo de El Cairo, Egipto. El cadáver mostraba signos de una muerte violenta a causa de tres golpes: “la parte media de su frente había sido aplastada … otro golpe fracturó la cuenca de su ojo derecho, su pómulo derecho y su nariz. Un tercer golpe detrás de la oreja izquierda, destrozándole el hueso mastoideo y terminando en la primera vertebra del cuello”[14].

La leyenda de Noé.                                                                                                                                  

El manuscrito Graham fue encontrado en York en 1726, este documento desarrolla las leyendas de Noé, la de Bezalliel y cita a Hiram[15]

El primer documento masónico donde es mencionado Noé es el Regius (1390),” en el Manuscrito Cooke (1410) comienza a perfilar la familia de Noé [16].

La leyenda Noaquita entrega claves de interpretación esotérica interesantes, esta se refiere al levantamiento de Noé y la posición conocida como “Five Point of Fellowship”. Los Hijos de Noe: Shem, Ham y Japheth, deseosos de llegar a la tumba de su padre trataron de ver si podían encontrar el secreto del poder detentado por su progenitor. Llegaron a la tumba donde, encontraron el cadáver putrefacto. Cuando cogieron el dedo este se desprendió falange por falange, y lo mismo ocurrió con el puño y el codo. Entonces levantaron el cadáver y lo sostuvieron, poniendo un p.… contra su p…, una r…. contra su r……, el pe…… contra el pe…, una me…. contra……me y una m…. sobre la es… y gritaron: “Ayuda” como si hubiesen dicho:” Oh Padre del cielo, ayúdanos porque nuestro Padre terrestre no puede hacerlo”.

Conclusión  

La leyenda del Tercer Grado de la masonería especulativa, sobre la que descansa la esencia de la doctrina masónica, es un constructo basado en la leyenda de la construcción del Templo de Jerusalén por el Rey Salomón asistido por el Rey Hiram que proporcionó los materiales de construcción y por Hiram Abiff un hábil arquitecto cuyo trabajo fue dirigir la obra en base a los planos y el trabajo de obreros organizados en grandes compañías.

En el trascurso de la construcción se gestó la conspiración que concluyó con la muerte del arquitecto Hiram Abiff, cuya leyenda se basa en una adaptación del mito de Sequenenre, muerto en el templo de Tebas por no revelar los secretos de Osiris y el levantamiento del cadáver del maestro constructor, en base a la leyenda del levantamiento del cuerpo de Noé.

Sobre la leyenda Hirámica se han realizado interpretaciones astronómicas,  filosóficas, de orden moral, genésico y hasta teosófico; sin embargo  la  interpretación conocida por los masones esparcidos sobre la faz del mundo, señala  que:  “el  destino del constructor  del templo significa la peregrinación del hombre sobre la tierra, a través de las pruebas y tentaciones, de pecados y tristezas, hasta que cae herido por la muerte y su resurrección final y gloriosa a otra vida eterna ”[17]. Lo que verdaderamente importa de la leyenda es que a través de ella se ejemplifica la fuerza de voluntad del hombre fiel a sus principios, dispuesto a defenderlos aun a costa de su propia existencia. Hiram Abiff es el arquitecto que plasma en su obra la maravilla de su creación.

II PARTE

INTERPRETACIÓN DE LA CEREMONIA DE LEVANTAMIENTO

La masonería en esencia constituye una filosofía de vida y muerte y sus grados simbolizan la historia del hombre quien perdido en el desierto de la materia debe recorrer el camino de la purificación, el sendero hacia la Luz y establecer la unión con el Altísimo, camino que debe ser recorrido observando los grandes principios del Amor Fraternal, Socorro y Verdad.

Cada hombre es el resultado de su propio esfuerzo, en la búsqueda de su progreso moral y espiritual, de esa Luz interna que ilumina su centro y de la dimensión en que prevalecen sus acciones. La muerte es el último evento de la vida, la conclusión, el fin, el de estar presente en este mundo solo conduce a la muerte. Se nace en la soledad de un esfuerzo singular único y particular, para morir en la misma soledad donde se aferran las dudas y los tormentos. surge de la oscuridad a la luz y se termina en la oscuridad de la tumba[18]. Cada uno está destinado a obtener las respuestas individuales de aquel proceso, pero sin poderlas compartir con aquellos para quienes la vida continua.

Después de avanzar como Aprendiz Entrado y luego como Compañero, en total oscuridad, cruza el portal entre la cámara del medio y el Sanctum Sanctorum teniendo la esperanza de obtener los privilegios y prerrogativas que aún no conoce, ingresa con el auxilio del Altísimo, le asiste su intachable conducta ética y moral, los límites de su comportamiento y va acompañado de una P…P…Admitido es conducido a un punto dentro del círculo donde se arrodilla en señal de que el hombre es trino: cuerpo físico, alma y espíritu, invocando la bendición del cielo. En la oración se expresa la justa Gloria al Altísimo de la cual es digno, afirmando que es el creador de lo visible e invisible, su existencia y suplicándole su asistencia y protección para recorrer con fortaleza el difícil camino hacia el “valle sombrío de la muerte y pueda levantarse de la tumba para brillar como las estrellas del dosel de la Logia”. [19]

El c………… tiene que demostrar que está debidamente preparado a través de tres peris

ambulaciones que realiza simbolizando que la materia ha sido transmutada. El primer recorrido significa el tránsito por la senda de la purificación, el segundo representa la senda evolutiva en busca de la Luz y el tercer recorrido encarna que viene del mundo de la materia en busca de la Unión.

En el Grado de Aprendiz Entrado se enseña que la iniciación en la Orden en estado total de indigencia, simboliza el ingreso de todos los hombres en la existencia mortal. Se preparan en la cantera los materiales para la construcción de la obra y se establecen las claves del caminante espiritual guiado por las Tres Grandes Luces de la Francmasonería, instando al iniciado a marchar en silencio en busca de su Maestro.  La filosofía de este grado está dirigida a establecer tres relaciones siendo la primera de ellas con el G.A.D.U., invocando su ayuda en todos los trabajos y sobre todo a inclinarse con humildad y resignación a su voluntad. La segunda, con uno mismo, purificando el corazón de toda pasión banal, buscando el consuelo para la angustia. La tercera, está orientada a las relaciones con todos los hermanos y hombres en general por ser todos hijos de Él, recordando que se instruye en los principios activos de la beneficencia y la caridad universales. Distinguen al masón los tres grandes principios de la francmasonería unidos a las virtudes cardinales, y que en definitiva esa piedra viviente caracterizada por la Virtud, el Honor y la Misericordia, camina hacia un punto dentro del círculo donde no debe errar.

El Grado de Compañero enseña a pensar rectamente y está encaminado al perfeccionamiento de la capacidad de discernimiento orientada al dominio de la mente inferior. Contiene la apología filosófica para la vida que se halla en el simbolismo de la letra “G” que se encuentra en el centro del edificio y alude al G.G.D.U, concluye que las meditaciones personales sobre los múltiples símbolos, tienen un sentido oculto. La filosofía del  Grado de Compañero se basa en el recorrido evolutivo, con Fe y Perseverancia, por la senda psíquica, para establecer con Fuerza la  conformación de la Logia Interna; a través de la práctica de los principios de la verdad moral, igualdad, rectitud y justicia; contemplando las verdades intelectuales y del conocimiento de las ciencias de la   naturaleza en busca de la sabiduría; siguiendo  por el sendero de la Ciencia Divina, hasta alcanzar en el propio centro mental, el Fuego Sagrado o la Luz.

En la tercera circunvalación el C… lleva consigo la P…P… dada a conocer en la Logia de Compañeros y que conduce de esta a la Logia de Maestros, es decir de la cámara del medio al Sanctum sanctórum. En el Primer Grado se despiertan los sentimientos del iniciado demandando la caridad, quien de no haber sido despojado de sus metales habría entregado sus valores poniendo en práctica esa virtud, el Compañero examinado es el “citado artífice de metales, y que durante la totalidad de su existencia física ha estado inmerso en el tráfico de metales”[20]. El cansancio, la inquietud, el disgusto ante lo momentáneo y efímero  de las cosas terrenales “mueve al Hijo Pródigo a desear volver a casa[21].                                                                                                                                  

Así como en el Primer y Segundo grados, camina de Oeste hacia el Este en busca de la Verdad, dando en esta oportunidad s…. p……, los primeros ….como atravesando sobre una f.,  y los siguientes …… hacia el Este formando en cada de estos  últimos,   ángulos de noventa grados; simbolizando que en el plano superior al cual se llega por la senda evolutiva hacia la perfección que se consigue por medio del desarrollo personal y por el triunfo sobre las debilidades humanas;  el masón triunfa sobre la muerte y  continua sin vacilar el recorrido de su progreso activando la energía  proveniente del centro,  abriendo el camino a la influencia superior del Espíritu significando la victoria del Yo Superior sobre el Yo Inferior.

La Obligación, bello y significativo enunciado expresa la inquebrantable fidelidad a la VERDAD SACRA. El masón acepta este deber sobre el VLS, lo cual significa que la voluntad revelada del Altísimo enlaza la conciencia del candidato al levantamiento quien, se compromete “solemnemente observar cada uno de los puntos sin evasión, equivocación o reserva mental de ninguna clase”, lo por lo que implica la adhesión a los principios éticos y morales, completando el círculo de sus deberes.

El ritual del grado descubre los diferentes misterios que permiten comprender una auténtica filosofía de vida que disminuyan los temores a la muerte y anule incluso la creencia en ella, porque en el vector de la existencia la vida es eterna y continua. El candidato al levantamiento, tiene que haber vencido la lucha contra el cuaternario inferior de la materia, puesto que para obtener los privilegios del tercer grado requiere la ayuda de ÉL y la asistencia contigua de la E. y el C., ya que el subconsciente y el consciente (ego) deben proceder en forma ordenada y actuar en completa armonía. Se llega a la perfección cuando se somete y disciplina la naturaleza física para que predomine la naturaleza espiritual, es decir que estén plenamente activos la voluntad espiritual, la intuición y la inteligencia y tengan absoluto dominio sobre los elementos inferiores.

El tercer grado es símbolo natural de la perfección humana que se consigue por medio del desarrollo personal y por el triunfo sobre las debilidades, encamina a la comprensión del inevitable fin. El masón ha de mirar más allá de la vida para que llegue a comprender todo su significado, la experiencia de la muerte es la única que puede hacer la vida inteligible y revelar su significado. El Maestro Masón, recorre el último evento de la existencia en este mundo a través de su propia m… f… y en forma análoga a la acontecida a nuestro Maestro Hiram Abiff, sometiéndose así, a la excelsa prueba de fortaleza y fidelidad inquebrantables, para defender sus principios, dispuesto a preservarlos aun a costa de su propia existencia, prefiere sucumbir antes que revelar los SS. que le fueron confiados, puesto que para el hombre virtuoso; la muerte no despierta terror comparable a la falsedad y al deshonor.  

Durante el ceremonial se produce la lucha constante entre la mente consciente, la mente subconsciente o emocional y la mente inconsciente[22], el subconsciente es una instancia a la que no se tiene acceso pero que se manifiesta, el inconsciente no solo es una actividad psíquica, tiene una energía que insta, que late que insiste[23] por el dominio de la consciencia. El encuentro se produce entre la Luz y la oscuridad, la virtud y el vicio, el amor y el odio; las que se enfrentan en forma violenta mezclándose con “el dramatismo de la tragedia”, se agita el corazón donde reside el misterio, vida y muerte en un solo instante de tiempo. “Si la conciencia del hombre se aplica a su propia naturaleza puede asegurarse que ese elemento dentro sí mismo es divino”[24].

El golpe con la plomada dado por el primer asesino, cerca de la puerta del Sur, rozo la sien d… del M, haciéndolo caer sobre su r…i…, aturdido se dirigió   hacia la puerta del Norte recibiendo, por parte del segundo asesino, un golpe con la Pl… sobre la sien izquierda derribándolo al suelo sobre su r…d…ensangrentado, desfallecido y tambaleante se dirigió hacia el Este acercándose el tercer asesino propinándole un porrazo en la frente con un con un pesado Mz., derribándolo sin vida. La lección del Maestro es que prefiere morir antes que traicionar la sagrada confianza depositada en él, al no revelar los secretos. Es pues preferible morir a vivir sin honor. La muerte en la filosofía masónica es el símbolo de la iniciación perfecta y consumada[25]. Los tres golpes dados a la mente creadora, la voluntad y a la sabiduría separan al YO superior del YO inferior. El verdadero Yo es el principio de la vida universal, es el eterno permanente e inmortal que persiste a través de la mudanza exterior. Cuando muere el No Yo renace la comprensión y la consciencia última como su verdadera realidad. Las tres pilastras que soportan el alma del asesino han colapsado, la sabiduría ha sido reemplazada por una flexible opinión especulativa, la Fuerza relevada por la fragilidad de la carne y la Belleza sustituida por la fealdad y la imperfección. Los tres asesinos representan la putrefacción de la materia frente a la incorruptibilidad del hombre que supo ser útil a Dios, a sus semejantes y a sí mismo.

Ante el fracaso de los esfuerzos realizados con la G.A. y G.C.; El M., es levantado de una m…….f….. sobre los C.P.D.L.F., que constituyen los SS.SS. puesto que los SS.GG.. se perdieron por la muerte prematura de Hiram Abiff, hasta que el período y las condiciones los restablezcan. El Maestro Masón., comprenderá que la oscuridad visible expresa la sombra que encubre la traza del porvenir. Ese manto misterioso que el ojo de la razón humana no puede penetrar sin la asistencia de esa Luz proveniente del punto central del círculo.

El precepto masónico enseña que,  esa muerte que tanto amedrenta al hombre, no lo es para el justo y virtuoso; no es lo peor que le puede suceder, pues es mucho más abominable la pérdida de la dignidad, la honra, la fidelidad, la renuncia de llegar a su propio centro y el incumplimiento de una obligación solemne como es el Juramento por el cual ha prometido mantener y sostener los cinco puntos de la fraternidad y prefiere morir antes de calumniar el buen nombre del hermano o dejar de mantener el honor fraterno[26]. El ideal de fidelidad entre masones eleva a los hermanos hasta un nivel de socorro y benevolencia.

La fraternidad expresada en el Amor, incrementa la sensibilidad para la comprensión de la Verdad. El masón invoca permanentemente  la ayuda del Altísimo para recorrer la senda hacía su propio centro, el saludo cordial y afectuoso es prenda de garantía de la fraternidad que profesa, camina  a través de caminos peligrosos y dificultades evidentes las cuales las vence uniéndose a los suyos formando columnas fuertes de apoyo mutuo que soportan mayores cargas, socorre al hermano en sus necesidades aliviando sus aflicciones, su corazón es el generador de energías desde donde irradia el amor y es depositario de reservas y secretos que le son confiados, mas no de aquellos que sean contrarios a las leyes de Él, defiende a ultranza el honor y la reputación del hermano. Solo así esa piedra cúbica viviente será incorruptible como la Acacia.

El Maestro Masón, piedra cúbica viviente, guiado por la verdad revelada contenida en el V.L.S, ha transitado el recorrido de retorno al Sí mismo en busca del Intimo, desde un punto inicial del círculo emocional hacía el centro siendo este el corazón, pasando por la escuadra, llega al punto central del circulo de la mente, y peregrina por la línea del Este al Oeste, es decir de su condición espiritual a la condición material, y retorna desde el Oeste al punto central del círculo espiritual, donde recibe los SS.SS. que lo distingue, tendrá allí constantemente fija la mirada, como el sitio donde espera encontrar los SS.GG. hasta que el tiempo y las circunstancias los restituyan.

El masón llega a poseer las sublimes cualidades del árbol incorruptible de la Acacia y por lo tanto debe actuar desde el centro, cumpliendo con las leyes de nuestro Creador para que, cuando sea llamado de esta morada pueda ser iniciado en la G.L.C. donde el Altísimo vive y reina eternamente.                                                                                                                   


[1] Frau A. L y Arus R. A. (1861). Historia de la Francmasonería, pág. 65.

[2] Blog Masonería Antigua, Génesis de la masonería.

[3] Frau A. L y Arus R. A. (1861). Historia de la Francmasonería, pág. 65.

[4] Blog Antigua Masonería, La Unión de las dos Grandes Logias.

[5] Mackey A. G. (1981), Enciclopedia de la Francmasonería, pág. 430. Hidalgo, México. Editorial Grijalbo

[6] Frau A. L y Arus R. A. (1861). Historia de la Francmasonería, pág. 65, 66.

[7] Negrier P., Blog Antigua Masonería, La Leyenda de Hiram Adif en el Ritual de los Antiguos. 

[8] Blog Antigua masonería, Los orígenes del Ritual masónico, la palabra del Masón.

[9] Frau A. L y Arus R. A. (1861). Historia de la Francmasonería pág.72. 

[10] Blog Antigua Masonería, La Unión de las dos Grandes Logias. 

[11] Knight Ch. y Lomas R (1997). La clave secreta de Hiram, Pág. 155. Miguel Hidalgo, México. Editorial Grijalbo.

[12] 11 Reconstruido y publicado por W. Mc Leod en Ars Quatuor Coronatorum Vol 94 Londres 1982. Piedra franca, José Schlosser pag.34.

[13] Uzin O. (Orión), Interpretación de la Francmasonería simbólica, página 197

[14] Knight Ch. y Lomas R (1997). La clave secreta de Hiram, Pág. 169. Miguel Hidalgo, México. Editorial Grijalbo.

[15] Publicado en Ars Quatour Coronatum. Volumen 80, Londres (1967)

[16] Blog Masonería Antigua, De Noé a Hiram la génesis del tercer grado.

[17] Mackey A. G. (1981). Enciclopedia de la Francmasonería. Hidalgo, México. Editorial Grijalbo

[18]  V.Hno Julian Rees, Past Master Kirby Lodge Nº 2818, Gran Logia Unida de Inglaterra, El camino hacia el centro Pagina 3.

[19] Masonic Lectures for Emulación Working 2007 Third Degree

[20] Wilmshurst W. L. El Significado de la Masonería (1922). Grado de Maestro Masón, pág. 94. Londres, Inglaterra. Ediciones del Arte Real.  

[21]Wilmshurst W. L. El Significado de la Masonería (1922). Grado de Maestro Masón, pág. 95. Londres, Inglaterra. Ediciones del Arte Real.

[22] Teoría de Sigmund Freud 1895 -1896

[23] Ons S. (2014). Todo lo necesitas saber sobre el psicoanálisis. Conceptos Fundamentales pág. 44. Buenos Aires, Argentina. Editorial Paidós.   

[24] V. Rees J. Lodge K (…). El camino hacia el centro Página. Gran Logia de Inglaterra pág. 5.  

[25] Mackey A. G. (1981). Enciclopedia de la Francmasonería, pág. 1041. Hidalgo, México. Editorial Grijalbo

[26] Arthur Powell A. (1924). The Magic of Freemasonry, pág. 38. BIBLIOTECA UPASIKA: www.upasika.com